12 abr 2021

«La jurado 272» de Graham Moore

Graham Moore
Jessica, la hija adolescente del gran magnate de Los Ángeles Lou Silver, desaparece mientras volvía a casa del colegio. Su profesor, Bobby Nock, un afroamericano de veinticinco años, se convierte en el principal sospechoso cuando salen a la luz unos mensajes ilícitos que había intercambiado con la alumna y se halla sangre de la víctima en su coche. El proceso judicial se convierte en el más mediático de la última década. La fiscalía cree estar ante un caso sólido y fácil de ganar, pero Maya Seale, una joven que forma parte del jurado popular, está convencida de la inocencia de Bobby y comenzará a influir en el resto de los miembros para declararlo no culpable.

Esta controvertida decisión, que cambiará el destino de todos para siempre, es cuestionada diez años después, cuando el caso se reabre y la carrera de Maya, ahora abogada de prestigio, se tambalea. Y también se verán sacudidas las vidas, llenas de secretos, de los jurados y la de la propia familia Silver, mientras se ha perdido todo rastro de Bobby.

Datos técnicos

Editorial: Lumen (2021)

Nº de páginas: 416

Formato: Tapa blanda / Versión Kindle

ISBN: 978-8426406705

Precio: 18,90 € / 8,54 €


Sobre el autor: Graham Moore

Impresiones

Conocer a un nuevo escritor y que el libro te guste es una suerte y es justo lo que me ha ocurrido con ‘La jurado 272’, un thriller legal de Graham Moore, muy en la línea de las conocidas novelas de John Grisham.

Graham Moore es un escritor norteamericano, pero también un conocido guionista que recibió en 2015 un óscar por su trabajo ‘Descifrando enigma’, y este detalle es importante porque el libro que hoy os traigo es una novela muy cinematográfica en su ambientación y en la caracterización de sus personajes, que ya está siendo adaptada por el propio autor para la televisión y, que no me cabe la menor duda, acabará pronto también en la gran pantalla.

Nos encontramos con la historia de un jurado compuesto por doce personas a las que corresponde enjuiciar el presunto asesinato de una joven blanca de quince años, Jessica Silver, cuyo cadáver nunca apareció, a manos de uno de sus profesores de raza negra, Bobby Nock.

La novela se desarrolla en dos hilos temporales. El primero, en 2009, corresponde al momento del juicio y conoceremos de la mano del narrador los pormenores de la vida de los doce miembros del jurado, desde el momento de su designación hasta el veredicto final de ‘no culpable’, pasando por su encierro durante cinco meses en un hotel por orden del juez para preservar la imparcialidad de un juicio excesivamente mediático.

Por otro lado, diez años después, esas mismas doce personas son convocadas de nuevo en ese hotel por uno de ellos, Rick Leonard, con la intención de exponer a la prensa nuevas pruebas que justifiquen que el veredicto que emitieron en su día fue erróneo. Sin embargo, antes de que puedan darse a conocer Rick aparece muerto en la habitación de Maya Seale, la jurado 272, una afamada abogada penalista, principal protagonista de la novela, artífice del veredicto de no culpabilidad y acusada ahora del asesinato de su antiguo compañero, con el que mantuvo una relación amorosa clandestina.

Este es en esencia el argumento de una novela muy entretenida que va llevando al lector hacia un desenlace inesperado y, quizás, un poco forzado, después de que el autor lo haya llevado  a los largo de sus capítulos por mil y una posibilidades de culpabilidad, porque casi todos los miembros de este jurado esconden secretos inconfesables.

Finalmente me gustaría añadir que el libro contiene una velada crítica a la institución del jurado vigente en los Estados Unidos, pues si bien supone un proceso democratizador de la justicia y un compromiso directo en su administración por parte de la ciudadanía, también es cierto que no está exento de riesgos como la manipulación o las tendencias sociales discriminatorias por razones étnicas, por ejemplo.

Por último, me ha llamado poderosamente la atención como cualquier empresario con ingenio es capaz de hacer negocio con casi todo.  Y me estoy refiriendo a la construcción de pueblos enteros para personas acusadas de delitos sexuales, que no consiguen reinsertarse en una sociedad que los señala con el dedo y los excluye de sus vecindarios por miedo a que esos comportamientos puedan repetirse. En la novela aparecen dos de estos lugares: Miracle y East Jesus. ¿Creéis que esta puede ser una solución ante la existencia de depredadores sexuales?

En fin, que ‘La jurado 272’ da para mucho, para entretener y para reflexionar. Solo espero que os guste tanto como a mí.

 


 Reseñado por Ana de la Hera

 

Si quieres hacerte con un ejemplar lo puedes hacer desde el siguiente enlace: La jurado 272

2 comentarios:

  1. Me alegro que te haya gustado pero lo voy a dejar pasar que tengo muchos pendientes que quiero rebajar.

    Saludos

    ResponderEliminar

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios