Últimas publicaciones

Un antes y después de los libros: siguiendo sus avances


Un antes y después de los libros: siguiendo sus avances

Un antes y después de los libros: siguiendo sus avances

Actualmente, con los avances que se han sucedido en materia de tecnología, es muy común ver a las personas con un dispositivo como una tablet o incluso un móvil por las calles, en el transporte público o en algún parque leyendo un libro digital.

Esa tendencia ha ido dejando atrás aquellas ediciones impresas que en cada hoja no solo ofrecían letras llenas de historia y conocimiento, sino que de ellas también emanaba un olor tan característico como adictivo para los amantes de la lectura.
 Si bien es cierto que la pasión por leer, quien realmente la tiene, nunca deja de sentirla sin importar como la haga, es también cierto que hace falta regresar un poco a lo tradicional, pero sabiendo que hubo un antes y un después.
Todo tiene un inicio
No, no es contar la creación del mundo desde el Bing Bang, es dar un paseo por el inicio pero de los libros, en este caso del papel, pues sin este material fundamental habría sido imposible en primer lugar que existieran libros impresos. Es muy probable que a pesar de conocer de escritores y lectura, muchos aún no sepan quién inventó el papel. Por esta razón, lo mejor es dar realizar un pequeño viaje al pasado y descubrir esta interesante historia.
 Primero lo primordial, es importante destacar que el papel es uno de los artículos más utilizados a lo largo de la historia, ya que en ellos millones de historiadores, artistas, pensadores, creativos, científicos, políticos y demás, han plasmado con su puño y letra su visión del mundo en distintas épocas.
 Mucho antes del papel, ya el hombre necesitaba comunicarse y dejar plasmadas palabras que formaran un conjunto algún recado, contrato o juramento importante, así que el papiro fue lo que dio inicio al soporte para escritura, un invento de los egipcios hace más de 5.000 años. Siglos después, se creó el pergamino, que era el resultado de un delicado y laborioso trabajo sobre la piel de los corderos, terneras o cabras.
¿Cuándo se inventó el papel?
Que los chinos son los principales autores de los inventos más destacados en el mundo, no es algo nuevo. Su creatividad y motivación para ser mejores viene de años remotos, tanto así es, que a ellos se les ha acreditado la invención del papel, alrededor del siglo I durante la dinastía Han, ya que se encontraron crónicas de la época de las que se infiere que escribían sobre bambú o en retales de seda.
Pero, ¿quién es el padre del papel?
Es un dato bastante interesante, ya que se trata de un hombre humilde y sin muchas riquezas, Cai Lun, un simple trabajador de la dinastía Han entre los años 50 y 120 del siglo I. Por órdenes del emperador y de la corte, Lun tuvo que hacer estudios y experimentos para poder mejorar y perfeccionar el material en el cual hasta ese momento se tenía que escribir.
¿Cómo fue su avance?
Cai Lun presentó a la dinastía su invento en el año 105 d.C., posteriormente y con la finalidad de compartir con el mundo tan importante descubrimiento, el emperador difundió el papel en China, Vietnam, Japón y Corea.
Ya para el siglo VIII fue que los árabes comenzaron a conocer y utilizar tan importante invención cuándo en una de las batallas en China se encontraron con algunos de los fabricantes y entendieron que existía una mejor manera de escribir y más perdurable
 De allí a su llegada a Europa tuvieron que pasar muchos años, España fue el primer país en conocerlo a mediados del año 1000, luego siguió a Italia, específicamente en la Toscana se instalaron tres fábricas para su producción.
 Muchos años han pasado, el mundo entero en un determinado momento comenzó a utilizar el papel. A día de hoy existen de muchos colores y formas, pero con el mismo propósito: permitir que se escriba la historia de la humanidad.
Uno de los grandes avances para el papel
En este invento han sido muchos los escritos que se han plasmado, desde tratados de guerra, historias, declaraciones, cartas de amor y hasta los libros. Y es que sin el papel es imposible que un libro pueda existir, pero recíprocamente, para que ese papel tenga vida, es necesario poder imprimir libros y para eso existen imprentas que se encargan de hacer realidad ese sueño.
 Una de los grandes aspiraciones de muchos hombres y mujeres, es poder dar a conocer sus historias o sus conocimientos, se pasan la vida buscando dónde hacer ese sueño una realidad.
 Afortunadamente ahora con este tipo de imprentas, como imprimetulibro.com quien te permite  Imprimir libros desde una pequeña tirada hasta una gran cantidad de ediciones. Así es que un libro puede tomar vida y lo mejor de todo: puede hacerse a precios asequibles.
 Ahora, es tarea de todos mantener vigente esa fascinación por seguir ofreciendo a toda la humanidad la oportunidad de continuar con el placer de la lectura. Con muchas opciones de actualidad tecnológica, lo importante es que nunca se pierda la pasión por leer en papel.