14 ene 2022

«Últimos días en Berlín» de Paloma Sánchez Garnica

 

Cuando Yuri Santacruz asistió al nombramiento como canciller de Adolf Hitler, no podía imaginar lo mucho que cambiaría su vida en Berlín. Había llegado allí unos meses atrás, después de haber huido, junto con parte de su familia, de San Petersburgo, asfixiados por una revolución que los había dejado sin nada. A Yuri también lo privó de su madre y su hermano pequeño, a quienes las autoridades rusas no permitieron la salida del país.

Ya en Berlín, su sentido de la justicia lo impulsará a defender a un joven comunista agredido por las tropas de asalto de Hitler. Ese día, además, conocerá a su gran amor, Claudia. Su vida dará un giro inesperado, y la que hasta entonces había sido su máxima prioridad, buscar a su madre y a su hermano, será sustituida por otra más urgente en esos tiempos convulsos: seguir con vida.

Una gran historia de amor y guerra, de lucha y supervivencia. Una delicia narrativa.

Cuando el amor y la esperanza son más poderosos que el odio y la furia.

 

Datos técnicos

Editorial: Planeta (2021)

Nº de páginas: 648

Formato: Tapa dura / Versión Kindle

ISBN: 978-8408249856

Precio: 21,75 € / 10,44 €

 

Impresiones

Comenzaré la presente reseña reconociendo que me encanta esta autora, lo cual no es óbice para ser objetivo en mis apreciaciones. El galardón planetario conseguido es, creo, merecido, y habría que discutir si loa novela podría haber conseguido cotas mayores.

La Segunda Guerra Mundial vuelve a ser el escenario de una gran historia que, sin darnos cuenta, lo abarca todo. Entraremos por la puerta de la Alemania Nazi y la Patria Soviética de Lenin y de Stalin, pero lo haremos de un modo un tanto peculiar. Todo lo conocemos, porque nos lo contaron, porque lo hemos estudiado, porque lo hemos leído. No obstante, Últimos días en Berlín es una historia de Amor compartido, amor que duele y que redime, un amor que es puesto a prueba continuamente hasta que se desangra y es la vida misma en aquellos luctuosos años la que le concede la venia. Se trata de una historia de un héroe que no pretende serlo y de heroínas que convierten el odio en fraterno anhelo, porque en la guerra y en el amor no hay leyes. Todo vale y poco queda…

Paloma Sánchez Garnica vuelve a sacarse de chistera una obra mágica y cautivadora, veraz, desgarradora y, aun sin caer en la trampa de hundir el dedo en la llaga, consigue atraparnos en su sueño, aquel que las musas y un gran trabajo de documentación le concedieron para que fuese compartido con sus lectores.

Mientras tanto, El Tercer Reich subirá y caerá, y nada volverá a ser lo que fue.

Miedo. Todos nos sentimos a salvo escondidos tras las tapas de un libro en el que habita el horror que solo el ser humano es capaz de crear y, desde la distancia, aliviamos nuestras almas sintiéndonos a salvo de la sinrazón, mas la sinrazón es consustancial a nuestra especie y en el momento en que menos lo esperemos.

Los personajes femeninos, protagonistas y coprotagonistas llaman especialmente mi atención. Creo que la autora da en el clavo con su confección siguiendo las líneas maestras de patrón eficaz que despierta tanto la antipatía como la posterior empatía aun cuando el omnipotente Santacruz esté llamado a ser considerado el alma mater de la novela.

Impactante título para una narración que hunde sus raíces mucho antes de que esos días se hicieran presentes y que termina después de que se borraran del recuerdo más reciente. Berlín, Berlín, ciudad que no aprende. Conozcámosla por sus virtudes y no por sus defectos. Cuando el odio nace, se extiende como la mancha de petróleo sobre la superficie del mar y tanto el miedo como el rencor se convierten en sus fieles escuderos.   La Historia se escribe con palabras que deberían ser borradas para siempre. La literatura es, sin dudas, un buen camino para sentir, para permitir que la pasión haga los hechos más comprensibles, para que aprendamos, para que no caigamos por culpa de la misma piedra. La realidad será juez supremo…

En definitiva, un libro de obligatoria lectura. Felicidades a Paloma Sánchez Garnica por el premio y por su tesón.


Reseñado por Francisco Javier Torres Gómez

 

Si quieres hacerte con un ejemplar lo puedes hacer desde el siguiente enlace: Últimos días en Berlín

4 comentarios:

  1. Me lo pusieron los Reyes.... deseando leerlo

    ResponderEliminar
  2. La novela acabé de leerla hace bien poquito. Me agradó y me entretuvo. Publiqué en mi blog una reseña con mis impresiones sobre ella. Te invito a leerla ( pincha aquí ).
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Bravo, Juan Carlos

    Sería interesante seguirte...

    ResponderEliminar

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios