19 jun 2022

«Casa dividida» de Antonio López Peláez


En la ciudad de Belfast, tras la firma de los acuerdos de paz que han puesto fin a más de treinta años de violencia indiscriminada, un periodista cultural venido a menos, un músico experimental reconvertido en traficante de drogas y un columnista de prestigio amenazado por una facción que se resiste a abandonar las armas tratan de salir adelante a duras penas en un ambiente tenso y enrarecido en el que todo el mundo proclama que las cosas han cambiado pero nadie termina de creérselo.


Datos técnicos

Editorial: Extravertida (2022)

N° de páginas: 172

Formato: Tapa blanda

ISBN: 978-8412335972

Precio 17,50 €



Impresiones

Me enfrento, en esta ocasión, a una reseña peculiar y a la vez difícil porque se y trata de una novela muy bien escrita sobre un tema interesante que, sin embargo, se centra en las vivencias de unos personajes con los que no siempre he conseguido conectar. Buen libro y extraño ejemplar a un mismo tiempo de un autor que sabe escribir y que ha dado muestras de ello a lo largo de su trayectoria. En esta ocasión, se estanca en el tiempo, justo en los albores del proceso de paz que se supone que pondría fin al conflicto armado en Irlanda y en el que no todos confiaban. De hecho, los recelos en torno al mismo se hacen patente en cada uno de los diálogos, perfectamente construidos, que nos son mostrados.

La editorial extravertida realiza un excelente trabajo ye incluye el presente título en su colección Naginata, regalándonos una interesante portada diseñada por Jaime Romero en base a una excelente fotografía de Mark Ralston. El autor extremeño, por su parte, realiza un trabajo de análisis de un momento histórico que debe ser transmitido a través de los diálogos entre sus personajes, en concreto u periodista cultural que no pasa por su mejor racha, un columnista conocido que sigue apostando por la lucha armada que ha mantenido la llama encendida durante más de treinta años y un músico que no pasa por su mejor momento y se refugia en el consumo y venta de drogas para suplir los escuetos ingresos que le proporciona su magia. 

La dicotomía y rencores entre católicos y protestantes queda patente en todo momento, bien mediante la narración de acontecimientos, la descripción de situaciones o, de un modo mucho más velado, mediante el intercambio de impresiones. Se podría hablar de odio, que lo hubo, que lo hay, que lo habrá y que cada uno realice las analogía con el conflicto armado que nos ha tocado vivir dentro de nuestras fronteras.

Movimientos, se trata de una novela que, como buena sinfonía, se divide es escenas, movimientos que cobran sentido cuando se unen en la pieza magistral que debe servir de pegamento a la vida de unos protagonistas convertidos en antihéroes o viceversa. En cuanto al título, muy evocador, bíblico, juicioso, encaja a la perfección en cualquier escenario en el que se represente un conflicto, y esta novela es un buen ejemplo. 

Políticos sólo referenciados, pero siempre presentes, amenazas, ineludibles incluso en el seno de festejos por la paz en la que las banderas del Reino Unido ondean al viento y Mabel Court como resumen de Belfast, esa ciudad eternamente desconocida.

Curioso carácter el suplantado por Darren, aquel sobre el que recae el peso de la novela, la cual lo pone en el objetivo y no en el pulsador. A este otro lado se encuentra el narrador, que habla en primera persona y se hace acreedor de voz en off de los acontecimientos que vive, que viven, los que son, los que serán, quién sabe…

Una novela peculiar que merece la atención de los lectores, pero que escapa a los estereotipos “veraniegos” que se están poniendo de moda de nuevo.




Reseñado por Francisco Javier Torres Gómez



Si quieres hacerte con un ejemplar lo puedes hacer desde el siguiente enlace: Casa dividida

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios