«Donde el perdón no llega» de Ángel Vela


Donde el perdón no llega

«Donde el perdón no llega» de Ángel Vela

¿Qué tienen en común un violento exconvicto que sobrevive en Jalisco haciendo lo único que se le da bien y una viuda que vio asesinar a sus hermanas y que lucha a diario por alimentar y proteger a sus hijas en un entorno tan hostil y cargado de peligros que llegar vivo al final del día se podría considerar un triunfo?
¿Y estos con un joven neuropsiquiatra que abandona una carrera meteórica en los Estados Unidos para regentar el ala de psiquiatría de un modesto hospital de Morelos?
¿Qué historia se esconde detrás del alebrije que el joven lleva a todas partes?
¿Hasta dónde estaría dispuesta a llegar una madre por proteger a sus hijas o vengarlas?
Una novela oscura y malsana en la que no todo es lo que parece. Una espiral de sufrimiento que consumirá hasta destruir a cuantos caigan en ella. Personajes esclavos de sus instintos, de sus pasiones y miedos, o incluso de su pasado o su futuro.
Drogas, mucho alcohol, machetes y pistolas, venenos, brutales asesinatos, vejaciones y suicidios. Tortura física y psicológica, sangre y vómitos. Trastornos mentales y horribles pesadillas, lágrimas y la más terrible de las herencias. Traumas imposibles de encajar, locura y fuego.

Datos técnicos
Editorial: Cazador de Ratas (2018)
Nº de páginas: 371
Formato: Tapa blanda
ISBN: 978-8417646028
Precio: 17,10 €

Sobre el autor: Ángel Vela

Impresiones
Hace tiempo que me dijeron que no hay libros de uno u otro tipo sino libros buenos y malos, y si se es capaz de encuadrar en cada grupo los distintos volúmenes que van llegando a nuestras manos, estaremos ascendiendo en la escala crítica de la lectura. Ahora soy yo el que utilizo expresiones parecidas cuando me dirijo a lectores que me piden consejo, como si de un gurú de la literatura se tratase (nada más lejos de la realidad). Es verdad que hacer la reseña de los libros que más se venden resulta, por lo general, más aburrido y monótono que descubrir esos otros títulos que, a falta de un aparato comercial potente que los empuje, terminan escondidos en el anonimato. Mi cruzada es hacerlos visibles, sin rechazar con ello las rutas de la seda que discurren paralelas, en la superficie. Es por ello que en mi peculiar búsqueda del arca perdida me encuentro con tesoros de distinta índole. Unos lo son por su contenido y otros por su forma, sin desterrar, por supuesto, a los que cumplen ambos preceptos, no excluyentes. Así es como llegué a conocer esta joyita de Ángel Vela, su primera novela, más propia de un escritor experimentado que de un principiante. Resulta que el autor se declara friki redomado y eso, creo, ayuda en el desempeño de sus funciones. 

Donde el perdón no llega es una novela de venganza, pero no una al uso, no. Es original hasta el punto de que no se necesitan más que un par de personajes, un argumento sólido, mucha imaginación y un alebrije.

Jajajaja. Un alebrije es una pieza de artesanía mejicana, generalmente basada en los requiebros del cartón para dar vida a una imagen o figura de vivos y alegres colores que es utilizada muchas veces como tótem al que agarrarse en los buenos o malos momentos. Ángel es maestro en temas mejicanos y elige los modismos utilizados en este país y palabras del caliche, jerga empleada por sectores marginales de la sociedad mejicana como medio de expresión de su historia, original y fresca, fantásticamente expresada en un idioma culto a pesar de los citados modismos, de los que podemos aprender.

Se trata de una novela en la que la violencia se encuentra presente en todo momento, y es necesaria para mantener la tensión narrativa, que termina por obligar al lector a seguir atento a los acontecimientos y con ello a devorar las 361 páginas que abrazan al final un glosario de términos bastante curioso y útil.

Ángel Vela es un pendejo de gran calado que ha conseguido que su editorial saque al mercado dos ediciones del presente título, una en el 2018 y otra en 2019. 

La editorial a la que nos referimos es Cazador de Ratas la cual, todo hay que decirlo, hace un buen trabajo y crea un producto apetecible en forma y contenido. La portada de Juan Alberto Hernández contribuye al éxito, que aún debería ser mayor. Estoy seguro que sería un libro aún más vendido de encontrarse en los escaparates de nuestras librerías. Al menos, en el sur, estas no colaboran mucho a que los autores locales sean más conocidos, y es una pena, porque existe mucho esfuerzo y, lo que es más importante, mucho talento, que debería ponerse en valor.

Como curiosidad quisiera destacar el papel que tienen las arañas en esta peculiar novela. Ello me trae a la memoria la araña que encargó el rey Pedro I, el cruel o el justiciero, según se mire, para que custodiara sus tesoros escondidos en el castillo de Almodóvar del Río, provincia de Córdoba. En Donde el perdón no llega, estas arañas terminan convirtiéndose en un delirio, un delirio muy real. Junto con el alebrije son indiscutibles protagonistas en una obra que ya en la presentación se tilda de Robert Rodríguez Style; y no puedo estar más de acuerdo. Sin duda, me la imagino en la gran pantalla: mucha sangre y golpes con temas musicales cuya selección podría ser encargada al mismísimo Tarantino.

Me quedo con ganas de leer más de Ángel Vela, quien sé de buena tinta que está cocinando otra historia con su sello. Y, hablando de sellos, me quedo con las mismas ganas de hacerme con algún que otro título de Cazadores de ratas pues ya he investigado y poseen un catálogo interesante.

El talento existe. Solo hay que ponerlo en valor. Me da tremendo coraje leer títulos mediocres que se han convertido en “superventas” mientras que compruebo como dos ediciones son insuficientes para que un libro “andaluz” traspase Despeñaperros. Y me rebelo. El derecho al pataleo es gratuito.

Estimados lectores, hagan como yo y busquen, comparen y si encuentran algo mejor… pues mejor para ustedes. En la búsqueda está la gracia de esto que se denomina lectura y en la lectura está a su vez la gracia de esto que consiste en disfrutar con un buen libro. 

He dicho.
Reseñado por Francisco Javier Torres Gómez

Puedes hacerte con un ejemplar aquí: Donde el perdón no llega
«Donde el perdón no llega» de Ángel Vela «Donde el perdón no llega» de Ángel Vela Reviewed by Sany on junio 17, 2020 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.