Mostrando entradas con la etiqueta Sweet Calista. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Sweet Calista. Mostrar todas las entradas

26 ago 2020

Entrevista a Calista Sweet autora de «Reserva para dos»

Calista Sweet

No hay ninguna duda: Calista Sweet se ha convertido en la reina de corazones de la literatura española. Sin realizar comparaciones con Megan Maxwell y otros autores de gran proyección internacional, el género romántico goza de buena salud, y prueba de ello es la nueva generación de plumas comprometidas con mantener más viva que nunca la llama del amor en sus escritos.

7 jun 2019

«Mi Sol, mi Luna» de Calista Sweet

Mi sol, mi luna. Calista Sweet.


Así es Luna… Dulce, apasionada, con enormes ojos castaños y largas trenzas color azabache, pequeña y bonita, suave y delicada, siempre preocupada por los demás, vulnerable en apariencia pero con la fuerza de un ciclón tropical. Sus mejillas se encienden ante las injusticias. Ella es un sueño hecho realidad.

Luna es, simplemente, perfecta, y a Nahuel no le resulta difícil quedarse prendido entre sus labios, rojos como las cerezas.

De no ser por un pequeño detalle… Luna es la chica de Román… y Román es el hermano de Nahuel.

Una apuesta, y en el casillero una chica, una motocicleta y un puñado de orgullo. No todo en la vida es cuestión de ganar o perder. A veces hay mucho más en juego de lo que creíamos al comenzar la partida.

Una historia sobre el amor, la soledad, la necesidad de establecer vínculos afectivos, y una familia tan pintoresca como una cacatúa Inca.


Datos técnicos

Editorial: Click Ediciones
Nº de páginas: -
Formato: Epub
ISBN:
Año de edición: 2018
Precio:

Sobre el autor: Calista Sweet

Impresiones


Quien me viera haciendo una recomendación de literatura romántica… En fin, no he podido resistirme a la forma de escribir de esta autora, la única que cultiva el género a la que leo y, mucho me temo que seguiré haciéndolo. Me sorprendió su facilidad para componer tramas en No me digas que no (2015), libro que me recomendaron y que leí casi por casualidad. Después no pude dejar que mi curiosidad quedara sin ser saciada con la segunda entrega de esta ¿trilogía?¿tetralogía? de lectura independiente: Y de repente, un beso (2017). Fue el momento en el que me pregunté si acaso no estarían cambiando mis gustos literarios. Solo una aventura (ganadora del I premio Romantic) me confirmó que por ahí podrían ir las respuestas que buscab,a y con Mi sol, mi luna he terminado convencido. Sé que van a ver la luz en breve, si no lo han hecho ya, dos nuevos títulos, pero no me importa: me declaro admirador de la escritora independientemente de los títulos que vayan apareciendo en el mercado. Calista Sweet hace honor al apellido de su pseudónimo y nos regala el caramelo que estamos deseando chupar. La muy correcta puesta en escena de sus personajes y el modo tan particular que tiene para enlazar historias refleja una formación literaria no baladí que terminará contagiando a amantes y profanos, a melosos y a tipos duros como el que escribe estas líneas. Al fin y al cabo, se trata de escritura, literatura, historias de calidad y Sweet la tiene, y además lo demuestra.

En Mi sol, mi luna, Nahuel y Luna vivirán el tormento de quererse y no poder hacer realidad esa atracción que se torna en amor correspondido, que no realizado. Para ello, es necesario urdir un sencillo hilo argumental condimentado con la dicción de una maestra del género empecinada en destacar sobre su obra, pues el lector se pregunta una y otra vez cuáles son los sentimientos, la vida, las experiencias de la autora para que con tanta delicadeza los derrame en forma de tinta. Se trata de una historia de familia en la que la rivalidad… Perdón, no es cuestión de contar la trama ¿verdad? Lo que les aseguro es que verán cómo los protagonistas podrían llamar la atención de algún director travieso: Nahuel bien pudiera ser Mario Casas y Luna… Luna podría ser Clara Lago interpretando la inocencia con coletas (quien lea el libro sabrá que cariñosamente la puedo llamar Pocahontas).

Estela ejerce el matriarcado como experta que es en estas labores, e invita a su familia a una escapada de fin de semana en la que tendrán lugar experiencias inolvidables y sentimientos contradictorios que llevarán la trama a un clímax en el que el sexo será un invitado de piedra y el amor platónico el auténtico protagonista. Diana ejercerá el papel de “víbora de turno”, Román el de “Yang” y el resto de los invitados de “comparsa” de los personajes principales.

Dialogo inteligente. Esta es la firma de Calista Sweet. No debe resultarnos extraño pensar que también lo sea esa persona que se disfraza detrás de un pseudónimo y que ameniza nuestros momentos de ocio con vivencias de las que terminamos siendo protagonistas. Luna hace de Luna pero, ¿es Nahuel su sol?

Es un buen momento para despedirme y dejarles investigar quién es Calista Sweet, cómo es su obra y cuáles serán sus próximos movimientos, envites a los que no pienso, no quiero dejar de lado. Señora o Señorita Sweet, empalágueme de nuevo, que mi corazón la necesita después de haber sufrido con tanta sangre, tanto miedo y tanto desconcierto.



Reseña de Francisco Javier Torres

Si quieres hacerte con un ejemplar puedes hacerlo desde el siguiente enlace: Mi sol, mi luna (Volumen independiente)

5 jul 2018

«Mi sol, mi luna» de Calista Sweet



Así es Luna… Dulce, apasionada, con enormes ojos castaños y largas trenzas color azabache, pequeña y bonita, suave y delicada, siempre preocupada por los demás, vulnerable en apariencia pero con la fuerza de un ciclón tropical. Sus mejillas se encienden ante las injusticias. Ella es un sueño hecho realidad.

Luna es, simplemente, perfecta, y a Nahuel no le resulta difícil quedarse prendido entre sus labios, rojos como las cerezas.

De no ser por un pequeño detalle… Luna es la chica de Román… y Román es el hermano de Nahuel.

Una apuesta, y en el casillero una chica, una motocicleta y un puñado de orgullo. No todo en la vida es cuestión de ganar o perder. A veces hay mucho más en juego de lo que creíamos al comenzar la partida.

Una historia sobre el amor, la soledad, la necesidad de establecer vínculos afectivos, y una familia tan pintoresca como una cacatúa Inca.

Datos técnicos

Editorial: Click Ediciones
Nº de páginas: 492
Formato: Ebook
ISBN: 9788408187707
Año de edición: 2018
Precio: 3,99€

Sobre el autor: Calista Sweet

Impresiones

Es una novela romántica juvenil, de lectura rápida y entretenida. A priori cuando empezamos a leer creemos que es un tema muy manido, y es cierto, pero lo importante es su tratamiento y que mantenga el interés, por lo que le tema apuesta queda relegado a un muy segundo plano.

Si tengo que ser sincera he echado de menos que se profundizara un poquito más y que fuese un pelín más larga; se me ha hecho corta.

Lo importante de la narración es la cercanía familiar que destila, el elenco de personajes que conforman la familia de los protagonistas masculinos es de lo mejorcito, y es en el aspecto que me hubiera gustado que se ahondase más porque se les coge cariño, especialmente a Estela que es entrañable, pero existe un gran número de personajes, y con pequeños actos y diálogos se le conoce bastante bien, y cada lector se decantará por un personaje distinto.

La historia de amor, con apuesta incluida, va más allá dado que ésta es el hilo conductor para conocer la vida de alguno de los personajes, que hay familias que llevan su relación mucho más allá y son un verdadero clan. Por eso se perdonan, se vigilan, ayudan a encontrar el verdadero amor.

Es una narración sencilla, bien llevada, sin caer en la monotonía y con un tiempo acorde a los acontecimientos. Está narrada a dos voces por lo que este recurso hace que todavía sea más cómoda la lectura y nos de varios puntos de vista. No pensemos en triángulos amorosos porque no es así, realmente es la relación de amor entre Luna y Nahuel, dado que Román no es el típico tercero en discordia.

Actualmente las historias de amor dirigidas a adolescentes pecan de brutas, de humillantes, de hacer todo por la otra persona sin pensar en los propios sentimientos, de dejarse hacer. En este caso no es así y para la única escena de índole sexual que aparece se trata de forma sencilla, agradable y eso es algo de valorar debido al público al que va dirigido, porque lo otro no transmite buenos propósitos. Por lo tanto un diez para la autora.


Reseñado por Rocío Carralón
Si quieres hacerte con un ejemplar puedes hacerlo desde el siguiente enlace: