21 jul 2021

«Una cura para el alma» de Mariam Orazal

Mariam Orazal

Paige Clearington ha cumplido el sueño que tenía desde niña: convertirse en doctora. Sin embargo, recién graduada en la Escuela de Medicina para Mujeres de Londres, tendrá que enfrentarse a un reto inesperado: curar bajo coacción al hijo del duque de Breighton. La difteria y los sentimientos que le inspira el padre de su paciente marcarán unos días llenos de temor, pero también de una insospechada ternura.

Maximilliam Hensworth lleva una vida retirada, rigorista, perfectamente cuadriculada. La repentina enfermedad de su hijo y la necesidad de aceptar que lo trate una joven doctora -la única persona que parece saber cómo salvarlo- pondrán a prueba su paciencia y también sus más profundos principios. La galena es insolente, altanera y terriblemente inadecuada, pero despierta en Max una pasión que creía haber olvidado.

¿Puede nacer el amor en los tiempos más inhóspitos? ¿Lograrán Paige y Max encontrar el modo de vencer todos los obstáculos que los separan?

Una historia llena de dulzura y emoción, ambientada en un Londres que no permitía a sus mujeres -ni tampoco a sus duques- ser libres.

Datos técnicos

Editorial: Vergara (2021)

Nº de páginas: 384

Formato: Tapa blanda / Versión Kindle

ISBN: 978-8418620041

Precio: 17,95 € / 4,74 €


Impresiones

Ya sabéis que de vez en cuando hago incursiones en el género de la novela histórico romántica y ‘Una cura para el alma’ es el primer libro que leo de la escritora extremeña Mariam Oraza, a la que se ha concedido el XI Premio Vergara.

Es una novela ambientada en la última década del siglo XIX porque tiene como tema fundamental la incorporación de la mujer a la profesión médica. Por ello son continuas las referencias a las ‘Siete de Edimburgo’, el primer grupo de mujeres matriculadas en la Universidad británica de Edimburgo, que comenzaron a estudiar medicina en 1869 a pesar de la fuerte oposición y rechazo social que sufrieron. Aunque en última instancia no se les permitió graduarse ni convertirse en médicas, su causa captó la atención nacional y consiguieron numerosos apoyos, de modo que pronto el derecho de las mujeres a una educación universitaria pasó a formar parte de la agenda política del país y en 1876 se aprobó una ley que aseguraba su derecho a estudiar medicina en la Universidad.

En este contexto nos encontramos con nuestra protagonista, Paige Clarington, una recién graduada en la Escuela de Medicina para Mujeres de Londres, luchadora contra los convencionalismos sociales de su tiempo que inicia una campaña para recaudar fondos que permitan abrir consultas ambulatorias en los barrios obreros de la ciudad.

Pero un día el destino la cruza con el duque de Breigton, Maximilliam, viudo y con un niño de cinco años, Matt, que contrae una terrible enfermedad: la difteria. Cuando, contra el criterio del médico de la familia, se comprueba que el pronóstico de la doctora Clarington es el acertado, es obligada contra su voluntad por el duque a trasladarse a su mansión para dedicarse en exclusiva al cuidado de su hijo y único heredero.

La difteria en aquella época sembraba el espanto en las familias, los niños morían rápidamente, víctimas de una severa inflamación en la garganta, de la fiebre por la intoxicación infecciosa y de asfixia final.  Y los estudios para encontrar una antitoxina aún estaban en una fase muy primaria de investigación. Así la autora nos presenta la figura de Emil von Behring, pionero de la inmunología y descubridor de las vacunas contra el tétanos y la difteria, al que la doctora Paige se propone robarle una dosis que poder inocular a su paciente como última esperanza para salvarle la vida.

Matt, a diferencia de su padre, se nos presenta como un niño dulce y encantador que, a fuerza de sonrisas y valor, se gana el corazón de Paige. Pero la enfermedad y la lucha por salvarlo terminarán por derribar el muro que se había creado entre nuestros dos protagonistas principales y, como era de esperar, pronto nacerá la pasión entre ellos. Sin embargo, Paige, además de plebeya, no es una mujer convencional y, por ello, no es una opción elegible como duquesa. Así que sus sueños se truncan el día que aparece la supuesta prometida del duque, Lady Olivia Boswood. 

Y hasta aquí os puedo contar porque le toca al lector descubrir que ocurrirá con la vida de Matt y con la relación entre su padre y la doctora Clarington. Desde estas líneas solo puedo animaros a su lectura porque yo me he leído la novela de un tirón. No solo la historia es bonita, sino que tiene una buena ambientación y un bien retrato psicológico de la personalidad de sus personajes, tan contrapuestos ambos y tan atrayentes al mismo tiempo. Espero que os guste.



Reseñado por Ana de la Hera

Si quieres hacerte con un ejemplar lo puedes hacer desde el siguiente enlace: Una cura para el alma

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios