Entrevista a Joaquín Marinelli

Autor: Miguel González Galán

¿Qué nos encontramos en el interior de Una espina en la memoria?

En el interior del libro hay una parte importante de mi vida. Hay dolor, tristeza y melancolía pero también ganas y esperanza. Los poemas del libro nacen de noches de insomnio y duermevela, de conversaciones que se tienen en una mala borrachera. Básicamente soy yo enfrentándome a mí mismo, a mis demonios, y todo ello a cara descubierta. Mi forma de entender la poesía consiste en poner un espejo delante, atreverte a mirarlo fijamente y plasmarlo en un papel para liberarte.

¿Qué te empujó a escribir poesía?

No hay una razón concreta para ello. Descubrí la poesía con 13 años y me ha acompañado desde entonces. Siempre he visto algo puro, mágico e intenso en ella; es la capacidad de expresar mediante palabras lo que se esconde dentro de uno mismo, lo que acaricia o araña el alma. Empecé a escribir tras leer a Lorca y junto a él me motivaron también las canciones de rock and roll, como las de Extremoduro, Marea o Los Suaves, que me ayudaban a canalizar mi rabia y mis miedos además de darme fuerzas para enfrentarme a todo. El paso siguiente a todo eso fue comenzar a escribir y ya no solo expresarme a través de otros si no tratando de hacerlo también por mi mismo. Es liberador.


Los versos nacen de un sentimiento, ¿es complicado plasmar lo que dice el corazón sobre el papel?

Es muy complicado. El corazón habla un lenguaje que no utiliza palabras. Creo que no hay escrito alguno que llegue a reflejar lo que uno siente cuando el corazón está roto o cuando ama con toda su fuerza. Se trata de acercarse lo máximo posible a ello mediante la escritura, no sólo describiendo lo que ocurre si no lo que sentimos mientras ocurre. ¿Cómo expresar ese momento perfecto con palabras cuando muchas veces es indescriptible? ¿Cómo explicar de donde procede una lágrima y todo el dolor que supone durante su recorrido? Diría que es imposible hacerlo con precisión pero es el intento por liberar esa emoción en palabras lo que trae el poema, dejar una parte de ti mediante la tinta en un papel.

¿Qué sentirán los que se atrevan a leer tu poemario?

Como dije antes, en mi poemario prima el dolor y la tristeza y, probablemente, si el lector ha pasado o está pasando por una situación difícil o compleja entrará en sintonía con los poemas del libro con facilidad. Trato de no ser demasiado enrevesado escribiendo, la intención es que todo aquel que sienta curiosidad pueda acercarse; dejar la emoción en su estado más puro en cada uno de los versos de cada poema. Así que quien lo lea creo que eso es lo que encontrará: emociones y sentimientos que vienen directamente de las tripas. Siempre que alguien quiere leerme le recomiendo que lo haga poco a poco, ya que para entender el dolor hay que profundizar en él. Cada poema parte de un momento, de un instante concreto que lo llevo a la página. Todos hemos pasado malos tragos alguna vez, todos hemos tenido alguna espina clavada; este libro es mi particular forma de extraerla.

¿Qué poema te resultó más complicado escribir y por qué?

Quizá el poema que más me costó escribir es "He sido". Es un poema escrito en un momento muy malo para mí, justo en el ojo del huracán, el momento en el que tratas de entenderte y entender todo lo que ocurre y no sabes muy bien como hacerlo. Es un instante en el que la tristeza y la rabia se apoderan de ti, caes en la cuenta de todo lo que has perdido y miras atrás buscando algo que no sabes muy bien que es. Quieres entregarte a tu propio caos y dejarlo fluir, quieres comprenderte y comprenderlo todo, y eso es lo más complicado en un estado como ese. Tú eres tu infierno, tú lo estás provocando pero necesitas quedarte ahí para conocer el por qué. Eso es lo que lo hizo complicado; no es tanto el buscar las palabras si no el saber como dejarlas salir.

¿Cómo acercarías la poesía a los jóvenes?

Creo que muchos no se acercan por desconocimiento. En el instituto te enseñan poemas, poetas y cómo se forma la poesía pero quizá de una forma demasiado tradicional, eliminando muchas veces las emociones de la misma y dejando ver solo la estructura de sus versos y las figuras literarias que utiliza. Creo que es esa forma analítica de empezar a estudiar la poesía lo que destruye el interés hacía ella. Ojo, creo que es importante conocer como se forman los poemas y lo que son las figuras literarias y reconocerlas, pero creo que debería hacerse más énfasis en el fondo que en la forma e ir progresando con el tiempo. Ahora hay muchos poetas que han surgido de redes sociales y, no sólo gustan, si no que han podido hacer carrera de ello. Sin entrar a juzgar la calidad literaria de ninguno de ellos, han sido capaces de llevar la poesía a gente a la que no le interesaba y, aunque algunos se quedarán ahí, otros sentirán curiosidad por saber que más esconde un mundo tan amplio como es el de la poesía. Los bares y establecimientos que organizan jams de poesía (como el Aleatorio) también son más que interesantes para escuchar voces nuevas e incluso atreverte a escribir y recitar tus primeros poemas. Creo que la poesía va a estar cada vez más cerca de los jóvenes.

¿Qué poeta es imprescindible leer?

Me sería imposible decir solo uno. Desde luego Federico García Lorca que creo que tiene una poesía espectacular y muy pura. Charles Bukowski, Allen Ginsberg, Henry Miller, Roger Wolfe... El estilo de poesía cruda y directa de estos autores es realmente arrollador y quizás para los que piensen que la poesía son sólo adornos y florituras este es el mejor sitio por donde empezar a leer. Y luego no puedo dejar de nombrar a dos de mis referentes más absolutos que son David Gonzalez (que escribe el prólogo de mi poemario), el poeta maldito que escribe también desde el fondo del alma y de forma directa y única; y Kutxi Romero, vocalista y letrista de Marea, tanto sus canciones como sus poemas me parecen maravillosos y complejos.

En Una espina en la memoria hay mucho dolor, ¿se ha liberado un poco tu memoria tras escribir este poemario?

Desde luego que sí. Me ha ayudado a entenderlo y encauzarlo todo, ha sido bastante terapéutico. Cómo decía Stephen King: "Los monstruos existen y viven dentro de ti". Este poemario es una forma de enfrentarme a ellos, de plantarles cara. Creo que cuando estás sumido en la tristeza, cualquier forma de arte es una gran ayuda para salir de ella, porqué te ayuda a comprender el porqué de esa tristeza, a profundizar en ella y en el dolor y este poemario es el proceso de extracción de esa espina. Esa lucha contra los demonios propios y ajenos.

¿Cómo llegaste a la editorial La poesía mancha?

Pues fue a través del bueno de Carlos Salem, al que también admiro muchísimo. Nos conocemos de los eventos que se organizan en el Aleatorio y quiso contar conmigo para que el poemario formase parte de la oferta de la editorial. La verdad es que estoy tremendamente contento de que así sea, de la confianza que ha tenido tanto Carlos como la editorial en mí y en el poemario. Les estoy muy agradecido, además estoy rodeado de otros autores con muchísimo talento y mucho que decir. Creo que es importante que haya un lugar, como es esta editorial, que nos permita expresarnos mediante la poesía y llegar a toda la gente posible.

Y por último, ¿qué sentimiento hay detrás del último poema que has escrito?

El último poema que escribí fue hace un par de días y, como casi todos los que estoy escribiendo últimamente es un poema de introspección. Trato de encontrarme a mí mismo mediante las palabras, no hay un sentimiento concreto, hay muchos y van desde la alegría al dolor, tratando de llegar a lo más profundo del alma sin tapujos y sin rodeos, marcando lo malo y lo bueno. El último poema del libro marca el momento de arrancar la espina liberándome del dolor, ahora trato de mirar dentro de la herida que ha dejado.

POEMA: TENGO

Tengo escondido en la memoria,
Un beso que hizo temblar las calles.
Tengo escondido en el recuerdo,
Un abrazo que mato los miedos al instante.
Tengo recorriendo recovecos de mi cuerpo,
Aquella frase que lo cambió todo
Cuando te marchaste.
Tengo clavado al corazón,
Un te quiero mudo bajo un alfiler de sangre.
Tengo tu mirada en el bolsillo
Y tu sonrisa bajo la piel.
Tengo la definición de amor
Perdida en un suspiro
Y un cartel que dice:
Se busca
Desesperadamente.




Anterior
Siguiente »

1 ¡:

Pulsa aquí para dejar tu comentario ¡
Neftis
admin
31 de enero de 2019, 23:28 ×

Una entrevista muy interesante.

Saludos

Congrats bro Neftis you got PERTAMAX...! hehehehe...
Reply
avatar

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios ConversionConversion EmoticonEmoticon