Últimas publicaciones

«Redención» de Fernando Gamboa

redencion

«Redención» de Fernando Gamboa


SI NO SIENTES UN ESCALOFRÍO RECORRIÉNDOTE LA ESPALDA, QUIZÁ DESCUBRAS QUE LA OSCURIDAD YA LA TIENES DENTRO... 

Barcelona, 17 de agosto de 2017: La Rambla es un hervidero de gente. Puestos de flores, helados, murmullos en diferentes idiomas, parejas con niños pequeños. Avanzar en esa marabunta humana parece imposible; sin embargo, una furgoneta blanca irrumpe en el paseo con un único objetivo: matar. Sin piedad. A cuantos más mejor. A pocos metros de allí, en medio de la confusión, los gritos, el caos, Nuria Badal comprende que podía haber evitado ese atentado y, aun sin ser consciente de ello, toma una decisión que cambiará no solo su vida sino el futuro de todo un país. Quizá para siempre.

Tras su éxito en Amazon con más de 500.000 ejemplares vendidos en todo el mundo, Fernando Gamboa aterriza de nuevo en las librerías con Redención.

No solo pasarás con cautela cada página de este thriller, como si temieras lo que pudieras hallar en la siguiente, sino que te arrastrará a territorios desconocidos pero a la vez inquietantemente familiares, explorando la delgada línea que separa la luz y las tinieblas.

Datos técnicos

Editorial: SUMA
Nº de páginas: 656
Encuadernación: tapa blanca con solapa- ebook
ISBN: 9788491293811
Año de publicación: 2019
Precio: 19,80€ / 4,99€

Sobre el autor: Fernando Gamboa

Impresiones

Cuando una nueva novela de Fernando sale al mercado estoy deseando tenerla en las manos y es que nunca defrauda. Tengo mis preferencias y es que aunque todo el mundo adora a Ridley y sus aventuras (que son geniales) yo soy más de las historias de “La última cripta” o “Ciudad negra” pero en esta ocasión ha cambiado un poco de registro y aunque sigue siendo una novela de aventuras (no hay que olvidar esto en su lectura) es realmente un thriller que deja sin aliento, mezclado con un poco de distopía; no sé si me colaré mucho al meter este género aquí. La novela transcurre en el 2028, y aunque el género distópico tiene mucho de ciencia ficción y casi postapocalítico, en Redención veremos pinceladas del género, pero muy a mi pesar tengo que decir que desgraciadamente son demasiado plausibles y que vamos de cabeza a que ocurra algo así y si no, al tiempo, porque como le he comentado al autor es un poco como los guionistas de los Simpson. Son temas de candente actualidad.; un gobierno que se erige por salvar a una España que parece que va abocada al hundimiento por tanto inmigrante, por tanto libertinaje, por parecer un país que es más Sodoma y Gomorra, un partido político que quiere rescatar junto a una renacida iglesia a España del pecado más absoluto, antes de que el infierno nos trague a todos (nótese el tono irónico), eso señores hoy en día es algo que casi está a la vuelta de la esquina, todo nos parece mal, estamos en contra de cualquier tipo de cambio, que vienen inmigrantes… no… vamos a hundir el barco que es mejor. Los musulmanes… todos unos terroristas… y así con cualquier aspecto de la vida cotidiana, y lo llamamos cultura o tradición, y quiero recordar que por estos aspectos y otros hemos cometido las mayores atrocidades ( y de eso va Redención pero no echando la vista atrás, la historia mira al futuro, para volver a repetir, de otra forma, los errores del pasado; expulsar de nuestro entorno a todo lo que creemos que nos invade) y no, la vida no es así, no todo es blanco y negro, y hay que luchar por lo que es justo y todos tenemos un lugar en el mundo. Y es lo que la protagonista intenta, lucha contra la injusticia, lucha por mejorar la situación , aunque le salga todo mal y al final no sea más que un mero peón en una partida demasiado peligrosa de ajedrez. Y es que desde luego pensamos que somos libres, que los jefes de estado también lo son en sus actuaciones y decisiones y como he dicho en
más de una ocasión nadie me quitará de la cabeza que hay una mano que mueve los hilos de toda la sociedad y juega con nosotros según sus intereses y sus antojos, tanto política como socialmente e incluso médicamente.

La acción crece por momentos, siempre con su huequito para las relaciones sentimentales. Quien no haya leído al autor comprobará que los personajes tienen algo especial y es que en pocas páginas ya les conoces, empatizas con ellos, no hay descripciones físicas, es el entorno y sus hechos los que moldean la personalidad y cuando llevas unas páginas te das cuenta que parece que has vivido muchas aventuras de los protagonistas porque no puedes imaginar que les conozcas tan bien.
Si he de poner un pero, que luego muchos lectores piensan que como gusta un autor parece que nos ha sobornado, he de decir que Nuria, la protagonista, a pesar de que con sus actos parece que le sale todo mal es poco más que una súper héroe, más que nada porque todo le pasa, de todo sabe y en el fondo sale casi ilesa de todos los momentos, que por mucho que sea poli es poco creíble. Recuerda en este caso a protagonistas como Katniss de los” Juegos del hambre” o Beatrice de “Divergente”, obviamente salvaguardando las distancias y el tipo de historia. Es por ello que exponía al principio que nunca olvidemos que estamos antes de nada ante una novela de aventuras y que se
puede conceder estas licencias.

La acción ocurre en un lapso de tiempo muy corto, y los acontecimientos se desencadenas de una forma vertiginosa. Nuria no sabe ni cómo se ha metido tan al fondo de algo que ni ella misma es capaz de imaginar.

No es una novela que trate un solo tema, es una denuncia en sí misma, pero en donde nadie al terminar se sentirá molesto, deja a todo el mundo, ya sean religiones, opiniones políticas, nacionalidades en un tono neutral, pone de manifiesto que todos nos movemos por un fin y aunque ese fin sea desmesurado no se hace sin pensar, nos parezca justo o no.

A quien vea la serie “Black mirror”, recordará a un capitulo donde la ciudadanía se mueve por puntos tanto positivos como negativos, y así tienen acceso a unas cosas u otras, en Redención existe algo parecido, pero lo más peligroso de esto es que en China en el 2018 se empezó a implementar algo similar. Por lo que también pone de relieve la dependencia que en un futuro no muy lejano iremos adquiriendo de las máquinas y que aunque facilitará mucho el tema seguridad en ocasiones sabrán más de nosotros de lo que podamos alcanzar y esa libertad que tenemos dejará de ser tal. Actualmente lo vamos viendo con aparatos tipo Alexa que parecen inofensivos e incluso graciosos y nos controlan más de lo que creemos condicionando incluso nuestras compras.

Por tanto el lector encontrara en el thriller muchos temas entretejidos en la trama que dan no sólo para entretenerse sino para divagar un poco y hacer buenas tertulias entre los que lo lean, y de la que hablaría mucho más pero no puedo porque haría demasiado spoiler.

Siempre digo lo mismo y parezco repetitiva, pero es verdad sería un buen guión de película americana tipo “ El código da vinci”, por el ritmo, conspiraciones, engaños, intriga, amor, emoción, mientras el tiempo juega en contra de los protagonistas. 

Nuria está acompañada en su aventura por Elías, un hombre que al investiga Nuria pero que se convertirá no ya en amigo, más bien en ángel de la guarda. Con respecto a los demás personajes no profundiza demasiado en los secundarios, la historia se centra en Nuria y eso por el tipo de narrador no deja ver los demás puntos de vista. Creo que la sinopsis nos deja entrever otro tipo de novela. más que nada por la última frase porque puede dar a confusión. Por lo demás una novela ideal para
el verano.



Reseñado por Rocío Carralón

Si quieres hacerte con un ejemplar, puedes hacerlo desde el siguiente enlace: REDENCIÓN