18 ago 2021

«El juego del alma» de Javier Castillo

¿Quieres jugar?

Nueva York, 2011. Una chica de quince años aparece crucificada en un suburbio a las afueras. Miren Triggs, periodista de investigación del Manhattan Press, recibe de manera inesperada un extraño sobre. En su interior, la polaroid de otra adolescente amordazada y maniatada, con una sola anotación: «GINA PEBBLES, 2002».

Miren Triggs y Jim Schmoer, su antiguo profesor de periodismo, seguirán la pista de la chica de la imagen mientras investigan la crucifixión de Nueva York. Así se adentrarán en una institución religiosa en la que todo son secretos y en un enigma único lleno de suspense en el que deberán descifrar tres preguntas de respuesta imposible: ¿qué le sucedió a Gina?, ¿quién envía la polaroid? y, la más importante; ¿están conectadas ambas historias?

Tras vender más de 1.000.000 de ejemplares de sus anteriores novelas, Javier Castillo coloca sobre la mesa las piezas de un thriller inquietante e introduce al lector en un juego peligroso en el que se apuesta lo más preciado; una novela que juega con los dados de la fe y del engaño, del amor y el dolor, con extraños rituales y un oscuro secreto que, de descubrirse, puede cambiarlo todo.

Datos técnicos

Editorial: Suma (2021)

Nº de páginas: 528

Formato: Tapa blanda / Versión kindle

ISBN:  978-8491293545

Precio: 17,95 € / 8,54 €

 

Impresiones

Que sí, que sí, que también reseño libros que están de moda. Vaya, que sí lo hago. Pues claro que me atrevo. Por supuesto que hay libros de esos que están en todos los escaparates que llaman mi atención. Que sí, que además me gustan. Que sí, que no miento. Mira, echa un vistazo a mis reseñas previas y verás como recomendé a Javier Castillo cuando perdió el amor o la cordura.

Pues acabo de terminar de leer El juego del alma, uno de los más vendidos en nuestro país, y me ha gustado, como también me gustaron los previos del autor. De hecho, su modo de narrar es similar —incluso el mismo— y su trama puede equipararse en contenido y estilo, Apliquemos las matemáticas: si me gustaron los anteriores, este me tiene por narices que gustar.

Desde luego, la portada que la editorial Suma ha elegido es un gran acierto. Me encantan los libros que llaman la atención antes de ser abiertos, y este es uno de ellos. Luego, cuando se comienzan a leer… Esa ya es harina de otro costal.

Creo, sinceramente, que argumentos aparte, el secreto del éxito de Javier Castillo es su sencillo modo de narrar, ni caer en la frivolidad, eso sí, con un argumento suficientemente morboso como para captar a todo el que quiera pasarlo bien sufriendo, mordiéndose las uñas o quien quiera leer como excusa para no prestar atención a quienquiera que se encuentre a su alrededor.

Reseñar sin hacer “spoiler” es difícil, muy difícil. Por ello les propongo que busquen una película clasificada como de suspense/terror, omitiré el título, pero su argumento se basa en el allanamiento de morada de un grupo de jóvenes para robar a su inquilino, ciego para más señas y se encuentran que ese individuo no es un anciano cualquiera sino un exmarine al que le ha dado tiempo de desarrollar su oído lo suficiente como para no poner fácil que sus visitantes escapen, ni siquiera con vida. Quien la haya visto o la vea, me comprenderá.

Miren, Ben y Jim son los tres protagonistas que cruzan sus caminos —y no por primera vez— cuando sale a la luz el asesinato de una joven cuyos detalles recuerdan mucho a otro ocurrido años antes. A partir de aquí, todo se torna en cultura, en una carrera contrarreloj que en el fondo ninguno de ellos reconoce. Las circunstancias les irán desvelando que las cosas no son lo que parecen y que el precio a pagar por saber la verdad es demasiado alto.

El libro está muy compartimentalizado en capítulos cuyo protagonismo en repartido a partes iguales, en el presente y en el pasado, para converger en un futuro que se convierte en presente atendiendo a las fechas. La letra de gran tamaño hace la lectura fácil y convierte lo que es un auténtico tocho en un libro muy asequible, que se puede despachar en un par de jornadas de lectura. Pero nadie me ha preguntado por el título.

Cuando se juega con el alma, el precio a pagar puede llegar a ser alto, incluso cuando un ritual de iniciación puede plantear una competencia lo suficientemente importante como para anular su validez. Desde luego, con el título no se deduce la sinopsis y es por ello por lo que hay que leer para comprender; por supuesto que hay que hacerlo…

Libro muy recomendable, bueno o muy bueno según la exigencia del lector, muy representativo del género, que supone un escalón más en esa escalera hacia el podio del género que ha construido el autor con trabajo y que esperemos que le termine dando —si no se los ha dado ya— los éxitos que se marcara como meta… literaria.

Ahora les toca decir si están de acuerdo o no con mis impresiones.

 


Reseñado por Francisco Javier Torres Gómez


Si quieres hacerte con un ejemplar lo puedes hacer desde el siguiente enlace: El juego del alma 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios