Mostrando entradas con la etiqueta 2021. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta 2021. Mostrar todas las entradas

17 abr 2021

«Saga Winterhouse» de Ben Guterson

El hotel Winterhouse (1) 


Elizabeth Sommers no tiene ni la menor idea de por qué sus tíos la envían a pasar sus Navidades al siniestro Hotel Winterhouse, propiedad del peculiar Norbridge Falls. A su llegada, descubre que el sitio no es tan horrible como lo había imaginado, sino que tiene mucho encanto, especialmente su maravillosa biblioteca. Elizabeth no tarda en encontrar un libro mágico que podría revelar secretos del hotel e involucra directamente a Norbridge y a su familia. De algún modo, ella también se siente conectada a Winterhouse e intuye que es la única persona que puede romper la maldición del hotel.

Editorial La Galera, tapa dura, 368 páginas 


Los secretos de Winterhouse (2)


Los secretos de Winterhouse: Cuando Elizabeth vuelve al hotel Winterhouse para pasar las vacaciones, Freddy y ella investigan el misterio que rodea a Riley S. Granger, un huésped del hotel que dejó atrás artefactos de lo más extraños. Uno de ellos es el libro mágico que la malvada Gracella Winters intentó utilizar para conseguir poderes y destruir el linaje completo de los Falls. Mientras los dos amigos siguen una serie de pistas, sin querer llaman la atención de una nueva huéspeda muy sospechosa: Elana Vesper. Se acaba el tiempo, y Elizabeth y Freddy no tienen nada claro si Elana es una simple peón o una jugadora en la conspiración para revivir el espíritu de Gracella. Por si fuera poco, Elizabeth presiente que están despertando sus propios poderes, y teme que la lleven directamente a las manos de Gracella.

Editorial La Galera, tapa dura, 360 páginas


Los misterios de Winterhouse (3)

Ha llegado la primavera al Hotel Winterhouse y Elizabeth se está acostumbrando al alegre caos de su nuevo hogar. Pero Freddy y ella no tardarán en verse arrastrados por un terrible nuevo misterio. Los huéspedes del hotel han empezado a comportarse de un modo extraño, y los poderes de Elizabeth se manifiestan de nuevas formas, algunas veces emocionantes y otras aterradoras. Mientras unos temblores antinaturales sacuden los cimientos del Hotel Winterhouse, Elizabeth escucha gritos de auxilio de Gracella Winters, una villana que ya creía muerta para siempre.

Editorial La Galera, tapa dura, 360 páginas


Sobre el autor: Ben Guterson

Impresiones

Hace más o menos un mes nos llegó el tercer libro de la saga “Los misterios de Winterhouse”, recién salido del horno. Tenía una pinta estupenda, pero para ponernos en antecedentes tendríamos que echar la vista a atrás y leer los dos primeros De ahí que las impresiones sean de la saga en conjunto, principalmente para no desvelar nada, y para no aburrir contando más o menos lo mismo.

La trilogía está dirigida a un público joven, sobre los 12 años recomiendan en muchas webs, pero esto es muy subjetivo y depende de la madurez y el nivel de lectura de los niños. Aunque un adulto disfrutará igualmente de su lectura; es de esos libros que no defrauda, y que cuando un lector mayor se sumerge en sus páginas no siente que el lenguaje sea infantil, todo lo contrario.

Es una novela de misterio, con su puntito tenebroso; para los amantes de los libros, se dan muchas referencias a buenas lecturas, y principalmente para los que disfrutan de los juegos lingüísticos. Cada título tiene anagramas, además los protagonistas más jóvenes siempre están realizando escaleras de palabras y otros anagramas, y poniéndose entre ellos distintos retos intelectuales. Aspecto que me llamó la atención porque los lectores descubren que no todo son móviles y videoconsolas; que te puedes divertir con problemas ingeniosos.

Cada entrega tiene un tema principal, pero es indispensable leer todos para comprender el trascurso del tercero y no andar perdidos, principalmente por la trama principal y por los personajes.

Todos los libros tienen su puntito de mágico, con espectros y fantasmas, los muertos nunca estuvieron tan vivos, jajaja. Y aún siendo fantástico está tan bien hilado y escrito que todo es plausible y posible, cosa que con muchas historias más adultas no siempre ocurre. Es un poco (salvaguardando las distancias), tipo Harry Potter, que aún siendo fantástico es realista.

Cada vez más,, los libros para jóvenes tiene mucha calidad, no les tratan de idiotas, ni bebés, son narraciones maduras, con los que disfrutan del placer de la lectura, que n entran en amoríos fáciles, ni historias vacías de muchos escritores fantasma de “Youtubers”. No son libros con los que se busque simplemente un fenómeno de masas, con lo que se quiera simplemente lucrar. Son los libros para recomendar. Y es de agradecer que cada vez haya más, incluso para los no lectores.

Nos encontraremos personajes de los más variopintos y cada uno tiene su lugar en la historia, ninguno aparece en el libro por casualidad.

Podremos aprender que es “el cifrado de Vigenère”, hasta volvernos locos con imágenes tipo “El ojo mágico” tan famoso en los 90. No defraudará a nadie.



Reseñado por Rocío Carralón


Si quieres hacerte con la saga lo puedes hacer a través de este enlace: Saga Winterhouse de Ben Guterson

16 abr 2021

«La mansión. Tiempos de resurgir» de Anne Jacobs

La calma ha llegado lentamente a la mansión. Franziska se ha reencontrado con su antiguo hogar y con su gran amor, Walter. Su nieta, Jenny, está luchando para construir un futuro en la propiedad de la familia y se siente dichosa al lado de Uli. Pero, desafortunadamente, no todo es color de rosa: el restaurante recién inaugurado no acaba de funcionar y un hallazgo durante los trabajos de construcción en el sótano vuelve a sacudir los recuerdos de los Von Dranitz. Franziska teme que tenga algo que ver con su hermana. Y se pregunta: ¿su pasado nunca la dejará ser feliz?

15 abr 2021

Entrevista a Juana Cortés Amunarriz

autora de Los ausentes

El mundo que orbita alrededor de la pluma Juana Cortés Amunarriz

Tras las buenas críticas recibidas por nuestros lectores, y estando de plena actualidad la novela de esta autora de Hondarribia afincada en Madrid, en Libros que voy leyendo hemos querido acercarnos para conocer, aún más si cabe, el mundo que orbita alrededor de la pluma de quien nos ha seducido con su novela Los ausentes, publicada por Espasa a principios de este extraño 2021. Es por ello por lo que nos hemos puesto manos a la obra después de haber lanzado el guante y que, como una dama, nos lo haya recogido y devuelto con la gentileza que caracteriza a Juana, a la cual tutearemos si nos lo permite… Y ha dicho que sí.


No es tiempo de muchos cafés (quitarse la mascarilla es deporte de riesgo) pero hay que agasajarla como se merece y por ello le preguntamos qué desea beber, o comer mientras contesta amablemente a nuestras preguntas:


-Una cerveza, ¿no?, que me pillas a media mañana.


Juana, es difícil ser original a la hora de entrevistar a una autora de moda, sobre todo porque no nos gusta caer en la repetición. Haremos lo que podamos, pero si no conseguimos ser originales, nos tienes que ayudar porque queremos, principalmente, saber más de ti.


Juana Cortés Amunarriz comienza a escribir… Muy pronto, siendo adolescente, pero me costaba mucho. Era un dolor. Y los resultados no me convencían. A ratos encontraba una voz que me hipnotizaba, pero al intentar llevarla al papel la perdía. Y es que esta voz era rebelde, caprichosa y salvaje, a su manera. Tardé mucho tiempo en domesticarla. Años y años. Tantos que, cuando empecé a salvar escritos, ya tenía dos hijas


Y gana su primer premio literario… En el 2002, fue un premio que convocó el periódico 20 Minutos. Había que escribir medio folio. Me quedé mirando el anuncio. ¿Tú no querías ser escritora? Pues escribe, solo es medio folio, me dije. Y escribí.


Pero a la hora de escribir tiene alguna manía, seguro. Queremos saber alguna de ellas. No, qué va, no tengo manías. Para mí escribir es un placer, y también un acto de supervivencia, de resistencia. No tengo apenas tiempo, por lo que aprovecho cada instante. Por eso voy directa, me concentro con facilidad, me evado de lo que me rodea y dejo que la voz fluya. Eso sucede en cualquier momento y en cualquier lugar, muchas veces en el metro, o mientras espero en una cola. No necesito orden, ni una luz especial, ni velas aromáticas o silencio. Si fuera así, no escribiría nunca.


Si hay que enfrentarse al folio en blanco… Escribir es un proceso. Tenemos que estar atentos para encontrar los estímulos y las ideas que nos motiven. Y leer, ver películas, escuchar música, pasear, escuchar, soñar, inventar, todo vale para ponernos en ese estado de ánimo que nos hace asomarnos al folio en blanco. Creo que hay que incorporar el proceso de creación a nuestra vida, llevarlo con nosotros, como cualquier rutina. Pero la escritura y el folio en blanco es solo una parte. Hay mucho más que hacer: investigar, corregir, trabajar esquemas…. En fin, siempre hay algo que hacer. Y yo suelo hacer lo que me apetece en cada momento. Por eso trabajo en varios proyectos a la vez.


¿Bolígrafo, pluma o lápiz? (no contemplamos computadora como opción)Boli bic azul, como en el cole.


Esa anécdota que te hace reír al comenzar a escribir o mientras estás metida en faena: Tenía un personaje en un cuento infantil que había vivido en las Antillas. Por error, escribí las Natillas. Aunque lo corregí, siempre al leerlo me volvían las Natillas y no podía evitar una sonrisa. Me encantan las erratas. Una letra equivocada y una frase se convierte en un desafío para la razón.


Tu producción literaria carece, a primera vista, de ese toque picante que tan de moda está. Defiéndete. No, no, qué va… Cuando una historia pide sexo, escribo escenas eróticas. Realmente no me cuesta nada escribirlas, pero no las meto con calzador. No creo que toda novela tenga que tener sexo.  


¿Novela o cuento? Cuento. El cuento es mi medio natural, pero la novela es un reto.


¿Se puede vivir de la novela o del cuento en este país? Solo algunos escritores, muy pocos, lo logran. Y normalmente viven también de otras actividades relacionadas con la literatura; columnas o artículos en prensa, ser jurados de concursos, dar talleres… Casi todos los escritores que conozco tienen otro trabajo que es alimenticio.


Los grandes ausentes de Juana son… Las personas queridas que ya no están conmigo, los que siempre me faltan. Aquellos con los que a veces sueño y me despierto con un nudo en la garganta.  


Una novela que trata de un modo especial el conflicto armado en el País Vasco. Cuéntanos que te empujó a tomar esta decisión.


Yo quería escribir una historia sobre el poder destructivo de la violencia en un personaje no violento, en este caso, Leire. Cuando secuestran a su marido, ella inicia un viaje para intentar salvarlo. Esa es la historia que quería contar, cómo Leire se va rompiendo. De hecho, la novela parte de un relato mío titulado La mujer partida.


Pero nada que ver con los argumentos de Aramburu… El enfoque es totalmente diferente: Patria es una novela social, nos muestra la historia de dos familias, y Los ausentes es una novela negra. Creo que la intención de Aramburu no tiene nada que ver con la mía; en su novela se muestra una sociedad con toda la complejidad y la injusticia de lo que sucedió, en la mía investigo el desarrollo de un personaje concreto. Sin embargo, en ambas novelas se muestra la realidad de un momento, se intenta dar una visión global del País Vasco, incluyendo a los terroristas, sus conflictos y sus vidas. Es este quizá el único punto que tienen en común.  


Al final todos pierden algo ¿o no? Sí, por desgracia, todos pierden. Sobrevuela la novela cierta fatalidad que anticipa el final.


Con Los ausentes pretendes… Hacer una crítica sobre la violencia. Pero a nivel personal a mí me ha servido para verbalizar lo que en su momento fui incapaz de asumir y cerrar una puerta que había quedado abierta.


Cuéntanos el antes y el después de Los ausentes y sus repercusiones en Juana Cortés. Publicar con Espasa, grupo Planeta, ha sido una experiencia muy interesante. El alcance de esta editorial no tiene nada que ver con el de otras con las que he trabajado. El libro ha llegado a muchísimas librerías, la promoción ha sido intensa… Y después de Los ausentes, veremos qué pasa. Yo sigo trabajando duro.  


Juana es una persona… tranquila, correcta, disciplinada, trabajadora. Pero cuando escribo me transformo, me convierto en alguien más visceral y primario. Me rebelo y afilo mi mirada para hurgar en lo superficial hasta descubrir las carencias de las personas, las imperfecciones, las debilidades… Me alimento de sus dudas, de sus mentiras, para crear mis personajes, imperfectos, a veces frágiles, otras altivos, pero también maravillosamente humanos.


Si tuvieras que convencer a nuestros lectores de que leyeran tu novela… (aquí tienes un gran campo sin abonar para ti sola) Los ausentes es una novela trepidante, con un estilo ágil, muchos giros. El ritmo impulsa a leer con avidez, a pesar del ambiente turbio y ese mal presagio que planea sobre las páginas. No es un libro fácil de digerir, sino que invita a reflexionar y a que el lector se haga preguntas. 


No te queremos cansar en demasía, es por ello por lo que te agradecemos tu visita virtual a este blog y esperamos que te apuntes como seguidora, pues estamos seguros de que no te arrepentirás. Eso sí, palabrita del niño Jesús de que nos avisarás cuando una nueva obra de tu factura salga al mercado ¿Trato hecho?


Trato hecho. En junio sale mi nuevo libro CENIZAS. Es un libro de relatos con el que he ganado el premio Tiflos de la ONCE. Así que te tomo la palabra.


Te deseamos toda la suerte.


Entrevista realizada por Francisco Javier Torres Gómez

 

 

12 abr 2021

«La jurado 272» de Graham Moore

Graham Moore
Jessica, la hija adolescente del gran magnate de Los Ángeles Lou Silver, desaparece mientras volvía a casa del colegio. Su profesor, Bobby Nock, un afroamericano de veinticinco años, se convierte en el principal sospechoso cuando salen a la luz unos mensajes ilícitos que había intercambiado con la alumna y se halla sangre de la víctima en su coche. El proceso judicial se convierte en el más mediático de la última década. La fiscalía cree estar ante un caso sólido y fácil de ganar, pero Maya Seale, una joven que forma parte del jurado popular, está convencida de la inocencia de Bobby y comenzará a influir en el resto de los miembros para declararlo no culpable.

Esta controvertida decisión, que cambiará el destino de todos para siempre, es cuestionada diez años después, cuando el caso se reabre y la carrera de Maya, ahora abogada de prestigio, se tambalea. Y también se verán sacudidas las vidas, llenas de secretos, de los jurados y la de la propia familia Silver, mientras se ha perdido todo rastro de Bobby.

11 abr 2021

«Fármaco» de Almudena Sánchez

 

Este es el relato de una explosión, del momento en que la tristeza dinamitó todas las certezas de la autora y decidió instalarse en su cuerpo. En Fármaco encontraréis un cerebro que quería desaparecer y una escritora que lo agarró y buscó cómos y porqués entre recuerdos, conductos y cavidades. Aquí hay infancia y hay madre, una niñez en escuelas de Mallorca y en campos de Castilla; hay pastillas naranjas que te ponen en pausa y pastillas rojas que te lanzan a la estratosfera; hay sueños, pesadillas y deseos: «ojalá la depresión se quitara desnudándonos, tímidamente y despacio». Y libros. Hay muchos libros, historias para escapar y otras para entender qué pasaba en su cabeza. Aquí la literatura es bálsamo, esperanza y salvación.