12 sept 2021

«La niña de la calle Santa Clara» de Antonio Puente Mayor

El primer amor de Gustavo Adolfo Bécquer

La niña de la calle Santa Clara

En la calle Santa Clara vive una niña que ríe, sueña y juega con sus muñecas. Adora a su hermana pequeña y le encanta asomarse al balcón, para imaginar historias. Es feliz dentro de su pequeño mundo, aunque anhela salir para vivir otras experiencias. Hasta que un día conoce a alguien… y todo comienza a cambiar.

Datos técnicos

Editorial: Gunis Media (2021)

Nº de páginas:40

Formato: Tapa dura

ISBN: 978-8417936907

Precios: 14,20 €

 

Impresiones

Sin darme cuenta, aquí me encuentro reseñando otro estupendo libro infantil, otro cuento en que se hace hincapié en la etapa menos conocida del gran escritor conocido por sus rimas y leyendas. En esta ocasión es Antonio Puente Mayor el encargado de las letras que ilustrará Agustina Lucero, y no sé quién lo hace mejor.

Conocí a Antonio Puente Mayor en una Feria del Libro. Fue cuestión de minutos congeniar con él, intercambiar direcciones y citarnos para hacer lo propio con nuestros cromos —así me gustaba llamar a los libros que pretendía intercambiar: el me daba el suyo dedicado y yo le daba la réplica con el mío—. Lo uno llevó a lo otro y pude comprobar el gran amor que mi amigo derrochaba por la figura de Gustavo Adolfo Bécquer. Posteriormente he tenido ocasiones de sobra para escuchar sus disertaciones, sus enseñanzas, sus análisis y hasta la publicación de un libro en torno a su figura. A Agustina no la conozco, pero creo que no tardaré en hacerlo pues es grande el interés que tengo en su obra pictórica.

Dos más dos son cuatro y si unimos talentos… El volumen es una preciosidad. La editorial Gunis lo está haciendo francamente bien, y en este caso centra su discurso en un personaje que ha pasado prácticamente desapercibido a los historiadores. En 1852, un Bécquer adolescente tomaba un diario perteneciente a su tío para escribir. De dichos apuntes se extraen fragmentos que ayudan a completar su biografía, incluyendo los amoríos con aquella muchacha que vivía en la calle Santa Clara, junto a la plaza de San Lorenzo, tema en el que se centra la presente historia.

Reconozco que estoy redescubriendo la literatura infantil y las ilustraciones a ella asociadas. Estoy renovando mis gustos y reconozco que la sensación es placentera. Hasta me he propuesto sacar del cajón los manuscritos infantiles que en él permanecen encerrados desde hace mucho, mucho tiempo. Desde luego, si ven la luz algún día, quiero que lo hagan de la mano de esta editorial y de sus maravillosos ilustradores. Harina de otro costal es que guste la masa con la que elaboro mis productos.

Esta niña morena es una soñadora cuyo nombre desconocemos. Pero podemos jugar a ponerle nombre. Yo elijo Clara, como el nombre de la calle en la que vivía. Ahora le paso el turno a cada lector para que haga lo propio o, mejor, a sus hijos, que en estos juegos seguro que nos ganan.

Relato de primeros amores, tiernas reminiscencias de infancia y adolescencia, encuentros misteriosos cargados de recuerdos, de sentimientos y de esperanzas, y un hueco en la vida de uno de nuestros ilustres que puede rellanarse un poquito.

El preciosismo de la palabra y de la imagen nos hacen más grandes, y los lectores podemos presumir de ello. No importa el origen de los sueños porque, como dijera aquel autor «los sueños, sueños son».

«De oca a oca y tiro porque me toca». Lanzo los dados y vamos a ver la siguiente casilla qué nuevo cuento me ofrece leer, porque, seguiré muy de cerca la lectura de los libros de esta colección de libros, de cuentos, que recomiendo encarecidamente. Lo sencillo, a veces, supera a lo complejo. Puede que siempre, puede que nunca. Descubrámoslo juntos.



Reseñado por Francisco Javier Torres Gómez 


Si quieres hacerte con un ejemplar lo puedes hacer desde el siguiente enlace: La niña de la calle Santa Clara

 

1 comentario:

  1. Qué bonitoooooo son los libros de este autor. Me alegro que te haya gustado. Saludos.

    ResponderEliminar

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios