31 jul. 2020

«El hombre de la gasolinera» de Francisco Javier Sánchez Manzano

El hombre de la gasolinera

«El hombre de la gasolinera» de Francisco Javier Sánchez Manzano

Matt Lucas, un hombre enigmático y de misterioso pasado, comienza a trabajar en una gasolinera situada en mitad del desierto de Utah. Sin embargo, la tranquilidad con la que transcurre su nueva vida se verá súbitamente interrumpida a causa de un incidente en la autopista.Por otra parte, en Salt Lake City, Emily Macer, una joven y bella periodista sin escrúpulos, se prepara para entrevistar a los héroes del tren, tres chicos que se enfrentaron a dos peligrosos terroristas y que, gracias a su valentía, evitaron una catástrofe.¿Western moderno?, ¿alegato ecológico?

Datos técnicos
Editorial: Esdrújula Ediciones (2018)
Nº de páginas: 226
Formato: Tapa blanda 
ISBN: 978-8417042240
Precio: 14,25 €

Sobre la autora: Francisco Javier Sánchez Manzano

Impresiones
Cuando me llegó el libro que paso a reseñar, el autor me deseaba pasar un buen rato, desconozco si como modo de motivación o cómo formalismo no estudiado en el que desconocía mi reacción al recibir tan dadivoso regalo. No tengo el placer de conocer a Francisco Javier Sánchez Manzano pero desde estas páginas, dominio público (qué duda cabe) quiero agradecerle el buen rato que me ha hecho pasar con la lectura de este hombre de la gasolinera que me he bebido como el agua fresca que tanto se apetece estos días en Sevilla. ¿Sorprendente? Sí ¿Satisfactorio? Sí ¿Recomendable? Mucho.

El hombre de la Gasolinera es una historia que no necesita superar las doscientas páginas para contar todo lo que tiene que contar y asegurarse un buen sabor de boca del lector.

Reconozco que el gran número de libros que pueblan mi mesa de estudio me ha impedido dedicarme a esta historia con mayor premura, pero visto lo visto, llego a tiempo para convencer a nuestro público para que se haga con un ejemplar y lo disfrute en la playa, en casa o donde le salga de las narices ya que se trata de una trama atemporal de fácil lectura y muy entretenida.

Todos (o casi todos) recordamos a esos tres héroes americanos que durante un viaje en tren desde Praga a Berlín lograron reducir a dos terroristas que amenazaban con organizar una masacre para “reivindicar” su mensaje. Pues esta es la excusa que utiliza Sánchez Manzano para despertar la curiosidad de quienes tiramos de recuerdos y traemos al presente la conmoción de aquella noticia, que se prorrogó en las múltiples entrevistas que concedieron los jóvenes dentro y fuera de su país.

Emily Macer es una mujer ambiciosa, periodista para más señas, castigada a un ostracismo del que está convencida  que saldrá si utiliza adecuadamente las armas que como mujer atractiva posee, y vaya si utiliza estas. Cuando su vida da un vuelco de 180 grados y ha abandonado el gris por el más níveo color, empiezan a surgir dudas sobre la verdad de los acontecimientos acaecidos en aquel vagón. Surge, pues, la duda eterna: hay que decidir entre la integridad y la fama, entre la mentira y la verdad. Curiosamente, ella puede responder a esa pregunta pero, estará dispuesta a contestarla y ¿a qué precio?

Paralelamente, Ruud Brass, misterioso personaje de origen holandés entra en escena aunque él nos llevará sin quererlo a un americano que se ha criado en Osaka bajo los cuidados de un padre experto en artes marciales quien también descubre cómo de la noche a la mañana su vida cambia. Estos cambios desencadenarán una serie de acontecimientos que desembocarán en la vida apacible de su hijastro al frente de una gasolinera en el desierto de Las Vegas, La Nueva Dimensión (nombre del todo metafórico y acertado) en el que intenta reinventarse tras haber vivido y sufrido todo lo que un hombre hubiese podido imaginar y más. Desgraciadamente, no todo depende de las intenciones personales; las circunstancias mandan, qué se le va a hacer…

Lo verdaderamente interesante de la historia es cómo se enlazan argumentos tan distintos mientras que el autor disfruta haciendo alarde de una buena técnica literaria y un excelente uso del léxico. Con un estilo impecable, El hombre de la gasolinera se ha convertido en una de las sorpresas literarias con las que me he topado, sorpresa que no me ha dejado más opción que reseñarla y publicitarla porque el placer, compartido, es más grato.

Ya tendrán tiempo de descubrir quién es Sato, Regine Wilcox, Finley y Kelby ¿acaso Matt Lucas?

¿Qué hubiese ocurrido si Ana Jarvis no hubiese abierto la boca?¿Y si una misteriosa grabación no hubiese aportado luz a los hechos?

En definitiva, una opción literaria muy apetecible que recomiendo. Si la leen, contesten qué opinan de la peculiar cabina que se encuentra en medio del desierto.


Reseñado por Francisco Javier Torres Gómez

Si quieres hacerte con un ejemplar puedes hacerlo desde el siguiente enlace: El hombre de la gasolinera

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios