4 ene 2021

«Frankenstein» de Mary Shelley

Frankenstein

Durante el lluvioso verano de 1816, cuatro de los escritores ingleses más talentosos de su tiempo se dieron cita en Villa Diodati. La mansión a orillas del lago Ginebra fue el escenario en que Lord Byron, John Polidori, Percy Bysshe Shelley y Mary Shelley se retaron a escribir una historia de terror. Aquel juego llevó a la autora londinense a crear Frankenstein, una de las grandes cimas del horror gótico y una brillante reflexión sobre la ética científica. La novela narra el intento de un joven estudiante de medicina de crear vida artificial y las terribles consecuencias de su experimento.

Datos técnicos

Editorial: Alma (2017)

Nº de páginas: 256

Formato: Tapa dura / Tapa blanda / Versión Kindle

ISBN: 978-8415618799

Precio: 12,30 € / 4,89 € / 0,91 €


Sobre el autor: Mary Shelley

Impresiones

Comienza el año y pienso cumplir con las promesas hechas en ese año titulado… 2020.

Ya confesé mi aprecio por los diferentes títulos de la serie de clásicos lanzada por la editorial Alma. Clásicos ilustrados, importante señalarlo pues son las ilustraciones otro importante valor de estos preciosistas libros, revisados y editados de un modo que me parece muy atractivo.

Reseñar títulos clave de la literatura universal resulta una tarea ardua y vana. Es, por tanto, una labor que no realizaré con el fin de no decepcionar. Pero tampoco me voy a limitar a recomendar la adquisición de este ejemplar sin más. De las muchas versiones de este Moderno Prometeo llevadas al cine, ninguna termina siendo fiel al original (no por ello desmerecen, claro que no) pero me parece de ley que tosas comiencen en el Polo Norte y que engarcen una narración dentro de otra en forma de cartas o misivas en las que un personaje le cuenta a otro la historia de este ser extraordinario al que dio vida un joven iluminado suizo convirtiéndolo a la postre en demonio, su peor pesadilla.

Seré atrevido y confesaré que la figura del monstruo (nada de tornillos ni color verde) es mencionada de pasada y no se hace hincapié en su fisionomía salvo en lo concerniente a su extraordinaria altura y a unos rasgos que invitan al rechazo pero que no se describen con detalle. Es la inventiva popular la que nos ha legado al divertido engendro que protagoniza películas y dibujos animados. 

Me gusta relacionar e incluso identificar al ser inhumano con el remordimiento. Así es. El diablo, como el mismo Frankenstein lo nombra, es la sombra de un error que lo atormenta y lo persigue hasta los confines de la tierra, dando al traste con sus relaciones más íntimas, evitando para siempre la meta de la felicidad. Si no coincide ello con un remordimiento…

Pero se tiende a hacer hincapié en el atrevimiento, en la experimentación más allá de la ética, en el avance de la Ciencia a cualquier precio. Deberíamos hablar con la señora Shelley, que en su estancia en los Alpes dejó vagar su portentosa imaginación para regalarnos la historia de miedo por excelencia, porque los miedos no son externos, sino que habitan en nosotros mismos, y por eso son tan difíciles de desterrar.

Las ilustraciones de John Coulthart recuerdan a las del mismísimo Doré y enriquecen la aventura por corregir los errores, aunque el error solo sea el espejo de la naturaleza humana. El monstruo solo quiere aprender y ser aceptado pero el ser humano lo rechaza porque es diferente a ellos. Miremos a nuestro alrededor y descubriremos que las cosas no han cambiado y que la originalidad, en cualquiera de sus acepciones, sigue haciendo nacer sentimientos encontrados, casi siempre de rechazo, por envidia o prejuicios que nunca tienen esa pincelada de empatía que podría romper barreras y acabar por siempre con rencores de fácil solución. 

Ojalá llegue el día en que el ser diferente no cause el rechazo de los demás. Mientras tanto. Leamos esta versión de Frankenstein (el científico suizo que viaja a Alemania y no el monstruo, al que llamamos como a su creador cuando, que yo sepa, nunca fue bautizado).


Reseñado por Francisco Javier Torres Gómez


Si quieres hacerte con un ejemplar puedes hacerlo desde el siguiente enlace: Frankenstein

4 comentarios:

  1. ¡Feliz año!

    Lo leí hace mucho tiempo y me gustó mucho. Me sorprendió que la imagen que tenía de la historia era completamente errada y que el verdadero monstruo no era quién yo pensaba que era. Ojalá, como tú dices, llegue el día en que no cause rechazo ser diferente.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Que buena reseña, comentarios muy acertados. Gracias por seguir aquí otro año. Lo mejor para este 2021.

    ResponderEliminar
  3. No lo he leido pero tampoco entra en mis planes de lectura. Me alegro que te haya gustado pero lo dejo pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios