Mostrando entradas con la etiqueta Villares Anllo Julia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Villares Anllo Julia. Mostrar todas las entradas

30 oct 2017

IMM #161: "El repartidor de rosas"


Hay una autora que siempre tiene un hueco en nuestro corazón literario, una mujer con garra capaz de plasmar en sus libros la realidad que nos rodea. Recientemente Julia Villares Anllo ha sacado su nuevo libro, y como siempre, no podemos dejar de acompañarla en esta andadura. Os presentamos "EL REPARTIDOR DE ROSAS", un libro que en breve leeremos y reseñaremos:


Esta es su sinopsis:

Un libro escrito con cierta dosis de ironía, partiendo de algunas actitudes observadas en el entorno social. En la primera parte nos encontramos con dos protagonistas: uno es el repartidor de rosas, que divide su actuación en cinco escenarios. La otra protagonista es una señora del público, a quien la vida cruza en el camino del primero. El protagonista de la segunda parte es Eugenio, un estudiante de Sociología y barrendero. Eugenio vive una etapa de tribulaciones, debido a un extraño sueño que tuvo la noche de San Juan que no logra despejar de su mente. Por ello, decide contárselo a un amigo de la infancia. Pronto descubre que el amigo tiene "otra forma" de entender la amistad.

¿Qué os parece?

Si queréis haceros con vuestro ejemplar, no tenéis más que pulsar en el siguiente enlace: EL REPARTIDOR DE ROSAS

6 nov 2015

Crónica del encuentro con Julia Villare Anllo, 4 de Noviembre de 2015


Hemos asistido a la presentación de El baile de los delfines de Julia Villares Anllo en la Librería Cervantes y compañía.

Junto a Julia presentando el libro ha estado Luis Rafael director de la editorial, el escritor José Luis Labad e Irene Delgado presidenta de la Asociación Nacional de Hipertensión Pulmonar.


José Luis Labad: este no es un libro triste. Creo que es un libro que tiene mucha esperanza. Es importante que se lea con el cariño con que Julia lo escribe.

Julia ha sido y es una mujer luchadora de las que quedan pocas. Con este libro tiene tres publicaciones ya: No le hables mal de mí al niño fue la primera y Vidas marcadas un libro de relatos... Los recomiendo también porque son libros muy buenos.

Hablar de este libro no es fácil, me ha costado mucho. Me lo leí de un tirón en un viaje de 5 horas y en varias ocasiones fue difícil contener las emociones que me embargaban por una parte por la situación de esta familia que en un día perdieron todas sus esperanzas y por otra parte por acercarme a una enfermedad desconocida para mí: La Hipertensión Pulmonar y sentirme mal por ello, por no conocer casi nada de ella. Pero no nos damos cuenta de lo que tenemos hasta que nos falta la salud y los segundos se nos pasan sin disfrutar de ella. Entonces hay que disfrutar de la vida y de esas personas que te rodean todo lo que podamos.

La historia comienza con un móvil cruel una grave y terrible enfermedad: la Hipertensión Pulmonar Idiopática. Esa es la trama apasionante y desgarradora de esta novela. Julia es capaz de hacer un juego de palabras en casi todo el libro como cuando pone en boca de una de sus protagonistas “cuando sea mayor quiero ser inventadora de palabras”. Todos los autores dejamos nuestra impronta en cada libro y aquí se manifiesta que esta, es su pasión por las palabras. Estas palabras que nacen de su interior y las comparte generosamente con todos nosotros. Pero continúa haciéndonos vibrar en cada página.

Pienso y no creo equivocarme en que este libro es un canto a la esperanza y un aliento solidario de la vida en el baile de los delfines. Es algo más que un simple libro, es un compendio de sentimientos que se cruzan de vez en cuando en nuestro camino, nos ayuda a seguir caminando y a mirar el futuro con valentía y arrojo. Los protagonistas de esta historia podemos ser nosotros en cualquier momento, por eso disfrutemos de la vida y seamos optimistas y solidarios. Que podamos cerrar los ojos cada noche y haber sido generosos con los que lo necesitan.

Julia: Soy una persona que vengo del tema social pero no sé si soy trabajadora social y escribo temas sociales porque soy trabajadora social o fui trabajadora social porque ya me sentía dentro toda la cosa social.

Generalmente lo que escribo aunque no lo pretenda acaba derivando en temas sociales. Así son mis anteriores libros así es Vidas Marcadas que es un compendio de relatos de temas sociales.

Pero me di cuenta que había un tema que no había tratado que es el dolor de los padres cuando pierden un hijo, pero no lo quería hacer en un relato sino en un libro. Merecía dedicarle todo el libro y de paso mientras que se hable de ese dolor también se habla de los vaivenes de las familias cuando están pasando una situación tan mal.

En este momento estamos hablando de la Hipertensión Pulmonar pero hay muchas otras situaciones donde las familias están atrapadas y se tambalean mucho las convivencias.

Cuando concebí la idea pensando en esto y en el enfoque que podía darle para hablar de todo eso pero al mismo tiempo quería hablar de la esperanza. Me gusta siempre que el final de mis libros, de los relatos, de las historias, puede ser una historia dura, no necesariamente tiene que acabar bien pero siempre al final queda la esperanza, siempre. Al menos lo intento y por lo que me comentan creo que me ha salido bastante bien.

Cuando concebí esta idea comencé a pensar en qué enfoque podía darle y se me ocurrió crear un personaje que padeciera una enfermedad rara. Mientras que iba pensando en esto y que este fuese el motivo de los desvelos de los padres y de los vaivenes, de las malas convivencias de que eso que nos pasa a todos que en un momento de nervios dices cosas que no quieres decir. Mientras pensaba esto tuve la idea y la fui madurando y lo primero que hice fue buscar documentación.

Primero por internet y así fue como llegue a la Asociación de Hipertensión Pulmonar porque fui a las librerías y a las bibliotecas pero no hay documentación o hay lo mínimo. Encontré un libro pero era muy técnico, difícilmente para concluir una novela.

Me puse en contacto con la asociación y con Irene que me lo facilitó todo. Desde el principio le dije cuáles eran mis intenciones. Empezamos a hablar, puso en mis manos toda la documentación que tenían porque todo lo que existe de la enfermedad está en la asociación y lo mismo pasa con todas las enfermedades raras que la información sobre la misma la tienen las asociaciones.

Una vez tuve toda la documentación me dediqué a leer y subrayar todo lo que me hizo falta hasta que estuve más o menos situada, ponerme en la piel de un enfermo de Hipertensión Pulmonar es imposible desde fuera pero creí que podría tener una buena aproximación sobre todo a cómo llevan la enfermedad, a cómo viven y en algún momento cómo se pueden sentir siempre sin pretender que sé lo que les pasa. Creo que estoy muy lejos de saber lo que les pasa pero pienso que me acerco bastante más que antes de las lecturas que hice.

Cuando tuve todo pensé, bueno ahora a ver cómo le doy la vuelta a todo y de aquí saco una novela y ese fue mi primer trabajo. Eso fue lo que hice en segundo lugar porque primero fue crear una familia y ponerla a vivir en sociedad. Creé un matrimonio donde el marido es director de banco, tiene dos niños y la madre es una pintora muy famosa de prestigio reconocido que va alternando la vida familiar con la vida creativa y lo que pasa es que en esos momentos comete un error que la lleva a los juzgados.

En ese momento que está con los juicios se paraliza su vida creativa y entonces mientras que está en ese proceso tiene los recuerdos del otro momento anterior en que también se paralizó la vida creativa pero que para ella fue mucho más duro porque se trataba de su hija. Entonces va recordando. El libro está escrito de forma tal que vamos alternando avance y retroceso con el momento presente y con los recuerdos que le vienen. Es como si fueran dos historias paralelas donde el lector va viviendo cómo se encuentra en el momento y cómo vivió anteriormente. Este es el resumen del libro.



Julia nos ha leído varios fragmentos del libro, uno de ellos muy emotivo que hace referencia a la mirada azul y nos ha explicado lo siguiente:

Tengo que deciros que esta es la única parte del libro que responde a una realidad que viví. Cuando hicieron el primer congreso, la primera celebración del día mundial de la Hipertensión Pulmonar, me invitó a Madrid y estuve con todos los de la asociación un fin de semana.

Estuvimos comiendo y a la salida teníamos que caminar unos pocos metros para coger el autocar y una la chica se sentó porque no podía andar hasta allí. Cuando hacen las reuniones y los fines de semana, muchos van acompañados ya sea del cónyuge o algún otro familiar. Pues habían cuatro o cinco familias, uno el afectado y otro el acompañante y una de las señoras hizo exactamente esto que relato en este fragmento del libro (la mirada azul). Mientras que los demás iban al autocar yo me quedé allí con ellos y estaban todos en silencio. Era un silencio que retumbaba y todos miraban con esa mirada… pero creo que más profunda porque tengo la sensación de que no he sabido plasmar lo que vi y todos estaban así. Una señora que iba arrastrando el carrito de oxígeno y con la cánula le dijo toma mi equipo un momento y eso es la mirada azul. Es lo único real del libro porque el resto es ficción.

Aprovechando la presentación del libro y que habla de este tema Irene nos habla sobre la Hipertensión Pulmonar.

Irene: Gracias Julia porque en tu obra te acuerdes de las enfermedades raras y en este caso de la Hipertensión Pulmonar de entre las 3000 que hay, eso es de mucho agradecer.

Hay muchas personas y médicos que no saben nada de esta enfermedad, que es lo más preocupante. Es una enfermedad de las denominadas raras que tienen una baja prevalencia estadística, estamos entre 15 y 20 por millón.

Puede ser idiopática (sin motivo aparente, porque te ha tocado) o secundaria, derivada de otras enfermedades. No responde siempre a un tratamiento oral, hay veces que nos vemos obligados a llevar unas bombas subcutáneas con la medicación o inhalar cada dos o tres horas el medicamento con lo cual es difícil compaginarlo con una vida laboral.

Es una enfermedad aparentemente invisible sería difícil decir quien la padece lo que nos trae muchos problemas. Por ejemplo cuando no podemos trabajar y tenemos que pasar un tribunal médico nos miran mal pero sobre todo es porque desconocen la enfermedad. Tenemos fatiga, apnea al mínimo esfuerzo. Subir una escalera supone algo tremendo. Llevar una vida de trabajo, de estrés es muy difícil.

Es una pelea dura que tenemos desde la asociación y en cualquier cosa que se nombre Hipertensión Pulmonar sea donde sea y por el motivo que sea, sea leído, escrito, hablado en la tele o en la radio nos viene muy bien porque la parte importante está en los diagnósticos. Es una enfermedad que es invisible por fuera pero tampoco da la cara hasta que no llega a un punto que estás más o menos grave y como tiene mucha similitud con otras patologías respiratorias los médicos no lo barajan como alternativa de diagnóstico. Una vez descartadas varias enfermedades terminan enviándonos al siquiatra porque piensan que queremos llamar la atención. Esto nos repercute porque hasta que diagnostican va pasando el tiempo, un tiempo que perdemos y en el que la enfermedad avanza.

Es una enfermedad incapacitante, es progresiva y que no tiene cura. La última opción cuando no respondes a tratamiento es un trasplante pulmonar o cardio-pulmonar así que cuando antes lo sepamos mejor ya no sólo por la calidad de vida sino por la vida en sí. El pronóstico de vida de un paciente con esta enfermedad sin diagnosticar es de 3 años con lo cual necesitamos hacer mucho ruido. Por eso este tipo de actividades en donde podamos ir y participar y que se nos escuche es tan importante.

¿Cuántas personas diagnosticadas hay aproximadamente?

En España según las estadísticas unas 1300 en la asociación somos 200.
Además es una enfermedad que mayormente ataca a mujeres entre los 30 y 40 y muchos años.

Julia ¿Cómo fue para ti escribir esta historia? Porque te has informado mucho pero no sólo te has documentado con un papel que en determinado momento puedas parar de leer y ponerte a otra cosa, sino que has estado en la asociación compartiendo con ellos, te has hecho socia. Es bonito pero tiene que ser duro, complicado y hasta en alguna ocasión hacerte sentir impotencia.

Ha sido bonito y he procurado después de tener toda esta información, que haciendo una novela también diera información del enfermedad. Que aquel que la lea aunque siendo una obra de ficción pudiera ser verdad.


Luis ha comentado que este libro es muy bueno que se lo lean también los médicos y los posibles afectados además del resto de lectores. A muchos médicos les va a descubrir cosas que no saben porque igual lo estudiaron pero junto con todas las enfermedades raras y muy por encima.

Luis: Julia me gustaría saber ¿qué es lo que más te satisface de esta novela?

Haberla concluido. Una vez que tuve la idea ya más o menos madura y que ya me había forjado lo que iba a ser el esqueleto de la novela ya que me puse a trabajar cuando entré en contacto con las personas de la asociación, les cogí cariño y a partir de ahí tenía como una motivación especial, como un motor de empuje que no me podía parar. Era seguir leyendo, seguir buscando, seguir mirando y no me podía parar. Estuve dos años para escribirla.

Y tienes un personaje favorito, alguien que de todo el libro te guste más

Sí, me quedo con Sara, la madre. Soy la madre de todos los personajes pero Sara fue la que me dio más trabajo.

Tardé tanto en escribirla por toda la documentación pero además para la parte legal estuve en muchos juicios, escuché a muchos abogados, testigos, etc.


¿Leías algo más mientras escribías? ¿Tenías alguna vía de escape?

Si, generalmente tengo algún libro que voy leyendo. Por ejemplo en estos momentos estoy leyendo el de Lorenzo Silva.

Necesitas desconectar, parar porque no puedes estar todo el día con la mente puesta en lo que estás escribiendo. De vez en cuanto te tienes que salir, coger otro libro, dar un paseo, desconectarte de la historia.



Ha sido un placer compartir este rato contigo y desde Libros que voy leyendo te damos las gracias por habernos invitado. Esperamos que tengas mucho éxito y que la historia y su mensaje lleguen a muchas personas.



13 sept 2015

"El baile de los delfines" de Julia Villares Anllo

27 jun 2015

Autopresentación de Julia Villares: con paciencia y tesón todo en la vida es posible



Voy a empezar confesando que me es más fácil crear un personaje para una novela y dotarlo de andanzas en esa vida ficticia, que hablar de mí misma.

En mi mundo infantil de imaginaciones y ensoñaciones, allá por los campos de Distriz — donde nací y crecí —, a pocos km. de Villalba (Lugo), jamás llegué a imaginar que un día, en la madurez de la jubilación, iba a tener la osadía de hablar de mí, de mis ilusiones, de lo que he venido haciendo, y abrigar la esperanza de que se distraigan con mis libros, porque eso es lo que hago: escribir libros.

Cuando, en mi adolescencia, llegué a Barcelona, mi única aspiración era tener un trabajo estable que me permitiera vivir. La ilusión por la escritura ya la tenía, pero era muy consciente de mis limitaciones, casi podría decir que de mí imposibilidad de que, algún día a alguien, pudieran interesarle las letras y frases que yo juntaba en una cuartilla o cuaderno. Porque, por entonces, veía a los escritores como alguien con una formación universitaria sólida, que le permite filosofar e hilvanar sus pensamientos de forma admirable y que era capaz de hablar o escribir de cualquier tema. Sabía que yo, con mis estudios primarios —como se decía entonces, me refiero a la década de los 60/70—, nunca alcanzaría la admiración que otorgaba a esas mentes tan capaces. Pero, hete aquí que, cuando conseguí un trabajo en jornada intensiva, me ilusioné por ampliar mis estudios y acudí a la formación nocturna, mejor dicho, vespertina: primero el bachillerato, luego Trabajo Social y, finalmente, una escuela de escritores, la primera que se abrió en Barcelona.

En este punto, mi afán por llegar a escribir un libro, ya iba tomando forma y empecé a creer que, con paciencia y tesón, todo en la vida es posible.

Me costó un poco, pero en abril de 2011, publiqué mi primera novela, “No le hables mal de mí al niño” —con Éride Ediciones, de la que se publicaron varias reseñas, por cierto, la primera en este Blog amigo: ‘Libros Que Voy Leyendo’ que siempre contará con mi enorme gratitud. En la actualidad, aún sigo recibiendo comentarios de lectores, que disfrutan con la lectura y me animan en esta tarea que, ahora, se ha convertido en la principal para mí. Pongo aquí, como botón de muestra, el que me llegó ayer mismo: “ Yo no sé reseñar un libro, pero voy a intentar decirte que he disfrutado con su lectura, lo he encontrado muy emotivo, muy real, te has puesto en los diversos protagonistas con mucho acierto, pues cada uno tiene una manera de ver la vida y eso tú lo has hecho con mucha maestría, ni que decirte que en lo referente a poesías, textos amorosos, lo has bordado reineta y todo muy pero que muy bien narrado, con un lenguaje muy cómodo y actual. Han habido infinidad de momentos que no podía dejar de leer por lo interesante de la narración, Julia”

Dos años después, en 2013, publiqué “Vidas marcadas”, con la misma editorial, un libro de 38 relatos cortos, también con reseñas positivas, incluida la de este Blog, y del que estoy especialmente satisfecha porque, quienes lo leen, me escriben bellos mensajes por los diferentes temas de cada relato que compone el libro y por la forma de abordarlos. En este año, además, me llamaron de un par de Institutos de Enseñanza para hablar a cerca de relatos leídos en clase, alguno de ellos es “Entre dos amores” y “El dilema”. Esto es emotivo, tanto ver la implicación de la clase como, sobre todo, porque las profesoras hayan elegido mi libro para recomendarlo.

¿Cómo iba yo a imaginar, en mi etapa de obrera textil, cuando me avergonzaba hablarle a nadie de mi inquietud por aprender a escribir (para evitar que me creyeran una ‘pobre ingenua’) que, un día en la madurez, tendría libros que publicar? Pero así es la vida. Y en ella, humildemente, me muevo a mi manera.

El próximo libro que publicaré, otra novela, lo titulé “El baile de los delfines” Muy pronto estará en las librerías, esta vez con Editorial Verbum. Confío en que, también, tendrá buena acogida.

Para finalizar, quiero agradecerle a Lourdes Pacheco, esta oportunidad de escribir aquí y de recordar lo que hago, a todo el que me dedique un poco de su tiempo. A Lourdes y a todos ¡Gracias!



No dejéis de leer la biografía completa de Julia y así podréis conocer un poquito más de su obra, lo merece. Gracias Julia por tu apoyo incondicional.

30 jul 2013

¡Entrevista a Julia Villares Anllo!

Entrevista Libros que voy leyendo
´

Hola a tod@s!!!

Julia Villares ha regresado, esta vez con un libro de relatos, que recogen situaciones cotidianas, momentos sencillos, diferentes sensaciones... Y qué mejor manera de acercaros a "Vidas marcadas" que a través de una entrevista a su autora. Aquí la tenéis:


Un saludo y que tengáis una feliz semana



1 jul 2013

"Vidas marcadas" de Julia Villares Anllo

17 dic 2012

Flor de Julia


Hoy he recibido una grata sorpresa, un regalo que me ha iluminado la cara cuando lo he visto y que me ha llegado al corazón, porque sé que ha sido enviado con todo el cariño que sólo una buena amiga puede dar.

Esta Flor de Pascua, tan característica de las fechas en las que nos encontramos, me la ha enviado mi amiga Julia. A muchos simplemente por el nombre no os sonará, pero si hacéis memoria y os digo cuál es su apellido, seguro que seréis muchos los que la reconoceréis. Se trata de Julia Villares Anllo autora de "No le hables mal de mí al niño", una novela que reseñábamos hace unos meses y que compartimos con todos vosotros.


Hoy, os quiero hablar de Julia como persona, pues detrás de su faceta de escritora se esconde una gran mujer que no dudó en brindarme todo su apoyo en los momentos más difíciles de este año, que me ayudó como pudo y siempre tuvo una buena palabra o un buen consejo que darme.

Desde aquí, desde el pequeño rincón literario que es Libros que voy Leyendo, quiero darle las gracias por ser como es y estar ahí siempre.

GRACIAS JULIA, no tengo más que palabras de admiración y de agradecimiento hacia ti.

Un beso a tod@s,
Lourdes

1 sept 2012

Tercer Sorteo Primer Aniversario: No le hables mal de mí al niño



Hola a tod@s!

Llego el momento, como os prometí aquí llega un nuevo sorteo para celebrar el primer aniversario de Libros que voy Leyendo en la blogosfera. Ponemos en marcha el Tercer Sorteo Aniversario de Libros que voy Leyendo.

En esta ocasión vamos a sortear dos ejemplares de "No le hables mal de mí al niño" de Julia Villares Anllo, un libro que os presentábamos hace unos cuantos meses, y del que recibimos muchos e interesantes comentarios. Una novela cercana, llena de calidez y sencillez.

Para participar en el sorteo sólo hay un requisito obligatorio: Rellenar el formulario. En esta ocasión es muy pero que muy sencillo participar y ganar puntos.

El periodo de inscripción en el sorteo comienza hoy día 01 de Septiembre y acabará el 16 de Septiembre. Podéis leer las bases completas aquí: Bases Tercer Sorteo Aniversario: No le hables mal de mí al niño

¿Os gusta este nuevo sorteo? Animaros a participar, el libro merece y mucho la pena.

Un saludo!
Lourdes

6 feb 2012

"No le hables mal de mi al niño" de Julia Villares Anllo

1 ene 2001

Entrevista a Julia Villares Anllo. 18 de Febrero de 2012


Hace un par de semanas os presentamos "No le hables mal de mí al niño", un libro que nos había gustado mucho, cuyos personajes eran personas normales que vivían situaciones cotidianas y tomaban decisiones más o menos acertadas. Hoy os traemos la entrevista que nos ha concedido Julia Villares Anllo, su autora. Esperamos que os guste.

Biografía: Julia Villares Anllo


En primer lugar, cuéntanos algo de ti.
Me presento. Mi nombre ya lo sabéis, así que, empezaré diciendo que soy de Distriz, una aldea de Villalba, en Lugo, Allí nací y viví mis primeros 18 años. Entonces, emigré a Barcelona, donde resido. Al principio de venir a esta ciudad, trabajé y estudié, hasta que me diplomé en Trabajo Social, profesión que ejercí las últimas décadas de mi vida laboral. Hacia final de los noventa, me matriculé en una escuela de escritura y me inicié en el oficio de escribir. Actualmente, estoy jubilada y dedico mi tiempo a la escritura.

¿Cómo y cuando descubriste tu vocación por la escritura?
Esta vocación la tengo desde que me acuerdo, pero he tardado años en poderme dedicar.

¿Recuerdas qué fue lo primero que escribiste?
Tengo cosas guardadas en una carpeta. Ya veré si lo actualizo.

¿Tienes algún tipo de rutina establecida a la hora de ponerte a escribir?
No. Me siento a escribir cuando tengo una idea que plasmar. Aunque, soy más disciplinada cuando leo y reestructuro lo escrito.

Cuando te pones a escribir, ¿Tienes en mente lo que vas a escribir o vas improvisando?
Por lo general, lo tengo en mente: el comienzo, la trama y el desenlace. Ello no impide que, a veces, introduzca algún personaje que no tenía previsto, incluso alguna historia secundaria.

Para aquellos que no conozcan No le hables mal de mí al niño, preséntasela.
Es mi primera novela. Es la vida de una chica, extrovertida y traviesa (además de mimada y caprichosa), narrada por la protagonista desde la edad adulta y con el peso de las experiencias vividas, empezando por los primeros recuerdos que tenía desde la infancia y, también, los años previos a los que la memoria abarca, pero que su madre le ha ido contando. Una niña vital, que crece feliz haciendo lo que quiere en cada momento, hasta que, hacia el final de la adolescencia, ya casada y madre, empieza a reclamar otro papel en su vida. A partir de ahí, la situación de un vuelco.

¿De dónde surge la idea de escribir esta novela?
Por casualidad, de una anécdota. Un día entré en una charcutería en la que había una dependienta joven que, por supuesto, no se llamaba Maribel, como la protagonista. Lo único que recogí de aquella chica fue su actitud con el público que debía atender. A partir ahí, creé la historia.

¿Cómo definirías tu estilo?
En este primer libro publicado, he buscado un estilo cercano y fácil de leer, que hiciera amena la lectura.

¿Hay algo de historia real en esta novela?
Solamente la anécdota que la desencadenó.

¿Qué destacarías de No le hables mal de mí al niño?
La coherencia de los personajes a lo largo de la novela.
La impotencia de unos padres, las ganas de vivir de una hija, un marido que se queda perplejo y con un hijo. 

¿Esto lo encontramos en nuestro día a día?
Sí. Esta actitud, en la sociedad de hoy en día, no es exclusiva de Maribel. Aunque, ciertamente, es más frecuente que sea la mujer quien se queda con los hijos en una separación.

¿Con qué sensación crees que acabará el lector cuando finalice el libro?
No lo sé. Ojalá piense que le ha valido la pena leerlo.

¿Qué fue lo más difícil de todo el proceso de escritura de esta novela?
Hubo dos momentos. Uno cuando Maribel, la protagonista, estaba ingresada en el Hospital de Manresa y, otro, cuando Ireneo, el poeta, tenía que ausentarse de Barcelona.

¿Quiénes fueron los primeros en leer No le hables mal de mí al niño?
Dos amigas y algún familiar.

¿Cómo ha sido tu experiencia con las editoriales?
Saben dar negativas amables. La crisis, en la que llevamos tiempo, tampoco les anima a embarcarse con autores noveles. Por suerte, encontré a Éride Ediciones que, como sabes, me publicó el libro.

¿Estás realizando algún tipo de promoción de la novela?
Hago promoción en Internet, en la página de la Editorial, en mi muro de Facebook y en el de varias amistades.

¿Cuáles son tus próximos proyectos? ¿Estás escribiendo algo en estos momentos?
Estoy escribiendo otra novela. Pero antes, en este año, espero publicar un libro de relatos.

¿Qué aconsejarías a aquellos que estén empezando a escribir sus primeros textos en estos momentos?
Que, si tienen vocación para ello, no lo dejen, que confíen en su capacidad. ¡Y que lean mucho!

¿Alguna anécdota en tu carrera como escritora?
Pues … sí. Hace pocos días, fui a la presentación del poemario de una amiga. Mientras esperábamos, una vecina de asiento comentó en corrillo: “Acabo de leer una historia que atrapa de principio a fin. Os la recomiendo”. Al oírla, le pregunté el título y, cuando lo dijo, me saltó la risa: hablaba de “No le hables mal de mí al niño”. A continuación, tuve que aclararle el por qué de la risa.

¿Tienes algún género sobre el que te gustaría escribir en el futuro?
Me gustaría escribir alguna historia en tono de humor.

¿Hoy se cuida el lenguaje literario?
En buena parte, creo que sí; pero hay de todo.

¿Cómo es el lector ideal?
Para mí es aquel que disfruta la lectura, el que entra de lleno en la historia.

¿Para qué sirve leer?
Para abrir ventanas a otros mundos.

¿Para qué sirve escribir?
Para crear historias y sentir que, en cada una, dejas lo mejor de ti misma.

¿Qué estás leyendo ahora mismo?
Los enamoramientos”, de Javier Marías.

Recomiéndanos un libro (o varios)
La loca de la casa”, de Rosa Montero
Provocación” de Stanislaw Lem
Soy alcohólico, historia de una enfermedad”, de Ignacio R. Martín.

30 jul 2000

Entrevista Julia Villares. 30 de Julio de 2013


Hace algo más de un año os presentábamos una novela que nos había emocionado gracias a una historia sencilla pero que perfectamente podría haberse desarrollado en nuestro entorno. Su autora, Julia Villares, demostraba que la sencillez y la emoción pueden ir de la mano. Ahora la autora regresa con un libro de relatos: "Vidas marcadas". Esta es la entrevista que la hemos realizado

Biografía: Julia Villares Anllo
Reseña: Vidas marcadas


Hace algo más de un año hablábamos contigo sobre tu primera novela, “No le hables mal de mí al niño”. Ahora vuelves con un libro de relatos, el llamado “hermano pequeño” de la literatura. ¿Cómo nació la idea de escribir “Vidas marcadas”?

La idea salió de los concursos literarios. Cuando me puse a buscar editorial para mi primer libro, me interesé en los concursos como una posibilidad más de abrirme camino, pero, la mayoría, pedían relatos cortos. Así, empecé a pensar alguna historia de pocas páginas, mientras seguía con el proceso de publicar la novela. Y me encontré bien en eso de no tener los personajes tanto tiempo en la cabeza, como es el caso de la novela porque, en un periodo corto, ya lo tenía resuelto.

Escribir Vidas marcadas fue dar otro ritmo a mi proceso creativo, explorar una forma, mucho más concisa, de inventar historias que entretengan al lector

¿Qué temas se abordan?

Bastantes. Me gusta fijarme en las cosas que más influyen en la vida cotidiana de las personas, ya sea por la tristeza que les acarrea o por alguna alegría. Esto me lleva a temas muy variados.

Destaco la esperanza, por cómo se desarrolla el final de los Relatos, no tienen porque acabar siempre bien pero, en todos, la vida sigue. También se puede apreciar las relaciones intergeneracionales, esto lo vemos en: “Reloj de bolsillo” y “Amor de abuela”. Hablo de soledad, rotura, maltrato, indigencia, inmigración, enfermedad, droga… Así salió “El columpio”. Además, el conflicto entre padres e hijos, que se puede encontrar en “Minerva” y “Entre dos amores”, aunque, éste, esté escrito en humor surrealista. Pero que nadie busque una definición o un ensayo en ninguno de los temas: sólo son cuentos. Y cada relato es distinto. 
Se pueden seguir como simple historia para entretenerse o, si se quiere buscar una segunda lectura, en casi todos se podrá encontrar algo en que pensar.

Cada relato es reflejo de un retazo de situaciones o momentos que perfectamente podríamos hacer nuestros. ¿Cuál fue el relato más difícil de escribir y por qué?

Creo recordar que fue “Tres estaciones tres ruidos”. Quise hablar de lo distinto que es el ruido en el campo, la ciudad o el mar. Lo difícil era crear un relato que no pareciera un ensayo sobre los ruidos, no quería eso. Hasta que se me ocurrió mostrarlo a través de un personaje que emigra del campo a la ciudad, una ciudad con mar, y conoce bien las diferencias. Después, sólo hay que seguirlo. En este cuento, al paso que avanza el protagonista, van saliendo muchos temas: los problemas del campo que le obligan a emigrar, la lucha por encontrar su sitio cuando llega a la ciudad, las trampas del mar para quien no sabe jugar sus cartas, y alguno más.

¿Hay algún relato con el que te sientas más identificada?

Tal vez con “Retazos”, con la maestra jubilada; pero de lejos. En realidad, cuando escribo los relatos, invento los personajes que les dan vida. Yo sólo estoy en ellos mientras los creo y los pongo a rodar.

¿Cómo definirías tu estilo?

Me gusta expresarme con un estilo directo y sencillo, que me ayude a transmitir lo que quiero y, a la vez, que los lectores se encuentren cómodos leyendo. También tengo cierta facilidad para la prosa poética y alguna página se puede encontrar, tanto en “No le hables mal de mí al niño” como en “Vidas marcadas”

¿Ha influido algún escritor o escritores en tu estilo?

Cuando empecé a escribir, alguien me dijo que le recordaba a Javier Marías. Es cierto que me gusta su narrativa y, también, Vila-Matas. Pero, actualmente, creo que no. Me gusta pensar que, cuánto más oficio voy cogiendo, más me alejo de influencias, aunque me siga gustando leer a estos escritores.

La edición y promoción de un libro, no es fácil en los tiempos que corren, ¿cómo afrontas esta nueva publicación?

Cierto que es muy importante para darlo a conocer. Lo estoy promocionando, sobre todo, por las redes sociales, lo mismo en mi Facebook como el de la Editorial y otros varios Grupos, Blogs y amigos que me lo facilitan. También hay un Booktrailer y, en otoño, tengo pendiente alguna presentación, que es otra manera de difundirlo.

¿Qué se siente al ver tus libros en las librerías, al alcance de todos los lectores?

Lo primero, mucha alegría y cierto temor por si tendrá buena acogida. Luego, viene la reflexión, ya una se da cuenta de que, una creación que era suya, está allí expuesta y ha dejado de pertenecerle. Desde ese momento, cada persona que la lea, podrá darle matices e interpretaciones que, yo, ni había pensado.

¿Cómo fue la experiencia de la feria del libro?

Muy positiva. Cada año que viajo a Madrid para vivir esta experiencia, me crea expectativas nuevas y renuevo la ilusión por la escritura. Vuelvo encantada por las personas que, gracias a la feria, conozco y pasan a ser amigas. Además de las que se paran a saludarme y compran o se interesan en mis libros. Muy importante: el trato directo con las personas de la Editorial y los colegas que compartimos caseta.

¿Cuándo surge la necesidad de escribir?

Desde muy joven, pero no me era posible dedicarme; hasta me parecía un sueño pensar en que un día lo lograría. Empecé escribiendo cosas sueltas, esporádicamente, las guardaba en una carpeta con la intención de “algún día lo acabaré y perfeccionaré”. Pero cada vez iba creciendo más la necesidad de escribir y me planteé acabar lo que empezaba, es decir, escribir un libro con principio y fin. Entonces, decidí acudir a una Escuela de Escritura para aprender las técnicas. También decidí que mi primer libro surgiera de una idea nueva, una idea a la que dar forma y transformarla en páginas de lectura. Y cuando se tiene algo así en la cabeza, ya no se va hasta que se encuentra la historia y la forma de ponerla en movimiento.

¿Qué o en qué te inspiras?

Me inspiro en la vida diaria de la gente: cómo viven, cómo afrontan los problemas o los triunfos, cómo se divierten … pero una idea puede surgir en cualquier momento y de cualquier cosa; una puede ir por la calle o en el autobús, o estar viendo una película y, de repente, surge.

¿Quiénes son los primeros en leer tus escritos?

Antes de publicarlos, los leen alguna amiga y algún familiar.

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? Si es así, ¿nos puedes adelantar algo?

Estoy escribiendo una novela, un tema que trabajo con mucho cariño, aunque avanzo despacio.

No podemos acabar esta entrevista sin preguntarte, ¿qué estás leyendo en estos momentos?

Estoy leyendo “La ridícula idea de no volver a verte”, de Rosa Montero. El siguiente será “Cuando pase la tormenta”, de Lucía de Vicente.