24 jun 2021

«Uno debe morir» de Diana Urban

Bienvenidos, y felicidades por haber sido seleccionados. Ahora vosotros debéis ocuparos de la selección. Seis adolescentes acuden a una velada durante la que se les ha prometido recibir una beca de estudios. Sin embargo, a los minutos de llegar descubrirán que se trata de una trampa; alguien los ha encerrado en la sala con una bomba, una jeringuilla repleta de una toxina mortal e instrucciones muy claras: si en una hora no logran elegir a una víctima entre el grupo, todos morirán. Mientras nos detenemos en los acontecimientos que han marcado sus vidas durante el último año y tratamos de averiguar quién puede andar detrás de este juego retorcido, se hará evidente que todos tienen algo que esconder. A medida que el contador se aproxime a cero, la confusión se convertirá en miedo y, el miedo, en pánico, pues puede que al final no haya más opción que escoger quién debe morir. Diana Urban debuta con un thriller sobrecogedor, un misterio a puerta cerrada imposible de soltar. En el transcurso de sesenta minutos, el lector descubrirá los impensables secretos de seis adolescentes mientras se aproxima a un final de infarto.


Datos técnicos

Editorial: Obscura Editorial, SL (2021)

Nº de páginas: 384

Formato: Tapa blanda / Versión Kindle

ISBN: 978-8412256727

Precio: 19,85 € / 9,99 €

 

Impresiones

Título traducido estupendamente por Scheherezade Suriá, el presente título está llamado a ser uno de los más apetitosos por los lectores adultos y adolescentes. Claro está, un libro interesante es apto para todos los públicos, pero los matices de la trama, sus protagonistas y el modo de escribir de la autora lo hacen (y en esto apuesto) muy digno candidato para ser llevado a la pantalla. De hecho, esa película no me la perdería.

La editorial Obscura vuelve a realizar una interesante apuesta de esas a las que ya nos tienen acostumbrados, una novela de ritmo trepidante que comienza tal como termina, con una velocidad endiablada. La portada ya nos da una pista y es atractiva. Bravo. En cuanto a la trama, nada que objetar. Se trata de un “cuarto sin salida” muy bien cultivado, y es lógico que los frutos, en forma de éxitos, serán sabrosos, apetecibles, dignos de los mejores mercados.

Ahora que está de moda la novela adolescente… Olvídense de conjeturas. Uno, que es fan acérrimo de Wes Craven, ha disfrutado como un “adolescente”, como el niño que un día fue, pero a la vez he podido aprender desde la perspectiva que la edad me concede.

Siempre lo pensé, pero me reafirmo en que es mejor hacer el bien porque el prójimo puede en un futuro estar a nuestra merced, o nosotros a la suya y si no se ha sido bueno…

Si uno se quiere retrotraer en el tiempo, pues a leer el misterio de la habitación amarilla, con un Gaston Leroux en plena forma, pero si los viajes en el tiempo no son del agrado del consumidor, pues que sepan que “uno debe morir”. Ahora, ¿morirá alguien? ¿Y si se trata de una broma? ¿Y si todo lo planteado es real? Creeremos ir en el buen camino y nos creeremos buenos detectives; sin embargo, las apariencias engañan… o no…

El tiempo pasa, en concreto una hora. Los episodios, escenas del pasado, nos facilitarán las pistas, los antecedentes para comprender, y entonces…

Desde luego, recomiendo encarecidamente la lectura de este libro, de esta novela y cuando nos hayamos calmado, estaremos en disposición no solo de descansar sino de recomendar a los amigos, compañeros, etc. una perfecta lectura para el verano.

¿Se han planteado que puedo estar tomándoles el pelo? Piensen lo que quieran, pero no duden en la calidad de la lectura que les pongo sobre el mantel para su regocijo.

El desayuno, el almuerzo, la merienda o la cena, cualquiera de ellas, está lista.




Reseña de Francisco Javier Torres Gómez

 

Si quieres hacerte con un ejemplar lo puedes hacer en el siguiente enlace: Uno debe morir


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios