«La hija del relojero» de Kate Morton

descargar libro la hija del relojero epub gratis foto portada

En el verano de 1862, un grupo de jóvenes artistas, guiados por el apasionado y brillante Edward Radcliffe, viaja a Birchwood Manor, una casa de campo en Berkshire. Tienen un plan: vivir los siguientes meses recluidos y dejarse llevar por su inspiración y creatividad. Sin embargo, cuando el verano toca a su fin, una mujer ha muerto de un disparo y otra ha desaparecido, se ha extraviado una joya de valor incalculable y la vida de Edward Radcliffe se ha desmoronado.

Unos ciento cincuenta años más tarde, Elodie Winslow, una joven archivista de Londres, descubre una cartera de cuero que contiene dos objetos sin relación aparente: una fotografía en sepia de una mujer de gran belleza con un vestido victoriano y el cuaderno de bocetos de un artista en el que hay un dibujo de una casa de dos tejados en el recodo de un río.

¿Por qué ese boceto de Birchwood Manor le resulta tan familiar a Elodie? ¿Y quién es esa hermosa mujer que aparece en la fotografía? ¿Le revelará alguna vez sus secretos?

Narrada por varias voces a lo largo del tiempo, La hija del relojero es la historia de un asesinato, un misterio y un robo, una reflexión sobre el arte, la verdad y la belleza, el amor y las pérdidas. Por sus páginas fluye como un río la voz de una mujer ya libre de las ataduras del tiempo y cuyo nombre ha caído en el olvido: Birdie Bell, la hija del relojero, la única persona que vio todo lo sucedido.

Datos técnicos

Editorial: Suma
Nº de páginas: 560
Formato: Tapa blanda / Epub
Año de edición: 2018
ISBN: 9788491292173
Precio: 21.75€/ 12.99€ 

Sobre el autor: Kate Morton

Impresiones

Cada vez que anuncian la publicación de un nuevo libro de Kate Morton soy la primera en anotarlo e ir corriendo a la tienda a hacerme con un ejemplar. Morton tiene un estilo muy particular sobre el que construye unas tramas muy cuidadas. Por ello, mis expectativas sobre La hija del relojero estaban muy altas.

Esta novela comienza con un prólogo que nos situa en el año 1860 para más tarde trasladarnos a un presente donde conoceremos a Elodie, una archivista que encuentra una caja en cuyo interior hay una foto y numerosos bocetos pertenecientes a un pintor veneciano llamado Edward Radcliffe. Elodie comenzará una ardua investigación para descubrir más acerca de esos objetos a la vez que a su memoria vendrá una casa que aparecía en uno de los cuentos que le contaba su madre y que guarda similitud con uno de los bocetos. Además encontrará una historia de amor reflejada en esa fotografía, que además esconde un misterio: ¿quién asesino a la prometida de Edward?

Su mirada se posó en una caja de cartón encerado que había en el suelo, junto a su escritorio. Llevaba ahí desde el lunes por la tarde, cuando una avería en las cañerías de la oficina de arriba les había obligado a evacuar de inmediato el viejo guardarropa, una ocurrencia arquitectónica de última hora de techo bajo en la que Elodie, si no le fallaba la memoria, no había entrado en los diez años que llevaba trabajando en ese edificio. La caja había aparecido bajo un montón de cortinas de brocado polvorientas al fondo de una vieja cómoda, con una etiqueta escrita a mano que decía: «Contenidos del cajón del escritorio de la buhardilla, 1966, sin clasificar».

Como en novelas anteriores, la autora maneja la historia en dos tiempos, intentando investigar el pasado desde el presente. Y en ambos tiempos ha creado historias atractivas, de tal manera que el lector no se decante por una o por otra.


«En nuestra familia hay una historia -bueno, un cuento de hadas- que ha pasado de una generación a otra. Hace unos días descubrí que tiene lugar en esta casa. Mi tío abuelo me dijo que una amiga de aquí, alguien de la aldea, le contó el cuento cuando era niño. Él se lo contó a mi madre y mi madre me lo contó a mí. Es un cuento especial para nosotros; y esta casa también es especial».

Los personajes están muy bien perfilados, y las mujeres vuelven a ser las protagonistas absolutas. Sin embargo no puedo dejar de destacar la casa Birchwood Manor, que por la forma en la que es tratada a lo largo de la historia, por sus misterios y por cómo página tras página nos va presentando a todos los que habitaron en ella, es un personaje más.

Ritmo ágil, estilo pulcro, trama bien hilada que mantiene nuestra atención de principio a fin. Es una novela para degustar despacio, para empaparse de sus descripciones, para conocer la profundidad de sus protagonistas, para poder descubrir todos sus secretos. 

Kate Morton es una de esas autoras que puedes recomendar sin temer equivocarte. Esa fluidez y esa ternura que emanan sus historias son la esencia de sus novelas.




Reseñado por Lourdes

Si quieres hacerte con un ejemplar, puedes hacerlo desde el siguiente enlace: La hija del relojero (Femenino singular)
Anterior
Siguiente »

4 ¡

Pulsa aquí para dejar tu comentario ¡
Ful Navalón
admin
24 de enero de 2019, 10:23 ×

Yo tuve sentimientos encontrados con este libro, que era el primero que leía de la autora. Besos

Reply
avatar
Leira
admin
24 de enero de 2019, 11:12 ×

Es el que menos me gustó pero está bien

Reply
avatar
24 de enero de 2019, 14:23 ×

A mi me gusta el estilo y la forma de Kate Morton, el que sus historias combinen dos espacios temporales hace que enganche mas la lectura.
Un abrazo

Reply
avatar
Margari
admin
24 de enero de 2019, 23:46 ×

No sé por qué, pero no termina de atraerme este libro.
Besotes!!!

Reply
avatar

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios ConversionConversion EmoticonEmoticon