«Nada importante» de Mónica Rouanet

 

En el Madrid de los años noventa, una joven logra sobrevivir a lo que parece un brutal ataque de violencia de género. La prensa y la opinión pública hacen eco de la noticia y, durante días, no se habla de otra cosa. Incluso hay quien afirma que se lo estaba buscando. Cuando por fin despierta del coma, Minerva no recuerda absolutamente nada, ni siquiera a su agresor que, desde ese instante, se mezclará entre sus amigos más íntimos para convertirse en su sombra y permanecer a su lado durante años esperando, a pesar de los cambios sociales, el momento oportuno para finalizar su «autoencargo». Pero ¿las cosas han cambiado tanto como creemos? ¿Por fin la sociedad ha dejado de juzgar a las mujeres que sufren agresiones de este tipo?


 

Datos técnicos

Editorial: Roca (2022)

Nº de páginas: 320

Formato: Tapa blanda / Versión Kindle

ISBN: 978-8418557897

Precio: 17,95 € / 7,59 €

 

Impresiones

A estas alturas de la película no resultará chocante traer a este foro un título de Mónica Rouanet, a la que he defendido en distintas ocasiones, y no será esta la ocasión de contradecirme pues, con Nada Importante, logra de nuevo encandilarnos con una trama entretenida e inteligente muy bien llevada a cabo, logrando incluso sorprendernos en los giros que hábilmente introduce en una trama, como siempre, comprometida con un tema social de actualidad, en este caso la violencia de género.

Pero no, no es un libro de violencia de género sino una historia de intriga en la que la protagonista de circunstancias, Minerva, se ve sometida a un estrés excesivo impuesto por su propia biografía, compleja. Menos mal que esta chica posee más vidas que un gato que si no…

Excelente masa con la que dar forma a una película, seguro que muy agradable de visualizar con palomitas en el cine o en el salón de casa. Yo prefería arroparme con los veinticuatro caprichos de Paganini, pero esa es otra historia…

Y es que es muy importante escoger las amistades. Claro que, muchas veces no está en nuestra mano rodearnos de las personas adecuadas. Sagrario, la madre de Minerva, termina cobrando un protagonismo para el que no creo que hubiese sido diseñada, o sí, quién sabe (ya nos lo contará la autora) mientras que Fran y Manuel Benigno se turnarán con Gilda en la extraña aventura de arropar a una mujer que no recuerda su pasado, completito, que irá dibujándose conforme avance la trama; y la trama no nos dejará indiferentes.

El tonto de turno será un chico posesivo llamado Ernesto Vidal, al cual podremos incluso olvidar cuando se nos dé permiso mientras que Amaya, Fuentes y Fuensanta Larrondo podrían desaparecer justamente cuando salen a escena con más fuerza que nunca en pro de intereses narrativos muy, pero que muy bienvenidos.

El trabajo bien hecho tiene su recompensa y esta es la que se merece la autora quien, por otro lado, creo que la está recaudando con creces en su largo camino por la geografía de este país, caótico en su demografía literaria, heterogéneamente exigente, tendencioso en gustos, influenciable por la publicidad y poco dado a aventuras al mundo de lo independiente.

La editorial Roca se muestra solvente y apuesta sobre seguro —excepciones se sirven tras la barra de todos los bares— y estoy seguro que con Mónica Rouanet incluso pasan veladas maravillosas pues el genio se desarrolla sobre hechos reales que deben pasar por la depuradora de un estilo que termina convirtiéndose en propio aun cuando se ancla en infinitos pilares que siempre, siempre, son reconocidos en el apartado de agradecimientos. La fórmula es fácil, y eficaz…

Ahora le toca al autor prepararse para introducirse en la piel de los personajes y vivir sus vidas, aunque ello suponga un ejercicio de riesgo e incluso momentos bastante desagradables ya que la vida de aquellos no es plácida, nada plácida, y ahí es donde reside la magia…

Nada importante. Es un título provocador y perverso. Sí es importante el problema que sirve de molde a la narración, fluida, suave y aterciopelada, arrugada al penetrar en detalles sexuales. Claro que es importante denunciar ciertas conductas y actitudes. Claro que es importante poner freno a ciertos postulados perpetuados por el uso. Claro que es importante narrar y poner en las portadas de los tabloides los hechos deleznables que convierten al ser humano en un simple animal. Pero nada de ello importa, fugazmente, cuando lo que tenemos delante es una trama como la de este libro cuya lectura recomiendo. Prometo hacer lo posible para que la autora nos conceda una entrevista que espero publicar en estas mismas páginas, la cual será degustada con mayor fruición por aquellos y aquellas que hayan finiquitado la lectura del libro y sacado, en consecuencia, sus propias conclusiones.




Reseñado por Francisco Javier Torres Gómez


Si quieres hacerte con un ejemplar lo puedes hacer desde el siguiente enlace: Nada importante


Publicar un comentario

0 Comentarios