12 ene 2022

«El Señor H» de Daniel Nesquens y Luciano Lozano


Un hipopótamo cansado de su cautiverio en el zoo decide volver a su África natal. Consigue salir del parque con la colaboración de algunas personas, pero lo más sorprendente es que nadie -ni los empleados del zoo, ni los peatones que se cruzan en su camino, ni los clientes y camareros de una pizzería- se extrañe de verlo en libertad.

 

Datos técnicos

Editorial: Bambú (2011)

Nº de páginas: 64

Formato: Tapa blanda

ISBN: 978-8483431337

Precio: 7,12 €

 

Impresiones

Son… las cosas que ocurren de vez en cuando —a unos más que a otros—…

Resulta que voy a regalar un libro infantil y antes de envolverlo, me lo leo. Lo mejor no es el placer de leer por el simple hecho de realizar un acto intelectual más o menos complejo, sino el disfrutar como creo que lo hará su destinatario. Siempre me han gustado los hipopótamos y como la oportunidad pintaba de tal forma…

El Señor H es un hipopótamo bastante peculiar. Vive en un zoo urbano, pero echa de menos el lugar en el que nació y en el que tan feliz fue junto a su familia. Además, la dieta no tiene nada que ver. Manzanas y manzanas no son comparables a la riqueza gastronómica de su África natal. Es por ello por lo que, sintiéndose aburrido y desmotivado, le pide a Rosana que le abra la puerta de la jaula en la que se encuentra atrapado para de este modo poder salir. Sorprendida por el dominio del lenguaje humano por parte del animal, se entabla un interesante diálogo en el que la chica no concibe a un animal de tal tamaño fuera de la jaula y su contertulio le explica que no pasará nada porque nadie se dará cuenta. Se trata, desde luego, de un alegato al egoísmo y ensimismamiento del ser humano, qué puedo añadir.

Cuando finalmente se abre la puerta, el señor H camina y visita a sus vecinos, enfrascados en sus rutinarias vidas de enclaustramiento. Solo le queda abandonar el recinto y nadie parece querer impedir su huida. Es más, hay quienes se ofrecen a ayudarle. Salir por la puerta no es nada fácil para tan colosal cuerpo, como tampoco lo es cruzar la calle, encontrar un lugar en el que refrescarse e incluso un lugar en donde comer. No obstante, el señor H se empodera y humaniza. No es lo que pretende —él solo quiere llegar a África—, pero «a falta de pan, buenas son tortas».

Pagar en una pizzería después de tan gran homenaje es imposible sin no se tiene dinero con el que saldar la cuenta, pero hay otros modos de ganarse el banquete. El señor H es eficaz en la labor y se encuentra con el cariño de la camarera, a la que hace un favor “impagable”. Cae la noche y solo queda, volver a casa… y esa casa, es el zoo.

El texto de Daniel Nesquens encuentra en las divertidas ilustraciones de Luciano Lozano el complemento idóneo para hacer realidad un cuento que encierra un mensaje muy bonito y a la vez triste, relacionado con la privación de libertad de los animales que viven en cautiverio. No se hace hincapié en el tipo de vida y los peligros a los que se expone el animal en su ambiente natural. Conoceremos al señor H, y habremos ganado a un amigo.

Adiós, señor H, adiós, y que le vaya bien…

El Señor H es un título de la editorial bambú. Buen trabajo a ellos también.

 


Reseñado por Francisco Javier Torres Gómez

 

Si quieres hacerte con un ejemplar lo puedes hacer desde el siguiente enlace: El Señor H


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios