21 sept 2021

«En cuerpo y almas» de Lena Valenti


Me llamo Ada. Tengo veintinueve años y hace cinco que decidí venir a vivir a Besalú, un precioso pueblo medieval de la provincia de Girona. Me instalé en la casita que heredé de mi abuela, monté mi propia consulta de masajes y decidí emprender una nueva vida para dejar atrás las secuelas de un pasado lleno de tragedia. Y no me va nada mal... Hasta que un problema de casi dos metros, con unos ojos negros enormes y una placa, me mete de lleno en una investigación en la que, sin querer, me han involucrado. La irrupción del Inspector Ezequiel me impulsará a enfrentar mis miedos y me obligará a abrazar el don que nunca acepté y a dejar de temer a la vida. Y es que mi abuela tiene razón: no se puede vivir a medias. Y hay que temer a los vivos, no a los muertos.Y eso supone entender que una moneda tiene dos caras, que con el amor también viene el dolor y que sin caminantes no hay mediadoras. Esta es la aventura de muchos, no solo la mía.¿Me acompañas a cruzar el puente?

Datos técnicos

Editorial: autopublicado (2020)

Nº de páginas: 408

Formato: Tapa blanda / Versión Kindle

ISBN: 979-8651627387

Precio: 18,25 € / 7€


Impresiones

Esta es, si no la mejor, sí una de las mejores novelas negras que he leído en mi vida. Os puedo garantizar que os va a gustar, o al menos, espero, que os guste tanto como a mí.

Ada, una terapeuta polivalente, recibe la visita inesperada de Eric, un policía que le han encargado la investigación y el desmantelamiento de una red de tráfico de chicas para destinarlas a la prostitución. Ada, al comienzo de la historia, ya había echado de su negocio a su socia Svetlana, por conductas irregulares altamente sospechosas.

Eric, ante la estupefacción de Ada, se lleva su portátil para investigarla por considerarla sospechosa de formar parte de la red y empieza a llamar a sus clientes, a ver qué tipo de terapias les hacía.

Ada tiene un poder muy especial, y es que puede comunicarse con almas, en el libro les llama caminantes, que acaban de morir pero que necesitan orientación sobre cómo acabar de llegar al verdadero mundo de los muertos. Ella les ayuda. Hace también el papel de mediadora entre los dos mundos.

Dos personajes muy especiales son la hija adoptiva de Eric, Ariel, un auténtico bombón, nunca mejor dicho, adorable como la que más. Y la abuela de Ada, una persona extremadamente lista y adorable como pocos personajes han protagonizado las novelas que he leído.

Así que ya veis. Es una de estas historias que lo tiene todo, y con un estilo de lo más trepidante y fácil de leer. Y ya no digo más. Bueno, sí, que estoy profundamente enamorado de Ada y Ariel. Ellas dos se entienden a la perfección. Si queréis saber por qué ya sabéis qué tenéis que hacer.

Es una historia tan tierna que me emociona y todo. Me salen las lágrimas solo de pensarlo. Es tan intensa y tan variada, vamos que me la comería a besos. Y gracias a todos los que la habéis puesto en mi vida, sobre todo a Isabel Llorden, que me insistió en que la leyera. En cuerpo y almas te quiero, amiga mía. Cuánto he disfrutado leyéndola.

 


Reseñado por Artur Undebarrena Canal

Si quieres hacerte con un ejemplar lo puedes hacer desde el siguiente enlace: En cuerpo y almas
 

1 comentario:

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios