29 ene 2021

Cómo transportar esos libros que no se quieren dejar atrás


Los lectores van acumulando libros a lo largo de toda una vida, pero esta da muchas vueltas y, en ocasiones, se hace necesario cambiar de hogar. Cuando se plantea una mudanza y realmente se tiene una buena cantidad de libros, una de las cuestiones es cómo transportarlos con seguridad, sin que cueste demasiado y no se deterioren durante el transporte

Los libros son para muchas personas los mayores tesoros que poseen, no en vano son compañeros inseparables en los días más tristes o más alegres, capaces de hacer volar al lector a países lejanos, viviendo mil y una aventuras. Los libros son auténticos compañeros de este viaje que es la vida, entidades con las que se ha compartido la infancia, la adolescencia, la edad adulta… por lo que no es factible en modo alguno deshacerse de ellos.

En ocasiones, toca hacer mudanza y cambiar de ciudad, incluso de país. Entre las cosas que se quieren llevar, como muebles y otros objetos personales, no faltan esos libros que no se quieren dejar atrás, ni por todo el oro del mundo.

Cómo transportar todo lo necesario sin pagar una fortuna

El problema se presenta cuando se pide presupuesto para trasladar todas esas cosas que se quieren llevar. Los costes suelen ser elevados y van aumentando tanto por el peso y las dimensiones de lo transportado como por los kilómetros que haya que recorrer. Sin embargo, ha nacido una plataforma que resulta muy interesante en cada ocasión en la que haya que realizar un transporte, ya sea envío de libros, de muebles o de cualquiera de esos otros enseres preciados y útiles.

Se trata de Clicktrans, una plataforma que pone en contacto personas y empresas con transportistas. Las cargas que se transportan con más frecuencia en Clicktrans son muebles, pallets y coches, pero seguro que los lectores de este post no quieren dejar atrás los libros. Por lo que también se adaptarán a estos portes ofreciendo los precios más competitivos del mercado.

Clicktrans está creciendo en Europa y lo que hace es conectar a los clientes con transportistas que están cubriendo esa ruta. De esta manera, el repartidor completa la capacidad de su vehículo, evitando emisiones de CO2 innecesarias. Además, como cabe suponer, los clientes pagarán menos por este tipo de transporte que cuando se contrata un servicio exclusivo, pudiendo ahorrar hasta un 60% en los envíos y traslados de mercancias.

Cómo transportar paquetes de libros de forma segura

Como ya se ha comentado al comienzo de este artículo, los libros son auténticos tesoros, por lo que, a la hora de transportar estos u otros artículos delicados y valiosos, como las cámaras fotográficas, los ordenadores… hay que saber cómo embalarlos correctamente. De este modo, se podrá llevar a cabo un transporte seguro y no habrá que lamentar accidentes o desperfectos.

Cómo embalar libros correctamente

Cuando ha llegado el momento de hacer una mudanza, los libros ocupan un lugar importante, ya que son esenciales para su propietario y cuentan con unas peculiaridades físicas determinadas que los hacen muy delicados. Aunque no tiene por qué suceder, existe riesgo de que en el transporte algunas hojas de los libros o las portadas se rasguen y doblen. Estos son algunos consejos de embalaje para que lleguen a su destino en perfecto estado.

Utilizar cajas pequeñas

Siempre que sea posible se utilizarán cajas pequeñas para transportar los libros en lugar de cajas grandes. Las cajas pequeñas son más apropiadas, ya que evitan el sobrepeso y el riego de romperse o desfondarse y que los libros se dañen. Así mismo, al ser elementos pesados, evitan que al transportarlos se puedan sufrir lesiones.

Si se emplean cajas grandes, porque no se disponga de cajas pequeñas, una buena idea es no llenarla entera de libros, sino rellenarlas también con otros artículos de mucho menor peso, como ropa, toallas…

Envolver los libros

Envolver los libros de forma individual para evitar que las cubiertas se deterioren durante el traslado es uno de los mejores consejos para que lleguen en perfecto estado. Se puede utilizar papel de periódico, aunque los profesionales de las mudanzas recomiendan usar envoltorios de embalar específicos para evitar transferencias de tinta que dañen los ejemplares.

Especial cuidado merecen los libros más valiosos, como las primeras ediciones, libros con dedicatorias a los que se les tenga un gran valor personal o libros de cierta antigüedad. A la hora de empaquetar y trasladar estos volúmenes, lo ideal es que se transporten de forma individual en cajas con interiores especiales. Esto sucede también con los objetos más delicados, como pueden ser las cámaras fotográficas o sus equipos, los ordenadores o cualquier otro aparato digital.

Etiquetar las cajas y hacer un inventario

Etiquetar las cajas claramente facilita la localización de cada libro y acceder a ellos sin necesidad de abrirlas todas, de este modo el propietario se asegura de identificarlas rápidamente sabiendo que no ha habido pérdidas en el traslado.

Esto es muy útil sobre todo si las cajas no van a abrirse todas de inmediato tras la mudanza. Estos embalajes suelen ser los últimos en abrirse, por lo que es muy conveniente tener un listado con todos los ejemplares empaquetados y alguna identificación en el exterior que los identifique fácilmente. 

Artículo de Israel Guerra

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios