31 dic 2021

«La Espera» de Gemma M. Azuar

Cuando Diego muere, Adela, su única hija biológica, queda huérfana. Sus hermanos por parte de madre, una cruel mujer que prefirió una vida oscura a la familia, tratan de proteger a Adela de ella, Catalina, que reaparece años después reclamando la herencia que cree que le corresponde y la custodia de la hija a la que no conoce. Los hijos poco a poco irán rememorando su terrible niñez junto a su abusiva madre. Y en especial Daniela, una mujer transexual que sufrió malos tratos y rechazo continuado por parte de su madre, y cuyo único salvavidas fue el difunto Diego.

“La Espera” es una historia sobre la hermandad y la maternidad, y sobre la importancia de los sentimientos más allá de las apariencias y de las reglas que impone la sociedad.

Datos técnicos

Editorial: autopublicado (2021)

Nº de páginas: 250

Formato: Tapa blanda

ISBN: 979-8490669197

Precio: 12,48 €

 

Impresiones

Curioso título para curiosa novela, ópera perima, por cierto. Lo digo por la portada. Ese columpio a contraluz deja muy lugar a la imaginación, y ya sabemos cómo funciona esta.

Se trata de un libro autopublicado en el que poco a poco, en modo epistolar combinando la narrativa en presente y pasado se desgranan las vicisitudes de una familia rota en la que la madre es la mala y los hijos las víctimas. Pero lo verdaderamente interesante será descubrir cómo todo discurre como las aguas revueltas de un torrente caprichoso hasta desembocar en un final emotivo que justifica la llegada a la cumbre que este representa.

La espera puede interpretarse de distintos modos, y precisamente esa es la excusa con la que debemos abordar la lectura de un texto sencillo, sin alardes, centrado en el argumento y en la caracterización de los personajes. Distintos rayos que convergen en el centro, aunque este, cosas de la literatura, se encuentre posicionado al margen.

Pasaremos las páginas con fruición y nos será cómodo avanzar en la lectura. No nos encontraremos con obstáculos lingüísticos de altura que supongan piedras en el camino que tan cómodamente vamos consumiendo al penetrar en la historia narrada, y llegaremos a la meta sabiendo que hemos pasado un buen rato, a pesar de que la novela carece de atributos cómicos. Más bien es un canto a la esperanza, esperanza soterrada que debe ser desenterrada para comprender su verdadero significado.

La autora se desenvuelve bien, aunque comete algunos pecados de quien se estrena, pero le son perdonados. Su actitud y aptitud permiten otorgarle la absolución, y más si conocemos de antemano que ya ha cocinado otro plato para que lo degustemos, plato que pronto verá la luz.

Me encanta realizar reseñas de autores nóveles pues en ellos está el futuro, un futuro incierto, pero prometedor. Aquellos que no cuentan con el apoyo de las grandes editoriales y, sobre todo, de la logística que solo posee el pez grande, necesitan abogados de oficio que den luz a sus palabras, a la concatenación de sentimientos que vuelcan sobre la hoja de papel para conformar un objeto preciado que puede ser compartido, que quiere ser compartido, que debe ser compartido. Es, pues, un placer poder reseñar obras como La Espera, deseando a la autora toda la suerte del mundo.

Pero la reseña no ha acabado todavía. Me parece muy interesante que una mujer aborde temas delicados como la transexualidad, el abuso sexual o que describa tórridas escenas de sexo aun cuando la novela se encuadre en un género muy distinto. Eso es igualdad, feminismo bien entendido que invita y no repele. Para más inri, no nos faltará el sacerdote, la prostituta, el rico empresario con buen corazón y un hilo, rojo, que los une a todos y que nos otorga el diploma de titiriteros, para que vayamos practicando. Al final, las cosas pueden cambiar si son adversas. Si no lo creen, comiencen y, sobre todo, terminen de leer esta curiosa novela.


Reseñado por: Francisco Javier Torres Gómez


Si quieres hacerte con un ejemplar lo puedes hacer desde el siguiente enlace: La Espera


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios