«La muñeca» de Antonio Guisado

 


Cuando Ana pidió ayuda a Daniel para cargar con la muñeca hasta el hoyo, no intuía ni por asomo que, junto con el juguete, arrojaría también en aquel húmedo abismo su infancia y las vidas de cuantos le rodeaban. Un cuarto de siglo después ―en un pueblo costero del sur peninsular y bajo el disfraz del desarrollo urbanístico―, el azar desenterrará varios cuerpos en el antiguo vertedero municipal y removerá así un ponzoñoso pasado que solo esperaba el momento para salir de su letargo y cobrarse una deuda… En ese lugar en que los muertos reclaman sus nombres y los vivos juegan a olvidarlos, una inspectora en horas bajas intentará redimir sus errores y desenmarañar veinticinco años de oscuridad.

  

Datos técnicos

Editorial: Siruela (2022)

Nº de páginas: 336

Formato: Tapa blanda

ISBN: 978-8419419200

Precio: 19,95 €

 

Impresiones

Lo he vuelto a hacer, y no me siento especialmente orgulloso de ello.

Sería un buen comienzo para una nueva reseña, pero lo cierto es que me siento orgulloso de la gamberrada que he llevado a cabo, pues consiste esta en haber extraído, no diré de dónde, un ejemplar de este libro, de esta novela aún sin publicar, para bebérmela en un par de sorbos y poder compartir mis impresiones en este foro. No, no me pude resistir en vista de la atractiva portada, desconozco si será la definitiva, en la que una cabeza de muñeca (siempre las muñecas) me invitaba a dar un decidido paso al frente y atravesar con él la línea roja que separa lo prohibido de lo permitido.

Pido perdón al autor y a la editorial Siruela, esperando que sean benévolos para con mis impulsos, máxime si la reseña elaborada es positiva y pudiera servir a los intereses de ambos. Si me hubiesen enviado el ejemplar a mí, esto no hubiese pasado (dijo el ladrón) pero la emoción, la inyección de adrenalina, hubiese sido menor, mucho menor.

“La muñeca” es una novela de lectura obligatoria para los amantes del género Suspense, sobre todo para quienes sienten que el Maestro King es el creador de un a religión que traspasa fronteras y obstáculos. Con reminiscencias a It, La muñeca no defrauda ni el comienzo, ni en el nudo ni el desenlace, empapándose de elementos de la fórmula que sirvió a Carmen Mola para hacerse acreedora de todo un Premio Planeta, pero con la personalidad suficiente como traer al sur, a Rota, la trama, la acción, la aventura, la diversión y el deleite.

Habrá que esperar al día 26 de octubre para hacerse con un ejemplar de un libro bien tratado y ejecutado en el que una niña, una muñeca, un vertedero y un pacto se erigirán como verdaderos protagonistas de una historia de ¿terror? Contemporáneo, no del todo claustrofóbica, cruda cuando debe de serlo y letal si lo permiten las circunstancias.

Se me apetece leer Cuervos Blancos, Palomas Negras, la precuela de lectura independiente, o tan solo una novela predecesora ejecutada por la misma pluma (autor, editorial, ¿hace?) pues deseo enlazar los datos biográficos de Alicia con el pasado que quedó enterrado en aquella entrega. Una cagada y ya se sabe cómo terminan las cosas….

Desde luego, no es relato para sibaritas, que mal gusto y obscenidades surgen del mismo corazón de las tinieblas que nublan el alma humana en cuanto la mente sufre sesgos irreconciliables con la realidad y la vida en sociedad. Asco, rencor y muy mala leche. En fin, humanos…

Hacía tiempo que no interesaba tanto un zapato de charol y eso que las parejas de bailarines se fueron hace tiempo a hibernar en películas en blanco y negro. Dejemos que el blanco intente curar el negro que ha quedado prendido en el alma de quienes buscan volver a un pasado mientras otros ponen su empeño en olvidarlo, sin eficacia, sin resultados: sólo pesadillas que del presente se trasladan al futuro.

Y el final… cerremos el final si lo necesitamos cerrar y en caso contrario… Leamos y saquemos nuestras propias conclusiones. Pero el libro, el libro, el libro, hay que leerlo. Digo yo…

 


 

Reseñado por Francisco Javier Torres Gómez


Si quieres hacerte con un ejemplar lo puedes hacer desde el siguiente enlace: La muñeca

Publicar un comentario

0 Comentarios