Mostrando entradas con la etiqueta Medina Yara. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Medina Yara. Mostrar todas las entradas

31 jul 2015

Autopresentación de Yara Medina


Nací y crecí en Gran Canaria. Mi afición por la historia me viene de muy lejos, casi podría decir que desde siempre. Si echo la vista atrás, puedo recordarme prestando atención a cualquier historia que hablara de una época en la que yo no existía. Y eso era lo que más me fascinaba, el pasado. Algo que me atrapa y me deja sin aliento es ese momento donde me encuentro en un lugar, observando algo en concreto y me doy cuenta de que en el mismo espacio que yo ocupo pudo haberse situado alguien varios siglos atrás. Y me da igual quien, si un personaje histórico o un anónimo con una vida muy distinta a la mía cuyos ojos recayeron en el lugar que yo observo; la sensación que me invade es la misma.

Y con esa emoci√≥n acompa√Ī√°ndome en cada viaje que realizo, me veo buscando la historia del lugar, para dejar vagar mi imaginaci√≥n recreando la vida de aquellos que ya no est√°n. Infinidad de objetos, paisajes y edificios llegan a nuestros d√≠as cargados de historias. La mayor parte de las veces pasamos de largo, sin preguntarnos c√≥mo han sobrevivido al paso del tiempo. Imaginarme las historias que encierran, los sucesos de los que han sido testigos, las palabras que han reverberado en ellos, los gestos que han escondido…Imaginar. Esta acci√≥n, verbo evocador que encierra multitud de posibilidades, es otra de mis debilidades. Mi mente suele ser asaltada sin piedad por infinidad de personajes, situaciones y di√°logos. Me invaden sin m√°s, sin previo aviso, s√≥lo con escuchar una an√©cdota, leer una biograf√≠a, observar un retrato, recaer en la expresi√≥n que muestra el rostro de una persona o seguir el andar de alguien; desconecto de la realidad y me sumerjo en un mundo lleno de posibilidades. Sin quererlo, me encuentro divagando sobre los sentimientos que pueden llevar a que alguien decida hacer tal o cual cosa, a ser de tal o cual manera…En definitiva, me encuentro haci√©ndome un millar de preguntas que al no tener respuestas son inventadas por m√≠.

La conjunci√≥n de mi pasi√≥n por la historia junto a mi imaginaci√≥n fue ensamblada por mi afici√≥n a la lectura. Esta ha conseguido enriquecer mi mente, despertar mi creatividad y permitirme generar historias. Despu√©s de un tiempo leyendo, me decid√≠ a escribir y disfrut√© enormemente investigando; sintiendo c√≥mo la vida de los personajes tomaba forma con cada dato o hecho hist√≥rico con el que me topaba. En el a√Īo 2014 me anim√© a dar a conocer las historias que llevaban tiempo guardadas en una carpeta de mi ordenador. Y de pronto, una ventana se abri√≥ en mi vida permitiendo asomarse a todo el que desee viajar a trav√©s de mis novelas.

No existe mejor droga, mayor subid√≥n de adrenalina y satisfacci√≥n, que toparte con un lector al que has emocionado. Lograr que una √ļnica persona sonr√≠a, llore o se identifique con los personajes me supone una gran alegr√≠a, un empujoncito para seguir super√°ndome y mantenerme en esta senda tan amarga y dulce a la vez. Me emociono con cada personaje que creo, ya sea bueno o malo, principal o secundario. Cuando escribo tiendo a re√≠r, llorar, enfadarme e incluso enamorarme. Siento cada palabra que plasmo, porque no me considero que sea escritora, me considero autora de historias. No busco palabras que queden bien, busco palabras que logren transportar a quien lee a un paisaje, una escena o al mismo centro del alma de quien describo. Por eso, me levanto cada d√≠a con la ilusi√≥n de que alguien haya cerrado uno de mis libros con la sensaci√≥n de haber acompa√Īado a cada uno de los protagonistas. Trabajo deseando que la √ļltima p√°gina de mis novelas despierte un suspiro de satisfacci√≥n y que el tiempo que le ha dedicado el lector a la historia haya estado lleno de emociones que queden en el recuerdo largo tiempo despu√©s.



Desde Libros que voy Leyendo queremos agradecer a Yara su contribución a la iniciativa de Autopresentaciones y os invitamos a leer "El rumor de las folías" pues es una novela excelente.

7 feb 2015

"El rumor de las folías" de Yara Medina

4 mar 2000

Entrevista a Yara Medina



BIOGRAF√ćA: YARA MEDINA


Rocío- Hola Yara. En primer lugar darte las gracias por compartir un ratito de tu tiempo con nosotros.
Para intentar que la gente se anime a leer “El Rumor de la Fol√≠as” vamos a hablar un poquito de ella y luego de ti.

La historia de los protagonistas est√° ambientada principalmente en Canarias y Cuba, en dos momentos hist√≥ricos diferentes. ¿Por qu√© esta elecci√≥n?

Yara- Siempre me ha fascinado c√≥mo los objetos llegan a nosotros a trav√©s del tiempo con una historia impregnada en ellos que nadie nos puede contar. La historia del arc√≥n me lleg√≥ a trav√©s de la nieta de Luisa L√≥pez, pero ella nunca supo qu√© hab√≠a dentro. Quise dar respuesta a al misterio invent√°ndome lo que hab√≠a en su interior. Calmar de alguna forma mi curiosidad y so√Īar con un posible final.

R- ¿Es todo ficci√≥n o te has inspirado en alg√ļn personaje o historia real?

Y- Me inspiré en mi bisabuela Luisa López, a ella va dedicada. La historia de su padre es real, incluso ella se llegó a casar con German Fumero (mi bisabuelo) quien le doblaba la edad. Al interesarme por la historia familiar quise reescribir la historia de Luisa, dotarla de una personalidad rompedora y ofrecerle un amor como el que cuenta la novela. Así que el resultado fue que Luisa dijo no, tanto a su padre como a su prometido y huyó a Cuba.
El resto de sucesos que ocurren son reales, sucedieron pero no a estos personajes. Rescaté hechos históricos para desarrollar la historia y contar la realidad que se vivió en aquella época.

R-Tengo que destacar el lenguaje canario, muy bien manejado dado que lo vas introduciendo poco a poco sin resultar complicado. Y con sus correspondientes notas a pie de p√°gina que √ļltimamente parece que muchos autores han olvidado. Esto le da m√°s realismo a la historia.

Y-En la península tengo grandes amistades, unas amigas tan buenas que leen todo lo que escribo. A ellas les debo la ocurrencia de aclarar el léxico canario que en la novela aparece. Aunque también confieso que algunas palabras están en desuso en Canarias y tuve que rescatarlas del lenguaje de nuestros mayores para que no quedaran en el olvido. Me gustan los diálogos reales sin llegar a ser incomprensibles.

R-Escribes distintos g√©neros, pero ¿en cu√°l de ellos te encuentras m√°s c√≥moda?

Y-Tengo cierta raíz romántica, pero la histórica es mi pasión, y ambos géneros llevan estas dos líneas. Quizás su diferencia recaiga más en la nacionalidad de los protagonistas que en el género que escribo en sí. No tengo preferencias por ninguno, aunque sí confieso que me encuentro muy cómoda escribiendo sobre mujeres que de alguna manera rompieron con las normas de su época y que encontraron a hombres que las respetaban por encima de todo.

R-¿Y qu√© opinas de c√≥mo actualmente est√° cambiando esta trayectoria? Me refiero a que parece que despu√©s de todo lo conseguido poco a poco con los a√Īos, la juventud est√° dando marcha atr√°s y vuelve un machismo en auge. Hasta en la literatura juvenil podemos ver ese fen√≥meno.

Y-Se me ponen los pelos de punta. Me frustra much√≠simo ver c√≥mo a√ļn no se ha conseguido la igualdad y ya hay mujeres que aceptan el sometimiento al hombre como algo divertido y moderno. Creo que hay que tener mucho cuidado con el mensaje que se lanza desde todas las ramas de la comunicaci√≥n. Yo me enamoro de los protagonistas que sin perder un √°pice de hombr√≠a respetan y valoran a la mujer. Tom√°s Westerling en El Rumor es prueba de ello, de hecho en un momento de la historia, anima a Luisa a rebelarse cuando la miraban mal por sentarse a jugar a las cartas y codearse como una igual entre hombres.

R-¿Por qu√© un pseud√≥nimo?

Y-Trabajo cara al p√ļblico y me gusta diferenciar mi vida privada de mi vida creativa. Suelo decir que no soy Yara Medina y Jane Hormuth, pero ellas si soy yo.

R-Cuando se escribe bajo un pseud√≥nimo, √©ste suele tener alg√ļn significado. ¿Es tu caso? ¿Se puede saber cu√°l es?

Y-Utilicé símbolos que formaran parte de mi vida. Medina está relacionado con el día de mi boda, mis amigas me llaman Jane y Hormuth es el resultado de un juego con mi apellido.

R-En cuanto a la novela hist√≥rica ¿te lleva mucho tiempo su investigaci√≥n?

Y-El Rumor de las Fol√≠as ha sido la novela que m√°s tiempo me llev√≥ su investigaci√≥n y resulta parad√≥jico, pues conozco m√°s de la historia internacional que la del archipi√©lago en el que vivo. He calculado que me llev√≥ una a√Īo encontrar toda la documentaci√≥n necesaria para darle vida a la historia.

R-¿C√≥mo compaginas tu afici√≥n por la escritura con tu vida diaria?

Y-A duras penas jeje me llev√≥ todo ese tiempo la documentaci√≥n y escribirla (que fue otro a√Īo) al tener que compaginarlo con mi trabajo. Hubiera sido mucho menos si s√≥lo me dedicara a escribir. Trabajo en una empresa familiar, aunque me exige pasar mucho tiempo all√≠, tengo tiempo libre. Esas horas muertas las utilizo para leer libros que cojo de las bibliotecas, hago esquemas o escribo el borrador de alg√ļn pasaje. El resto lo hago en casa, en d√≠as o noches que no haya planes.

R-De tu √ļltima novela. ¿Qu√© personaje lleva m√°s de ti?

Y-Uy me pones en un aprieto jeje. Creo que Luisa es la que m√°s tiene de m√≠, aunque ya quisiera yo ser tan fuerte como ella. Me identifico en eso que llamamos los canarios de ser “morr√ļos” Cuando se me mete algo en mente, no me doy por vencida y busco la forma de conseguirlo, si no es de una forma es de otra. Tambi√©n esa tendencia justiciera de Tom√°s va mucho en m√≠.

R-Podr√≠a decirse que “El rumor de las Fol√≠as” es la novela por la que m√°s se te est√° conociendo?

Y-Si. Aunque llevo mucho tiempo mandando manuscritos a editoriales y concursos, no me hice notar hasta que decidí autopublicar. Cuando decides ese tipo de edición no te queda más remedio que luchar para que tu nombre comience a sonar.

R- ¿Te est√° siendo muy dif√≠cil su difusi√≥n?

Y-Si no fuera por las librerías independientes que escuchan a sus clientes y buscan lo que les piden sería mucho más difícil de lo que ya es. Hay que dedicarle mucho tiempo, pedir favores, hacer llamadas sin saber si conseguirás algo, correos, negociar con librerías, coordinar el trabajo de los que te ayudan, estar al día de cómo se mueve el mercado etc. Poco a poco y gracias a personas como ustedes la novela va extendiendo su rumor, llegando cada vez más lejos.

R-¿Est√°s embarcada en alg√ļn nuevo proyecto?

Y-Estoy deseando volver a escribir, espero poder hacerlo cuando El Rumor lleve un tiempo extendiendo su historia. Tengo pendiente m√°s presentaciones. Me propuse presentar la novela en los lugares donde se desarrolla la novela; me queda Arucas (ya tengo fecha) y Cuba (algo m√°s complicado, pero tiempo al tiempo jaja) Y por supuesto la Feria del Libro, mi primera como escritora y no como lectora.

R-He podido ver que en la presentaci√≥n de la novela hab√≠a una gran ambientaci√≥n en relaci√≥n a la historia ¿de qui√©n fue la idea? Si fue tuya ¿tuviste ayuda?

Y-Estudi√© Publicidad y RR.PP y como dicen mis amigas, es la campa√Īa de comunicaci√≥n de mi vida. No se equivocan. Luisa y Tom√°s se conocieron delante del edificio del Gabinete Literario y desde el momento en el que tuve que pensar en la presentaci√≥n todo acudi√≥ a mi mente. Me dije, me encantar√≠a retroceder a ese momento y llevar a todos los presentes a sentir lo que El Rumor de las Fol√≠as cuenta. El resultado es todo lo que se ve, cuidar hasta el √ļltimo detalle para animar a todos a su lectura. La ayuda siempre es necesaria, no podr√≠a haber llegado muy lejos sin ella. Mis agradecimientos siempre van para los mecenas y a todos los que se embarcaron en esta locura simplemente porque cre√≠an en m√≠.

R-¿Qu√© opinas de las editoriales de hoy en d√≠a? Piensas que los noveles tienen suficiente apoyo o que est√°n por as√≠ decirlo en tierra de nadie.

Y-Creo que cada vez tenemos m√°s oportunidades, siempre que sigas la l√≠nea de cada editorial. En este caso, esta novela fue rechazada por su car√°cter canario tan marcado. Creyeron que no podr√≠a gustar m√°s all√° del archipi√©lago, creo que simplemente no quisieron arriesgar y entiendo que el momento econ√≥mico que se vive se los impide. Me gusta a√Īadir que arriesgando se descubri√≥ la saga de Crep√ļsculo y Harry Potter entre otras.

R-Bueno yo aqu√≠ discrepo con lo que te dijeron las editoriales por varios motivos. S√≠, tiene un car√°cter canario marcado, pero tampoco es lo que lleva el peso de la historia que es una historia de superaci√≥n, de lucha, y de amor. Adem√°s vivimos en Espa√Īa, es parte de nuestro pa√≠s, cultura que gracias a la literatura se pude conocer de una forma m√°s amena. Es como si me dicen que no va a tener √©xito por su car√°cter manchego El Quijote, y que los molinos no interesan a nada nadie.

Y-Opiniones como la tuya son las que me reafirman en que se equivocan. Cada vez son m√°s los lectores peninsulares que quedan atrapados en la novela ¡Y yo encantada que as√≠ sea!

R-Tu pasión por escribir es algo tuyo o hay alguien que te metió el gusanillo dentro.

Y-Ante esta pregunta siempre me acuerdo de Adelina mi profesora de historia. Ella nos mand√≥ un trabajo sobre la revoluci√≥n francesa donde ten√≠amos que contar lo sucedido desde el punto de vista de un personaje de esa √©poca. Me encant√≥ la experiencia y a√Īos despu√©s quise repetirla pero eligiendo la √©poca hist√≥rica que me apetec√≠a e inventando personajes.

R-Pues te damos la enhorabuena por esa fantástica elección. Te deseamos mucha suerte en todos tus nuevos proyectos y de nuevo muchas gracias por compartir con nosotros un ratito

Y-Muchas gracias a ti Rocío, por hacer que El Rumor se extienda y que personas, para mí inalcanzables, conozcan la historia de Luisa y Tomás. Un abrazo.