Mostrando entradas con la etiqueta Entrevista. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Entrevista. Mostrar todas las entradas

6 jun 2022

Entrevista a Jos√© Luis Pastrana, el ingeniero convertido en novelista… o viceversa.

 

Mi relaci√≥n con Pepe Pastrana es un tanto curiosa. Persona afable y educada, pulcro y refinado como el acero, y esforzado caballero, contact√≥ conmigo a ra√≠z de la publicaci√≥n de su primera novela, Cuarenta estaciones, la vida de un ingeniero, en la que depositaba en el protagonista su propia alma. Me result√≥ un libro interesante aunque t√©cnico (porque lo era), descubriendo a un autor desconocido al que se le daba francamente bien eso de escribir. Correcto, conciso y sumamente detallista, la lectura de las pistas de su pluma dej√≥ una huella en m√≠ dif√≠cil de explicar, y eso que el tema tratado no era santo de mi devoci√≥n. 

Cuando contactamos al publicarse la rese√Īa de su √≥pera prima, se estableci√≥ el v√≠nculo que me llevar√≠a a la lectura de la segunda de sus novelas. Como en "El d√≠a de la marmota", se repetir√≠a el mismo ritual hasta convertirme en testigo de su quinto alumbramiento, asistiendo como testigo de excepci√≥n a la metamorfosis de su eterno  personaje, √°vido de nuevas entregas, seguidor incondicional de su obra.

Y eso que sus libros han sido auto publicados bajo el sello C√≠rculo Rojo sin el bombo y el platillo de otros grandes escritores que, como √©l, pueblan las tierras del norte. 

Es de justicia invitar a Pepe a nuestro blog y darle la bienvenida como se merece.  Prepararemos un buen caf√© de barista, que sospecho que le apetece, y le sentaremos en el sill√≥n invisible de nuestro sal√≥n, el colectivo, aquel en el que nuestra et√©rea presencia se hace tangible con la sencilla excusa de hablar de literatura. 


Pepe, cuenta conmigo: tres, dos, uno… Pues comenzamos con la primera pregunta.

¿De verdad crees que tus lectores, amigos, conocidos o an√≥nimos no te identificaremos con ese ingeniero que pones al frente de tus historias?

Un ingeniero que hace honor a su arquetipo y despliega esas descripciones t√©cnicas eternas que… ¡Pero defi√©ndete!

Hola, Javier. Muchas gracias por una presentación tan elogiosa.

Con respecto a esta primera pregunta, comprendo que tal identificación entre autor, narradores y personajes se produzca. Tampoco he huido de ello. Analicemos los hechos:

El autor de las cinco novelas es J. Luis Pastrana, ingeniero de profesión.

El narrador y protagonista de las dos primeras (Bilogía de intriga industrial), que están basadas en hechos reales, es un ingeniero sin nombre.

El narrador y coprotagonista de las tres siguientes (Colección detective Calleja), que son ficción al 100%, es un ingeniero de nombre Pepe Pastrana.

Aunque ambas colecciones, la Bilogía de intriga industrial y la Colección detective Calleja, son independientes, tienen un nexo de unión temporal, que se materializa entre el epílogo de Fin de trayecto, segunda novela sobre el ingeniero sin nombre, y el preludio de Nuevos horizontes, primer caso de la Agencia de Investigación Marbella.

O sea que, efectivamente, en las cinco novelas, el autor, los narradores y determinados personajes parecen confluir y confundirse en una misma persona… pero no es menos cierto que cada uno de ellos cumple una funci√≥n literaria diferente.


Un ingeniero que termina haci√©ndose entra√Īable, al que le coges cari√Īo. Cu√©ntanos algo m√°s de √©l y c√≥mo surgi√≥ la idea de convertirlo en protagonista de dos novelas y coprotagonista de otras tres.

El proyecto original, rumiado durante algunos a√Īos, solo contemplaba escribir Cuarenta estaciones.

En 2020 llegaron el confinamiento y los ERTES COVID19, dispuse de tiempo, y me lanc√© a la aventura. Cuando empiezas a escribir tu primer libro ni siquiera sabes si lo vas a poder terminar; el caso es que yo me llev√© una sorpresa may√ļscula y muy positiva: escrib√≠ las 79.000 palabras de Cuarenta estaciones en el mes de junio.

A partir de este descubrimiento, el resto de los libros fueron llegando con mucha naturalidad, como una bola que rueda pendiente abajo: 

El mundo del ingeniero sin nombre quedaba un poco cojo habiendo tratado solo temas de producci√≥n industrial, y decid√≠ completar la historia con un segundo volumen, en el que se hablase tambi√©n sobre el dise√Īo y la construcci√≥n de plantas industriales.

Mi afici√≥n a la novela negra, y una serie de bromas cruzadas con mi peluquero, fueron el cuerpo extra√Īo sobre el que m√°s tarde empezar√≠a a formarse la perla de la Agencia de Investigaci√≥n Marbella. Aqu√≠, el ingeniero abandona el protagonismo absoluto, pero contin√ļa dentro de la acci√≥n, esta vez como detective auxiliar, lo cual le permite narrar los acontecimientos desde un puesto de observaci√≥n privilegiado.

Y, cuando te gusta escribir, y adem√°s entras en la din√°mica adictiva de la edici√≥n, la correcci√≥n de galeradas, el dise√Īo de portadas… y cuando recibes un elogio sincero de alguien que ha disfrutado con uno de tus libros, sientes que hay pocas satisfacciones tan grandes como esa.




Luego lleg√≥ Od√≥n Calleja y la bomba explot√≥…

La Agencia de Detectives Marbella me recuerda a cualquiera de las que pudieran haber puesto en marcha Mortadela y Filem√≥n (opini√≥n personal). ¿Te han hecho comparaciones semejantes?

Es cierto que se trata de una agencia de investigaci√≥n extremadamente pintoresca. Eso s√≠: casi todas sus peculiaridades tienen una explicaci√≥n l√≥gica, y el equipo humano y material funcionan de miedo. 

Dicho esto, cada lector vive la dosis de surrealismo vertida en las novelas con una intensidad diferente; este es uno de los milagros de la literatura. Y en este contexto, s√≠ que he recibido alg√ļn comentario jocoso de otros lectores, comparando la agencia con algunas de las irrepetibles series del gran Ib√°√Īez.


¿Qu√© le ocurre a Pepe Pastrana para pasarse al lado oscuro?

El Pepe Pastrana personaje abandona el ejercicio de la Ingeniería por cuenta ajena cuando comprende que su bienestar le importa un carajo a todos los que le rodean.

Después, un artículo en una revista dominical sobre la escasez de investigadores periciales, y un encuentro casual en la barbería del pueblo fueron el origen de la Agencia de Investigación Marbella.


Nada mejor que contar con un eficaz colaborador como Basilio para dar soporte logístico al duro trabajo de detectives. Un personaje peculiar. Queremos que nos cuentes más cosas de él.

Basilio es un hombre curtido en mil batallas. 

Nacido en el 39, fue durante varios lustros el m√°s honrado y brillante carterista de la ciudad de Madrid. La presi√≥n policial y las oportunidades le empujaron a probar y conseguir fortuna en los eventos del quinto centenario: la Expo de Sevilla y los Juegos Ol√≠mpicos de Barcelona. Pero la muerte prematura y repentina de su compa√Īera, Yolanda, amarg√≥ las mieles de aquel √©xito y, con las entra√Īas rotas por el dolor, Basilio busc√≥ refugio en una apartada aldea ubicada sobre una de las colinas del concejo de Langreo, en Asturias: El Campurru.

La maldita inflación fue comiéndose poco a poco los ahorros de Basilio. Gracias a su amistad con Odón Calleja, en septiembre de 2006, ya muy cerca de los 70, inició su periplo como auxiliar todoterreno y multitarea de la Agencia de Investigación Marbella.

Pero, sobre todo, Basilio es una persona buena. De esas que se convierten en el pegamento de cualquier grupo. √Čl ya estaba en alg√ļn lugar cuando empec√© a escribir, y ha venido haci√©ndome compa√Ī√≠a todo este tiempo, mientras se iba mostrando cada d√≠a un poco m√°s. Basilio es un fen√≥meno.


Basilio prepara unos macarrones que, sin tener nada de especial, constituyen el sue√Īo de Lalo, el can de las novelas. Recuerdos de las novelas de Los Cinco ¿no?

Es posible… o casi seguro, pero no intencionado. De cualquier manera, Lalo dista mucho de la entrega y la eficacia de Tim. Lalo es cari√Īoso y leal, pero muy poco amigo del trabajo: no hace nada o casi nada, sin embargo, cuando no est√°… se le echa de menos.


Utilizas un lenguaje muy peculiar para contar historias. Es inteligente, no exento de s√°tira. El objetivo de esa s√°tira es…

Se trata de mi estilo natural. Algunas personas que me conocen me han dicho que escribo igual que hablo. El humor es un arma potentísima contra la angustia y la infelicidad. Casi seguro que es esa la razón por la que escribo así.


Y todo ocurre en Asturias y alrededores. La tierra tira ¿no?

Desde luego que tira, pero hay algo m√°s.

De ni√Īo mis padres me llevaban a veranear a Llanes. All√≠ pude conocer a un excelente pintor realista japon√©s que se llamaba Tetsuo Hirata. Con su permiso, pas√© horas a su lado mientras √©l pintaba en el puerto de Llanes.

En una exposición, en la Casa de la Cultura local, me acerqué a él y le pregunté:

―Maestro, ¿Por qu√© pinta siempre el puerto con la marea baja y las barcas acostadas sobre la arena? ¿Responde esto a alguna idea suya sobre el sentido de la vida?

Tetsuo me miró, sonrió y dijo:

―Es m√°s f√°cil as√≠: con la marea alta las barcas se mueven demasiado.

Y lo mismo me pasa a m√≠: la tierra tira y mucho, y tambi√©n la conozco mejor que el Bronx. 



¿Cu√°les son los Nuevos Horizontes de Pepe Pastrana autor?

Voy a descansar un tiempo. He publicado cinco libros en un a√Īo y eso no hay mercado que lo absorba, y mucho menos sin el respaldo y la promoci√≥n de una editorial de primer nivel. Despu√©s ya veremos qu√© sucede.


Si vamos a Asturias, quisi√©ramos encontrar Los miradores verdes con los que titulas la segunda entrega del detective Calleja. Danos una pista acerca de d√≥nde se encuentran los mejores. 

Como sabes, Asturias es verde y monta√Īosa, de manera que hay miles de lugares desde los que otear hermosos paisajes. 

Cito a continuaci√≥n algunos de los m√°s destacados: el mirador de San Roque (Lastres), el del Fitu (Parres), el de La Reina (Covadonga), Cabo Pe√Īas (Goz√≥n), el mirador Pedro Udaondo (Cabrales), el de La Regalina (Cadavedo), el de Muniellos (Ruta de los Puertos)…


En cuanto a los Fuegos fatuos, los que suelen aparecer en cementerios, ¿es posible observarlos tras los efluvios que suceden a una buena comilona a base de fabada?

Desde luego, pero en este caso que citas el responsable de las llamas sería el metano, y no el fosfuro de hidrógeno.


Todos conocen al Guaje Villa, pero queremos saber algo m√°s del guaje del que te vales para bichear en los ordenadores.

El Guaje y su hermana Marta nacieron de padres toxic√≥manos. A principios de los 90, el caballo ya estaba en pleno declive en Langreo, pero a los chicos les toc√≥ esta papeleta. La madre falleci√≥ poco despu√©s de dar a luz a Marta, y el padre, tal vez por fortuna, nunca estuvo presente en la vida de los ni√Īos.

La abuela los crio en una casita de plata baja y piso con corredor, al borde de la carretera antigua que recorre el valle del Nalón.

El Guaje no tard√≥ en mostrar unas habilidades fuera de lo com√ļn con los ordenadores y con cualquier artefacto que llevara bits en sus tripas. Y as√≠, a los 16 a√Īos, ya se hab√≠a convertido en un hacker √©tico de reconocido prestigio internacional.

Adem√°s de esto, es un chico serio, responsable, valiente y colaborador.

Se desplaza en bicicleta llevando sobre su espalda, como si fuera una mochila, a su perro Pelos, amigo y pesadilla al mismo tiempo del tranquilo Lalo.


¿Eres una persona sat√≠rica o simplemente gustas de gastar humor… ingl√©s?

Me gusta el humor. No soy capaz de autoevaluar qu√© cantidad de s√°tira contienen mis obras. 


¿C√≥mo crees que aterrizar√≠an tus libros, por ejemplo, en la Semana Negra de Gij√≥n?

Seguro que bien, pero todo requiere su tiempo. El boca-oreja, mecanismo imprescindible en la promoción de obras autoeditadas, tarda muchísimo en activarse, y sin referencias es difícil que personas digamos relevantes en el ámbito literario se interesen por la obra de un autor novel.


Recurres muchas veces a grandes temas musicales y cl√°sicos de la literatura negra como detalle argumental. Me encanta que en la agencia se cumpla con la m√°xima de celebrar la incorporaci√≥n de una nueva novela negra a la biblioteca, t√≠tulos interesantes, sin duda. D√©jame jugar. Yo propongo que el pr√≥ximo t√≠tulo sea La Quinta Mujer, de Menkell. La idea surgi√≥…

Propuesta aceptada.

No recuerdo exactamente en qué momento ni cómo surgió la idea de dotar a la Agencia de Investigación Marbella de su propia biblioteca negra.

La intención es rendir homenaje a los más grandes autores de novela enigma, policial y negra, a la vez que recomiendo a mis lectores obras literarias de muchos kilates.


Jos√© Luis Pastrana ha compartido escenario con…

Hace unos días, con la reina y las damas de honor de las fiestas de mi pueblo. Era la segunda vez que las pregonaba: 2003 (como ingeniero) y 2022 (como escritor).



Y bebe de las fuentes de…

De entre las lecturas limitadas que uno puede acometer, mis autores preferidos son el mago Eduardo Mendoza y la enorme Fred Vargas.

Despu√©s de estos, la lista ser√≠a interminable, pero puedo citar diez m√°s: Jim Thompson, Patricia Highsmih, Arnaldur Indridason, Johan Theorin, Petros Markaris, Alicia Gim√©nez Bartlett, Domingo Villar, David Torres, Francisco Gonz√°lez Ledesma y V√≠ctor del √Ārbol.


Sin pretender cansarte en exceso, te cedemos espacio para que convenzas a los lectores de nuestro  blog de que hay que leer tus novelas. Tuya es la palabra:

Es opinión general de los lectores que las han catado hasta el momento que mis novelas son muy sencillas de leer, originales, amenas y divertidas.


José Luis, te dejamos en paz por ahora y te invitamos a seguir formando parte de nuestra familia porque la lo eres. Un abrazo grande y mucha suerte y éxitos.

Muchas gracias.



Entrevista realizada por Francisco Javier Torres Gómez


3 jun 2022

Entrevista a Rosa Boliart, escritora entre otras cosas



Es un placer compartir con los lectores esta singular y espero que interesante entrevista con la novelista Rosa Boliart, autora de El Camino de Greta y de la aclamada Mar√≠a del Blau. Enfrentar la sonrisa de Rosa es extremadamente sencillo pues desde el primer momento sabemos reconocer a una buena persona y sobre todo a una mujer decidida que no duda en poner todo su empe√Īo en aquella empresa que necesita de su atenci√≥n.

Aficionada al cava de calidad y escritora cercana a sus lectores, entre los que me encuentro, no duda en abrirnos su corazón para contestar a las preguntas que le vamos haciendo. El interrogatorio es divertido, con las correspondientes paradas para gastar unas risas y seguir adelante con el semblante recompuesto.

Conocer a Rosa Boliart, escritora, puede hacerse de un modo parcial buscando en las redes. Con nuestra entrevista intentaremos llegar un poco m√°s lejos a riesgo de que nos mande al cuerno y comencemos de nuevo a re√≠r, qu√© buena forma de superar los momentos tensos…

Me santiguo y preparo las banderillas…

Bienvenida, Rosa, a este tu blog amigo, en el que esperamos que te sientas como en casa —de hecho, es tu casa— y de este modo sigas participando de √©l y con √©l cuando tengas alguna novedad que, no lo dudamos, esperamos que compartas con todos los que te leemos a este otro lado de los “media”.

Realizadas las presentaciones de rigor, las que te han regalado infinidad de veces, supongo, quisiera descolocarte con la primera pregunta.



¿Cu√°l de las protagonistas de El Camino de Greta eres t√ļ?

Todas tienen un poco de mí, pero no soy ninguna de las protagonistas. La historia de Greta nace como consecuencia de las vacaciones que se toman unas amigas para realizar el Camino de Santiago. Cuando regresan, la relación está tirante entre ellas y cada una me cuenta su versión de los hechos. A partir de esto, con la autorización de la protagonista, me lanzo a escribir sus vivencias.


Una vez nos hayas mentido (incluso puede que nos hayas respondido con sinceridad), queremos saber cu√°l fue el momento cumbre de ese viaje inici√°tico (o postrero) de las amigas que protagonizan tan peculiar aventura.

La novela tiene varios momentos cumbre y suceden cuando la protagonista o cada una de sus amigas toman decisiones que cambian el camino de sus vidas.


Greta suena a sueco. ¿Sueles “hacerte la sueca” en este fascinante mundo de la literatura? (defi√©ndete)

Voy a ser muy sincera, sí que me hago la sueca en muchas ocasiones y sobre todo cuando me lanzan indirectas que podrían desencadenar una tormenta, me hago la desentendida y desaparezco.


Porque Rosa Boliart empieza a escribir por…

Porque soy una persona creativa y me divierte investigar sucesos e inventar historias sobre ellos.


Claro est√° que los amigos empiezan a descubrir a esa amiga que escribe y entonces…

Entonces hay amigos que compran tu novela, te apoyan y te ayudan a crecer, a otros les disgusta y  critican a tus espaladas.

Hubo una persona que llegó a poner a mis amigas en alerta y les dijo:

—No le cont√©is vuestra vida privada a Rosa, luego la contar√° en sus novelas.

L√≥gicamente √©l no me conoc√≠a lo suficiente para saber que yo nunca desvelo secretos. Si en “El camino de Greta” cont√© la vida de una amiga, fue bajo su consentimiento.


Y lleg√≥ la Feria del libro… (cu√©ntanos alguna an√©cdota agradable y otra desagradable que te haya ocurrido dentro de una caseta o encuentro).

Unas lectoras viajaron expresamente de Valencia a Barcelona para conocerme y comprar un ejemplar de Mar√≠a del Blau dedicado. Al considerarme una escritora novel y desconocida, para m√≠ fue una grata sorpresa. 

Las ferias nos dan la oportunidad de estrechar lazos con escritores, con los que habitualmente interactuamos en las redes sociales, y conocerlos en persona. Cuando coincidimos es un motivo de alegría y celebración.

No tengo anécdotas desagradables de las ferias del libro.

 

La pregunta que se hace es siempre es aquella en la que tienes que descubrir tus influencias. Es interesante, no hay duda, pero en este caso queremos que también nos digas aquel género que no encaja en tus intereses.

 Y por tanto la literatura es:

No me han influido las novelas de terror. Cuando de adolescente leí alguna, luego tuve pesadillas.


En cuanto a las man√≠as de Rosa Boliart a la hora de escribir…

Lo primero que hago cuando empiezo una nueva novela es buscar un cuaderno que me guste su formato y que tenga la tapa bonita. Apunto en él fechas, acontecimientos, descripción de los personajes, el lugar y cuándo se conocen, cómo viven y todo lo que se me ocurre que pueda servir para la historia.

Escribo a cualquier hora, pero siempre en el mismo lugar, me centro tanto que no me molestan los ruidos exteriores.


¿Qui√©n es Mar√≠a del Blau?

El personaje de María del Blau es el fruto de la unión de las historias de varias mujeres.


¿Por qu√© la pobre tiene que sufrir tanto?

Tal como sucede realmente en la vida, en algunos casos, para crecer y hacerse fuerte hay que sufrir. Las vivencias del personaje y las consecuencias de sus decisiones, unas erróneas y otras acertadas, son las que determinan su evolución.


Me pareci√≥ un muy buen libro —te aseguro que lo he le√≠do con gran atenci√≥n—, pero seguro que le han dedicado piropos mejores que los m√≠os. Cuenta, por favor…

Hay varias rese√Īas en Amazon que destacan de la novela su enfoque diferente de la Guerra Civil Espa√Īola, centr√°ndose en el sufrimiento de personas que, en buena parte, eran ajenas al conflicto.


¿Qu√© puertas te ha abierto Mar√≠a del Blau?

La novela me ha brindado muchas m√°s satisfacciones de las que esperaba, llegando a m√°s lectores de los que nunca hubiese so√Īado. Est√° teniendo muy buena acogida.


Creo que perteneces a un grupo de escritores independientes muy interesante ¿Nos puedes contar algo m√°s de ellos?

Nos hemos reunido un peque√Īo n√ļmero de amigos y amantes de la escritura que nos ayudamos entre nosotros. Nos damos consejos de c√≥mo mejorar la escritura, la portada, la sinopsis, etc.… tambi√©n nos animamos y apoyamos en los momentos dif√≠ciles, d√°ndonos soporte.

Adem√°s, compartimos nuestras experiencias mediante directos en Instagram para todos los escritores y lectores que puedan estar interesados en ellas.


¿Es importante el “feedback” a la hora de mejorar como escritora? ¿Encajas bien las cr√≠ticas? ¿Y las loas?

Agradezco las críticas constructivas y gracias a ellas he mejorado, creo que hay que escuchar y analizar todas las sugerencias. Referente a las loas, a nadie le amarga un dulce.


Quisiéramos saber cuál es el pincho o tapa más rico que te has comido durante la presentación de alguno de tus libros.

Un bocadillo de meloso de rabo de toro que estaba impresionante.


Y entre los ilustres que te han acompa√Īado en tu aventura literaria se encuentra…

Mi compa√Īero de vida, Jos√© Antonio Caram√©s, mi hija Laura, que protagoniza la portada de Mar√≠a del Blau y mis compa√Īeros de letras:

Mónica Gómez Pedreira

Pilar Gonz√°lez

Alejandra Sant Cristóbal

Raquel G, Osense

Manuel Torres

Gonzalo Fern√°ndez

Pepa fraile

Lara Beli

Carlos Naza


Cuando comienzas a escribir ¿conoces el final al que te diriges?

Siempre sé el final. Hasta que no lo tengo definido no empiezo la novela, porque así me es más fácil dejar pistas o despistar.


Y el final ¿te conoce a ti?

Nos hacemos cómplices durante el proceso de creación porque todo va dirigido hacia él.


Si tienes que dedicar un libro, ¿repites dedicatoria?

Es cómodo repetir dedicatoria, aunque intento personalizar y cambiar palabras que aludan directamente al lector y se sienta identificado.


Y mientras saltan las palabras y frases desde la sustancia gris al papel o a la pantalla suena la m√ļsica…

Adapto la m√ļsica a la √©poca y escena que estoy describiendo. No tengo un estilo preferido. En las dos novelas hay melod√≠as: en Greta canciones del gusto de la protagonista y en Mar√≠a del Blau fragmentos de obras de piano.


En cuanto a futuros proyectos literarios, cuéntanos hasta donde puedas.

Estoy trabajando en un proyecto ambicioso que, si todo va bien, ver√° la luz en el 2023. Es de genero ficci√≥n-hist√≥rica como Mar√≠a del Blau. La protagonista se ve mezclada en un incidente que ocurre en un cortijo ubicado en M√°laga sobre el a√Īo 1930, por esa causa tiene que embarcar rumbo a Nueva York. Al llegar a un lugar desconocido se introduce en un ambiente delictivo. Vuelve a Espa√Īa en el a√Īo 1940 reclutada y entrenada por el servicio de espionaje americano y se reencuentra con su tormentoso pasado.

La novela tendrá todos los ingredientes con los que me gusta jugar: misterio, amor, pasión, amistad, sacrificio, ambición y secretos familiares. También incluye hechos reales de los cuales me estoy documentando.


Siempre nos gusta dejar un espacio final para que el autor o autora se exprese y se comunique con sus potenciales lectores, en este caso los de nuestro blog. Es tu momento, aprovéchalo.

Sobre todo, agradecer a Francisco Javier Torres G√≥mez toda la ayuda que nos presta con sus rese√Īas, correcciones y puntos de vista a los autores independientes que nos embarcamos en la complicada aventura de autopublicar.

A los lectores les agradezco la oportunidad que me están dando de colarme en sus vidas a través de mis personajes.

Animo a leer cualquiera de mis novelas, creo que pasaran un buen rato y quizá les aporte alguna conclusión interesante.

 

Ha sido un placer conversar contigo. No pierdas nunca esa fuerza, esa sonrisa y que tu esp√≠ritu quede siempre PATENTE en la vida de tus personajes. Desde Libros que voy leyendo te deseamos de coraz√≥n suerte y √©xitos. Gracias, gracias, gracias…


Entrevista realizada por Francisco Javier Torres Gómez

 

2 jun 2022

Entrevista a Nerea Riesco, a prop√≥sito de su √ļltima novela «La ciudad bajo la luna»


A personas a las que siempre es un placer entrevistar. Otra cosa ser√≠a convivir con ellas pues ya se sabe que el oficio de escritor…

Lanzado el guante para poder entablar un intercambio de preguntas y respuestas a nuestra autora invitada, se recibe una respuesta r√°pida y contundente: “por supuesto”.  

Lo que no sabe Nerea es c√≥mo nos las gastamos —c√≥mo me las gasto— en estas lides, y eso que ya nos hemos encontrado por el camino infinidad de veces. No me queda m√°s que dar la cordial bienvenida a Nerea Riesco, recalcando que debe sentirse como en casa pues este blog es su casa y si en alg√ļn momento nos quiere hacer alg√ļn regalo literario…


Nerea, all√° va la primera que no es otra que la de presentarte a nuestros lectores. Pero lo vamos a hacer de un modo algo m√°s original. Queremos saber si la belleza con la que apareces en tus libros es fruto de retoques o no. En cualquier caso, sabemos que la calidad literaria que atesoras no admite retoques.


Jajajajaja… pues no s√© si te refieres a retoques quir√ļrgicos, pero he de confesarte que me da p√°nico ir de m√©dicos, pese a estar casada con uno. En cuanto a la calidad literaria… te agradezco lo que dices, aunque tambi√©n tengo que hacer aqu√≠ una confesi√≥n: escribo, pero luego reescribo, y reescribo y… as√≠ hasta el infinito. Si no llega el editor a arrebatarme el texto de las manos, quiz√°s no publicase nunca. As√≠ que es posible que mi literatura tenga bastantes “retoques”.


Continuamos, y dejamos que te repongas.

¿Por qu√© Sevilla?

Llevo casi toda mi vida enamorada de la ciudad y de su historia. En cuanto empiezo a tirar de un hilo sale toda una madeja. Esta historia surge de una conversación con mi editor en la que me habló del trasatlántico de lujo que cruzaba el Atlántico en los albores de la Exposición Iberoamericana del 29. Eso puso en marcha todo el mecanismo.


Cuéntanos el proceso de creación del personaje Belinda Miller.

En un momento determinado de la novela digo que “A Belinda le gustaba mucho m√°s la biograf√≠a que hab√≠a inventado para Belinda Miller que su propia biograf√≠a”. La idea de que uno acaba convirti√©ndose en lo que finge ser me resultaba muy atractiva, novel√≠sticamente hablando. Para forjar a Belinda reun√≠ dulzura, misterio, talento, belleza y fuerza. No creo que Belinda deje a nadie indiferente. 


Y al otro lado del oc√©ano, Nueva York… ¿Escuchabas a Sinatra mientras enlazabas frases?

No. Sinatra aqu√≠ no pinchaba ni cortaba. Era demasiado jovenzuelo en el tiempo que transcurre mi novela. Tengo una playlist en Spotify con la m√ļsica que escuchaba mientras escrib√≠a. Se empieza a convertir en una tradici√≥n hacer playlist con la m√ļsica que me inspiran mis novelas. Te dejo el enlace por aqu√≠


¿Alg√ļn que otro viaje para documentarte?

Ojal√°, pero escrib√≠ la novela durante los tres meses de confinamiento duro, cuando el mundo parec√≠a haberse vuelto loco. Escribir esta historia de aventuras, amor, pasi√≥n y misterio ya fue en s√≠ mismo un viaje. Un viaje que me salv√≥ de las terribles noticias que se ve√≠an en el informativo. 


En la novela se bebe Ron y Coca Cola. No era a√ļn momento de inventar el “Cuba libre” (vulgo “cubata”):

El ron de mi novela se sirve en tiempos de la Ley Seca en el Cotton Club de Nueva York. Y es demasiado bueno para mezclarlo con Coca Cola.


¿Utilizaste el papel en alg√ļn momento o te dedicaste a teclear directamente la vida de tus personajes?

Supongo que te refieres a si soy escritora de br√ļjula o de mapa. Lo he contado muchas veces. Soy escritora de br√ļjula, mapa, GPS y se√Īales de humo. Nunca empiezo a escribir sin la idea clara de a d√≥nde voy. Antes de poner la primera l√≠nea del primer cap√≠tulo ya he trazado l√≠neas del tiempo, fichas de personajes, res√ļmenes de cap√≠tulos y equilibro de tensi√≥n dentro de los mismos. 


Eres juguetona y traviesa. Te gusta jugar con el lector (siempre con respeto) y en este caso le has preparado unas cuantas sorpresas ¿Crees que abrir√°n la caja del regalo antes de llegar al final?

Mi idea cuando empec√© a perge√Īar la novela era comenzar con un crimen, sin desvelar qui√©n era el cad√°ver. Quer√≠a que todos los personajes fueran posibles v√≠ctimas y posibles asesinos. Todos tienen un motivo para matar. Todos tienen un motivo para ser asesinados. Mi intenci√≥n era que el propio lector se convirtiera en detective, siguiendo las pistas. De momento los lectores que se han puesto en contacto conmigo han respetado las reglas del juego sin hacer trampas. Me escriben por redes sociales para contarme sus elucubraciones. Me resulta muy divertido. 


¿Sabes cantar y moverte como lo hace Belinda Miller?¿Te has relacionado con alg√ļn mafioso como Fabio Leone?

Belinda es demasiado buena artista para rozarle siquiera la punta del zapato. Aunque he de reconocer que dejar obnubilado a un p√ļblico entregado en el Cotton Club de los locos a√Īos veinte ser√≠a mi sue√Īo. En cuanto a Flavio… es mejor no tener ese tipo de compa√Ī√≠as.


En la novela dejas bien descritos los síntomas del síndrome de estrés postraumático. Cuéntanos el origen de esta idea.

Me conmueve mucho el TETP, sobre todo las personas que lo sufr√≠an en el tiempo en el que lo sufre el personaje de mi novela. A√ļn no era una enfermedad considerada como tal y un combatiente al que le aterrorizaba el ruido, que ten√≠a pesadillas o que no soportaba que le tocaran, era considerado un cobarde. Explicar lo que le pasa a Adrien sin llamar por su nombre a la enfermedad, porque como digo en esa √©poca no exist√≠a t√©rmino para definirla, supuso un reto. Al final decid√≠ que colocar√≠a pies de p√°gina con descripciones cient√≠ficas de sus reacciones. 


Sabemos que junto a Nerea, la escritora, hay un gato. ¿Qu√© o qui√©n m√°s?

En realidad hay dos: Poe, la mega estrella de la casa. Y Dante, que es exactamente seis kilos cien gramos de amor. 


H√°blanos de la portada de La ciudad bajo la luna.

Otra de las cosas que suelo hacer, adem√°s de escuchar m√ļsica de la √©poca, cuando estoy escribiendo es imaginar c√≥mo se ver√° una vez publicada. Suelo buscar im√°genes y, en el caso de “La ciudad bajo la luna”, quer√≠a que fuese una portada muy esquem√°tica: la silueta de una elegante mujer, vestida de negro, recort√°ndose contra un fondo del mismo color. Que se viera √ļnicamente su piel. Le reproduje la idea a mi editor y √©l encontr√≥ a Agust√≠n Escudero para darle forma. 


Y si Nerea Riesco se tuviera que introducir en el papel, ¿en qu√© escena de la novela lo har√≠a?

En el trasatl√°ntico de lujo “Manuel Arn√ļs”, rumbo a Nueva York, cuando Adrien Chevalier y Belinda Miller est√°n acodados en la barandilla de la cubierta mirando la luna reflejada en el oc√©ano, enamor√°ndose el uno de la otra (y viceversa). 


Supongo que te habr√°n hecho preguntas de todos los tipos y eso constituye un gran desaf√≠o a la originalidad… Veamos.

¿Cu√°ntas personas te han dicho que la protagonista de la portada de tu novela se parece a Cristina Pedroche?

T√ļ eres el √ļnico. Un gran amigo escritor, al que se la ense√Ī√© antes de que estuviera a la venta, me dijo que se parec√≠a a Soraya Saenz de Santamar√≠a. 


¿Y esa man√≠a de los reporteros de los a√Īos veinte de esconderse tras un pseud√≥nimo?

En este caso mi personaje debe hacerlo para salvaguardar su integridad. 



La pobre Cristina pasa de la ma√Īana a la noche de “pazguata” a “mujer” ¿Se pueden establecer analog√≠as con la autora?

Siempre digo que todos los personajes soy yo, y no porque mi biograf√≠a se parezca a la de un mafioso del Nueva York de la Ley Seca, o que yo haya vivido la vida de una jovencita de la “buena sociedad” Sevilla de comienzos del siglo XX, sino porque las emociones que describo son inherentes a todos los seres humanos. Todos hemos amado, a todos nos han roto el coraz√≥n, hemos sentido la traici√≥n en nuestras carnes…


Nerea Riesco escribi√≥ un libro en el que asesoraba acerca de c√≥mo escribir un “Best Seller”. ¿Se aplica el cuento a la hora de escribir?

Uno de los requisitos fundamentales para escribir una novela que guste a mucha gente es escribir pensando en que habr√° gente, que no eres t√ļ, otro lado de las letras. Si escribes pensando que lo que haces es un proceso de comunicaci√≥n que solo podr√° cerrarse con alguien al otro lado que disfrute con el mundo que has inventado, ya tienes mucho recorrido hecho. Y s√≠, yo siempre escribo para que me lean. Y para que la gente disfrute con mis historias. 


Alguna an√©cdota surgida durante el hasta ahora corto recorrido de tu √ļltima novela…

Y bajo la luna…

No puedo contarla porque har√≠a spoiler. 


Con el prop√≥sito de no cansarte, te cedemos este espacio para captes lectores entre nuestro p√ļblico. Es el momento:

Pues aprovecho para a√Īadir que Sevilla no es solo el escenario de la novela, sino que es la narradora de la misma. Ya en las primeras p√°ginas se√Īala que “no todos llaman su atenci√≥n. Solo unos pocos”, y de esos pocos va a hablar. Tiene una presencia muy marcada, y el lector debe estar atento porque va dando pistas sobre el crimen, pero hay que cuidarse de ella porque es a veces despistada, otras sentimental, tambi√©n filos√≥fica y un poco madre.


Muchas gracias por tu atención. Te deseamos toda la suerte y éxitos. Promete que estarás pronto por aquí.


Tan pronto como que aqu√≠ estoy. 


Entrevista realizada por Francisco Javier Torres Gómez


31 oct 2021

Entrevista a Alejandra Luna

 


 

Alejandra Luna,  es la autora de la novela "D√≥nde habla el silencio", autopublicada en Amaz√≥n. Hemos decidido hacerle una entrevista y de esta forma poder conocerla m√°s a fondo. 

 

Hola Alejandra, es un placer poder hablar un ratito contigo. 

 

Muy buenas, y muchas gracias por esta entrevista. También estoy encantada.


Hace unos d√≠as hemos podido leer uno de tus libros “D√≥nde habla el silencio”, una historia conmovedora, con un gran sentimiento y sobre todo original.

¿Por qu√© te has decantado por esta historia? Sin develar mucho, ¿te toca de forma

directa? 

 

Muchas gracias pues, ante todo, buscaba contar algo que conmoviese y despertara esa empatía en el lector. Así que, de veras, te agradezco la observación.


En cuanto a si es una muestra de mi propia experiencia, por suerte, no es así. Pero sí, a grandes rasgos, hay algo de personas que conozco y que, de una forma u otra, viven o han vivido situaciones parecidas.


Lo cierto es que creo que historias de este tipo es necesario contarlas, y hacerlo de forma que pueda llegar a todo tipo de p√ļblico, pues pienso que siempre, de diferentes maneras o a distintos niveles, puedes sentirte identificado. Y creo que eso es bueno porque, muchas veces, hablar de lo que duele cuesta mucho; muy al contrario de lo que suele ocurrir cuando estamos en un buen momento. El ser humano tiende a sentirse vulnerable ante la tristeza. Muchas personas tienden a ocultar su dolor tras una sonrisa forzada, as√≠ como otras hacen un drama de lo m√≠nimo que les ocurre; y, bajo mi humilde punto de vista, ninguna de las dos posturas es del todo sana. Por ello, historias de este tipo pueden ofrecer un sentimiento de comprensi√≥n e identificaci√≥n, o quiz√° pueda hacerte ver que las cosas a lo mejor no son tan malas e, incluso, inspirarte para hallar y aprovechar los buenos momentos y los vestigios de felicidad que, aunque tu situaci√≥n sea extrema, a√ļn puedes vivir.


Adem√°s de ello y siguiendo esta misma visi√≥n, he sentido con esta historia la oportunidad de hablar sobre la vida de una familia en la que cada cual afronta el drama que les asola de distintas formas, existiendo un apoyo incondicional entre todos ellos. Al fin y al cabo, la vida es agridulce, y debemos agarrarnos a esos momentos y etapas buenos y agradecerlos, pues nunca sabemos cu√°ndo la suerte nos dar√° de lado. 

 


 

Hay un aspecto peculiar en ella y es la evocaci√≥n de lo on√≠rico como si de Alicia en el pa√≠s de las maravillas se tratara. ¿Por qu√© has recurrido a ese universo?


Lo cierto es que considero el de los sue√Īos un mundo muy interesante y rico en matices, necesitado de ser explorado. Creo que guardan mucho de nuestro inconsciente y de nosotros mismos, m√°s de lo que imaginamos. Hay varias hip√≥tesis y estudios sobre ellos y algunos son verdaderamente atractivos. Muchos defienden que est√°n muy sujetos a nuestras emociones, miedos, esperanzas…, y que suelen tener significados y respuestas a las dudas que nos asaltan.


En el caso de mi novela, lo utilizo para todo eso. La protagonista halla en las enso√Īaciones una forma de autoconocimiento y de ayuda en la situaci√≥n que atraviesa. Pero no solo esa es la raz√≥n. Hablamos de una chica que enfrenta una prueba enormemente dura a muy corta edad. A pesar de su madurez y entereza, sigue siendo una cr√≠a y, al igual que mantiene las ilusiones e inquietudes propias de su edad, tambi√©n quer√≠a mostrar la inocencia intr√≠nseca y esa visi√≥n en parte infantil y fantasiosa que a√ļn —a pesar de su estado— mantiene de lo que es o puede ser el mundo. 

 

 

Para los que no te conocen deber√≠as de contarnos desde cu√°ndo escribes, y por qu√© te decidiste a ello, es una pregunta tan recurrente, pero tan necesaria… 

 

Pues he de confesarte que no me lanc√© a ello hasta que termin√© la universidad. De repente, me encontr√© con mucho tiempo libre y recuper√© el inter√©s en una historia que invent√© a los 15 a√Īos. Y lo curioso es que esta la ide√© de entrada como un c√≥mic, el cual comenc√© a dibujar con esa edad. Sin embargo, me cans√© al poco tiempo. Desde entonces y sin prestarle especial atenci√≥n, fui madurando e hilando cada detalle hasta, como dec√≠a, me vi de nuevo inmersa en el universo que hab√≠a imaginado y con la necesidad de darle forma.


Puede sonarte extra√Īo, pero te prometo que es cierto: fue gracias a un sue√Īo. Hablando de sue√Īos…jajajaj De hecho, para m√≠ los sue√Īos son una puerta abierta a la creatividad. No s√© c√≥mo o por qu√©, pero me ayudan much√≠simo en todos estos procesos creativos.


En cuanto a esta ocasi√≥n que te cuento, ten√≠a los personajes, el argumento… Incluso la escena final; pero, no sab√≠a c√≥mo empezar. Y, sin m√°s, una noche so√Ī√© con ese comienzo. Me despert√© al poco y esboc√© las primeras frases. Desde la ma√Īana siguiente me puse a ello y, te lo aseguro, no he sido capaz de parar. He encontrado en la escritura una verdadera pasi√≥n. 

 

 

Tienes varios libros y cada uno es de un tema totalmente distinto, en qué género te encuentras más cómoda.

 

En el género fantástico y juvenil.


Este primer libro que escrib√≠, el que iba a ser un c√≥mic, es pura fantas√≠a √©pica y forma parte de una trilog√≠a que est√° en proceso. Tambi√©n tiene pinceladas del manga y anime japon√©s, pues es algo que desde peque√Īa me ha acompa√Īado.


“Donde habla el silencio” por su parte, es m√°s dif√≠cil de clasificar. Pero tambi√©n puede ser un libro de fantas√≠a, aunque de una fantas√≠a mucho m√°s cercana a la realidad. De hecho, creo que es muy interpretable, ya que la situaci√≥n que se desarrolla y el estado en que se halla la protagonista es algo que la ciencia estudia, pero sobre lo que es incapaz de descubrir nada. Por eso, para esta historia yo siempre digo ¿Qui√©n sabe qu√© porcentaje de realidad o de fantas√≠a hay ah√≠?


Por √ļltimo, hay a la venta un relato con ilustraciones y, este s√≠, se aleja por completo de la tem√°tica anterior. Es crudo, es pura realidad y completamente ajena a lo fant√°stico. Pero, aunque no creo que vuelva a escribir algo √ļnicamente fiel a la realidad, lo que relata esta peque√Īa obra era algo que llevaba mucho tiempo queriendo contar y me ha parecido un proyecto precioso.

 

 

¿C√≥mo es tu proceso de creaci√≥n? 

 

Podr√≠a decirse que, cuando me surge una idea (no sabr√≠a decirte c√≥mo, pero aparece) mi propia mente empieza a indagar en ella. No es algo completamente consciente, pues puedo estar desarrollando activamente otra y, poco a poco, esa otra idea va creando matices y se me mete en la cabeza. De hecho, tengo desde hace a√Īos una que me gusta mucho y sobre la que pienso por √©pocas. Sin embargo, no le he dado forma; nada m√°s all√° de esbozar ciertos aspectos en una libreta que he reservado para dicha historia. Es curioso, pero si entra en mi cabeza y mi cerebro la considera buena, se guarda ah√≠ como si tuviera un sitio reservado; y no olvido ni un solo detalle que se me haya ocurrido, aunque tarde meses o a√Īos en ponerme con ella.


Por otra parte, cuando estoy metida de lleno en la escritura con la seriedad e intención de acabarla (tarde lo que tarde), siempre tiro de apuntes en una libreta. Sé lo quiero contar de principio a fin y divido en capítulos los acontecimientos. Entonces me pongo a escribir, pero, en mi caso, no es nada cerrado, pues son apuntes que van variando a medida que avanzo. Digamos que está el tronco principal del desarrollo, pero hay ramitas y frutos que van surgiendo, los cuales, a veces, hasta a mí me sorprenden. Puede parecerte gracioso, pero continuamente me siento como una lectora de mis escritos, porque hay momentos en que avanzan de forma que ni yo me planteaba desde el principio. Es como si, aun siendo la autora, siempre tengo reservadas sorpresas; y eso me encanta jajaja.


Si que es cierto que a medida que avanza la historia y, sobre todo, seg√ļn la complejidad y los detalles a desarrollar para que no pierda ni la concordancia ni la coherencia que est√°s siguiendo, ese factor sorpresa debe, aun estando ah√≠, aparecer con l√≥gica y justificando los hechos. Si no, queda fuera, por supuesto. Pero siento maravillosa esa sensaci√≥n de avanzar a la vez que lo hacen las p√°ginas, teniendo el control y sabiendo qu√© hay, pero dejando huecos a una imaginaci√≥n repentina. Escribiendo as√≠, lo disfruto much√≠simo m√°s. 

 

 


¿Tienes alg√ļn tipo de man√≠a a la hora de escribir? 

 

Realmente nada raro, creo. Sí, necesito estar en mi escritorio y completamente ajena a ruidos o cosas que puedan alterar la concentración. Aunque esto es cuando me pongo a avanzar, no lo necesito si estoy releyendo o matizando algo.


S√≠ quiz√°, me ocurre que, como solo puedo escribir por temporadas puesto que tengo poco tiempo para dedicarle, en el momento que llega esa “temporada” no leo absolutamente nada. Esto es porque, cuando leo algo, es porque me gusta mucho y quiero avanzar en la lectura. Y siento que de alg√ļn modo me puede restar esa concentraci√≥n cuando estoy con lo m√≠o o, incluso, entorpecer e influenciar de alguna forma en lo que estoy escribiendo. Y eso no es algo que quiera, la verdad. 

 

 

Y en cuanto a tus gustos literarios, hay alguien al que admires y quieras emular, o por el contrario sí que admiras a alguien, pero prefieres tener tu propio estilo

 

Soy más de libros en particular que de autores en sí de los cuales lea absolutamente todo. Lo que sí te puedo decir es que ha habido muchas obras y autores que durante mi infancia y mi adolescencia me han inspirado y servido como fuente de imaginación.


Comentaba antes que he sido, desde antes que pueda recordar, una amante del anime y el manga, por lo que mis principales influencias están ahí. Y admiro a muchos de esos autores (Toriyama, Miyazaki, Rumiko Takahashi, CLAMP, Isayama y un larguísimo etcétera) pues con obras específicas me abrieron un mundo, para mí, indescriptible.


Si hablamos de literatura en s√≠ y dentro del √°mbito fant√°stico que, como digo, es mi mayor pasi√≥n, tambi√©n podr√≠a se√Īalar a Marianne Curley o Laura Gallego, pues ambas son autoras de las dos sagas que m√°s disfrut√© durante mi adolescencia. Y, tocando otro estilo, tambi√©n cabr√≠a nombrar a Edgar Allan Poe que, aunque no lo considero como influyente en mi estilo, s√≠ me gusta mucho su forma de relatar y trasportarte al misterio que envuelven sus obras. 

 

 

 ¿Cu√°l de tus libros es el que m√°s te ha atrapado, aquel que ha tomado casi las riendas de tu vida, en el que los personajes parec√≠an que tomaban vida propia, o aquel que m√°s te ha costado emocionalmente? 

 

Lo cierto es que todo lo que he escrito o estoy escribiendo me atrapa y lo disfruto —o lo sufro a veces jajaja— como si yo misma estuviera dentro de la historia. De hecho, creo que esa es la clave de quien escribe, y algo necesario. Al menos, a mi modo de ver.


Pero, si tuviera que elegir algo, ser√≠a La sombra del Arcano pues, como dec√≠a anteriormente, es hoy por hoy mi tit√°n. A√Īos y a√Īos de creaci√≥n, dedicaci√≥n e indagaci√≥n a los que a√ļn le tendr√© que sumar otros tantos a√Īos m√°s jajaja. Porque como te digo, de tiempo ando muy cortita y, al ser una saga y bastante larga, los detalles se acumulan y hay mucho de ir hacia atr√°s y hacia delante, leyendo y releyendo, para intentar recoger todo y ponerlo en su lugar en el momento que toque. 

 

 


¿Tienes alg√ļn nuevo proyecto? 

 

Ahora mismo sigo con el segundo libro de “La sombra del Arcano”, titulado “N√©mesis”, que adem√°s est√° llegando a un punto crucial en su vasto recorrido. Por otra parte, tambi√©n estoy trabajando en uno de vampiros, aunque este ir√≠a dirigido a un p√ļblico completamente diferente. Los llevo de forma paralela, considerando el √ļltimo como una creaci√≥n m√°s liviana y f√°cil de llevar en comparaci√≥n con la densidad y complejidad que tiene N√©mesis. Si quer√©is conocer m√°s sobre este proyecto no dud√©is en pasaros por mi blog "La sombra del Arcano"

 

Bueno, ha sido un placer charlar un ratito contigo y conocerte mejor.

Lo mismo digo.