23 ago 2021

«Despiértame cuando acabe septiembre» de Mónica Rouanet

 

El rastro de un joven español se esfuma por el sur de Inglaterra tras dejar un mensaje de socorro en el teléfono móvil de su madre. Ella, que apenas ha abandonado su pequeño pueblo en contadas ocasiones, decide ir en su busca. Hace un año, su marido desapareció en las tranquilas aguas de la Albufera y no está dispuesta a vivir de nuevo una angustia como aquella.

La Guardia Civil encontró la barca de Antonio abandonada a la deriva, con manchas de sangre sobre sus tablas. Amparo está convencida de que murió, pero las malas lenguas que recorren el pueblo rumorean otras cosas. Una vez en Inglaterra, Amparo descubre que su marido puede continuar con vida, ser el causante de la muerte de una mujer y estar involucrado en una sórdida trama repleta de intrigas.


Datos técnicos

Editorial: Roca (2019)

Nº de páginas: 241

Formato: Tapa blanda / Versión Kindle

ISBN: 978-8417821401

Precio:9,45 € / 3,79 €

 

Impresiones

Después de leer la novela que nos compete, he sido curioso y, asomándome a los distintos medios, he comprobado que son muchas las referencias que a ella se refieren. Ello, en un principio, me hace ser cauto a la hora de emitir un juicio, pero no por diferir de lo ya dicho sino por no caer en la monotonía de lo repetitivo. En cualquier caso, me sumo a la generalizada opinión de que se trata de un buen libro. Ahora, bajo, con el permiso de la autora, el nivel de excelencia que le ha sido otorgado para concederle la etiqueta de entretenido y la de interesante. Sin duda, se trata de un título muy recomendable, pero quiero basar la recomendación en la premura con la que puede concluirse la lectura y ese mérito solo se le puede atribuir a quien ha encadenado las palabras para que ello sea así.

El título es sugerente, pero en mi opinión no es orientativo. También es verdad que la belleza tiene muchas manifestaciones y estas no siempre deben alinearse de un modo lógico. Es más, el globo rojo que mantiene al niño en tierra, sí, el niño que corre entre el verde abrigo, me trae a la memoria algunas escenas de IT, y puede asegurar que Stephen Kung se las gasta de otro modo. Es un detalle que me llamó la atención a la hora de decantarme por esta y no otra lectura, y si añadimos el título, segado de una hermosa canción…

Me parece muy buena idea contrastar la vida en una barraca de la Albufera con el mismísimo Londres, puente aéreo incluidos, para elaborar una trama de suspense bien organizada en la que algunos puede que adivinen el final antes de llegar a él, sin desmerecer el camino a seguir para conseguirlo. La protagonista es una mujer valiente que ya viene de vuelta, que se ha convertido en abuela sin apenas haberse dado cuenta y que recibe la llamada de su hijo, Toñete, desde Londres. Se trata de una llamada, si no de auxilio, sí lo suficientemente reveladora como para hacer que su madre lo deje todo y acuda a ayudarlo. Lo que ella no sabe es que terminará viviendo en una caravana varada en un camping en el que terminará conociendo a algunos de sus inquilinos y quien sabe si de ahí surgirán otros hilos de los que ir tirando, haciendo de la historia un plato aún más sabroso, como el de una paella bien hecha.

Desapariciones, muertes y chantaje, pero sobre todo, un escabroso de pornografía infantil que puede producir en el lector desde la más intensa repugnancia hasta el mismo modo que le hará dar cuenta de las 240 páginas en tan solo una o dos jornadas. No hay duda de que Rouanet deja las puertas abiertas a seguir leyendo su obra. Yo lo he hecho en formato digital, y ya he aceptado recibir noticias sobre ella y su trayectoria. Con esta reseña pretendo que ustedes, estimados lectores, hagan lo mismo.

Para los más perezosos e incluso para quienes no disponen de pecunio suficiente, este libro figura entre los de préstamo a nuestra biblioteca Kindle. ¿Se puede pedir más?

Les aconsejo que no entablen demasiada empatía con la protagonista, con Conrad, con Toñete, con Margaret, con Jenkins, con Andrew, etc. so riesgo de sufrir algún que otro varapalo.

A mí nunca me ha gustado “ir de camping” pero desde ahora me gusta menos. Por favor, tengan PIEDAD, con este humilde reseñador de libros.



Reseñado por Francisco Javier Torres Gómez


Si quieres hacerte con un ejamplar lo puedes hacer desde el siguiente enlace: Despiértame cuando acabe septiembre

1 comentario:

  1. En su día leí varias reseñas de este libro y se quedaban casi todas en entretenido, por eso lo descarté. No dudo de que esté bien escrito y tampoco de que sea una historia entretenida, pero con todo lo que tengo pendiente no creo que me anime en un futuro muy cercano. Eso sí, tampoco la descarto.

    Buena reseña.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios