16 mar 2021

«Reinserción» de Eduardo Talegón Campos

 

Del autor del Best Seller "IRINA. Crónica de una huida", con un 100% de opiniones de 5 estrellas, nos llega este inquietante thriller que esconde una de las dudas que cualquier ciudadano de a pie se ha hecho en algún momento de su vida. ¿Valen lo mismo las vidas de unos que las de otros? Una encarnizada lucha de poder entre dos empresas líderes en su sector y competidoras al más alto nivel, un crimen cometido con una motivación aparente, suspense, inquietud, y sobre todo el planteamiento de una cuestión a nivel máximo. ¿Protegen las leyes a los ciudadanos de bien o a los delincuentes? Una novela que atrapa desde el primer capítulo, analizando el sistema penitenciario y las leyes que regulan las penas para los criminales y por supuesto las consecuencias que su funcionamiento tiene para las víctimas y sus familiares. No dejará indiferente a ningún lector. 

Datos técnicos

Editorial: autopublicado (2021)

Nº de páginas: 292

Formato: Tapa blanda / Versión Kindle

ISBN: 979-8687637398

Precio: 16,99 € / 7,99 €

 

Sobre el autor: Talegón Campos

Impresiones

Acabo de terminar de leer Reinserción, la segunda novela de este interesante escritor al que conocí gracias a su magnífica obra prima, Irina. Si en Irina consiguió desgarrar mi alma, en esta ocasión ha conseguido despertar otros sentidos, o sentimientos, nada agradables, por supuesto. Y en ello reside la magia de sus letras.

Autor independiente, poco a poco se abre camino en un mundo difícil y más para los que, como ´´el, no cuentan con el apoyo y la potencia de un gran sello editorial. También es cierto que, estereotipos aparte, que existieron, existen y existirán, los autores noveles, desconocidos o poco publicitarios constituyen un excelente lago en que navegar y echar la caña con la esperanza de pescar una jugosa pieza. Eduardo Talegón bien pudiera ser uno de estos peces vírgenes en disposición de ser capturados.

El autor sevillano, que o se dedica profesionalmente a las letras porque casi nadie puede hacerlo en este país, ha pecado dos dentelladas de gran calado en el panorama editorial. Irina hirió de muerte a sus lectores y consiguió hacerse con el trono de las ventas en la red. Reinserción no dudo de que seguirá los pasos de su predecesora.

Reinserción… Un nombre curioso. La novela, que con su portada dice mucho con muy poco, cuenta una historia a la que debemos exprimir su trasfondo. Valiente, Talegón expone uno o varios de los casos que pueden ilustrar en tan discutido tema de la verdadera reinserción de aquellos que reinciden a la hora de cometer un delito, máxime si de un crimen con dolo se trata. La lectura nos revela la opinión de quien escribe, pero al mismo tiempo debe hacernos reflexionar acerca de cuál es nuestro verdadero veredicto en relación con la diatriba. La discordancia entre legislación y realidad está servida.

Es muy fácil hablar, dogmatizar sobre distintos asuntos controvertidos desde la distancia, pero cuando le toca a uno, la vara de medir se vuelve flexible y entonces cambian las reglas del juego. Y si no cambian, algo va mal o no estamos siendo conscientes de que la procesión va por dentro y el volcán puede entrar en erupción en cualquier momento.

La presente historia cuenta con ingredientes clásicos que nos permiten leer sin pausa. Dos familias enfrentadas por los negocios, raíces variopintas de sus componentes, un poco de amor y de desamor y la intriga, cómo no, en torno a qué es lo que verdaderamente ha ocurrido para que los hechos ocurran tal como lo hacen. La trama se va haciendo más compleja, los nudos conducen a un desenlace que solo los más expertos adivinas antes de tiempo y, sobre todo, leen un texto correcto al que se le ha volcado mucho cariño.

No descarto (y esta es una aventura o lío en el que me voy a meter por mi afirmación), una segunda parte de la historia porque el final se presta a todo (no suelo fallar).

La principal virtud de Reinserción, en mi humilde opinión, es el construir una historia que no parezca reivindicativa y en realidad lo sea. El principal fallo, si lo hubiere, sería el no ser más explícito, pues el morbo lector pide cotas de sadismo que siempre es adecuado templar, y Talegón lo hace.

Si con esta segunda novela este señor encandila a su público del modo en que lo hace, habrá que ir creando un grupo de seguidores en el que yo me apuntaré con certeza, y si ya está constituido, pido a quien esta reseña lea, que me avise y cuente conmigo.

Para terminar, una frase que debo repetir con mayor frecuencia de la deseada. Qué pena que la difusión de estos autores no sea tan vasta como la que se merecen.


Reseñado por Francisco Javier Torres Gómez

Si quieres hacerte con un ejemplar lo puedes hacer desde el siguiente enlace: Reinserción 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios