30 sept. 2019

"#Topadentro: Recetario Slowcooker" de Marta Miranda

slowcooker libro recetas topadentro gratis epub descargar

"#Topadentro: Recetario Slowcooker" de Marta Miranda

Después de la magnífica acogida de sus dos primeros libros, Slow cooker. Recetas para olla de cocción lenta y Mundo dulce con slow cooker, Marta Miranda, una de las personas que más sabe en nuestro país de cocinar con una olla de cocción lenta, nos propone un conjunto de recetas aún más fáciles, elaboradas, como siempre, con el mimo, el sabor y la textura que solo se alcanza cuando se cocina sin prisas y con buenos ingredientes. #Topadentro se refiere a recetas en las que solo hay una elaboración: se ponen los ingredientes en el slow cooker y se cocinan, sin pochar, dorar, reducir... Más fácil, imposible. Todas las recetas llevan dos fotografías: una de los ingredientes dentro de la olla de cocción y otra del plato terminado. En el texto se indican los ingredientes y las cantidades, un breve paso a paso de la preparación, la temperatura y el tiempo de cocción, y los consejos tan característicos y útiles de la autora.

Datos técnicos

Editorial: Larousse
Nº de páginas: 256
Formato: Tapa blanda / Epub
ISBN:9788417720483
Año de publicación: 2019
Precio: 16,05€ / 8,54€

Sobre el autor: Marta Miranda



Impresiones


Desde que llegó la Crockpot a nuestro hogar no hemos dejado de usarla. Un aparato capaz de devolver los antiguos sabores a nuestra cocina. La cocina lenta, la de toda la vida, la que no entiende de prisas pero sí de intensidades y de paladares.

A pesar de que cada día somos más los que hemos hecho hueco a una olla de cocción lenta, no son muchos los recetarios que encontramos. Por ello #Topadentro es un recetario al que recibimos con muchas ganas.

La cocina lenta tiene muchas ventajas pero por encima de todas destacan la comodidad y el resultado. Son recetas fáciles, de poco manchar, de las que gustan a los más novatos. Y el resultado, sabor de plato de abuela 100%.

En #Topadentro encontramos una amplia variedad de platos divididos en diferentes categorías. Recetas superfáciles, originales, sabrosas y sin necesidad de preparaciones previas. 

Así encontramos: La despensa de #topadentro, caldos, picoteo, verduras, decuchara (nuestros favoritos), guarniciones, pescados, carnes, aves y postres. Nos gustan especialmente los platos "decuchara" como la sopa minestrone o las alubias blancas a la jardinera, pero también otros platos como las patatas panaderas, el atún confitado con aromáticas o el rabo de ternera estofado. No nos diréis que no se os hace la boca agua.

Estos platos salen siempre muy blanditos, sabrosos e intensos. Nuestro consejo, ten siempre pan a mano para rebañar. 

Reseñado por Lourdes

.

29 sept. 2019

«Yo me ocupo» de Taro Miura


«Yo me ocupo» de Taro Miura


No hay nada como el trabajo en grupo para realizar tareas difíciles en las que cada uno desempeña un papel igual de importante. Un claro ejemplo de esta cooperación diaria está en los vehículos usados en las labores de construcción.

Datos técnicos

Editorial: Fragatina
Nº de páginas: 26
Formato: Tapa dura
ISBN: 9788416226252
Año de edición: -
Precio: 12€

Sobre el autor: Taro Miura

Impresiones

Aunque inicialmente a nosotros no nos llamó la atención, mi hijo en la biblioteca se enamoró de él. A veces hay cosas que los niños ven que nosotros no conseguimos ver. Y este libro es ejemplo de ello.

Un libro sencillo en el que con ilustraciones sencillas vamos conociendo las diferentes maquinarias de trabajo. Excavadoras, volquetes, camiones, grúas,... todos ellos tienen hueco en este libro. 

El texto que acompaña a la ilustración explica cuál es el movimiento que se está realizando en cada caso. Y a los niños les enseña la importancia de la colaboración.

Mi pequeño se queda embobado con cada ilustración e interactúa señalando cada vehículo, y pequeños detalles como el humo le llaman la atención. 



Esta es la prueba de que los niños no necesitan complejas ilustraciones ni profundas historias para divertirse y leer un libro una y otra vez.

Reseñado por Lourdes

Si quieres hacerte con un ejemplar puedes hacerlo desde el siguiente enlace:

.

28 sept. 2019

Libros de psicología para iniciarse en esta disciplina

Libros de psicología para iniciarse en esta disciplina


El ser humano siempre ha sentido curiosidad por conocerse, saber qué hay en su interior y qué pasa por su mente. La psicología pretende justo eso, estudiar la conducta humana, los procesos mentales y, en general, todo lo relativo a la experiencia humana.

La psicología es una de las ciencias más apasionantes que existen, y esto es en parte por el desconocimiento de la misma. La mente humana, a pesar de que lleva siglos siendo analizada, es una total desconocida para la humanidad.

Desde este blog proponemos algunos libros de psicología para iniciarse en esta disciplina. Son todos ellos, salvo alguna excepción, manuales fáciles de leer, libros que sobretodo van encaminados a que el lector se haga preguntas y comience a interesarse por la psicología y la mente humana.

El arte de amargarse la vida

Este libro está escrito por Paul Watzlawick, un importante filósofo y psicólogo austríaco nacionalizado estadounidense que vivió durante el siglo XX y que finalmente falleció en 2007.

Este libro supuso el reconocimiento internacional de este autor, que en la actualidad está considerado como una figura clave de la psicología gracias a su aportación a la teoría de la comunicación y la psicoterapia.

Está escrito como un libro de autoayuda donde el autor hace una recopilación de actitudes o conductas que llevamos a cabo los humanos frecuentemente sin darnos cuenta y que acaban perjudicándonos.

Sin embargo, la realidad es que es una parodia de este tipo de libros. En sus páginas encontramos una guía para amargarnos la vida, pero es todo ironía, pues el objetivo verdadero es comprobar la cantidad de trampas que nos hacemos para intentar no ser felices.

Watzlawick lleva el argumento de la autoayuda a lo absurdo para que comprobemos lo estúpido que pueden llegar a ser ciertos comportamientos que acaban perjudicando nuestro día a día. El libro, de unas 140 páginas, es de muy fácil lectura, rápido y ameno. Es ideal para momentos en los que se está bajo de moral.

Los cuatro acuerdos, de Miguel Ruiz

Miguel Ángel Ruíz Macías es un autor, escritor y orador mexicano que, previo a esta actividad, fue cirujano en México. Ruíz tiene ancestros toltecas, una civilización precolombina que habitaba el sur del país.

Los cuatro acuerdos es su obra más conocida. El autor, al sufrir un accidente que casi le cuesta la vida, comenzó a interesarse por la historia de sus antepasados y cómo en la cultura colteca construyen el sistema de creencias humano. Todo esto lo reflejó en este libro de 1997.

En el libro discute algunas de sus creencias a través de una serie de entrevistas, incluida su creencia en la leyenda de la Atlántida, o que el sol entró en su sexta era en 1992, llevando a una nueva era para la humanidad.

La principal conclusión que nos muestra el autor con el libro es que, en ocasiones, nos comportamos de manera muy dura con nosotros mismos y acabamos exigiéndonos más de lo que debemos.

Una lectura interesante de esta obra sería la de tomar todos los libros de filosofía o psicología general con cierta cautela, no creer en soluciones mágicas. Los Cuatro Acuerdos es un buen libro para aquellas personas que no se sienten bien consigo mismas pero todavía no están preparadas para ir a terapia.

Una segunda opción para quienes no se atreven ir a terapia, al menos terapia física, es acudir a un centro de psicólogos online, donde se conserva aún esa barrera de no estar frente a un profesional, cara a cara.

El hombre en busca de sentido, Víctor Frankl

Todo un clásico. Víctor Frankl era médico y filósofo a principios del siglo XX en Viena. Durante el régimen nazi, él y su familia fueron encerrados en un campo de concentración. A partir de sus vivencias nació este libro, que es conocidísimo a nivel mundial.

Se trata de un relato psicológico en el que se cuentan todos los procesos mentales que vivió el autor en aquella etapa, narrando las experiencias que sufrió mientras duró el cautiverio y cómo a pesar de todo fue capaz de encontrar una motivación, un sentido para la vida.

Esta obra es de un carácter marcadamente más triste que los anteriores y en algunos momentos puede parecer demasiado técnico, pero sin duda merece la pena leerlo.

Cuentos que curan, Bernardo Ortiz y Trinidad Ballester

Los autores, profesores de psicología, son los autores de este libro. Los cuentos han sido siempre una técnica muy utilizada en esta disciplina, pues pueden convertirse en una fuente de reflexión y curación importante.

El libro incluye dos partes, una primera orientada más hacia los profesionales, tanto pedagogos como psicólogos; y una segunda que son los propios cuentos. En la segunda parte se anima a los lectores a aprender y pensar sobre sí mismos y su entorno.

Leer estos manuales ayuda en esos momentos en los que no encuentras respuesta, cuando piensas “necesito hablar con alguien”, pero no das ese paso. La literatura psicológica puede servir de gran ayuda, pero solo si se accede a ella de manera pausada, con cierto reflexión y detenimiento.

Este libro es ideal para las personas amantes de los relatos, las que quieran iniciarse en la literatura creativa o simplemente para curiosos que se hagan preguntas y quieran abrir su mente.
.

27 sept. 2019

La importancia de la lectura en las carreras universitarias



La importancia de la lectura en las carreras universitarias


La lectura es enriquecedora en todos sus géneros. Hablamos de novelas, teatro, ensayos o incluso lecturas académicas. Se trata de un hábito que estimula la percepción, la empatía y la concentración, y que en determinados momentos pues incluso aportar beneficios a la consecución de objetivos. Por ejemplo, en las carreras universitarias, los alumnos pueden ayudarse de lecturas regulares sobre las materias que estudian a diario en clase para afianzar su aprendizaje.

La educación y, sobre todo el estudio en la Universidad, ya no se conciben desde el punto de vista conductista, cuya base empezaba y acababa en la transmisión del conocimiento del profesor al alumno. Actualmente hay fuentes complementarias de información en las que el estudiante puede apoyarse para crecer y aumentar sus conocimientos mientras mejora su rendimiento en la carrera. Por ello, existen lecturas recomendadas para cada rama.

Pero, ¿qué beneficios puede aportar concretamente la lectura para los estudiantes de carreras universitarias? ¿Es importante para ellos adquirir un hábito de lectura complementario con las horas de estudio marcadas? La respuesta viene dada en las siguientes líneas, con diferentes motivos por los que leer puede ayudar a los alumnos en el reto de afrontar una carrera en la Universidad.

1. Leer estimula la curiosidad y el conocimiento


La lectura de un buen libro supone descubrir algo nuevo con cada línea o párrafo, sentir que la información que lee es un camino que avanza en línea recta hacia el aprendizaje y el conocimiento. Es un hábito útil para que los estudiantes, mediante libros sobre sus propias asignaturas, afiancen conceptos y teorías que les servirán para su progreso.

Además, las consecuencias positivas de este tipo de lecturas supondrán un refuerzo positivos para los alumnos. De tal forma, este hábito se afianzará despertando todavía más su curiosidad, fuente inagotable de conocimiento en una etapa de crecimiento personal e intelectual como es la de estudiante universitario.

2. Una fuente de inspiración para los alumnos

Si la lectura alimenta el conocimiento y estimula la curiosidad, del mismo modo puede suponer una fuente de inspiración para los estudiantes con la que desarrollar nuevas ideas partiendo de todo lo leído. 

Por ejemplo, un estudiante de diseño que se encuentre leyendo un libro sobre fuetes tipográficas puede, durante la lectura, tener sus propias ideas para crear fuentes basándose en la información y el aprendizaje que ha adquirido durante la lectura. Es bien sabido que el conocimiento es la mejor forma de despertar el criterio propio y la creatividad en todos los sentidos, y la lectura es un vehículo ideal para ello.

3. Desconectar de las horas de duro estudio

Cuando el alumno se sienta cansado de estudiar durante horas pero necesite seguir asimilando conceptos, puede optar por leer. Es una actividad que, por su sencillez, no requiere del esfuerzo y concentración del estudio puro y duro de cara a un examen. Con la lectura, la asimilación de conceptos se produce de una forma mucho más pausada y liviana.

Así, el alumno obtendrá un momento de relax mientras, al mismo tiempo, no deja de aprender leyendo, evitando el estrés y protegiendo la salud mental del estudiante. Mantener el cerebro descansado es vital en las carreras universitarias.

4. Leer mejora la comunicación

Leer un libro sobre una materia concreta, donde el autor reflexiona sobre sus propios conceptos y teorías, provoca que el estudiante las conozca y, a través de su criterio, las asimile o bien desarrolle ideas con las que complementar o incluso rebatir al autor firmante. Esto puede ser un buen punto de partida para una conversación enriquecedora con sus compañeros sobre todo lo leído y las conclusiones extraídas.

De la misma forma, una lectura que cause una buena impresión siempre hará que el estudiante lector recomiende el libro en cuestión al resto de alumnos. Al mismo tiempo, él o ella también recibirán recomendaciones por parte de los demás, detalles que denotan una comunicación fluida y bien cimentada con la lectura como base y principal motivo.

5. Sensación de actividad y satisfacción

La lectura como hábito produce una sensación de satisfacción por mantenerse vivos y activos. Cuando un estudiante lee sobre un tema que le atrae o le interesa, como medicina o filología en caso de estudiar en estas ramas, siempre lo hará más motivado que con otros manuscritos. Esta motivación se traducirá en un aprendizaje más fluido y, posteriormente, en satisfacción por haber asimilado conocimientos con facilidad.

Esto vendrá acompañado también de un sentimiento de actividad, de ser consciente de haber aprovechado el tiempo leyendo en cualquier momento, incluso tumbados en el sofá, sobre una materia interesante y con efectos positivos para su camino como estudiante universitario. Estar ocupados en tareas constructivas como la lectura siempre resultará beneficioso a todos los niveles.

En conclusión, la lectura durante las carreras universitarias es siempre un hábito altamente recomendable por todos los beneficios que aporta al estudiante: desde reforzar conocimientos y ayudar a la creación de un criterio propio, a los efectos positivos sobre la salud mental del alumno por desconectar en cierta medida del tedio que suponen las horas de estudio rutinarias.

Los propios centros universitarios incluyen en los planes de estudio de sus diferentes carreras lecturas recomendadas que se convierten en referencias. Además, estas lecturas cobran más importancia cuando su contenido puede ser materia de examen o con influencia en la nota final. En cualquier caso, entre o no para los exámenes finales, leer es siempre una actividad beneficiosa.

Fuente referencial

Adrian Egea Sempere

.

25 sept. 2019

Buscamos colaboradores

colaborar blog literario periodista


¿Quieres formar parte de nuestro equipo de colaboradores?

¿Te gustaría ver tus opiniones publicadas? ¿Te gusta reseñar pero no tienes blog propio?

Escríbenos a librosquevoyleyendo@gmail.com y cuéntanos qué tipo de libros te gusta leer y por qué quieres unirte a Libros que voy Leyendo

Te esperamos
.

24 sept. 2019

«Círculo primero: El despertar» de Házael González

descargar libro gratis el despertar hazael

«Círculo primero: El despertar» de Házael González

Sobre la arena de una playa, junto a los restos de una cruenta batalla, una joven despierta sin recordar nada de su pasado ni de ella misma. Y en su desconcierto, solo tiene claro que debe descubrir su nombre, ya que él será la clave que le devuelva la memoria. Adoptada por una gata que acaba de perder a su hijo, iniciará un viaje por los territorios de la inmensa y misteriosa Nayrda, la Tierra Incontable, y sus pasos la llevarán hasta el valle de los unicornios, a la ciudad de las sirenas e incluso a los territorios perdidos donde habitan los Hymnayrdayl, humanos que un día decidieron unir su vida a la naturaleza… pero será un sabio mago quien acabará guiándola en su aprendizaje y la ayudará a comprender que en lo más simple y cotidiano se esconden las cosas más bellas, y que el poder de la magia poética puede sanar las heridas más profundas del alma. Una antigua responsabilidad y el recuerdo de alguien a quien amó le servirán de guía, y al final, la joven sin nombre descubrirá que el verdadero destino de su viaje estaba más cerca de lo que imaginaba: en su propio interior, en sus sueños, y en su corazón. El camino más corto no es el más directo, sino el más bello.

Datos técnicos

Editorial Dolmen
Número de páginas 388
Formato: Tapa blanda 
Año de publicación: 2019
ISBN: 9788417389901
Precio:

Sobre el autor: Házael González

Impresiones

Una mujer en busca de su identidad es como podría definir en pocas palabras Tierra incontable, Círculo primero, El despertar.

Pero… este libro es algo más. Es meterte de lleno en un mundo fantástico de animales parlantes. Una apuesta arriesgada pero efectiva.

En ese descubrimiento de su propio ser, nos rodeamos de unicornios, gatos, sirenas, Dioses y seres mitológicos que nos muestran valores profundos como la lealtad, la libertad y el amor sin ataduras.

"emociones que no eran frías ni calculadas, sino manifestaciones de sentimientos que muchas veces son más profundos cuanto más livianos parecen, ya que el amor verdadero no tiene porqué estorbar en la vida"

Una lectura ligera. Me ha gustado mucho la escritura del autor con frases bien construidas y un vocabulario rico, lleno de expresiones que te hacen reflexionar, por el punto de vista que te ofrece.
Sorprenderá que diga que en el trasfondo hay una gran crítica social a los comportamientos y valores del ser humano.

"la palabra no es nada sin quien la pronuncia, y tampoco sin alguien que le acompañe y le dé pleno sentido, porque la misma palabra puede ser una caricia o un cuchillo"

Todo ser que habita Tierra Incontable tiene algo maravilloso que ofrecer. De todos ellos nuestra protagonista va aprendiendo y rellenando así, pequeños huecos en su búsqueda de la verdad de su vida y de su memoria perdida.

"Nosotros nacemos sin caparazón y morimos si no nos cuidan cuando somos niños y por si fuera poco, nuestro instinto va desapareciendo. Confiamos más en lo que vemos que en lo que sentimos y la realidad es sentir, no ver"

Estoy deseando poder leer el segundo libro de esta tetralogía, que según el autor Házael González estas historias pretendes existir únicamente para ser leídas por todos aquellos que lo deseen, sabiendo siempre dónde comienza el viaje pero nunca jamás dónde terminará.



Reseñado por Taramay_books

Si quieres hacerte con un ejemplar puedes hacerlo desde el siguiente enlace: Despertar circulo primero
.

23 sept. 2019

«La leyenda de la isla sin voz» de Vanessa Monfort

descargar libro gratis la leyenda de la isla sin voz

«La leyenda de la isla sin voz» de Vanesa Montfort

Un joven Charles Dickens visita la isla-presidio de Blackwell, en Nueva York, donde conseguirá dar voz a la pobreza y la marginación, vivirá una apasionada historia de amor y gestará su relato más famoso Cuento de Navidad.

Datos técnicos

Editorial: Plaza & Janes
Nº de páginas: 432
Formato: Tapa blanda / Epub
ISBN: 9788401342059
Año de publicación: 2019
Precio: 18,14€ / 7,59€

Sobre el autor: Vanessa Monfort

Impresiones

Una de las grandes sorpresas de este verano ha sido poder encontrar en las librerías una cuidada edición del presente título al asequible precio de 6,96 euros, si bien el precio de su lectura podría haber ascendido sin que ello hubiese supuesto un menoscabo del valor de la lectura de tan hermosa novela, historia en la que la autora sienta las bases para la confección del universalmente celebrado Cuento de Navidad. Sobra, pues, anunciar que será el propio Dickens el protagonista de esta fábula que tiene como escenario  la isla de Blackwell, situada en el seno de las aguas frías y traicioneras del East River, muro infranqueable para aquellos que durante el siglo XIX residieron en las distintas dependencias allí instaladas. Y es que el autor inglés ya gozaba de fama mundial en 1842, año en que visita a su amigo Washington Irving en Nueva York con el fin de conocer de primera mano las novedades que la colonia o colonias escindidas del imperio pudieran ofrecer a sus primeras concepciones y prejuicios. Su agenda se verá sorprendida al recibir una misteriosa carta que un grupo de reclusos confinados en la citada ínsula le hacen llegar. Con el objeto de comprobar si la vulneración de derechos que allí tiene lugar, el gran defensor de las injusticias sociales logrará que se le conceda el permiso para realizar una visita-estancia al manicomio, hospital, orfanato y prisión que allí tienen asiento. El hacinamiento y la falta de condiciones sanitarias mínimas serán reveladas al paladín por un grupo variopinto de personajes autodenominados “La resistencia” que, a la larga, no solo conquistarán la empatía de Dickens sino su corazón, en especial Anne, una enfermera rebelde ante la injusticia, dotada del carácter y resolución que parecen constituir al talón de Aquiles de los sentimientos del escritor. El lector deberá descubrir qué secretos y qué tesoro se esconden en Blackwell antes de que se convierta en el emplazamiento de la Estatua de la Libertad, uno de los iconos más emblemáticos de la metrópolis, llamada así, quien sabe si por todo aquello que se vivió allí antes de su llegada. Dickens era un gran conocedor de la palabra, con la gustaba de hacer malabarismos. Su capacidad de improvisación le hace tramar un plan mediante el cual poder ser informado de esa cara oculta de la isla gris y tenebrosa que en un futuro se tornará clara y limpia.

Eran otros tiempos y Vanesa Montfort, autora ya asentada en el panorama literario nacional, sabe sacar jugo a cada frase, a cada palabra, con el fin de encandilarnos. La prueba de que consigue su cometido está en que personajes como Tim, “la rata”, Ada, Lili, miss Grady, Darcy Moore, Florita, Marley y un gigantón que alumbrará las almas de todos formarán parte de nuestras vidas después de haberlos conocido. Mención aparte merece el director del enjambre de edificios lúgubre contra el que se destina la crítica encerrada en la novela, el señor Scraugh, supuesto y posiblemente aprobado antecedente literario del gruñón Scoroge cuyas “paparruchas” forman ya parte del acervo cultural de la Historia de la Literatura.

Sumérjanse en la lectura de este bello libro y descubran por qué la esperanza es lo último que se pierde, incluso en el centro de la misma locura, cómo el amor se puede hacer un hueco entre la más profunda desolación, cómo una brújula estropeada puede ser un símbolo de resistencia y, sobre todo, cómo un cuento de navidad puede construirse al amparo de una candela en el más frío de los paisajes imaginables.


Reseñado por Francisco Javier Torres Gómez


Si quieres hacerte con un ejemplar puedes hacerlo desde el siguiente enlace: La leyenda de la isla sin voz
.

22 sept. 2019

"Mujeres que compran Flores" de Vanessa Montfort.

Descargar libro mujeres que compran flores Vanessa monfort


Mujeres que compran Flores, de Vanessa Montfort


En un pequeño y céntrico barrio de la ciudad hay cinco mujeres que compran flores. Al principio ninguna lo hace para sí misma: una las compra para su amor secreto, otra para su despacho, la tercera para pintarlas, otra para sus clientas, la última... para un muerto. La última soy yo y ésta es mi historia.

Después de la pérdida de su pareja, Marina se da cuenta de que está totalmente perdida: había ocupado el asiento del copiloto durante demasiado tiempo. Buscando empezar de cero acepta un trabajo provisional en una curiosa floristería llamada El Jardín del Ángel. Allí conocerá a otras mujeres muy diferentes entre sí, pero que, como ella, se encuentran en una encrucijada vital con respecto a su trabajo, sus amantes, sus deseos o su familia.

De la relación entre ellas y Olivia, la excéntrica y sabia dueña del local, surgirá una estrecha amistad de la que dependerá el nuevo rumbo que tomarán sus vidas. 

Datos técnicos

Editorial: Plaza Janes
N° de páginas: 343
Formato: Tapa blanda/ePub
ISBN: 9788401017308
Año de publicación: 2016
Precio: 17,9€/7,59€

Sobre el autor: Vanessa Monfort

Impresiones

Es esta una muy curiosa novela de amor y desamor, de aprendizaje y olvido, de desidia y confirmación, de búsqueda, encuentros y desencuentros, y todo ello al amparo y abrigo de un vivero-invernadero llamado El jardín del ángel, en el centro del madrileño barrio de Las Letras, justo detrás de la iglesia de San Sebastián, en lo que anteriormente fue su cementerio, en el que fue sepultado Lope de Vega…

La protagonista, Marina, se queda viuda y se muda a este precioso barrio cargado de historia a encontrarse a sí misma, y lo hace con la compañía de su gato Capitán y la urna que contiene las cenizas de su difunto marido Óscar. Dichas cenizas serán depositadas en el mar, en la costa de Tánger, pero el intrépido viaje en solitario que conduce a Marina hacia lo desconocido a bordo del Peter Pan, el barco en el que tantas experiencias vivió el matrimonio, no es más que la conclusión, el vencimiento de resistencias y dudas sobre sus sentimientos y sobre su mismo pasado. Dichas reflexiones no surgirán de modo natural, ni tan siquiera la aventura que la colocará en el filo de la navaja hubiese sido posible si no hubiera penetrado en el vivero regentado por Olivia, una mujer que esconde grandes secretos tras su inteligente conversación, su don para establecer relaciones sociales y sus excelentes consejos, virtudes todas ellas que harán posible que se forje una gran amistad entre cinco mujeres de divergente carácter unidas por su distinta forma de concebir la vida y el amor, y el gusto por las flores y su lenguaje.

Vanesa Montfort elabora con pocos ingredientes una inteligente historia en la que se ponen sobre la mesa los distintos tipos de mujer según el tipo de amor que destilan, sus expectativas y su realidad. El resultado es una obra que pusiera tacharse de feminista cuando realmente el postre que surge de su receta es una cadena de reflexiones muy interesante acerca de lo que es el amor y en cómo puede, quiere o debe ser vivido por mujeres y hombres que esconden miedos que impiden la realización completa no solo respecto a los caprichos del corazón sino a los de la vida misma. 

Las conversaciones en la floristería nos enseñan que las flores tienen un lenguaje propio que es interesante conocer pues regalarlas es una sutil forma de sustituir a las palabras, las cuales no siempre consiguen transmitir el mensaje pretendido.

El lector sabrá en qué consiste el síndrome del copiloto, el síndrome de la superwoman, el síndrome de Galatea, el síndrome de la bella sufriente y el síndrome de la omnipotente mientras que intenta analizarse y averiguar cuál de ellos habita en su interior.

El mensaje de quererse a uno mismo termina resumiendo las cuestiones planteadas y para ello hay que vencer los miedos que amenazan con frustrar una vida plena, ya sea esta meta no alcanzada por prejuicios sociales o propios. Mujeres que compran flores es una divertida forma de autojuzgarse a través de inteligentes diálogos que tienen lugar en torno a un olivo que terminará convirtiéndose en parte fundamental de la trama, como también lo harán los secretos que guarda Olivia al sincerarse con Marina.
Marina busca un cambio en su vida y la casualidad hace que se convierta en dependienta de nuestra floristería pero, ¿es atribuible a la casualidad? Este giro inesperado del destino para aquella que solo había penetrado en el pequeño vergel por curiosidad?

La curiosidad reside más bien en el hecho de que dicha floristería-vivero existe y se encuentra emplazado en el mismo lugar en el que es descrito en la novela. Tendríamos que preguntarle a la autora si también existen sus protagonistas aunque estas posean otros nombres. De hecho Vanesa Montfort aparece como figurante en la trama a la que también es invitada la misma Rosa Montero, deduciéndose la gran admiración profesada a tan insigne escritora.

Lean esta novela, Mujeres que compran flores (Plaza Janes, Penguin Random House Group 2016) y si quieren un consejo, hagan una búsqueda en las redes sobre el cementerio de la iglesia de San Sebastián de Madrid y el lugar de descanso de los restos de dos literatos tan universales como son Lope de Vega y Miguel de Cervantes. Sinceramente, creo que el descubrir información sobre estos hechos puede contribuir a disfrutar mucho más, si cabe, la lectura de esta historia sobre una floristería sobre cuya entrada, a la vera de la plaza de Santa Ana y la del Ángel, en la calle Huertas, se halla un letrero que reza, como cantara Manuel Carrasco, No dejes de Soñar…



Reseñado por Francisco Javier Torres Gómez

Si quieres hacerte con un ejemplar puedes hacerlo desde el siguiente enlace: 

.

17 sept. 2019

"No soy un monstruo" de Carme Chaparro

no soy un monstruo epub carme chaparro


En solo treinta segundos tu vida puede convertirse en una pesadilla

Si hay algo peor que una pesadilla es que esa pesadilla se repita. Y entre nuestros peores sueños, los de todos, pocos producen más angustia que un niño desaparezca sin dejar rastro.

Eso es precisamente lo que ocurre al principio de esta novela: en un centro comercial, en medio del bullicio de una tarde de compras, un depredador acecha, eligiendo la presa que está a punto de arrebatar. Esas pocas líneas, esos minutos de espera, serán los últimos instantes de paz para los protagonistas de una historia a la que los calificativos comunes, «trepidante», «imposible de soltar», «sorprendente», le quedan cortos, muy cortos.

Porque lo que hace Carme Chaparro en No soy un monstruo, su primera novela, es llevar al límite a sus personajes y a sus lectores. Y ni ellos ni nosotros saldremos indemnes de esta prueba. Compruébenlo.

Datos técnicos

Editorial: Espasa
Nº de páginas: 330
Formato: Tapa dura / Epub
ISBN: 9788467048964
Año de edición: 2017
Precio: 18.90€  / 9.49€

Sobre el autor: Carme Chaparro


Impresiones

Un niño que desaparece sin dejar rastro en la circunstancia más inexplicable, una periodista que cubre el suceso, un gurú de internet y un equipo de policía que se siente impotente ante la falta de pruebas por donde continuar la búsqueda. Con un ritmo de lectura trepidante, hacen que esta novela resulte muy atractiva a primera vista.

La premisa de la que parte No soy un monstruo es buena. Al principio me gustó y me mantuvo en vilo, pendiente de cada detalle y sorprendida con cada nueva página. 

Con una gran variedad de personajes que, aunque bien creados, son los típicos en este género de novelas. Ninguno tiene nada de especial o diferente que le haga destacar, pero en conjunto funcionan bien.

Desde mi punto de vista, tiene unas reflexiones muy interesantes y acertadas sobre la vida, el amor, la maternidad y la familia en general. También sobre los sentimientos que atan de por vida y resultan destructivos o no, según la persona y su personalidad.

Lo que más me ha gustado ha sido justo el momento en que comienza y el final. Además de sorprenderme mucho. Aunque algo precipitado, no me esperaba para nada que acabar así y creo que esto es lo que me ha hecho valorarla un poco más. 

Por lo demás, me decepcionó bastante. Llena de clichés y muy repetitiva. Primero presenta un tema o nos cuenta algo y luego cada vez que hace referencia a esto, vuelve a explicarlo, aunque sea de forma breve. 

Me dio la sensación de que había pasado mucho tiempo de que escribió un capítulo al siguiente. Era como si la autora estuviera haciendo un recuento para acordarse donde se había quedado. O como si no se acordara de si explicó una cosa o no, así que volvía a explicarla en ese momento por si acaso. Así una y otra vez hasta el final.

Está llena de clichés y estereotipos, como es el caso de una de las protagonistas. Es una mujer guapa, policía y que va de dura y necesita “parecer” muy masculina para que la respeten, pues no. No entiendo que quiera reivindicar su papel como mujer profesional y con un cargo importante en la policía y a la vez sienta que tiene que ocultase y aparentar todo lo opuesto a lo que en realidad es. 

En un momento como el actual que abogamos por la igualdad, esto me sobra y me choca muchísimo. Quizás mejore en la segunda parte, no lo sé. Para mí, ha sido una lectura entretenida, sin más.




Reseñado por Sany

Si quieres hacerte con un ejemplar, pulsa en el siguiente enlace: No soy un monstruo: Premio primavera de novela 2017

.

14 sept. 2019

Trilogías «Alexia» y «Verano»




Dos trilogías para evadirse
Hoy me voy a atrever a realizar una reseña un tanto distinta, y es que este verano he leído dos trilogías, y por la temática tan similar no voy a hacer una por cada libro porque pienso que para quien nos siga puede sonar repetitivo, así que ¿por qué no intentar una comparativa?
Las trilogías son:
La saga de “Alexia” que se compone de “Los secretos de Alexia”, “Las dudas de Alexia” y “La elección de Alexia” de la autora Susana Rubio.
La otra es “Verano” de Jenny Han con los libros: “El verano que me enamoré”, “No hay verano sin ti” y “Siempre nos quedará el verano”
Ambas son novelas juveniles, o young adult, como se suelen denominar ahora. 
La primera diferencia que encontramos es la extensión mientras que cada libro de Alexia se compone de entre unas 416 y 445 páginas, la saga Verano es más ligera y está entre las 272 y 288, así que la diferencia es casi la mitad. Y aunque Alexia se me ha hecho más monótona en comparación con la otra no se hace pesada al leerla. 
Alexia es una historia más banal en líneas generales, aunque cada personaje tenga su trasfondo, en cambio Verano la historia en sí es más profunda, en especial si nos centramos en el primer volumen.  Pero en cuanto a enganche de historia creo que Alexia engancha más, tiene muchos frentes abiertos con muchos personajes secundarios que hace que no te centres en un solo aspecto en la lectura y tenga más de dónde tirar. En Verano hay menos personajes secundarios, y aunque tiene una historia más madura y más sólida al final parece que lo único es que ha dilatado en el tiempo la historia de amor entre los dos hermanos. Si bien cabe destacar la evolución de Jeremiah, uno de los hermanos que en la última entrega la autora le pega un giro que pasa de ser un hombre adorable a tener el sentimiento de que la manipula en todo, que es controlador y egoísta. Está súper bien llevado la verdad. 
Mientras que en Verano la acción transcurre en un lapso de tiempo muy dilatado, en Alexia se centra en el primer año de universidad. Es verdad que este aspecto no me ha gustado mucho y creo que se podría haber resumido un poco más. 
En ambas las líneas argumentales se cierran todas, siendo más complicada la labor de Susana debido a todas las subtramas que crea. 
Los personajes no se pueden comparar realmente porque Susana los pone más cercanos, muy creíbles, más juveniles, muy alocadas también, vamos el prototipo de universitario. En cambio en Jenny los personajes juveniles son en ocasiones demasiado maduros para su edad.
En ambas sagas se pone de manifiesto las relaciones parentales, desde dos puntos de vista, así como las relaciones de familia y amistad. 
En definitiva dos buenas trilogías con las que pasar unos buenos ratos. 
Alexia está publicada por Montena y Verano por Planeta.

Reseñadas por Rocío Carralón

.

11 sept. 2019

«Txano y Oscar» de Julio Santos y Patricia Pérez.

txano y oscar descargar epub gratis

Txano y Oscar de Julio Santos y Patricia Pérez.


Conocí esta colección el año pasado, mi hija de siete años estaba loca por un Kindle, y me parecía muy pronto comprarle uno. Así que miré algún título que estuviese bien para que probara leyendo en el mío. Me topé con Txano y Óscar y estaba gratuito por lo que era ideal.

Mi hija lo devoró por lo que compré el segundo y ahora tengo los tres últimos, en este caso en formato físico. Son un total de 5 libros pero tienen en mente ir creando más.

1.- La piedra verde, que cambiará la vida a nuestros protagonistas. 128 páginas. Disponible en castellano, inglés, euskera, catalán y portugués.

El resto de los libros de momento están disponibles en castellano y esukera.

2.- Operación sabueso, en donde tiene que resolver el misterio de unos perros desaparecidos. 130 páginas

3.-El dragón de jade: En un lejano monasterio de china les aguarda un gran misterio. 130 páginas

4.- El secreto de los dogón. En esta ocasión Óscar, Txano y su familia viajaran a Mali en dónde no dejan de ocurrirles cosas. ¿Qué es el país dogón? 130 páginas.

5.- El conjuro escarlata, los herederos del mago Merlín se lo pondrán complicados a nuestros amigos.

En primer lugar tengo que resaltar la calidad de los libros, el gramaje del papel, el satinado, el brillo… es una encuadernación muy cuidada. Para haceros una idea, ya que no los podéis tocar, si habéis leído “Los futbolísimos” o “Las princesas dragón”, es similar. Esto es lo que tiene hacer una edición autopublicada y crear un sello. A veces da grandes fracasos porque los autores lo único que quieren es ver su libro publicado, pero en otras ocasiones lo que se consigue es tener el control absoluto de todo el proceso, creando de esta manera un libro con las características que quieres.

La colección trata de un grupo de chicos que se ven envueltos en distintas aventuras, una especie de “Los cinco” pero más actuales tanto en tecnología como en temas. También dirigido a un público un poco más joven, eso no quita que también sea una lectura apta para más edad, no se van a aburrir. Como veis en las pequeñas sinopsis que he puesto siempre hay algo en cada libro que les puede hacer picar la curiosidad para investigar, sobre la cultura asiática, sobre algún continente, sobre leyendas… por lo que si tienen inquietudes no se quedaran sólo en las lectura.

También sería interesante darse una vuelta por un blog paralelo (www.cuatroporelmundo.com) para descubrir un viaje inolvidable, descubriendo cómo nació esta gran colección. Pero no es sólo interesante el viaje, en la página web de la colección los chavales pueden ver cómo para idear un personaje y darle una forma definitiva hay que pasar por muchas fases; muchos dibujos fracasados, muchas pruebas e intentos, verán los primeros bocetos que realizaron de los personajes, una forma original de acercar a los niños el proceso de creación de una historia. Podrán descubrir los cambios que tubo por ejemplo la primera portada hasta que dieron con la definitiva.

Para los maestros tienen recursos para docentes y para poder ir a los colegios, es una gran idea, los niños al conocer a los autores siempre se implican más.

Los autores han apostado porque todos los niños tengan acceso a la lectura y para ello usan el modelo Freemium, que significa que los dos primeros libros los pueden descargar gratis. Yo realmente espero que tengan suerte en este proyecto y podamos seguir leyendo sus libros, es una gran iniciativa, no es hacer publicidad gratuita como seguro muchos pensareis, nos conocéis lo suficiente para saber que somos objetivas, Seguro que quien lo compre opinará como nosotros. Los autores son muy accesibles y cualquier duda que tengáis estarán encantados de contestarla. Los libros los podéis conseguir de muchas formas, aunque supongo que actualmente para muchos es más fácil Amazon.

Enlaces de interés:
http://www.txanoyoscar.com/
http://www.txanoyoscar.com/blog/



Reseñado por Rocío Carralón

Si quieres hacerte con un ejemplar puedes hacerlo desde el siguiente enlace: La piedra verde
.

10 sept. 2019

Entrevista a Elena de Toro

Entrevista a Elena de Toro, autora de 'No me mires a los ojos'


Entrevista a Elena de Toro, autora de 'No me mires a los ojos'


Cuanto más reniego de la Novela Romántica, más razones parece encontrar esta para seducirme y ello que mis defensas son recias, poderosas, inexpugnables…

Es la atracción por los retos la que me condena a disfrutar, curiosa contradicción. 

Conocí a Elena de Toro por casualidad y tras mantener una corta conversación con ella descubro no solo que tiene muchas más cosas en común conmigo de las que hubiese aventurado a priori, sino que, además, ostenta y maneja a la perfección las áreas de la seducción. Su principal atractivo: una sonrisa que no cabe en su boca, una inteligencia que atraviesa sus ojos y un desparpajo que invita a perderse en su mundo, un mundo que se asoma al espectador en forma de novela. No me mires a los ojos (Calíope 2019) es la ópera prima de esta joven sevillana de tan solo 21 años, una novela de género que cumple de sobras con las expectativas y permite a la autora codearse con autoras consagradas de su estilo. Eso sí, su experiencia vital le aporta un punto de frescura que sirve de plus a su muy correcta narración, texto este que nos atrapa y nos acompaña en una lectura que se antoja divertida y que termina descubriéndose como desgarradora. ¿No son acaso estos los principales elementos de una trama “romántica”? Claro está que el amor y el desamor juegan al escondite con asiduidad pues ambas son las dos caras de una misma moneda que todos guardamos en nuestro bolsillo.

Tali Marín, pseudónimo de Natalia, escritora de éxito, gusta de vivir una vida algo frívola en un trío amistoso (o no) con su inseparable amiga Noa y su amigo Diego, tres personajes que interactúan en todo momento acaparando el centro de la trama. Pero al número tres se le suma una unidad llamada Hugo, y el cuarteto ya constituido, a veces empalagoso, puede convertirse en colmena con la entrada en escena de Javier, Óscar, Pilar y otros personajes secundarios que aportan su granito de arena y tamizan una o múltiples historias de amor y desamor paralelas que convergen para trazar líneas nuevas y desconcertantes.

La novela se puede leer consumiendo palomitas de maíz, una buena taza de chocolate o una Fanta de naranja. Lo importante es no dejar que la mente divague en exceso pues el final es fantástico, como también lo es la ejecución de la trama que lleva a él.

Elena de Toro demuestra gran madurez y un gran dominio de la palabra, y se adivina gran lectora, suposición bien plasmada en la construcción de sus frases precisas y en el modo que tiene de atrapar al lector. Si esta es su primera novela, prepárense, que vienen curvas. 

Ganadora de la 52ª edición del Concurso Coca Cola Jóvenes Talentos “Premio Relato Corto”, ha sido un placer haber podido acceder a una joven promesa quién, con su bonita sonrisa, sus nervios y los esbozos de un gran carácter, accede a una entrevista que seguro que nos depara divertidos momentos. Bienvenida, pues, Elena a esta tu revista RománTikas´s.

La entrevista transcurre en un bar. Delante de la entrevistada, un vaso con Fanta de naranja bien fresquita. Natalia, la protagonista de la novela bebe lo mismo ¿casualidad?

Aquí, un entrevistador curioso, ha leído las entrevistas que le han hecho previamente a la joven y son tan completas que será difícil no caer en la repetición. Afortunadamente, es mucho el jugo que se puede extraer de viña tan fértil.

Elena, planteas un trío, y no de cartas, desde el principio de tu libro. Dejando a un lado las connotaciones sexuales, que no es el caso ¿cómo se te ocurre agrupar a tus tres principales personajes de este modo?

Porque, claro, si hubiera sexo explícito, esta es la pregunta clave. No obstante, sabemos que cuesta describir escenas tórridas. Háblanos de cómo te las apañas para que estas se conviertan en implícitas y no despierten como explícitas.

Desde el principio quise que los personajes principales de la novela tuvieran un pasado entre ellos. Una amistad verdadera, un amor no correspondido, etc. Una historia anterior a la que los lectores se van a encontrar en el libro. Y, bueno, introducir la idea de un triángulo amoroso siempre le da chispa a la trama. Así que, ¿por qué no agrupar a los tres de esa manera?

Sin embargo, como bien dices, no hay ninguna escena que se pueda clasificar como explícita. Esto también es intencionado. Por una parte, porque todavía no me siento totalmente cómoda con algunas descripciones, y por otra porque, si me propusiera hacerlo, tampoco sabría cómo. No tengo la experiencia, pero tampoco quiero sentir que tengo que frenar a la hora de describir ciertas escenas si me apetece dar un poco más de detalle del que estoy acostumbrada. Todo es intentarlo y ponerse a ello.

A Natalia le gusta sentir la suavidad y el frescor de las sábanas ¿Te ocurre a ti lo mismo?

A mí me encanta pasar horas y horas entre las sábanas: soy muy dormilona. Una de mis aficiones preferidas es pasarme las mañanas o las noches escribiendo en mi cama. O viendo una serie. O leyendo. Por lo que la respuesta correcta es sí, me ocurre exactamente lo mismo que a Natalia (de alguien lo habrá sacado…).

Pero en cambio, protege su desnudez con las mismas. Esa supuesta timidez ¿es intencionada?

No me atrevo a decir que cada cosa que ocurre en el libro es intencionada porque no quiero meter la pata, pero eso en concreto sí que puedo asegurarlo. Los momentos de timidez de Natalia contrastan con su explosiva personalidad, con su carácter extrovertido. Y es esa timidez la que quería que sorprendiese al lector. Porque todo el mundo tiene un lado más personal, más suyo. Un lado que no deja ver tan fácilmente y que solo muestra con personas concretas. Personas importantes y cercanas. Para Natalia esto es difícil. Su pasado no deja que se abra a las personas que le importan, y eso originará más de un problema en la historia. Pero, al final, siempre se es uno mismo con las personas que te quieren y que conforman los pilares más importantes de tu vida.

Asistimos al emperifollamiento de las dos actrices principales: la escritora de éxito y su mejor amiga, pero no se hacen amplias descripciones físicas de ninguna de ellas. La imaginación vuela y pone cara a ambas, pero ¿cómo desea Elena de Toro que se imaginen los lectores a sus personajes?

Siempre me ha gustado que en las novelas no se hagan descripciones demasiado detalladas de los personajes, porque eso da pie a que cada persona imagine un mismo personaje de forma distinta. Y creo que esa es una parte muy bonita de la lectura: la subjetividad. La historia es la misma, pero cada persona crea en su mente su escenario particular. Y eso es lo que quería yo.

Sí es cierto que doy pequeños detalles de los personajes: el color de los ojos, el tono de la piel, etc. Pero nadie podrá saber nunca cómo son realmente Natalia, Noa, Diego o cualquier otro personaje. Porque cada uno tiene su propia Natalia, su propia Noa y su propio Diego. Que es suyo y que no se puede cambiar. Y es probable que, si en algún momento me propusiera describir realmente como son, los lectores aún seguirían imaginándolos como lo hicieron en un principio. Cuando los hicieron suyos, sus personajes. No me gustaría cambiar eso nunca.

El chocolate y la lasaña están presentes en la novela y, además, destacan los pasajes en que aparecen. ¿Eres fan de Garfield?

¡La verdad es que no! Es posible que haya visto algunos capítulos de la serie de televisión cuando era pequeña, pero nunca he leído los cómics ni me he introducido en su mundo. La pura verdad se reduce a que me encanta la pasta y el chocolate, ¡y a quién no! Además, el tener muy presente a Italia en la novela (dejemos que los lectores averigüen por qué…) me ha permitido introducir ese tipo de comida en muchas ocasiones. Pizza, espaguetis, lasaña… Cualquier cosa me vale, ¡me encanta todo!

Y hablando ahora del chocolate… Puede ser que sea una de las cosas que me diferencian de Natalia: a ella le gusta el chocolate caliente, en taza. A mí, sin embargo, me gusta recién sacado del frigorífico. Polos opuestos con un centro en común. 

El lujo (apartamento de ensueño, un Aston Martin en la puerta…) ¿Es necesario que aparezca de algún modo en una novela romántica?

Para nada. Bajo mi punto de vista, una novela romántica puede tener lo que quiera: aventura, misterio, romance (obviamente), erotismo, lujo, pobreza, surrealismo. Lo que sea. He leído muchas novelas románticas sin ningún tipo de lujo en la vida de los personajes, y he leído otras en las que he llegado a pensar que tenían una piscina de monedas en su casa. Como el Tío Gilito. 
Es más, ya adelanto que, en la segunda parte de esta novela, el lujo podría esfumarse de un plumazo.

La omnipresente infidelidad ¿por qué?

Toda historia de amor debe tener su punto débil. O su punto fuerte, depende de la perspectiva del lector. La vida de Natalia siempre ha estado llena de traición, de engaños, de deslealtad. Incluso personas muy influyentes en su vida han conseguido romperle el corazón (porque el corazón no solo se rompe con el amor romántico…). Y esa infidelidad no dejará de estar nunca en su vida. Ni ahora, ni en un futuro. Es ella la que tendrá que aprender a no caer en la tentación. Tendrá que aprender a no dejarse influir por el lado oscuro para no hacer daño a la gente que quiere. Para poder dejar su pasado atrás. Y ahí está lo bueno de la historia.

Cuando entra Hugo en escena, invitas al destino a entrar en la trama. Es el destino un recurso muy socorrido que aprovechas a la perfección, pero ¿tienes presente al destino a la hora de empezar a escribir?

Quiero ser muy sincera a la hora de responder a esta pregunta. Al principio, no. Yo escribía y escribía y en ningún momento se me pasó por la cabeza que la trama de la historia evolucionara alrededor del destino. Pero llegó un momento en el que me dije: “¿Y si todo esto fuese cosa del destino? ¿Y si Hugo fuese el príncipe azul que Natalia ha estado esperando toda su vida?”. Y, entonces, pensé algo mejor: “¿Y si le hago pensar a todo el mundo que esto es cosa del destino?”. Y a partir de esta última pregunta nació la idea de la segunda parte de la novela. Porque es posible que el destino, en realidad, no tuviera nada que ver desde un principio.

Hugo es demasiado perfecto. ¿Te ha sugerido alguien que le deberías haber añadido alguna connotación negativa?

La verdad es que nadie me ha dicho nada al respecto. Mucha gente me ha comentado que el personaje que más le gustaba era Hugo, que le encantaba su personalidad, etc. Y, bueno… Esta respuesta va a ser muy cortita porque no quiero dar muchas pistas de lo que tengo pensado para el próximo libro, así que me quedo con una frase que no dejo de escuchar hoy en día: Todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Pues con la perfección pasa lo mismo.

¿Existe un Hugo en la vida de Elena de Toro?

Existe un Álvaro, que es casi lo mismo. Y digo esto porque me he inspirado bastante en él para crear el personaje. En frases que he escuchado salir de sus labios, en su forma de responder a mis tonterías, en partes de su personalidad… Me resultaría muy complicado poder crear un personaje desde cero, sin coger ninguna característica de algún conocido. Aunque solo sea el color del pelo o de los ojos. Algo. Pero sí es cierto que Hugo es el personaje que más se parece a alguien de mi vida. Al menos, por ahora…

Tus personajes, todos, fruncen el ceño más de una vez. ¿Sueles hacerlo tú?¿En qué circunstancias?

¡En todas! No dejo de hacerlo. Si no estoy sonriendo (cosa que hago bastante), estoy frunciendo el ceño. Espero no tener muchas arrugas en la frente dentro de unos años. Supongo que es por esta razón por la que mis personajes también lo hacen. Hay cosas de mi personalidad que me resulta imposible no introducir en la novela.

Vamos ahora a caer en las preguntas que te han hecho mil veces pero intentaremos matizar. Por supuesto, la primera de ellas se refiere a tus comienzos como escritora. Aun sabiendo que ganaste ese premio de Coca Cola y que aquel escrito se perdió para siempre, seguro que tus pinitos los hacías desde antes (seguramente por ello triunfantes como lo hiciste). Quisiéramos saber qué tipo de escritos elaborabas y si alguna vez te dio en aquella etapa por escribir poesía (o teatro, aunque ello es menos frecuente a esa edad)

Como muchas otras personas, lo primero que recuerdo haber escrito (aparte de las redacciones obligatorias que nos mandaban en el colegio) fue mi diario. Sé que no escribía más que tonterías, pero fueron los primeros relatos que plasmé en un folio en blanco. Aunque fuesen relatos que trataban sobre lo mucho que me gustaba una asignatura o qué había hecho hoy en el recreo. 

Después de eso no recuerdo más relatos en mi trayecto como escritora, ya que solía dedicarme más que nada a iniciar novelas que nunca terminaban. Hasta que una sí que lo hizo (y por eso estamos aquí ahora).

Poesía como tal nunca escribí. Escribía pequeños versos, pero nunca he escrito algo que se pueda considerar un poema. Incluso me da un poco de respeto atreverme a llamar poesía a lo que yo hacía. Pero el teatro sí que me encantaba. Tanto escribirlo como interpretarlo. Creo que la primera vez que sentí interés por escribir una obra teatral fue cuando unos compañeros de mi colegio interpretaron la famosa obra Crónica de una muerte anunciada, de Gabriel García Márquez. Si digo que me quedé embobada mientras la representaban me quedaría corta.

No he llegado a terminar nunca una obra que no fuese una novela, pero no me gusta cerrarme puertas. Así que quién sabe si algún día habrá una obra de teatro o un poema con mi nombre.

¿Posee tu “amor” algún poema de Elena de Toro?

Escrito, no. Primero, porque nunca he terminado uno. Y segundo, porque, si ha llegado a escuchar o ver alguno, ha sido de palabra. O escrito en la arena de la playa. Y el mar borró hace tiempo esas letras.

La experiencia demuestra que el o la que escribe antes ha leído. Cítanos cuatro libros de iniciación y uno de ellos debe de pertenecer a la colección Barco de Vapor.

Podría enumerar todos los libros de la colección de Gerónimo Stilton, que junto con los de Kika Superbruja fueron los primeros en ocupar las estanterías de mi habitación. También recuerdo haber estado muy enganchada a la serie de comics de las W.I.T.C.H., que ocuparon gran parte de mi infancia. Y, si me sumerjo en mi memoria, puedo llegar a visualizar el libro El fabricante de sueños, de la colección Barco de Vapor. Pero, para responder correctamente a la pregunta, voy a citar cuatro libros: En el Reino de la Fantasía (Planeta, 2005), Kika Superbruja y la Espada Mágica (Bruño, 2005), W.I.T.C.H. El corazón de Kandrakar (Planeta junior, 2003) y El fabricante de sueños (EDICIONES SM, 2002).

En cuanto a los clásicos de la Literatura Española…

No sé si hay quienes me van a odiar por decir que nunca he leído Don Quijote de la Mancha, pero no voy a mentir. No he sido capaz y no sé si algún día lo seré. La mayoría de los clásicos de la Literatura Española que he leído han sido los que habían recomendado en el colegio, como Lazarillo de Tormes, Don Juan Tenorio, La Celestina o La Vida es Sueño. Y, aunque en su momento fueron lectura obligatoria, puedo asegurar que los volvería a leer mil veces. 

Ahora toca enumerar las obras que sí han podido influir en la confección de No me mires a los ojos.

Con esta pregunta puedo diferenciar dos respuestas distintas: las obras que han influido en que quiera escribir una novela (y, por lo tanto, han contribuido a la escritura de esta), y las obras que han influido en el contenido de No me mires a los ojos. Y cada respuesta tiene nombre propio.

Laura Gallego fue una de las primeras autoras que conocí y que comencé a leer. Es más, el primer libro de la trilogía Memorias de Idhún fue la primera novela de más de doscientas páginas que me leí cuando era pequeña. Me gustó tanto que, a partir de ahí, no he vuelto a dejar de leer. Hay épocas en las que leo menos, sí. Pero nunca lo he dejado. Otros dos libros de esta misma autora que me impactaron y que sigo recordando hoy en día son Alas Negras y Alas de Fuego. Debo decir que no hay libro que haya escrito Laura Gallego que yo no me ha halla leído. Aún estoy atenta a sus novedades.

Por otro lado, Blue Jeans (Francisco de Paula Fernández) fue el autor que me introdujo a la novela romántica con libros como la Trilogía Canciones para Paula o la saga de El Club de los Incomprendidos. Son novelas que me han hecho querer dedicarme al género romántico y que estoy segura de que han conseguido que, entre las líneas de mi historia, pueda verse un poco de Blue Jeans. De su forma de escribir. De cómo ha influido en mis propias palabras.

¿Te gusta que te miren a los ojos?

Depende. Me gusta mirar a los ojos, que es distinto. Que me miren a mí… Ya es otra cosa. Hay veces que me siento intimidada, otras en que simplemente me ponen nerviosa, y después hay otras miradas que sí que me gusta que miren a los ojos. Como cuando alguien te cuenta algo que le apasiona. O te relata con emoción lo que le ocurrió el otro día. En esos momentos sí, me gusta que me miren a los ojos. Sin dudarlo.

¿Qué opinas del piropo a una mujer?

Que hay que saber a quién y cuándo. Si voy caminando tranquilamente y alguien me grita “guapa” desde el otro lado de la calle, pues provoca que me ponga en alerta y que me sienta incómoda. Si estoy con mis amigos y uno o una decide opinar algo bonito, me halaga. Si un desconocido se acerca y me dice educadamente que le gusta mi pelo, le doy las gracias con una sonrisa y sigo mi camino. Es decir, que hay que saber a quién y cuándo.

Mientras escribes ¿qué alimento o bebida se encuentra con cierta frecuencia cerca del ordenador?

¡Las palomitas de maíz! Sin dudarlo. Con mucha sal. No hay otra opción válida.

Ordenador, porque lápiz o bolígrafo y papel…

Cuando me pongo a escribir seriamente no utilizo otra cosa que no sea el ordenador. Incluso las tablets hacen que me sienta extraña. Pero sí es cierto que, a veces, he utilizado pequeñas libretas para escribir ideas o frases que pasaban por mi mente en esos momentos. Porque, claro, no puedo ir con el ordenador a todos lados, pero la inspiración puede venirte en cualquier momento. Es una combinación que está muy mal pensada al parecer.



Aquella persona que ha leído tu libro te comenta que (cuéntanos alguna anécdota)

Cuando terminé el libro, antes de enviar el manuscrito a ninguna editorial, se lo di a varias personas muy cercanas para que le echaran un vistazo. Y nunca olvidaré la reacción de una de ellas al llegar al final del libro. El día de antes de terminarlo me envió un mensaje de voz al móvil para decirme que le estaba encantando y que quería leer todo lo que yo tuviera escrito. Al día siguiente me desperté con otro mensaje de voz. Y no podía parar de reír al escucharlo. No solo me repetía una y mil veces que me odiaba por atreverme a terminar la historia así, sino que decía que no volvería a leer nada mío si pensaba hacer ese tipo de cosas (tampoco vayamos a destripar el final…). Hoy en día espera ansiosa la segunda parte de la novela. ¡Es posible que se haya olvidado de ese día!

La tarde transcurre deprisa, demasiado deprisa. El calor se encuentra exiliado al otro lado de la cristalera y nos da una más que deseada tregua para seguir hablando. Ya he conseguido saber más cosas de la autora y del libro por lo que tengo la oportunidad de preguntar acerca de ambos.

Parece que aún no te has sentado al otro lado del mostrador de una Feria del Libro pero sabemos que te gustaría hacerlo. ¿A quién te gustaría tener al lado? (Cuidado con la elección: te puede quitar protagonismo, o se lo puedes quitar tú)

Siempre he pensado que me gustaría tener a mi lado a alguien que admiro, como Laura Gallego, Alice Kellen o Blue Jeans. Pero creo que me bloquearía, ¡me pondría tan nerviosa que estaría más pendiente de mi compañero que de mis lectores! Y eso no puede pasar, claro está. Por lo tanto, prefiero tener a alguien que acabe de empezar (como es mi caso) o a alguien que tenga una trayectoria un poco más larga pero que todavía pueda considerarse escritor novel. Creo que así podríamos ayudarnos mutuamente y no nos quitaríamos protagonismo el uno al otro. Sería un buen equipo con el que empezar.

¿Alguna dedicatoria especial que hayas tenido que hacer?

A Begoña, siempre a ella. Es una amiga muy cercana que me ha ayudado desde el primer momento con la novela. Tanto con la edición como con pequeños consejos de gramática o sintaxis. Nunca seré capaz de agradecerle todo lo que ha hecho por mí.

¿Influye tu formación en el colegio en tu decisión de ponerte a escribir y terminar creando una novela?

Es posible que, de alguna forma u otra, sí. Al fin y al cabo, en el colegio es donde pasé casi toda mi infancia y adolescencia, y siempre se nos ha impulsado a perseguir nuestros sueños, a llegar al límite y a luchar por lo que nos gusta. Y es allí donde aprendí que no hace falta ser de letras para dedicarte a ellas. Sí que me gusta pensar que el haberme formado en un colegio como ese me ha ayudado a ser mejor en lo que hago, a querer mejorar siempre y a no darme por vencida.
Volvamos a tus personajes…

Javier. ¿Demente o loco de remate? Y luego resulta que Óscar, su hermano,  no le va a la zaga. En cambio, los dos personajes más siniestros aparecen en segundo plano. ¿Eres consciente de que su presencia en primer plano hubiese quitado almíbar a la historia?

Que Javier no está bien de la cabeza no es algo que pille a nadie por sorpresa, aunque todavía no se sepa exactamente qué le pasa (o, a lo mejor, sí se sabe y no quieren decírnoslo). No quise darle mucho protagonismo a “los malos de la película” porque quería centrarme más en la historia entre Hugo y Natalia y en como se iba descubriendo poco a poco el pasado de ella. Me daba un poco de miedo que, si Javier y Óscar estaban más presentes, los lectores le dieran más importancia al pasado que al presente. Y aunque el pasado es algo muy importante en esta historia, no quería que fuese lo central. Al menos, no en esta primera parte de la novela.

¿Son Noa y Nati frívolas?

Yo diría que sí, ¿no? Un poco. Nati más que Noa, aunque tengamos que echarles la culpa a ciertas personas de su pasado. Me gusta pensar que Natalia evoluciona a lo largo de la novela, que se vuelve menos frívola y que empieza a pensar menos en sí misma. Que se preocupa más por la gente de su alrededor. Y, Noa… No sé si frívola es el adjetivo que más define su personalidad. Quería proyectar a Noa como la amiga fiel, la que siempre está ahí para ayudarte. Pero, claro, todo el mundo tiene su límite. Como dice mucha gente: Por ser tan buena, al final puede llegar a ser tonta. Y yo no quería que Noa fuese tonta.

Porque Diego, sencillamente es…

Un chico profundamente enamorado al que le rompieron el corazón hace mucho tiempo. Un chico que intenta e intenta con todas sus fuerzas olvidar a la chica que ama y que, en ese intento, hace mucho daño a personas que le quieren.

Después de una buena dosis de besos y caricias resulta que te sacas de la chistera un final… (no lo desvelaremos)
Nunca me ha gustado terminar un libro y pensar “sabía que iba a pasar esto”. Me gusta que me sorprendan, que le den la vuelta a la tortilla en el último momento. Que te dejen a las puertas de la verdad. Y eso es lo que quería hacer yo. O, al menos, quería intentarlo.

¿Abre este final la puerta a un segundo volumen?

Por supuesto. Un segundo volumen que ya está en el horno… Pero del que no voy a desvelar nada por ahora.

¿Qué les dirías a los potenciales lectores que puedan estar leyendo esta entrevista?

Que tengan la mente abierta, porque esta no es una historia de amor como cualquier otra. Es una historia llena de misterio y de preguntas sin respuesta que harán que se mueran de ganas de leer más y más.

Pero, sobre todo, les diría que espero que, si llegan a leer la novela, la disfruten tanto como he disfrutado yo escribiéndola.

Bueno, ya llega el camarero con la cuenta. Pago yo. Tú pagarás cuando me regales otra historia con la que disfrutar como lo he hecho con esta que nos has regalado. Un beso, Elena, y espero quedar pronto para departir contigo. Intentaré mirarte a los ojos a menos que me digas que no lo haga.

Yo también espero que no pase mucho tiempo hasta que nos volvamos a ver, y que sea siempre con un libro en nuestras manos. Muchísimas gracias por querer compartir mi experiencia y mi ilusión. 

Francisco Javier Torres Gómez

.