11 abr 2021

«Fármaco» de Almudena Sánchez

 

Este es el relato de una explosión, del momento en que la tristeza dinamitó todas las certezas de la autora y decidió instalarse en su cuerpo. En Fármaco encontraréis un cerebro que quería desaparecer y una escritora que lo agarró y buscó cómos y porqués entre recuerdos, conductos y cavidades. Aquí hay infancia y hay madre, una niñez en escuelas de Mallorca y en campos de Castilla; hay pastillas naranjas que te ponen en pausa y pastillas rojas que te lanzan a la estratosfera; hay sueños, pesadillas y deseos: «ojalá la depresión se quitara desnudándonos, tímidamente y despacio». Y libros. Hay muchos libros, historias para escapar y otras para entender qué pasaba en su cabeza. Aquí la literatura es bálsamo, esperanza y salvación.

Datos técnicos

Editorial: Random House (2021)

Nº de páginas: 192

Formato: Tapa blanda / Versión Kindle

ISBN: 978-8439738732

Precio: 17 € / 8,54 €


Sobre la autora: Almudena Sánchez

Impresiones

Confieso, agente, que me he hecho con un ejemplar de esta novela que aún no ha sido publicada, pero en mi defensa he de decir que mis intenciones no han sido aviesas; todo lo contrario, me atrajo el título aun sin portada y he destilado su contenido en apenas dos días, disfrutando de su lectura con el fin de hacer una reseña positiva que anime a los lectores a adquirir la obra.

No, agente, no sé quien es Almudena Sánchez, no nos une nada más que la literatura y no tengo ningún conflicto de intereses con Literatura Random House.

Sí, soy consciente de que en la cubierta se especifica que se trata de pruebas sin corregir y que la fecha de publicación tendrá lugar en día 29 de abril de 2021.

No, no se ha tratado de un robo. Mariana y Pilar fueron conscientes de mi maniobra desde detrás del mostrador de Isla de papel, en Sevilla y, sabiendo de mi afición por los libros y habiendo escuchado mis argumentos, me dejaron que leyera un libro que sabían que me iba a gustar.

Sí, al ser pruebas sin corregir he identificado ciertos errores sin importancia que les he transmitido porque me daba vergüenza transmitírselos a la editorial o a la autora. Bueno, este punto no está claro. Si me permite, deje que pase a reseñar Fármacos y usted decide si me lleva esposado o no.

Empezaré diciendo que desconozco la portada que regalarán a este título, pero el contenido es muy bueno. Literatura de primer nivel, rica, prolija, con un buen trato al idioma, un libro bien escrito, al fin y al cabo, circunstancia no tan frecuenta a tenor de algunas lecturas realizadas de modo libre o bajo encargo.

Almudena Sánchez hace un culto y original alegato a la depresión, que no deja indiferente al lector y que incluso le obliga a releer alguno de los capítulos en los que se vertebra la obra. Su lectura es estimulante, y en ocasiones compleja, de ahí que no se trate de una novelita de verano para pasar el tiempo.

Tras las frases e incluso escondidos tras las palabras hay significados, mensajes y conceptos que es necesario o aconsejable descubrir. Se trata de un compendio de formas de definir la depresión, los estados de ánimo y existencia que condiciona y las soluciones que se ofrecen como falsa panacea para su erradicación, en ocasiones imposible.

Novela narrada en primera persona, hace pensar que quien escribe conoce de cerca la depresión, o la sufre y que ha descubierto en el suicidio o en el sueño los consuelos más más rápidos a la angustia generada por un problema que hunde sus raíces en la infancia, en su infancia.

Hay capítulos que me han llamado especialmente la atención: Trastero, Mayúsculas, Epigenética (será que soy patólogo y argumentaría), Lavadora y Portazo. Otros capítulos toman prestado el nombre de personajes conocidos entre los que Virginia Woolf y Amy Winehouse son en mi opinión los más meritorios. 

183 páginas para reflexionar que hacen al texto ganador del sello de INTERESANTE, como interesante me resulta indagar en la biografía y bibliografía de quien firma un texto que me ha hecho reflexionar, reír y hasta empatizar con la protagonista, fines todos ellos que resumen por sí solos el proceso de lectura y análisis llevado a cabo.

En ocasiones hay que leer textos más profundos que nos sirvan de parada en el camino de la novela fácil, ágil y seductora, no siempre dotada de la calidad necesaria.


PD: señor agente, editorial, perdonen mi atrevimiento, pero si esta reseña ayuda a dar a conocer la obra pido que me sea regalado un ejemplar para poder leerla de nuevo con la conciencia tranquila. He dicho.





Reseñado por Francisco Javier Torres Gómez


Si quieres hacerte con un ejemplar lo puedes hacer desde el siguiente enlace: Fármaco


1 comentario:

  1. ¡Hola!
    Me has dejado con ganas de leerlo con la señora entrada que has escrito^^
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios