11 jun 2021

«Sabor a chocolate» de José Carlos Carmona Sarmiento


Hace más de sesenta años, Adrian Troadec vio a una chica salir de una clase de música.

Dos guerras mundiales después, aún funciona la fábrica de chocolate que abrió para conquistarla. Entre dos continentes, partidas de ajedrez y notas de violín, Sabor a chocolate es una sinfonía incompleta de amor y sueños. Una novela tan intensa y adictiva como el mejor chocolate.

Datos técnicos

Editorial: Debolsillo (2016)

Nº de páginas: 160

Formato: Tapa blanda / Versión Kindle

ISBN: 978-6073136198

Precio: 9,72 € / 4,74 €

 

Impresiones

Un libro original, en su planteamiento, en su ejecución… El polifacético autor de este meloso título vuelve a demostrar que sabe y quiere producir un artículo de calidad, listo para ser leído o, mejor, degustado.

Se trata de capítulos cortos, muy cortos, como onzas que terminan conformando una tableta siempre que no hayan caído en las fauces primero, y mucho me temo que el chocolate da para esto y para mucho más.

Alma Trap y Adrian Troadec serán los protagonistas de esta historia efectista en la que el autor se recrea introduciendo afectos personales, recuerdos y experiencias que, de algún modo han marcado su vida. En caso contrario no tendrían el mismo sentido, o, mejor dicho, protagonismo, las alusiones al juego del ajedrez, en el que adivino a un José Carlos ducho y ganador, a las piezas de música clásica que sirven de banda sonora a la lectura (y que deben serlo. Búsquenlas), los flirteos con la ciudad húngara de Pécs y un amor desmedido por Suiza, un país que no desmerece a ninguno de los pasajes recolectados y que convergen en periodo de guerras, sufrimiento y requiebros del destino.

De repente, Albania, la desconocida Albania, y Elena Petroncini a quien le toca cuidar de un valioso violín (cuidado, de la casa Tim), que no podrá demostrar su sonido en su propio funeral. La novela sabe a chocolate, amargo. La amargura está presente en los sueños no cumplidos y es tan atrevida que hace lo propio en aquellos otros que no la necesitan para realizarse.

Junto a Alma nos serán presentados Becki, George y Eleanor, un trío que sirve de pegamento a la trama y que, igual que une afectos, hace lo propio con dos continentes separados por un gran océano. Eleanor gusta de la lectura y asistiremos a largas listas de libros que estoy seguro de que conservan un lugar privilegiado en las estanterías de Carmona (afirmación sin mucho riesgo, privilegio del reseñador).

Resulta también interesante hacer memoria de ciertos acontecimientos históricos, trascendentes, que van sucediendo paralelos y entrelazados con la trama a un mismo tiempo, aportando interés, acción y recursos estilísticos a quien le gusta tejer y tejer hasta atraparnos en su tela de araña. Dejémonos atrapar.

Sabor a chocolate es un postre elaborado en 2014 ha ganado premios, ha conocido distintas ediciones, distintos formatos, distintas traducciones y hasta distintos precios. Como su mismo autor, es un libro… Inquieto.

Sería interesante abordar en este punto la vida y obra de José Carlos Carmona, pero me reservo este derecho para una futura entrevista si es que nos es concedida. De gran interés es también realizar un análisis más exhaustivo de la trama, pero después de leer la extensa referencia, rozando el spoiler del blog de Carmina “de tinta en vena”, prefiero remitir a los lectores a que busquen allí sus dudas, en caso de que las hubiera, aunque siempre será mejor leer el libro siguiendo estas sencillas recomendaciones y sacar conclusiones propias, que no es poco. Debo avisar que no es fácil hacerse con el libro en formato papel así que la versión digital, muy asequible, puede ser la mejor opción.

De lo que no hay duda es de que una trama, un relato, una novela, es un símil de partida de ajedrez y a Carmona le gusta enrocar y el gambito de dama. Adelantemos nuestro peón a modo de intención de leer el libro y ya se encargará este peculiar y simpático malagueño de mover ficha, o de escribir un nuevo relato, o de publicar un libro, o de encargar a sus alumnos del curso universitario de Creación literaria que hagan lo propio, siempre a cambio del más rico chocolate…



Reseñado por Francisco Javier Torres Gómez

 

Si quieres hacerte con un ejemplar lo puedes hacer en el siguiente enlace: Sabor a chocolate


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios