Mostrando entradas con la etiqueta El color del silencio. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta El color del silencio. Mostrar todas las entradas

19 may 2020

«El color del silencio» de Elia Barcel√≥

«El color del silencio» de Elia Barcel√≥

EL PASADO DUERME DETR√ĀS DE AQUELLA PUERTA QUE NUNCA ABRIMOS.

Islas Canarias, 16 de julio de 1936.
Una muerte que abrir√° las puertas al golpe de Estado y a la Guerra Civil Espa√Īola.

Rabat, Marruecos, 20 de julio de 1969.
Una fiesta en el jardín de una antigua mansión.
Un asesinato que quedar√° sin resolver y destruir√° una familia.

Madrid, época actual.
Una mujer busca respuestas a lo que sucedió.

Helena Guerrero es una artista de renombre internacional, conocida por las sombras que invaden sus cuadros y que, aparentemente, reflejan un misterio de su pasado que nadie ha sabido nunca explicar.
Ahora, despu√©s de muchos a√Īos de alejamiento, una terapia psicol√≥gica llamada «constelaci√≥n», una boda en la familia y un e-mail de su cu√Īado ofreci√©ndole informaci√≥n la traen de vuelta a Madrid desde Australia, donde vive. Al llegar se encuentra tambi√©n con unas cajas donde su madre, antes de morir, ha dejado fotograf√≠as y documentos que podr√≠an explicar el asesinato de su hermana Alicia en 1969.

Junto con su pareja, Carlos, Helena viajar√° a Rabat, a La Mora, la antigua casa familiar, al maravilloso jard√≠n que guarda las sombras del pasado y las terribles respuestas a las preguntas que la han acompa√Īado toda su vida.

Datos técnicos
Editorial: Roca (2017)
N¬ļ de p√°ginas: 480
Formato: Tapa dura / Tapa blanda / Versión Kindle
ISBN: 978-8416859375
Precio: 18,90€ / 9,45€ / 7,59€

Sobre la autora: Elia Barceló
Impresiones
Ahora mismo, acabo de terminar El color del silencio, de Elia Barceló. Y ciertamente me ha maravillado. En serio. Es buenísima, buenísima, buenísima.

Helena Guerrero es una pintora espa√Īola, muy buena, por cierto, que vive en Australia con su marido Carlos. Helena, por las noches, tiene pesadillas, que la tienen terriblemente martirizada. Su nieta, Almudena, se casa dentro de poco y con esta excusa, hacen un viaje a Madrid desde Australia.

Helena hab√≠a tenido una hermana, Alicia, que se quer√≠an much√≠simo. Pero resulta que, en el a√Īo 1969, Alicia, es encontrada muerta con signos de haber sido violada.

Amparo, una prima de Helena, le entrega dos cajas que contienen recuerdos, cartas y fotografías de cuando sus padres eran jóvenes y se encuentran por primera vez y se enamoran.

¿Qu√© m√°s puedo decir para que os anime a leerla? Que una vez m√°s, nada es lo que parece. Es de estas historias que vas descubriendo c√≥mo son los personajes a medida que vas leyendo, sus virtudes y sus miserias. Como me gusta a m√≠. Vas de sorpresa en sorpresa. Porque seg√ļn dice la autora en una entrevista, la verdad duele. Pero, aunque duela, conoci√©ndola toda, acaba por sanar. Se debe acabar sabiendo toda la verdad. No la verdad a medias, plagada de silencios y malentendidos. Esta es la que m√°s duele.

Es una novela que en ning√ļn momento se hace pesada. Es de un ritmo trepidante, muy ameno. En ning√ļn momento se hace nada pesada. Al contrario, cuanto m√°s avanzas m√°s ganas tienes de seguir leyendo. Es cierto que va dando saltos en el tiempo, pero est√° tan bien trabada la historia que no se hace nada liosa. En fin, le he encontrado todas las gracias. Espero que todos aquellos que no la hab√©is le√≠do, que la le√°is. Os encantar√° me ha encantado a m√≠.



Rese√Īado por Artur Undebarrena Canal

Si quieres hacerte con un ejemplar lo puedes hacer desde el siguiente enlace: El color del silencio

14 may 2017

"El color del silencio" de Elia Barceló

2 may 2017

Entrevista a Elia Barceló


Una novela que lo tiene todo para ser la novela del a√Īo, una historia fascinante, bella y adictiva. Hoy queremos compartir con todos vosotros la entrevista a Elia Barcel√≥, autora de El color del silencio, un libro del que en breve compartiremos con todos vosotros nuestras impresiones.

Disfrutad de esta maravillosa entrevista


¿De d√≥nde surge la idea de escribir El color del silencio?

Como tantas veces, la historia surgi√≥ de la combinaci√≥n de dos ideas centrales a las que luego se fueron a√Īadiendo muchas m√°s: por un lado unas informaciones contenidas en el libro de √Āngel Vi√Īas La conspiraci√≥n del general Franco que hacen referencia a la muerte del general Balmes en las Islas Canarias acaecida unos d√≠as antes del golpe que desembocar√° en la guerra civil espa√Īola; por otro la terapia psicol√≥gica conocida como “constelaci√≥n familiar” que ayuda a esclarecer problemas y traumas del pasado de los participantes. Con esos dos mimbres empec√© a construir el cesto que ha acabado siendo una historia de misterios y secretos ocultos en una familia espa√Īola de derechas afincada en Marruecos y la resoluci√≥n del asesinato de la hija mayor el d√≠a del alunizaje, en 1969.


¿Cu√°l es su esencia?

La esencia –aunque siempre es desagradable tener que reducir 484 p√°ginas a un par de frases– ser√≠a, entre otras cosas, que existen secretos ocultos en la vida de todas las personas y todas las familias, temas de los que no se habla y que, con el tiempo, se pudren y da√Īan las relaciones con las personas que m√°s amamos. La falta de comunicaci√≥n y de sinceridad separa a la gente y hace que los dolores duren mucho m√°s de lo que deber√≠an. En la novela se presenta este tema tanto a un nivel familiar como a un nivel mucho m√°s general, hist√≥rico, nacional: ese deseo de olvidar el pasado sin hablar de √©l, sin comprender y aceptar lo sucedido, sin sacar conclusiones, tratando de evitar las consecuencias.
También trato un tema muy fuerte y muy sensible del que prefiero no hablar aquí para no estropearle la sorpresa al lector.


Se trata de una historia que cuenta con muchos ingredientes, ¿cu√°l es el m√°s destacado?

Es una novela muy de las m√≠as, en la que se combinan elementos procedentes de varios g√©neros: el trasfondo es de novela hist√≥rica (a pinceladas se va contando la historia de la familia Guerrero-Santacruz desde los a√Īos treinta hasta la actualidad), la trama tiene un componente de investigaci√≥n policial, otro de novela psicol√≥gica, algo de thriller... Lo que no hay en esta ocasi√≥n es elemento fant√°stico. La novela es totalmente realista y yo dir√≠a que lo m√°s destacado son los personajes, especialmente los femeninos, y su evoluci√≥n. Tambi√©n es la primera vez que utilizo un personaje central –Helena Guerrero– que tiene casi setenta a√Īos, es una fuerza de la naturaleza y una gran pintora.


¿Qu√© ten√≠a de especial el Marruecos del protectorado que lo hac√≠a tan especial y seductor para las personalidades de la √©poca?

Muchas cosas, pero no solo era el lugar, sino tambi√©n el tiempo. En la novela, cuando Goyo y Blanca, muy j√≥venes a√ļn, llegan a Marruecos, estamos en la misma √©poca en que se desarrolla Casablanca, la pel√≠cula. Se trata de un momento en el que la guerra mundial ha hecho que la gente se disperse, que lugares como Marruecos se llenen de personas interesantes, misteriosas, con prop√≥sitos ocultos y pasados inciertos. Eso siempre es bueno para una novela.

Y además está la belleza del paisaje, de las ciudades, los colores, los olores... Hay lugares que se prestan particularmente a ser novelados y éste es uno de ellos.


¿C√≥mo definir√≠as el estilo de esta novela?

Es una novela que se lee muy deprisa porque est√° construida para llevar al lector a acompa√Īar a Helena Guerrero en una b√ļsqueda que le importa mucho. Las partes que suceden en el pasado son m√°s breves, pero intensas, y est√°n escritas para situar al lector en otros tiempos y mentalidades de modo que pueda comprender mejor las causas de los efectos que est√° viendo en el presente. El estilo es literario, (de registro alto en ocasiones, casi l√≠rico), pero siempre supeditado a lo que se est√° contando. No est√° elegido para impresionar con las palabras sino para acercar al lector a los personajes y los hechos del modo m√°s efectivo posible. Para ello uso tambi√©n cartas antiguas, e-mails, descripciones de fotos, etc.


¿C√≥mo fue el proceso de documentaci√≥n?

Muy bonito, como siempre. Lo paso muy bien buscando la informaci√≥n pertinente, sobre todo la que corresponde a detalles de la vida cotidiana, como el tipo de ropa que se llevaba en cada √©poca, la moda en general, las costumbres, las canciones, hasta el tipo de expresiones que se usaban en cada momento. Hoy, por ejemplo, todo el mundo se partir√≠a de risa si un hombre se refiriese a una mujer diciendo que es un “pimpollo”, pero en los a√Īos treinta era lo normal y, usar esa palabra ayuda much√≠simo a crear ambiente.

Toda la parte hist√≥rica fue tambi√©n apasionante. Lo √ļnico que hay que cuidar luego, al escribir, es no marear con demasiada informaci√≥n, no poner demasiado, dejar solamente lo que es necesario para captar las situaciones y las √©pocas, sin caer en la tentaci√≥n de demostrar todo lo que una sabe y ha le√≠do mientras se documentaba.


¿A qu√© tipo de lector crees que va dirigido tu libro?

A cualquier lector que tenga inter√©s en temas como los secretos familiares, los silencios y la comunicaci√≥n entre personas de una misma familia, as√≠ como el pasado de nuestro pa√≠s y algunos de los secretos derivados de la escisi√≥n de Espa√Īa entre vencedores y vencidos. Tambi√©n me parece importante que la protagonista de la novela sea una mujer mayor, a punto de cumplir sesenta y ocho a√Īos, fuerte y creativa. Creo que para las lectoras puede ser muy interesante contar con una protagonista que ya no es joven y tiene mucha experiencia de la vida, y para los lectores es una ocasi√≥n de ver el mundo desde una perspectiva femenina poco convencional en la narrativa. Pero, sobre todo, mi libro va dirigido a los lectores que disfrutan colaborando con la historia, descifrando las pistas que yo voy poniendo, anticip√°ndose quiz√° a las sorpresas que les he preparado. Lectores-c√≥mplices, como los llamar√≠a Julio Cort√°zar.


¿Qu√© significa para ti leer? ¿Y escribir?

Yo soy lectora desde los cuatro a√Īos. Mi madre me ense√Ī√≥ a leer muy pronto porque, como era la √ļnica ni√Īa de la familia y no ten√≠a con qui√©n jugar, a veces me aburr√≠a. Se le ocurri√≥ que, sabiendo leer, ya no me aburrir√≠a nunca, y tuvo raz√≥n. Para m√≠ leer es solo ligeramente menos importante que comer y dormir. Leo todos los d√≠as, absolutamente todos, por muy cansada que est√©. Leer me limpia, me saca del mundo cotidiano, me da ocasi√≥n de vivir mil vidas, de aprender en cabeza ajena, de pasar miedo, de re√≠rme, de llorar... Me ha ense√Īado y sigue ense√Ī√°ndome a escribir y a mejorar como escritora, porque, leyendo a los grandes, he aprendido de ellos. Y leyendo a otros no tan buenos he aprendido lo que no quiero hacer yo.

Escribir es muy importante en mi vida, desde hace ya varias d√©cadas. Primero la escritura interna, el desarrollar una historia en la mente, sin fijarla en el papel ni el disco duro; luego el proceso de conocer a mis personajes, de encontrar la voz del narrador, de dar con el principio de la historia. Esa parte es maravillosa. Luego la documentaci√≥n, para que lo que cuento sobre el lugar y la √©poca sea verdad. Y despu√©s, el deslumbramiento de la escritura en s√≠, de ir poniendo una palabra detr√°s de otra hasta completar un cap√≠tulo; y a veces la suerte de entrar en “flow”, de sentir que la escritura no da ning√ļn trabajo, que todo fluye de las yemas de tus dedos. Pasa poco, pero cuando pasa es fant√°stico. Escribir es algo central en mi vida.

De todas formas, si tuviera que elegir entre leer y escribir me quedaría con la lectura. El mundo está lleno de libros maravillosos y la vida es muy corta para leerlos todos.


¿Alg√ļn nuevo proyecto en mente?

Yo siempre estoy en marcha. Ahora estoy escribiendo una juvenil fant√°stica, y tengo otras dos empezadas, de distintos g√©neros, pero mi mente ya est√° d√°ndole vueltas a otra historia del mismo estilo que El color del silencio, una historia que a√ļn tiene que coagularse y madurar, pero, como me encanta el proceso, no quiero acelerarlo sino tomarme mi tiempo para hilar bien los materiales, para ir a√Īadiendo cosas. A veces pienso que es algo parecido a lo que hacen los p√°jaros cuando construyen un nido: ir aportando materiales dispersos que servir√°n para acolchar el nido y proteger a esos peque√Īos que a√ļn no existen. Y solo cuando han terminado de construir y se quedan satisfechos, ponen los huevos dentro. Luego, con el tiempo, salen los beb√©s y el nido adquiere su aut√©ntico significado.



Muchísimas gracias a Elia Barceló por concedernos esta entrevista. Os invitamos a comprar su libro porque estamos seguros de que os va a encantar El color del silencio (Novela)