13 jul. 2020

«El pintor de almas» de Ildefonso Falcones

el pintor de almas

«El pintor de almas» de Ildefonso Falcones

Barcelona, 1901. La ciudad vive días de gran agitación social. La oscura miseria de los más desfavorecidos contrasta con la elegante opulencia de las grandes avenidas, donde ya destacan algunos edificios singulares, símbolo de la llegada del Modernismo.

Dalmau Sala, hijo de un anarquista ajusticiado, es un joven pintor que vive atrapado entre dos mundos. Por un lado, su familia y Emma, la mujer que ama, son firmes defensores de la lucha obrera; hombres y mujeres que no conocen el miedo a la hora de exigir los derechos de los trabajadores. Por otro, su trabajo en el taller de cerámica de don Manuel Bello, su mentor y un conservador burgués de férreas creencias católicas, lo acerca a un ambiente donde imperan la riqueza y la innovación creativa.

De este modo, seducido por las tentadoras ofertas de una burguesía dispuesta a comprar su obra y su conciencia, Dalmau tendrá que encontrar su auténtico camino, como hombre y como artista, y alejarse de las noches de vino y drogas para descubrir lo que de verdad le importa: sus valores, su esencia, el amor de una mujer valiente y luchadora y, sobre todo, esos cuadros que brotan de su imaginación y capturan en un lienzo las almas más miserables que deambulan por las calles de una ciudad agitada por el germen de la rebeldía.

Datos técnicos
Editorial: Grijalbo (2019)
Nº de páginas: 688
Formato: Tapa dura / Versión Kindle
ISBN: 978-8425357244
Precio: 21,75 € / 9,49 €

Sobre la autora: Ildefonso Falcones

Impresiones
Por favor, os lo pido. Aquellos que todavía no la habéis leído, por favor, no os la perdáis. Es una novela magnifica, con una prosa que, en la edición en catalán, hay fragmentos que son poesía pura. No sé si en la edición castellana habéis tenido la misma sensación. La empecé en castellano, ciertamente, pero se me hacía extraño el hecho de mezclar el texto en castellano con los topónimos en catalán. Y ¡qué maravilla! Si hace falta la apuntáis con hierro candente. ;-)

La novela empieza con la familia Sala, formada por la mujer, Josefina, y sus dos hijos, Dalmau y Montserrat. Dalmau es dibujante y pintor. Montserrat es una activista por las libertades y la justicia social, muy amiga de Emma, una republicana encarnizada, guapa, con un cuerpo esbelto, curtido para la lucha obrera y con una oratoria fuera de serie.

Dalmau trabaja en la fábrica de cerámica de Manel Bello, después de tenerle como alumno en la Escuela donde da clases de Bellas Artes. Dalmau le realiza los diseños de las piezas que luego se fabricarán en esta.

Pero las cosas empiezan a complicar cuando Montserrat es encarcelada por encabezar una manifestación que acabó con disturbios violentos. Dalmau le pide a su patrón que interceda en la liberación de su hermana. Y ahí no cuento más porque ahí comienza una historia de combate por una jornada de ocho horas, salarios más dignos y una justicia social que debía permitir que no hubiera tanta diferencia entre patrones y obreros, que en aquella época era abismal, propiciada por la ignorancia de las masas, ignorancia que tenía su origen en el miedo inyectado por la Iglesia, un estamento con mucho poder y mucha influencia política y social en aquel entonces. Ignorancia que Emma combate personalmente en la sede del Partido Republicano dando clases a mujeres analfabetas y participando muy activamente en las huelgas y manifestaciones.


Reseñado por Artur Undebarrena Canal

Si quieres hacerte con un ejemplar puedes hacerlo desde el siguiente enlace: El pintor de almas

2 comentarios:

  1. Por ahora no entra en mis planes de lectura pero no lo descarto para mas adelante.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una historia de lo más apasionante. Tengo un hermoso recuerdo de él.

      Eliminar

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios