Responsive Ads Here

23 ago. 2020

«Largo pétalo de mar» de Isabel Allende

En plena Guerra Civil española, el joven médico Víctor Dalmau, junto a su amiga pianista Roser Bruguera, se ven obligados a abandonar Barcelona, exiliarse y cruzar los Pirineos rumbo a Francia.

A bordo del Winnipeg, un navío fletado por el poeta Pablo Neruda que llevó a más de dos mil españoles rumbo a Valparaíso, embarcarán en busca de la paz y la libertad que no tuvieron en su país. Recibidos como héroes en Chile -ese «largo pétalo de mar y nieve», en palabras del poeta chileno-, se integrarán en la vida social del país durante varias décadas hasta el golpe de Estado que derrocó al doctor Salvador Allende, amigo de Victor por su común afición al ajedrez. Víctor y Roser se encontrarán nuevamente desarraigados, pero como dice la autora: «si uno vive lo suficiente, todos los círculos se cierran».

Datos técnicos
Editorial: Plaza & Janés (2019)
Formato: Tapa dura / Versión Kindle
ISBN: 978-8401022418
Precio: 21,74 € / 9,49 €

Sobre la autora: Isabel Allende

Impresiones
¡Qué bueno, por Dios! Es una de las mejores novelas que he leído en toda mi vida. Y aún más teniendo en cuenta que una de las tramas, la que corresponde a la Guerra Civil, de algún modo ya la había oído contar por unos amigos de mis padres, apasionados hasta la extenuación.

La historia comienza en plena Guerra Civil, cuando Víctor Dalmau, enfermero de guerra, se ve obligado a exiliarse a Francia con la mujer de su hermano, Guillem, guerrillero y combatiente republicano que primero es herido de gravedad, se recupera como puede, pero en su vuelta a primera línea de frente, se cree que muere en la explosión de una bomba. Tampoco queda muy claro si acaba muriendo o no. Pero nunca más se sabe nada de él. El caso es que Víctor le pide a Aitor, su amigo del alma, que lleve a Roser, que está embarazada de Guillem, y su madre Carme al exilio a Francia, porque si caen en manos de las tropas franquistas, el infierno al que son sometidos los presos republicanos era descomunal.

Al llegar a Francia se encuentran con que los pasos fronterizos están cerrados, vigilados por gendarmes armados hasta los dientes, con órdenes de disparar si alguien se cuela. El caso es que Aitor y Roser consiguen pasar por un paso que casi nadie conoce y se enteran de que lo han conseguido porque así como en España no se encendía las luces por temor a ataques en Francia ya encuentran casas con luces encendidas. Ya han conseguido saltar la frontera. Pero todo es entrar en Francia que se convierte en otro infierno, el campo de Argèlers, donde estuvieron cientos de miles de refugiados en condiciones infrahumanas y sin ningún medio para subsistir, ya que los gendarmes franceses, justo al llegar, les quitaban todo lo que llevaban encima que pudiera tener algún valor y les dejaban a la intemperie con un frío helado que hacía y con violencia de por medio y humillaciones, violaciones, abusos. Era salir del fuego para caer en las brasas. Nunca mejor dicho. Muchos refugiados murieron en el campo de Argèlers.

Y no quiero contar más. Rogaros eso sí, que le deis una oportunidad, aquellos que no la habéis leído. Durante muchos años, he estado ignorando esta rapidísima autora que es Isabel Allende. Solo había leído de ella, en mi etapa de estudios secundarios La casa de los espíritus. Tengo un maravilloso recuerdo de ella. El resto de lecturas habían sido intentos frustrados que no llegaron a cuajar.

Y el final, es una sorpresa mayúscula. Quiero agradecer, así mismo, a todos aquellos que la habéis recomendado hasta la saciedad. La historia se lo merece. Es una gran historia contada por una gran autora, como no puede ser de otro modo. El entusiasmo por Isabel Allende seguirá vivo dentro de mí. Al menos es lo que siento en estos momentos. Espero que no se apague nunca más. Ahora mismo no me podría perdonar.


Reseñado por Artur Undebarrena Canal

Si quieres hacerte con un ejemplar puedes hacerlo desde el siguiente enlace: Largo pétalo de mar

4 comentarios:

  1. Qué ganillas de leerle. Hace mucho que no vuelvo a Isabel Allende y esta portada con su título me hace sentir muchas cosas.

    Gracias por compartir tu lectura.

    Saludos :)

    ResponderEliminar

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios