23 sept 2022

«Las dos Dianas» de Alejandro Dumas


Al cumplir los 18 años, Gabriel, un sencillo burgués, se entera de que es el heredero del conde Montgomery, desaparecido en extrañas circunstancias. Gabriel está decidido a averiguar qué pasó con su padre y a vengarlo si fuera posible. Por otro lado, Diana, una niña abandonada, con quien Gabriel compartió su infancia, de pronto se encuentra casada contra su voluntad y en camino a la corte de París. Ambos ven tristemente que sus vidas siguen rumbos diferentes… Dumas cuenta la historia novelada de Gabriel, conde de Montgomery, que involuntariamente hirió de muerte en un torneo al rey Enrique II de Francia. Las dos Dianas del título, se refiere a la favorita de Enrique II, Diana de Poitiers, y su hija, Diana de Castro. La obra incluye también, el relato novelado de la historia de Martin Guerre.

 

Datos técnicos

Nº de páginas: 630

Formato: Tapa blanda / Tapa dura

ISBN: 978-1533148032

Precio: 23,54 € / 10 €

 

Impresiones

Quienes me leen saben que todos los veranos dedico algún tiempo a la lectura de alguna obra de Alejandro Dumas, desde que me regalaron las obras casi completas de este autor en una preciosa edición de mediados del siglo pasado, editada por Lorenzana. Y es que la lectura de autores del XIX es algo que todos deberíamos hacer de vez en cuando porque son obras maestras.

Este año lo he dedicado a ‘Las dos Dianas’, que no son otras que Diana de Potiers, la bella y malvada amante de Enrique II y luego de su hijo Francisco II, y Diana de Castro, hija natural de Diana de Poitiers y Enrique II, reconocida por este.

Por tanto, estamos ante una novela histórica, que arranca en 1551 en el castillo de los condes de Montgomery en Normandía, durante el reinado del monarca francés Enrique II, casado con la famosa Catalina de Medicis.

Nuestro protagonista es Gabriel, que acaba de cumplir 18 años y llega al citado castillo acompañado de su nodriza Aloísa para conocer que es el heredero de Jacobo de Montgomery, desaparecido hacía ya quince años.

Gabriel está enamorado de Diana, hija natural del rey y de Diana de Poitiers,  pero la joven es prometida al duque de Castro. 

Cuando recién casada queda viuda, es prometida de nuevo a Francisco, el hijo del condestable de Montmorency, eterno rival del duque de Guisa, al que sirve Gabriel, pues se trata de una alianza que beneficia a la monarquía para equilibrar la balanza de poderes entre ambas familias.

Sin embargo, Diana pide a su padre un plazo de tres meses para buscar a Gabriel, el cual regresa al día siguiente y es nombrado capitán de guardias del rey bajo el título de vizconde de Exmés. 

Cuando el amor de los jóvenes, por fin, parece triunfar, Aloísa revela a Gabriel que Diana podría  ser su hermana y que por esa razón el rey hizo desaparecer a su padre hacía quince años,  aunque en realidad lleva toda la vida encarcelado en la prisión de Chàtelet. 

Gabriel pide al rey la liberación de su padre a cambio de la resistencia heroica de San Quintín frente al ataque de los españoles, pero es hecho prisionero y trasladado a Calais a la espera del pago de su rescate, donde también es llevada Diana. 

Tras la toma de Calais con la ayuda del duque de Guisa –conocido por la historia como ‘el Acuchillado’ precisamente por una herida recibida en esta batalla- Gabriel pide al rey como recompensa la liberación de su padre,  pero ya es tarde porque ha fallecido. 

A partir de este momento Gabriel inicia su vida errante y se introduce en las ideas reformadas de Calvino. Inicia así el autor el germen de lo que luego será la trilogía de ‘Los Valois’, conocida como la serie ‘Guerras de religión’, que ya reseñé hace algún tiempo.

Porque a la muerte de Enrique II, en 1559 durante un torneo, contra el conde de Montgomery, subirá al trono Francisco II,  casado con María Estuardo, reina de Escocia, que inicia su reinado sofocando una revuelta contra los hugonotes, partidarios de los Borbones.  Sin embargo, su precaria salud solo le permitirá reinar un año, muriendo en 1560, a la edad de 17 años, en plena guerra entre su madre Catalina de Médicis y los hermanos Guisa. Subirá  al trono, a continuación,  su hermano Carlos IX,  durante cuyo reinado tendrán lugar las guerras de religión que culminarán con la matanza de San Bartolomé. 

Hasta su muerte el 27 de junio de 1574 Gabriel no dejará de luchar contra Catalina de Médicis, su eterna enemiga y los hijos de Enrique II.

Como podéis ver estamos ante un magnífico retrato de la historia, escrito por una autor magistral y muy prolífico, al que no me canso de leer. Además la obra contiene también una subtrama, a modo de comedia de enredos, entre el escudero de Gabriel, Martín Guerra, y su doble Arnaldo de Thill,  que trabaja al servicio del condestable de Montmorency, que hará las delicias del lector.

 


Reseñado por Ana de la Hera

 

Si quieres hacerte con un ejemplar lo puedes hacer desde el siguiente enlace: Las dos Dianas 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios