«La pirámide roja» de Rick Riordan



Nos quedan solo unas horas, así que escucha con atención. Si estás oyendo esta historia, ya corres peligro. Mi hermana Sadie y yo podríamos ser tu única esperanza. Todo empezó en Londres, la noche en que nuestro padre hizo explotar el Museo Británico con un extraño conjuro. Fue entonces cuando nos enteramos de que, además de un reconocido arqueólogo, era una especie de mago del Antiguo Egipto. Rodeado de valiosas antigüedades, empezó a entonar extrañas palabras… Algo debió de salir mal porque la sala quedó reducida a escombros; Set, el dios del caos, apareció de la nada envuelto en llamas y a nuestro padre se lo tragó la tierra… No puedo decirte nada más; el resto deberás descubrirlo tú.


Datos Técnicos


Editorial: MONTENA
Número de páginas: 480
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788484417552
Año de edición: 2012
Precio: 16 €

Sobre el autor: Rick Riordan

Impresiones

Conocí a Rick Riordan como autor hace algunos años y en poco tiempo se convirtió en un imprescindible en mis estanterías. Empecé leyendo las sagas relacionadas con Percy Jackson y los dioses griegos y romanos, y al acabarlas supe de la existencia de otras dos sagas: la saga de los Kane, con la mitología egipcia como núcleo de esta, y la saga de Magnus Chase, relacionada con la mitología nórdica.  Después de estos años, por fin le ha tocado a la saga de los hermanos Kane, que abre con el libro “La Pirámide Roja”.

La Pirámide Roja” nos cuenta la historia de los hermanos Kane como una reproducción escrita del contenido de una grabadora. A través de esta transcripción, Sadie y Carter Kane nos cuentan que, si la grabación ha llegado a nuestras manos, estamos en peligro.

La historia se cuenta a dos voces por parte de los hermanos Kane. Carter viaja por todo el mundo con su padre, que es arqueólogo, mientras que Sadie vive en Londres con sus abuelos, que se llevan muy mal con el padre de los mellizos. La madre de los protagonistas falleció hace años, y los padres de ésta culpan al padre de Sadie de su muerte. En circunstancias normales, Carter y Sadie solo se ven en navidades, por lo que su relación es muy lejana, aun siendo hermanos, a lo que se suma la tensa relación de Sadie con su padre. A ojos de ella, Carter está viajando continuamente con papa mientras ella está abandonada en Londres. Al comienzo del libro, Julius, el padre de Carter y Sadie, se lleva a sus dos hijos al Museo de Londres donde pretende examinar una piedra muy importante. Sin embargo, una vez allí descubren que su padre no pretende solo examinarla: va a usar su poder para invocar a un dios para que le ayude a resucitar a su mujer. Tras un imprevisto, la invocación se descontrola y otros tres dioses se escapan, siendo el padre de nuestros mellizos raptado en un ataúd. Queda en manos de los hermanos Kane el rescatar a su padre, demostrar que son inocentes de los crímenes de los que los Magos Egipcios les acusan y de parar a uno de los dioses que ha escapado.

Leyendo críticas de esta saga, he leído algunas cosas con las que estoy de acuerdo. Por ejemplo, se dice que los libros de esta saga egipcia son demasiado rápidos. Si bien yo he disfrutado de que se me dé mucha información en muy poco tiempo, muchas veces sentía que los protagonistas no estaban teniendo ni un respiro. En los libros de Percy Jackson, cada personaje tiene ciertos dones debido a la influencia de su padre o madre divinos, pero nada más, salvo la habilidad física que tenga para manejar ciertas armas. Aquí, nuestros personajes son Magos, y pueden usar la energía de la creación a través de jeroglíficos para influir en la realidad. Este arte no es para nada sencillo, y nuestros personajes tienen un margen minúsculo para aprender ciertas bases que les puedan ayudar en la gran aventura que tienen que afrontar. En este aspecto, si me ha dado la sensación de que la historia avance quizás demasiado atropelladamente.

Una cosa que también he disfrutado mucho, que también he visto criticada en algunas reseñas, es cómo se plantea la relación humanos-dioses. En la saga de Percy Jackson, los dioses son entes con una presencia física propia, que nacen, tienen hermanos, familia y se desplazan por el mundo por cuenta propia. En lo que respecta al parentesco, se explica que los dioses no tienen ADN y que por eso pueden casarse dos dioses hermanos sin que eso suponga algo “raro”. En esta saga, los dioses se asemejan más a espíritus que viven en anfitriones humanos. Con esto también se explica el hecho de que distintas leyendas y distintos historiadores establezcan distintos parentescos entre dioses, debido a que en cada “venida” de los dioses, el parentesco entre los dioses cambia al cambiar los anfitriones de estos. De ahí que en una leyenda una pareja de dioses sea un matrimonio, en otra sean hermanos, en otra padre e hijo, etc.

Otra cosa que también me ha gustado más que en la saga de Percy Jackson es cómo aquí se plantea la idea de equilibrio. En la saga de los dioses griegos tenemos entes y monstruos que quieren gobernar unos sobre otros, destruir la Tierra, etc. Aquí, aunque también tenemos monstruos y personajes hambrientos de poder, tenemos un concepto subyacente que se pretende preservar, la Maat del Universo, el equilibrio entre el Orden y el Caos.

Maat era para los egipcios la fuerza benefactora de la que se nutrían los dioses a quienes ellos adoraban. Por ello los sacerdotes hacían diariamente ofrendas y rituales de magia con el fin de garantizar su preponderancia, pues de ello dependía el mantenimiento del orden armonioso y justo del mundo.” – Wikipedia
Me gustaría también comentar la “madurez” que he visto en esta historia. En la mayoría de los libros de la saga de dioses griegos, los problemas que aparecen están relacionados únicamente con la propia trama, los dioses y los monstruos. No obstante, aquí se pone de manifiesto el problema del racismo: los dos protagonistas son conscientes del color de su piel (Carter tiene una piel muy oscura, y a Sadie siempre la toman por adoptada por tener una piel más clara), de los prejuicios que otras personas puedan tener sobre ellos, etc.

Por último, me encanta lo “real” que es en esta saga la idea de la magia. Si bien en la mitología griega también existe el concepto de magia, esta se obtenía por intervención de los dioses en general, mediante rituales y sacrificios. Sin embargo, en la mitología egipcia existen libros de hechizos y herramientas como varitas para practicar la magia. En museos podemos ver expuestas las varitas que aparecen perfectamente descritas en este libro.



En líneas generales me ha encantado la historia. Aquí Rick ya no escribe solo para niños, sino para un público más juvenil y maduro, y creo que, personalmente, al tener un precedente más infantil (la primera saga de Percy Jackson está pensada para niños), he disfrutado tanto esta.

Dejo este libro con un “Muy Bueno” y quedo a la espera de poder hacerme con “El Trono de Fuego”.


Reseñado por JoséM

Si quieres hacerte con un ejemplar puedes hacerlo desde el siguiente enlace:
Anterior
Siguiente »

2 ¡

Pulsa aquí para dejar tu comentario ¡
12 de septiembre de 2018, 12:58 ×

hola! que lindo tu blog y que lectura y aventura tan singular que desconociamos, nos encanta encontrar en los blog cosas entretenidas y esta lo parece, gracias por compartirla!! saludosbuhos

Reply
avatar
Neftis
admin
12 de septiembre de 2018, 23:38 ×

Lo lei cuando salio hace unos años y me gusto. Tengo pendientes todavia el segundo y el tercero.

Saludos

Reply
avatar

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios ConversionConversion EmoticonEmoticon