«Por si las voces vuelven» de Ángel Martín

 

Hace unos años me rompí por completo. Tanto como para que tuvieran que atarme a la cama de un hospital psiquiátrico para evitar que pudiera hacerme daño.

No tengo ni idea de cuándo empezó a formarse mi locura.

A lo mejor nací genéticamente predispuesto.

A lo mejor fui macerando una depresión al callarme ciertas cosas por no preocupar a los demás.

O a lo mejor simplemente hay cerebros que de la noche a la mañana hacen crec y se acabó.

Si algo he descubierto en todo este tiempo es que cuando cuentas abiertamente que se te ha pirado la cabeza la gente enseguida le pone el sello de tabú. Aunque este libro lo he escrito para mí, por si las voces vuelven, es para cualquiera que haya pasado o esté pasando por algo parecido, y así romper de una vez por todas el estigma de las enfermedades mentales. Pero si simplemente te apetece jugar a ver el mundo como yo lo vi mientras perdí el contacto con la realidad, este libro también es para ti. Si escuchas bien las voces, descubrirás cosas fascinantes como esta:

NO NECESITAS LLEGAR A TOCAR FONDO PARA RECONSTRUIRTE DESDE CERO

¿Empezamos?

 

Datos técnicos

Editorial: Planeta (2021)

Nº de páginas: 256

Formato: Tapa blanda / Versión Kindle

ISBN: 978-8408249214

Precio: 17 € / 9,49 €

 

Impresiones

Sí, podría haber leído este curioso y parece que popular libro, pero después de consultar con distintas fuentes, decidí escucharlo, y recomiendo a los indecisos que sigan el ejemplo pues el autor añade matices que difícilmente podrían ser plasmados sobre el papel. La narración de Ángel es vívida, intensa y hasta divertida, si divertido es volverse loco y encontrar en la locura una experiencia vital edificante y demoledora que puede cambiar los cimientos de una existencia.

Curioso anecdotario realista de una experiencia generalmente incapacitante la cual, en este caso, ha regalado la tregua para ser comunicada. Catequesis de frenias de las que se puede sacar conclusiones con el fin de prepararnos por si un día…

Lo verdaderamente interesante de este libro —audiolibro— es reírse de una desgracia que está sellada en el imaginario popular con el lacre del horror. A nadie le gustaría volverse o estar loco, pero el concepto de locura, estarán de acuerdo conmigo, es sumamente ambiguo. Entonces, ¿por qué no aprender de lo que nos cuenta un hombre que escuchaba voces y que estuvo viviendo al otro lado de la línea? Puede aprenderse mucho e incluso horrorizarse, pero nadie escribe el guion de la vida, y esta nos sorprende con más frecuencia de la que desearíamos.

Ángel es un personaje público, con numerosos admiradores, detractores y estoy seguro de que también cuenta con la indiferencia del resto de los individuos que se pudieran pronunciar. Pero no importa, porque, lejos de que nos resulte gracioso o no el personaje, el narrador no deja lugar para indiferencias y vive su relato, como ya vivió las experiencias que suponen la candela que calienta el caldo con el que está alimentado.

Se trata de un libro especial y no soy capaz de concretar más. Desde luego, podríamos encuadrarlo en distintos géneros, sin descartar el de ciencia ficción. Y aún nos preguntaremos si hemos sido diligentes en la valoración de la historia que ocupa apenas cuatro horas de discurso o monólogo, consejos y advertencias incluidas. No obstante, el que debe clasificar este producto es el lector, o el oyente, o quien quiera vivir una experiencia… diferente. Y cuando lo hagan, lo comunican en forma de comentario a la reseña, por favor…



Reseñado por Francisco Javier Torres Gómez


Si quieres hacerte con un ejemplar lo puedes hacer desde el siguiente enlace: Por si las voces vuelven

Publicar un comentario

0 Comentarios