26 feb. 2017

Entrevista a Paco Peñarroya


Entrevistamos a Paco Peñarroya, autor de la novela negra Luzando, novela que pronto estará disponible en las librerías en su segunda edición y que ha nosotros nos ha encantado.


¿Por qué escribiste Luzando?

Siempre me había fascinado imbuirme dentro de la imaginación, crear y sobre todo disfrutar, siendo más en el campo audiovisual en el que más me había recreado. Entonces allá por vísperas de navidad del 2015, después de quedarme en el paro, que decidí intentar hacer algo, y visto que coger una cámara para realizar cualquier proyecto de tipo corto, serie para Internet o cualquier otro tipo de montaje, suponía el implicar a más personas, por lo que decidí comenzar a escribir una historia en dónde el único implicado era yo y mi tiempo. Y así comenzó poco a poco a forjarse Luzando hasta que un par de meses más tarde tenía el primer manuscrito acabado en mis manos. Todo un subidón de satisfacción.

¿Cuál es el motor de la historia?

Creo que la posibilidad de Luzando me llegó en un momento delicado de mi vida, había que aislarse para no pensar demasiado, crear mi propio mundo imaginado, y mi mente decidió ir por los derroteros que marcan un poco esta historia. Dónde nada es lo que parece, dónde planteo la posibilidad de quitarle las falsas caretas a las personas, donde el mundo del engaño es más poderoso de lo que imaginamos, donde en definitiva los intereses de unos cuántos son egoístamente para esos mismos. En definitiva era plantear una historia de misterio e intriga utilizando lo que de verdad se encuentra cualquier día en la misma sociedad.

Si tuvieras que destacar un solo rasgo de Luzando, ¿cuál sería?

Me quedo con los giros, los vaivenes que da la historia, los engaños, el que nada es lo que parece. Ese rasgo creo que es el que mejor define Luzando, y el mejor rasgo es el que hace que el intentar ir descubriendo todos esos giros provoquen un efecto goma en el lector que hace que cómodamente y a pequeños tirones se disfrute de las casi seiscientas páginas del relato.

¿Qué significado tiene su portada?

La portada en realidad tiene su historia particular. Desde mi editorial Max Estrella me contaban que una portada llamativa es un punto a favor, cuando un lector sin rumbo entra a una librería hay que llamar su atención, y una buena portada era el instrumento para que ese lector que no iba predestinado a comprar nada en concreto pudiera tenerlo en la mano, al menos llamada su atención por el diseño. A partir de ahí le pedí a mi hija Patricia, que estudia diseño digital, si podría diseñar una portada que impresionara, y creo que así fue, mediante la combinación de más de cuarenta imágenes conseguir el desasosegante híbrido entre ángel y demonio. Y eso mismo es lo que la portada quiere mostrar, la contraposición entre el bien y el mal, la luz y la oscuridad.

¿Qué quieres transmitir con este libro?

Lo que es transmitir no es que pretendiera nada especial dentro de mis objetivos cuando lo comencé. No pretendo enseñar a nada a nadie con lo que en él cuento, sólo dejar patente la manipulación a la que todos estamos expuestos en esta sociedad, no sólo desde la televisión y la prensa como muchos pensaran al hablar de manipulación, sino desde la misma religión, el cristianismo en este caso, dónde algunos piensan que golpeándose mucho el pecho en misa pidiendo perdón a sus pecados les hace mejor que a otros. Hacer el bien está en manos de cada uno, y para tal fin no es necesario ningún tipo de encasillamiento. Al final el bueno es bueno y la maldad siempre existirá.

¿Alguna anécdota?

Muchas, y es difícil quedar se con una, pero la que siempre cuenta es la que más ánimos me dio de entre todas las personas que me rodeaban. Verás, cuando comencé a escribir utilice distintos lectores cobayas para saber si lo que estaba contando era interesante o de lo contrario lo mejor era dedicar el tiempo a otra cosa. Dentro de esas cobayas se encontraban mi hermana, que cada vez que le pasaba un fragmento le gustaba más que el anterior, y mi mujer. Mi mujer se mostraba menos expresiva en ese sentido, hasta hacerme llegar a pensar que no le gustaba lo que leía pero que no me decía nada por no herir mis sentimientos. Pues una mañana, después de apagar el ordenador de escribir a las tantas, me quedé dormido en el sofá y cuando Luisa, que es como se llama mi mujer, se marchaba a trabajar a las ocho de la mañana me despertó de un grito, como el que regaña a un niño, para decirme: “Qué haces durmiendo, venga ponte a escribir”. Esa fue la señal para mí definitiva de que Luzando cobraba un sentido.



¿Algún nuevo proyecto en mente?

Varios. Resulta que le he pillado el gusanillo a esto. En primer lugar me he organizado para poder dedicar al menos un día a la semana para escribir mi segunda novela, de la que ya llevo unas trescientas páginas, y digo un día a la semana porque de momento la escritura aun no da para comer, por lo que hay que trabajar en algo. Esta segunda novela no la veo como una continuación de Luzando, pero sí adelanto que se recuperan algunos personajes de Luzando para esta nueva, que ya adelanto se llamará “Matrice”. También he comenzado otra novela corta, esta es una intriga muy local, que se desarrolla en mi ciudad Novelda, y en la que voy a contar con alguna colaboración a modo de asesoramiento costumbrista. Y por último tengo en mente escribir algún artículo en particular para una publicación también local. Como ves, proyectos no me faltan, ideas tampoco, pero tiempo… poco.

Imagina que alguien te pide que le recomiendes tu novela, ¿cómo tratarías de convencerle?

Primero habría que conocer un poco los gustos del lector, pero si estos son sobre novela negra, de intriga y misterio, estaría en condiciones de garantizarle que Luzando no le va a defraudar. Va a encontrarse ante un tipo de escritura sencillo, un lenguaje de la calle, el que la mayoría están acostumbrados a utilizar, por eso mismo es sencillo adaptarse a la historia. Además, y por último, la estructura de capítulos cortos que tiene la novela, y en donde el final de cada capítulo genera una nueva intriga, hace que la historia sea muy amena. Por no hablar del desenlace final, que seguro no va a dejar indiferente a nadie, pero para saber algo más… habrá que leerla.


.

25 feb. 2017

"Treinta noches con Olivia" de Noe Casado

.

24 feb. 2017

"Britannia" de Juan Manuel Sánchez Valderrama

.

23 feb. 2017

"Rumbo a la noche" de Alberto Vázquez-Figueroa

.

22 feb. 2017

"Ante todo mucho karma" de Laura Norton

.

21 feb. 2017

"Quinto grado en Torres de Malory" de Enid Blyton

.

20 feb. 2017

"Luzando" de Paco Peñarroya

.

19 feb. 2017

"En el lugar de siempre" de Ana Medrano

.

18 feb. 2017

"Los grandes hombres también hablan de amor" de Ursula Doyle

.

17 feb. 2017

Sweek


Sabéis que nos gusta estar al día de todas las herramientas que pueden ser de utilidad tanto para lectores como para escritores. Por ello hoy queremos hablaros de una aplicación que nos ha parecido muy interesante. Su nombre es SWEEK y se trata de una plataforma móvil que permite a cualquier persona leer, escribir y compartir historias. En todo el mundo. En un instante. Y lo que es mejor: Gratis.

El mundo de la lectura y la escritura está cambiando rápidamente, especialmente impulsado por los recientes avances tecnológicos. El consumo de historias se está convirtiendo en una actividad instantánea, social y móvil. Sweek abraza estas nuevas tendencias, uniendo a lectores con escritores.


Ofrece a los escritores la oportunidad de escribir su historia, capítulo a capítulo, mientras llegan a nuevas audiencias y ganan notoriedad. Los lectores siempre pueden descubrir nuevos autores, interactuar con ellos y seguir sus historias favoritas en Sweek.

Sweek está disponible para Android, iOS y como plataforma web, en 12 idiomas y con posibilidad de publicar historias en cerca de 60 lenguas. ¡Y ya están presentes en más de 75 países!

Al introducir Sweek, Mybestseller ofrece a los editores una propuesta completa y herramientas innovadoras para la auto-publicación y la publicación móvil que pueden ser fácilmente integradas en sus estrategias de publicación. Buscamos crear sinergias entre la publicación tradicional, móvil y la auto-publicación. Herramienta de marketing para autores establecidos Sweek es para todo el mundo, también para autores establecidos. Sweek es la herramienta de marketing ideal para autores de renombre y editoriales tradicionales. Al compartir contenido único en Sweek, los autores pueden crean una base de fans que incluye a nativos digitales. Esta base de fans es de gran utilidad cuando el libro en formato tradicional es publicado, ya que puede añadirse el primer capítulo de la novela junto con el enlace de venta. De esta manera, el autor llega a una audiencia nueva y anteriormente inaccesible, que inmediatamente es notificada cada vez que un nuevo capítulo se publica, estimulando así la venta de libros.

¿Qué os parece? Lo mejor que podéis hacer es conocerlos a través del siguiente enlace: https://blog.sweek.com/es/concurso-sweeklove/?

Está disponible para Android y Iphone.
App Sweek para Android: http://ow.ly/4PQV307wwHi
App Sweek para iOS: http://ow.ly/ADbY307wwKe

A nosotros nos encanta!
.

"El nombre de tus sueños" de Jose Docavo Alberti

.

16 feb. 2017

"La madre de los Carabineros" de Alessio Puleo

.

15 feb. 2017

Literania 2017



Se acerca un magnífico evento al que estáis invitados tanto lectores como autores. Un festival de la lectura que tendrá lugar en La Vaguada entre el 28 de Abril y el 7 de Mayo.

Organizado conjuntamente por la Asociación Internacional de Escritores Independientes (AIEI) y la Sociedad Cooperativa de Escritores Independientes (SCEI).

No te puedes perder Literania 2017: Maratón de lectura, teatro dramatizado, recital de poesía, música en directo, gastronomía regional, sorteos, precios especiales..., ¡y mucho más!

Os invitamos a conocer el programa de Literania 2017: AQUÍ

Os iremos informando de las novedades de este fabuloso festival.


También podéis contactar con los organizadores en contacto@literania.global o conocer más detalles en: http://literania.global/


.

14 feb. 2017

Libros para regalar en San Valentín


¡¡¡Feliz día de San Valentín!!!

¿Qué mejor regalo hay para un amante de la literatura que un buen libro? Como sabemos que hoy es un día en el que viene muy bien que alguien te recomiende títulos para regalar, os dejamos algunos libros que creemos que os gustarán.






Estos son algunos de los títulos que nosotros vamos a regalar. ¿Y vosotros? ¿Qué libros os va a regalar Cupido?




.

13 feb. 2017

"Cosmódromo" de Rubén Azorín

.

12 feb. 2017

"La sirena de Gibraltar" de Leandro Pérez

.

11 feb. 2017

"Patria" de Fernando Aramburu

.

10 feb. 2017

Crónica de la presentación de "La sirena de Gibraltar" de Leandro Perez


Hemos asistido a la presentación de La sirena de Gibraltar de Leandro Pérez, en la librería Cervantes y Cía. Entre otros, le ha acompañado Lorenzo Silva quien nos ha comentado algunos aspectos del libro.


Hace tres años Leandro Pérez publicó Las Cuatro Torres, primera entrega de la serie de novelas cuyo protagonista es Juan Torca y esta segunda, aunque es independiente en sí misma, sí que continua para este personaje.

Lorenzo Silva: me hace ilusión encontrar a novelistas españoles contemporáneos que apoyan la novela negra, apoyada o enraizada en la novela española, sin buscarse cosas postizas o raras y que la al mismo tiempo, son capaces de demostrar ambición, audacia y además escriben bien.

Cualquiera que lea un libro de Leandro, se da cuenta que está ante un escritor que le gusta sacarle lustre al idioma y a las situaciones, a través de las palabras. Sus novelas son muy completas y además muy entretenidas. Consiguen recoger todos esos valores con una construcción de personajes muy interesantes.

Una construcción de la realidad, un trabajo de testimonio y reflexión sobre la realidad. Hay un trabajo también con el lenguaje. Creo que es una novela muy completa que encima logra ser divertida y leerse como uno espera leer un cuento.



Leandro: Juan Torca es un personaje que está solo, siempre lo veo solo.

Lorenzo S.: Juan Torca es un ex militar, que ha estado en labores de seguridad tanto privadas como públicas, legales como ilegales y se mueve en un entorno de misiones que él asume por razones personales. Pero determinadas labores las realiza bajo la cobertura de una agencia de investigación privada que tiene uno de sus ex camaradas. Pero ahí hace lo que puede hacer y creo que ha sido muy inteligente a la hora de no ponerse a hacer cosas raras, inverosímiles.

Cuando Torca está con esa cobertura de la agencia de investigación, si llega un policía y le advierte de lo que no debe hacer, él sabe que no debe seguir, sabe el terreno que pisa y recula pero ya no por él, sino por su amigo que es el dueño de la agencia. No es como estos detectives que pese a todo se saltan todas las reglas, no.

Él sabe el terreno que pisa. Va encontrando un espacio que es personal, que es verosímil, donde él tiene los recursos que tiene y no puede sobrepasarlo. Pero tiene otros recursos, tiene contactos y tiene experiencia. Creo que es un personaje que está muy bien escogido porque es original, es distinto, porque tiene personalidad propia y tiene también atractivo. Tiene matices que incluso los que se derivan de sus limitaciones, son también interesantes.

A mí me interesa mucho cómo un personaje lo caracterizan no sus poderes sino sus limitaciones. Torca es un personaje que es consciente de sus limitaciones y tiene que estar negociando en el espacio donde se mueve.

Leandro: Añadiría que al construir a Torca, que está en mi cabeza desde hace más de 20 años, al final he encajado mi puzle con un personaje también por oposición. Es decir, no quiero que sea un clon y al final cuando voy construyendo creo un tipo que cuando llega por primera vez a Madrid es como un náufrago. No sabe qué hacer con su vida. Yo quería que estuviera en Madrid, que le ocurrieran cosas pero que no fuera convencional, que no fuera un estereotipo, que yo mismo me sorprendiera cuando lo estuviera escribiendo.

En esta segunda novela tengo muy claro que la acción va a transcurrir en 7 días, sé el principio, sé el final pero lo que no quiero es que sea una sucesión de tópicos. La lucha de uno mismo con todo lo que ha leído, con todo lo que ha visto, lo que ha vivido. Torca lleva ya más años conmigo, también lleva más años en Madrid y está asentado.

En “Las cuatro torres” él pasa unos meses como un náufrago, muy rápidos pero que para mí eran importantes y aquí ya él está asentado, todo ocurre en 7 días. De hecho viene de una situación en la que ya él tiene un presente, no solo un pasado de las puertas del estado, sino que él tiene un presente. Su Gran Vía, el Retiro. Todo en él es mucho más firme, quizás por eso es una novela que ocurre en tan poco tiempo. En la otra novela tenía que representar todo ese territorio.



La frase del principio de la novela -La muerte es una sirena andaluza con la cola forrada de hormigón- la tuve en la cabeza durante dos o tres semanas. Me la guardé durante bastantes días y ya luego cuando por fin la escribí y después de estar por el Manzanares, de imaginar exactamente lo que estaba pasando allí y demás, todo fluía de una manera muy natural.

Tampoco he sido muy consciente de si estaba metiendo más o menos literatura o si estaba escribiendo con más mimo lo poco o mucho que decía. Tenía tan claro la acción en esta novela que no he parado. Sobre Torca pende un ultimátum y cuando yo escribo también tengo ese ultimátum en la cabeza que tiene él, con lo cual todo fluye.

Como narrador para mí era muy importante que no sólo estuviera la mirada de Juan Torca, sino que hubiese un contrapunto con el diario de Maddie Cruz. Para mí era muy importante porque muestra como le ve y también para que respires un poco en ese seguimiento de Torca durante 7 días. No sé si lo he conseguido o no.

Lorenzo S.: esta parte del diario también cumple otra función. Por una parte le estamos viendo a él en directo, en una mirada subjetiva más o menos. Y luego a esa imagen le contrapones la visión muy subjetiva y directa de una persona. Da como un reflejo del personaje, lo que nos da otro punto de vista sobre la historia, pero también veo que ahí hay un par de basas más como es el introducir una persona que tiene información.

Al principio los diarios parecen una parte sentimental pero luego a partir del segundo trozo te das cuenta de que esta chica tiene información que él desearía tener, está haciendo que progrese la intriga. Y otro aspecto que me parece interesante que está también en el diario, es la de plantear una sicología totalmente distinta de la de Torca. No solamente es una sicología femenina sino que para mí tiene una gracia adicional.

Maddie es una chica muy atractiva, además tiene otra gemela que es tan atractiva como ella, lo que hace que cuando aparezcan las dos, la perturbación que producen en el sexo opuesto es doble e incontrolable para algunos y hasta cierto punto eso es una maldición que pesa sobre ellas porque dificulta su relación, porque dificulta la lectura que hacen de su carácter y la lectura que hacen de su persona y eso es un conflicto que nada tiene que ver con el conflicto de Torca, un contrapunto en la historia.

Este personaje cumple por una parte sus funciones tópicas (mujer objeto, víctima) también es un ser que no solo tiene conciencia sino que tiene autoconciencia y es consciente de lo que los demás piensan de ella, como la tratan influye no solo en su relación con los demás sino en ella misma, igual que a la hermana y esto la ha ido en cierto modo, impregnando de un fatalismo porque es un personaje fatalista, es un personaje al que le toca renunciar a la felicidad, renunciar a encontrar a una pareja con la que esté a gusto.

Leandro: en esta novela, quizás con pinceladas, pero todo tiene que ver con la relación de los padres y los hijos. ¿Qué haría yo si mataran a uno de mis hijos o qué haría cualquiera en esta situación? ¿Qué haría un personaje más turbio en este caso? Lo que un tipo como Torca podría hacer con esa persona y si fuera una mujer…

Entonces todo me encaja en algo que yo creo que es necesario en este libro sobre la venganza, aunque yo no quiera pontificar sobre nada en la novela ni sobre Gibraltar. Quiero que la novela llegue y el lector avance conmigo y con Torca y tampoco hago muchas cábalas sobre todo eso.

Los compadres son parte de lo que es Juan Torca y la serie de las novelas de Juan Torca. Quiero pensar que en algún momento echaré la vista atrás en las novelas, en la vida de Juan Torca y siempre que lo veo en su situación de solitario, de corredor, de tipo que no tiene un despacho para resolver casos sino que pasan cosas y tiene que actuar. Pero que también cerca tiene muy poca gente: tiene a Nerea y también tiene a los compadres que siempre van a estar ahí, para lo bueno y para lo malo.

Con respecto a la ubicación del cadáver. Yo sabía que caería en el Manzanares pero estuve paseando por la zona para ver en qué punto exacto la arrojaban a las aguas.

En esta novela Nerea queda un poco relegada y es que mi intención o lo que me gustaría, es que cuando haya una tercera y cuarta novela, el lector pueda jugar con el orden. Que se lea la 4ª y si quiera leer la primera pueda hacerlo sin tener que respetar un orden, sin ningún problema. Me parece que es un favor que le hacemos al lector, que pueda leer hacia detrás o hacia delante, no quiero exigirle a la gente.

Nerea en la primera novela tiene un papel, en esta tiene otro más secundario y que deja un anzuelo tirado, pero la historia son 7 días, aquí no hay una historia de amor con ella porque no procede, está ahí en su hotel, hay un encontronazo y poco más. No procedía que tuviera más peso y ya veremos en otros.

Sobre todos los personajes que hay en la novela y en especial sobre Rodrigo Carbellera (ya me han preguntado si haré un spin off), es un guiño propio. Tengo un amigo que se apellida Carbellera que es magistrado (de ahí que el de la historia cuando me refiera a él diga “parece un juez”) es un personaje que iba a salir un momento en la novela pero en el momento en que entra se queda, no sé si se ha quedado solo para la siguiente o para dos o tres novelas más.

También está Jandro que no tiene nada que ver con Laguna ni en físico ni en nada, pero yo los tengo ahí conmigo y me gusta escribir con ellos y para ellos. Luego está Hernández que aparece por teléfono y ya veremos de qué manera más, que también hace algún guiño como el de Carbellera.


Desde Libros que voy leyendo les damos las gracias por habernos invitado y esperamos que hayan muchas más entregas de la saga de Juan Torca.
.

9 feb. 2017

"Cartas para Valeria" de Miga

.

8 feb. 2017

"Secretos de la luna llena 1. Alianzas" de Iria G. Parente\Selene M. Pascual

.

7 feb. 2017

"Las horas perdidas" de Lorena Franco

.

6 feb. 2017

"Luzando" de Paco Peñarroya

.

5 feb. 2017

"Un monstruo viene a verme" de Patrick Ness

.

4 feb. 2017

IMM #151: Cartas para Valeria


Una historia escrita desde el corazón, un libro breve cargado de sentimientos y emociones. Así es Cartas para Valeria, del autor Miga.

Esta es su sinopsis:
A veces la vida da giros que tú nunca te esperas.
Para Gabriel la vida dio un giro que él nunca se esperó.
«Una carta es el concepto de un corazón enamorado»
y eso Gabriel lo sabe, por eso pretende que Valeria
sepa que él sigue enamorado.
Un accidente marcó la vida de Valeria para siempre,
su sueño empieza a cumplirse, pero la vida da un
giro que debe afrontar.
Escribiendo poesías con la intención de ser la mejor escritora.
Pero… no está sola, Gabriel está a su lado, en estos
duros momentos.
Cartas para Valeria llega por una promesa. Promesa
que le hizo Gabriel a Valeria, antes de entrar en su
estado de coma.
Contando su historia y escribiendo cartas por su ausencia, hasta el día en que él deba decidir. una promesa o un amor.

Nosotros estamos a punto de leer esta historia, ¿y a vosotros? ¿os llama la atención?

Si queréis haceros con esta bella historia podéis hacerlo desde el siguiente enlace: Cartas para Valeria
.

3 feb. 2017

Novedades que vienen pisando fuerte en Amazon



Hola a tod@s

Echando un vistazo a la lista de ventas actualizada de Amazon, hemos encontrado algunas novedades muy interesantes que han entrado pisando muy fuerte.


Una asesina que se dedica a matar a perpetradores de violencia de género en diferentes capitales de Europa;
 
Una rica empresaria que sueña con ella el día 11 de cada mes, fecha en la que se cometen todos los crímenes; 
Un psiquiatra forense que ayuda a esta última a desentrañar el complejo mar de sueños en el que está sumida; 
Y un policía presuntuoso, son los cuatro vértices de esta historia circular, impredecible, llena de pasión y de misterios y en la que acabarás no sabiendo distinguir si lo que sucede está siendo real, o si por el contrario es sólo un producto de tu imaginación.

Sorprendente, atrevida, frenética, justiciera, actual, esperanzadora, desconcertante…


Hay que tener cuidado con los sueños, pues cuando llegan, te toca lidiar con ellos y no siempre son como esperabas… 
Bryan y Lusy tienen el mismo sueño, ambos desean ser chef y es por eso que ambos tratan de entrar en un concurso televisivo para lograr su meta. 
La mala suerte del destino hace que Bryan pase y Lusy se quede a las puertas del sueño. 
Las vidas de ambos van por caminos separados. Bryan se hace un cocinero famoso que vive por y para su trabajo. Lusy ha dejado de lado su sueño por falta de dinero, pues costearse buenos cursos no es tan fácil y menos cuando tus padres no te apoyan y piensan que ser chef no es tan bonito como parece. 
Pero lo que ambos no esperaban era que la vida los juntara de nuevo, que sus caminos una vez más tuvieran un punto de unión. Donde uno está quemado por la vida que lleva y ya no se reconoce a sí mismo, otra tiene toda la ilusión por la vida que espera llevar un día. 
Dos almas unidas por la pasión a la cocina y por ese deseo que les quema la piel cada vez que están juntas. 
Un amor que nacerá a fuego lento y una pasión que arderá entre fogones. 
Receta en vídeo de la autora, galletas y mucho amor ---> https://youtu.be/3MB-uY33ago


Y vosotros, ¿habéis descubierto algún nuevo título esta semana?

¡¡¡Saludos!!!

.

2 feb. 2017

5 razones para leer...


Nos encanta este libro, llevamos meses comentándoos cuánto hemos disfrutado de su lectura, así que... ¿cómo no íbamos a unirnos a la iniciativa de Reina Lectora?

Vamos a contaros nuestras 5 razones (aunque tendríamos muchas más) para leer NUNCA ES TARDE PARA MORIR de Pablo Palazuelo


Trama

Una trama original, bien planteada y bien desarrollada. 



Giros inesperados

Si hay algo que descoloca de este libro es que nunca sabes por dónde te va a llevar. Te creas una idea, piensas que los tiros van por ahí y de repente: ¡zasca!, tus esquemas rotos.



Documentación

Se nota que es una obra creada a partir de una enorme labor de documentación, no hay cabos sueltos, no hay datos usados sin ton ni son. No en vano el autor tardó 8 años en escribirla, corregirla y publicarla.



Escenarios

Leer Nunca es tarde para morir es recorrer las calles de Nueva York como si fueras un protagonista más de la historia. Aunque no hayas estado en dicha ciudad cuando estés leyendo podrás vislumbrar cada uno de los escenarios.



Intriga

Hasta el final el libro mantiene la tensión y la intriga. 






¿Necesitáis más razones para leer Nunca es tarde para morir? Ya lleva más de 475 días en el TOP100 de Amazon!


.

1 feb. 2017

Booktour Britannia Febrero 2017


Queremos hacernos eco de una iniciativa que nos parece genial y a la que por supuesto nos hemos unido.

Se trata de un Booktour, en este caso dedicado a la novela "Britannia" de Juan Manuel Sánchez Valderrama. Una novela histórica de ritmo frenético que ha sido ganadora del I Premio Literario Castillo de Plata.



Si queréis apuntaros o conocer más info de cómo funciona el Booktour -> Britannia BT

¿Os unís?


.

Crónica Juan Manuel de Prada



Hemos asistido a la presentación de “Mirlo blanco, Cisne negro” de Juan Manuel de Prada. Ha sido un encuentro entre B., muy interesante y en el que nos ha hablado no solo del libro, sino de la literatura y un poco sobre el panorama literario actual, cómo lo ve.

Juan Manuel de Prada: Muchas gracias a todos por venir

Blogueros.: ¿Qué opinas de los Blogueros?

J.M.P.: Opino que hay de todo como en botica. Yo estoy poco tiempo en internet la verdad, pero veo blogs de muy diversos asuntos y diversas temáticas. Veo gente que lo hace muy bien y gente que lo hace muy mal y entre medias gente que lo hace medianamente. Por eso mi opinión no es tanto sobre los B. sino sobre tal o cual bloguero, tendría que decir. Pero en cuanto a la labor que hacéis de divulgación y de crítica de la literatura en concreto, los B. de literatura, pues a mí eso me parece una labor francamente muy benemérita, muy laudable y creo que muy necesaria. Creo que además están sustituyendo a los críticos tradicionales.

B: Si tuvieras que posicionarte con Octavio o con Alex en tu manera de escribir…

J.M.P.: Yo diría que ambos personajes tienen cosas mías, ambos tienen cosas que nada tienen que ver conmigo. Y en cuanto a la forma de escribir aunque no sabemos exactamente como escriben, da la sensación de que Alex es un chico que tiene talento pero vive fascinado por el éxito, y eso al final le pasa factura mientras que Octavio sería un escritor, un gran misántropo, un hombre que desprecia al mundo y ese desprecio al mundo también lo ha encerrado tanto en sí mismo que probablemente también haga una literatura al margen del mundo y por lo tanto sin preocuparse de lo que a la gente le gusta o le deja de gustar.

No me identificaría con ninguno de los dos. Yo creo que ambas tentaciones son peligrosas. Tanto tratar de alagar al B. ofreciéndole lo que está de moda, como despreciar al B. y hacer una literatura al margen de lo que a la gente le interesa. Creo que ambas actitudes son peligrosas.

B.: Hay un momento en la novela en el que Octavio compara, como que el primer borrador de Alex es demasiado simple y directo y por eso mismo no es bueno, que tiene que meterle metáforas y cosas rimbombantes. ¿Tú en eso estás de acuerdo?

J.M.P.: Yo diría que el estilo es la respiración del escritor, es la huella dactilar del escritor, es un poco la radiografía de su alma. No creo que el buen estilo es el más simple o el más alambicado, el más depurado o el más recargado, lo que sí creo es que el autor tiene que encontrar su estilo y este va a depender de su temperamento personal, de sus temas, y digamos que va a haber un estilo que se adapte al mundo personal del escritor. Creo que es así.

Por eso Saldaña lo que está haciendo es un disparate, él está intentado proyectar su personalidad sobre el libro, quiere vampirizarlo.

B.: ¿Por qué un ajuste de cuentas?

J.M.P.: Bueno, se ha entendido en el sentido turbio o truculento de la palabra, pero yo me refería más a un inventario, a un saldo, a una necesidad que uno tiene en determinado momento de la vida, de mirar el debe y el haber de su vida.

Yo ya me veo viejo aunque no lo sea según los parámetros cronológicos estrictos y actuales, pero llevo ya 22 años publicando libros, alguno más viviendo de la literatura a través de concursos y traducciones y sobre todo muchos más sabiendo que mi vocación es la literatura.

Entonces a lo largo de todos estos años y muy especialmente de los últimos 22, desde que me di a conocer, he vivido muchas cosas. He pasado por muchos estados de ánimo respecto a mi vocación, momentos de entusiasmo, de enamoramiento apasionado a momentos de desencanto, de frustración, de ganas de tirarlo todo por la borda y ahora he alcanzado una cierta seguridad (seguramente frágil), una cierta serenidad. La he alcanzado después de tantos aaños y tantos libros.

Entonces he sentido que sí era el momento de hacer una recapitulación de mi vida, de mis errores, de mis tentaciones de las distintas situaciones por las que he pasado y en vez de escribir un libro de memorias o una autobiografía que me parecía un poco pretencioso, pues decidí escribir todo esto. Pero en vez de hacerlo de forma sucesiva, hacerlo de forma simultánea a través de los dos personajes, sentimientos y sensaciones de dos momentos distintos de mi vocación literaria y en este sentido es lo de ajuste de cuentas.

Yo ahora me arrepiento mucho de esa banda, creo que ha sido un error que creo que da un imagen un tanto polémica o turbulenta de la novela, que luego quienes la hayan leído os dais cuenta que no. O sea que realmente ha habido gente que ha querido leerla en clave pensando que cada personaje se corresponde con personas de la vida real y esto es un disparate.

B.: Bueno eso no, pero “zascas” das unos cuantos.



J.M.P. : Bueno, hay juicios duros primero sobre mí mismo. De los dos protagonistas indudablemente quien más golpes se lleva soy yo mismo y luego doy muchos golpes y alguna crítica muy dura a nuestra vida cultural, a nuestro mundo editorial, a los críticos, a los editores, a los escritores, a la feria de las vanidades que rodea la literatura, pero son golpes a tipos humanos no a personas en concreto digamos.

B.: quizás la banda se refiera más al principio de la novela que por cierto es lo que más me ha costado, en algunos momentos me ha parecido que hay muchas descripciones, muy repetitivo pero ha sido sólo al principio.

J.M.P. : bueno esa es mi forma de escribir. Esa impresión es en parte real y en parte ficticia. Y es que la novela empieza pareciendo una novela satírica, una novela que incluso podría ser muy barroca por las descripciones caricaturescas que se hacen de los personajes, pero sobre todo da la impresión de novela satírica, como si fuera una novela de Quevedo. Y luego la novela no es eso, la novela es una relación entre dos escritores y las relaciones con sus novias, sus mujeres y con los editores, etc. en realidad es una novela sobre las relaciones humanas.

Creo que hay un salto en la novela que conduce al error y te diría incluso más, puede ser disuasorio para un tipo de lectores que no les gustan las sátiras y les interesan más las relaciones humanas, de relaciones tóxicas en este caso, eso es verdad.

Pero también hay una parte y esto me ha ocurrido con casi todos mis libros y mis nuevos lectores y es que evoco a un tipo de literatura dura, barroca y entonces al principio, la toma de contacto suele ser un poco dura y es verdad que a muchos lectores a medida que luego se adentran cogen el ritmo, cogen la música del estilo y poco a poco lo van encontrando más sencillo y no es que lo sea, sino que simplemente han encontrado ese punto. Una vez cogido el ritmo, entiendes y entras más en la dinámica.

Pero si, tienes razón y hay un salto en cuanto a la novela que puede resultar desconcertante. Hay otras personas a las que les ocurre lo contrario, hay mucha gente que le encanta el primer capítulo porque busca eso, busca la caricatura barroca de la vida literaria y luego cuando van por el 2º, 3º, 4º capítulo y la novela se va decantando de forma cada vez más evidente hacia la novela de relaciones y de personajes, se siente defraudada.

B.: A mí al contrario lo que me ha fascinado ha sido la relación entre ambos y como se va absorbiendo.

J.M.P. : claro eso es porque eres una lectora desinteresada y verdadera mientras que el lector al que le gusta la comidilla literaria, le gusta más lo otro porque ahí es donde encuentra más la carnaza del ajuste de cuentas, la sátira del mundo literario que buscaba que luego la novela le defrauda porque no es eso.

El lector auténtico, el lector verdadero lo que busca en la novela es la vida. No busca el jueguecito literario. Lo que pasa que también es verdad, como en las películas que empiezan con un plano panorámico, me pareció que era una manera de empezar con una fiesta literaria donde describes un poco lo que es la tipología del mundillo literario y poco a poco te vas centrando en unos personajes que son los que van a desencadenar el drama. Por eso al lector que este mundillo no le interesa, le deja un poco frío.

Y luego si hay una crítica del mundo literario. Algunas cosas parecen exageradas pero es que es así, es la dura realidad. He asistido a muchas tertulias durante un tiempo y esto es así, no he exagerado.

B.: Uno de los protagonistas sale a lo largo de toda la novela pero sobre todo al final, como una persona inocente o como una persona que al final ha perseguido el éxito a costa de todo y se ha beneficiado de Octavio. ¿Cuál es tu versión?

J.M.P. : Yo te diría, que esto es lo bonito de la literatura, que cada lector se tiene que quedar con su novela. La intención del autor si era sembrar la sospecha, hacerle creer una cosa pero que a lo mejor no es tan así…En el epílogo, en las páginas finales, ahí hay bastantes sugerencias de quién es este Álex y muchas cosas más…Pero sí, la intención del autor era este juego.

Publico: Se habla mucho en la novela de la relación entre los autores que están empezando y los ya consagrados. Tú que eres un autor consagrado, cómo es tu relación.

J.M.P.: Para mí es una relación muy importante porque tengo amigos más jóvenes que yo que escriben y que normalmente no están consagrados. Quizás es principalmente a que yo pertenecía a la última generación a la que se le dio la posibilidad de triunfar, y no me refiero a triunfar a través del éxito de venta, sino de triunfar a través de la atención de los medios de comunicación, y de la sociedad en cierta manera.

Los años ´90 fueron los últimos momentos donde la literatura tuvo gran relevancia social: Luego los escritores que vinieron en las siguientes hornadas ya es muy difícil hacer que se consigan oír, es muy difícil que consigan tener un B. numeroso porque es que los medios de comunicación no les dan cancha. Y conozco escritores más jóvenes que yo que están trabajando duro y algunos han conseguido el éxito o cierto éxito y a mí me gusta mucho la relación con ellos porque aunque yo no soy un vampiro como Saldaña, es verdad que tener trato con ellos es una transfusión de entusiasmo por la lectura que es una cosa que con los años vas perdiendo. No tanto porque reniegues de tu vocación, sino porque a medida que te vas haciendo mayor va creciendo el oficio y hay escritores que el oficio se come totalmente al entusiasmo juvenil. El estado óptimo del escritor es el equilibrio entre el entusiasmo de la juventud y el oficio de la madurez. Esto es difícil mantenerlo y a mí me ayuda mucho la relación con jóvenes escritores porque son los que te transmiten ese gusto, ese ardor por la literatura.

B.: ¿Nos recomiendas a alguno?

J.M.P.: Yo recomiendo a un escritor que se llama Joaquín Pérez por ejemplo, que es poeta y novelista y un gran escritor. Sara Mesa, que también es una gran escritora, hay gente muy buena ahora mismo lo que sí que es cierto que son escritores que reciben menos atención. Y luego hay una escritora estupenda que se llama Cristina Morales que escribe muy bien.
Con respecto a los personajes, Paloma es un personaje inteligente, es la única que tiene sentido común y cordura. Pero a mí el personaje que más me gusta es el de Saldaña, es un hijo de p… pero a la vez es un personaje conmovedor en su afán de destrucción, autodestrucción y destrucción de quienes le rodean. Es el personaje con el que más satisfecho estoy.

B.: Sabes que es un capullo y todo, pero a la vez te da pena porque dices te estás jodiendo a ti mismo la vida siempre.

J.M.P.: Si, es un monstruo que en determinados momentos te despierta piedad. Lo que pasa que también era mi intención hacer sentir incómodo al lector porque mi intención también era que llegase a caerle bien un personaje que es odioso.

B.: Bueno te da pena pero a la vez es mejor tenerlo lejos.
Ahora después de haber presentado el libro, de las entrevistas y encuentros ¿hay alguna cosa que cambiarías? Porque creas que no ha llegado, porque no se ha entendido bien o que no era lo que tu querías transmitir.

J.M.P.: Cambiaría honestamente el enfoque publicitario de la novela. Yo creo que el enfoque ha sido un error porque efectivamente como decía antes, al lector desinteresado la intriguilla literaria le interesa poco y toda la promoción se enfocó de esta manera, con lo cual se ha transmitido una idea errónea de la novela que a mucha gente simplemente le ha hecho no leerla y a otra la ha hecho leerla, a la gente que le interesa esa cuestión, pero le ha hecho leerla de forma equivocada, que es buscando claves ocultas lo cual ha conducido a cosas delirantes, a lecturas delirantes, lecturas disparatadas de la novela en su afán por buscar paralelismos en la vida real.

En la novela puede haber rasgos de escritores conocidos pero para nada intentan ser ellos. Pero los personajes son de pura creación, no son personas reales travestidas. Entonces si me arrepiento de ese enfoque publicitario y también me arrepiento un poco de que la novela comience con ese enfoque de sátira literaria que luego la novela no es.

B.: ¿Qué sueles leer normalmente?

J.M.P.: No he perdido la forma de ser del lector auténtico. Creo que el auténtico lector tiene que ser ecléctico, es voraz. El escritor que siempre está leyendo lo mismo en realidad es una réplica del lector de un solo libro que es un lector peligroso. Yo me formé leyendo libros muy diversos entre sí y me precio de seguir haciéndolo.

Salto de un clásico a un contemporáneo, de una novela, a un libro de historia o de filosofía. Luego también está la interferencia no con esta novela, pero sí con otras que he escrito que necesitas documentarlas, entonces necesitas leer muchos libros relacionados con lo que vas a escribir o con lo que estás escribiendo. Esto para el escritor es inevitable, le quita una porción de tiempo. Por lo demás soy muy ecléctico y creo que esa es la manera de ser lector porque eso además te permite entender otras literaturas, otra forma de abordar la literatura, disfrutar con escritores muy diversos y creo que eso un lector no debe perderlo nunca, pegar el salto entre distintos géneros y escritores.

Y así empecé yo, quizás porque no tuve consejeros en mi formación literaria. Empecé a leer en la biblioteca pública de mi ciudad de una manera muy loca, todos lo del mismo estante, por orden alfabético y así estuve muchos años. Así claro lees las cosas más variopintas y de temas diversos que te puedas encontrar.

Situé la novela en la época de los denominados escritores “Nocillas”, pero no como forma despectiva sino más bien para que no pareciera una novela autobiográfica. Que ambos personajes tuvieran edades que en mi fueran imposibles. La novela está ambientada justo antes a cuando se desencadenó la crisis (2007-2008) y es un autor veinteañero, es decir más joven que yo. Y Saldaña es un autor cincuentón hace 10 años, es decir es un autor mayor que yo.

Quería situar la novela en un momento que no tuviera una lectura estrictamente biográfica, que nadie pudiera decir este es Prada porque en los años 90 era veinteañero o Saldaña es Prada…no, tienen edades que no son mías y al situarlo en ese momento los escritores de los que se hablaba en ese momento son los de la generación “Nocilla” pero no trato de meterme con ellos. Al final lo que trata de demostrar es el escritor pringoso, la Nocilla es un elemento muy dulzón que pringa. Es el escritor trepa que trata de hacer la pelota a las viejas glorias para conseguir un huequecito en la vieja república de las letras, etc. No había ninguna intención de referirme a ningún grupo ni escritor en concreto, es más refiriéndose al escritor modernillo.

B.: ¿Sobre qué época histórica te gustaría escribir?

J.M.P.: Me habría gustado escribir una serie de episodios nacionales de todo el siglo XX. Empezar con Morir bajo tu cielo, que es la novela de Filipinas y terminar con el 11-M o con lo que fuese.
No puedo hacerlo porque económicamente no sería rentable y esas novelas exigen una cantidad de lectura que me resulta imposible hacerlo. Habría hecho una novela por década.



Ha sido un verdadero placer asistir a este encuentro y desde Libros que voy leyendo os damos las gracias por habernos invitado.
.