1 jun 2016

Entrevista a Mª del Pilar Gorricho del Castillo


Hoy tenemos el placer de charlar con nuestra amiga, colaboradora y poeta M¬™ del Pilar Gorricho del Castillo. Queremos compartir con todos vosotros la gran entrevista que nos ha concedido e invitaros a leer su obra. ¡Ah! y si pod√©is acercaros a la presentaci√≥n que tendr√° ma√Īana lugar.


Háblanos de "La hiedra del perdón.

La hiedra del perd√≥n es una enredadera que abarca el universo que deshace el dolor por la perdida, la ausencia de aquello que m√°s amaba ( mi √ļnica hija) me desat√≥ una furia, que m√°s tarde, con la pausa de ese tiempo que (si bien no cura todo) si podemos decir que todo lo apacigua, mut√≥ en redenci√≥n como √ļnica salida de supervivencia.

El dolor más hondo, hace estragos en el cuerpo, y a ese dolor yo cada día le llamaba de distinta forma: dolor de huesos. cansancio, dolor de cabeza.

La culpa a nivel subconsciente es un inquilino que se instaura en las viseras y siempre, siempre, genera castigo.

El perd√≥n colectivo a todo mi mundo ( incluyendo -valga la arrogancia- a Dios) coloniz√≥ en un momento de mi vida mis cimientos ,y as√≠ nacieron estos versos desgarrados, impregnados de vida, de muerte, de esperanza, de culpa, pero sobre todo, llenos de verdad (de mi verdad) aquella que vivo cada ma√Īana.

En este poemario ofrezco un alma doliente, pero capaz de analizar y darse cuenta de que no ha muerto, que está aquí y ese deseo de plasmarlo.

¿Qu√© quieres transmitir con sus versos?

Los poetas contempor√°neos en todo el mundo. excepto en Espa√Īa, en donde el realismo descriptivo, nost√°lgico y did√°ctico sigue imperando como si vivi√©semos a fines del siglo XIX- est√°n fascinados por las relaciones entre la realidad y el lenguaje, por los descubrimientos de la ling√ľ√≠stica y la antropolog√≠a, Pues lo que est√° en juego no es la realidad sino el lenguaje, intento trasmitir una realidad homog√©nea que se circunscribe a mis vivencias, a mi modo de ver todo lo que acontece, a las experiencias que conforman el entramado de mi rutinas. Me gustar√≠a que como una fotograf√≠a nos muestra en su esplendor aquello que el objetivo de la c√°mara en ese instante capta, una palabra ponga de manifiesto el instante en que mi alma ha sido zarandeada.Esta palabra forma la conclusi√≥n de la poes√≠a. En memoria (Andenken) y dice:”M√°s lo permanente lo instauran los poetas.”

La poes√≠a es instauraci√≥n por la palabra y en la palabra. ¿Qu√© es lo que se instaura? Lo permanente. Pero, ¿puede ser instaurado lo permanente? ¿No es ya lo siempre existente? No. Precisamente lo que permanece debe ser detenido contra la corriente, lo sencillo debe arrancarse de lo complicado, la medida debe anteponerse a lo desmedido. Debe ser hecho patente lo que soporta y rige al ente en totalidad. El ser debe ponerse al descubierto para que aparezca el ente. Pero a√ļn lo permanente es fugaz. Es raudamente pasajero todo lo celestial, pero no en vano. Pero que eso permanezca est√° confiado al cuidado de los poetas. Lo que digo yo, como poeta, es instauraci√≥n, no s√≥lo en sentido de donaci√≥n libre, sino a la vez en sentido de firme fundamentaci√≥n de la existencia humana en su raz√≥n de ser.


¿Qu√© significa para ti la poes√≠a?

Para mi la poes√≠a es el lenguaje de los sentidos, el m√°s amplio de todos los signos conocidos. «Os hablan las cosas y no escuch√°is » (…) dec√≠a Federico Garc√≠a Lorca, en la canci√≥n del jardinero inm√≥vil, y es as√≠. Todo es poes√≠a a nuestro alrededor, desde lo m√°s hermoso a la hecatombe pura y dura del vivir. Todo encierra la sabidur√≠a ancestral del universo, y el poeta tiene la misi√≥n de interpretar esos signos, dando forma como un alfarero moldea el barro a su subconsciente. Estoy convencida de que al escribir algunos poemas entramos en un estado alterado de conciencia donde el alma desempe√Īa el papel de hacer de hilo conductor entre el sentimiento y la veracidad.

La poesía siempre se basa en sensaciones neuronales, pasadas, presentes y yo diría que hasta futuras. Ese circuito donde expresamos la conciencia forma parte de un entramado maravilloso llamado poema.

­ El poeta se vuelve « el que da nombre a las cosas». La flor no es flor hasta que no es vista y admirada por el hombre. No hay infinitud ni grandeza en el mar si no es visto y admirado por el ojo humano. Los poetas son los vasos sagrados donde se conserva el vino de la vida, el esp√≠ritu de los h√©roes. La distancia entre lo alto y lo bajo de la vida la resuelve el poeta, en la uni√≥n de los contrarios arm√≥nicamente. En su alma se va sumando la esencia del esp√≠ritu que todos tenemos. El Universo necesita de la poes√≠a.

Basave (2002) dice que: ”El arte po√©tico no es una actividad filos√≥fica, cognoscitiva, sabia, sino actividad art√≠stica, creativa, bella. Se trata de un conocimiento de vivencia emotivo existencial que se expresa bellamente en una obra. Lo que dicen los poetas es instauraci√≥n, no s√≥lo en sentido de donaci√≥n libre, sino a la vez en sentido de firme fundamentaci√≥n de la existencia humana en su raz√≥n de ser. Se trata de un estar y ser en una vivencia emocional que se expresa bellamente en el poema. Lo que la poes√≠a crea es un bello complejo verbal. Hay que descifrar el sentido y el significado del complejo verbal. Estudiar, profundizar las palabras con sus virtudes con su impl√≠cito potencial, con su referencia al sujeto y al mundo de la cultura humana.”

¿Cu√°ndo empezaste a componer poemas?

Un d√≠a, sin saber bien el por qu√© empiezas a escribir y los versos “nacen solos” de tu mano, es como si una fuerza motriz guiase la escritura para sacar aquello que llevas dentro y que ahora toma forma de poemas. Como si todos los sentimientos del mundo cupiesen en esas estrofas que han brotado y una especie de virus te tomase el alma enred√°ndola para siempre en la ling√ľ√≠stica po√©tica. Era adolescente cuando empece aprendiendo poes√≠a cl√°sica con expertos de este tipo de poes√≠a. Aprend√≠ el dif√≠cil arte mayor de los endecas√≠labos y sus acentos, los alejandrinos y sus cesuras, las liras, las espinelas, los ovillejos, etc y gracias a ellos conoc√≠ la parte m√°s pura de la poes√≠a. Tambi√©n la m√°s denostada. Hay gente que sostiene que encorsetarse a unas determinadas reglas en poes√≠a no deja aflorar sentimientos. Yo afirmo que no es as√≠. Que en poes√≠a cl√°sica se pueden expresar los m√°s bellos sentimientos sin temor a ese famoso cors√© que se supone de ella. Me cost√≥ mucho dar el salto a la poes√≠a libre. Literalmente “no me sal√≠a nada” que no tuviese rima. Mi poes√≠a es intimista a la par que modernista y l√≠rica con muchos matices metaf√≠sicos.

¿Qu√© debe tener un poema para llegar al alma?

La sensibilidad po√©tica (como toda sensibilidad art√≠stica) s√≥lo es concebible como sensibilidad cultivada, lo cual pone en evidencia el v√≠nculo dial√©ctico e indisoluble entre sensibilidad, conciencia auto- cr√≠tica y saber aprendido, sin los cuales no es posible la obra de arte, en cuanto √©sta no se realiza sin las modificaciones resultantes del conocimiento de la historia de la cultura y, en especial, de la asimilaci√≥n de las conquistas de los grandes creadores en el campo art√≠stico. Y como la sensibilidad cultivada implica necesariamente (a m√°s de la apertura a la ciencia, la filosof√≠a, la ling√ľ√≠stica, el psicoan√°lisis, etc.) la educaci√≥n de los sentidos (saber ver y o√≠r ) y esa educaci√≥n se efect√ļa, ante todo, mediante las artes que les corresponden (las artes pl√°sticas y la m√ļsica) para mi, si se saben desarrollar las indispensables mediaciones, la funci√≥n de la poes√≠a es de extraordinaria amplitud. Me fascinan las sensaciones que han sabido adaptarse al trabajo que conlleva el poema. Y que prevalezca el « m√°s siempre es menos» en el poema como nota dominante. Pero con los recursos ling√ľ√≠sticos necesarios, que hacen del lenguaje, est√©tica po√©tica.

Plat√≥n nos recuerda: «Todo aquel que osara aproximarse al santuario de la poes√≠a sin estar agitado por el delirio que viene de las musas, quienquiera que estuviese persuadido de que el arte le basta para ser poeta, quedar√≠a siempre lejos de la perfecci√≥n, siempre ser√≠a eclipsada la poes√≠a de los sabios por los cantos que respiran divina locura.»

No es posible hacer poes√≠a sin estar inmerso en la fatalidad de la vida, la poes√≠a no es metaf√≠sica que trata del ser en general y de sus problemas trascendentales. La poes√≠a es generada en el hombre y est√° hecha por el hombre y para el hombre, penetrando en el sentido √ļltimo de las cosas, la sustancia √ļnica e indivisible del hombre, que apoyan el poder indomable de su esp√≠ritu para perfeccionar su ser y arreglar al mundo.

¿Tu poeta favorito?

Debo reconocer mi debilidad por la poesía femenina sin saber decirte muy bien el por qué de esta cuestión.

Quiz√°s sea por encontrar m√°s afinidades, o una especie de mistica alianza,entre ellas y todas las mujeres que a mi me habitan.

Citaria Sharon Olds, Emily Dickinson, Anne Sexton,Alfonsina Storni, Gabriela Mistral, Wislawa szymborska, Alejandra Pizarink.

Ya contempor√°neas Ana P√©rez Ca√Īamares, Inma Luna, Sara Herrera Peralta, Itiziar Minguez, Maria Luisa Mora Alameda ( autora de mi prologo) Paloma Corrales.

Y en el apartado masculino: Charles Baudelarie, Charles Simic, T.S Elliot,Wallt Wilman, Allen Ginsberg, Edgar Allan Poe, Federico Garcia lorca, Miguel D' Ors, y por supuesto Don Antonio Machado.

La lista sería interminable y no deseo extenderme demasiado.

¿D√≥nde presentar√°s tu poemario?

El d√≠a 2 de junio lo presento en Ateneo Riojano de la mano de Juan Jos√© Garnica presidente de UPL a las siete y media de la tarde y para el treinta de junio tengo prevista otra presentaci√≥n en el foro Santos Ochoa de Logro√Īo con Sonia San Rom√°n, poeta y amiga como testigo tambi√©n a las siete y treinta.

Y después es posible que lo lleve a otras ciudades pero todavía está por concretar.

¿D√≥nde se puede adquirir?

www.torremozas.com › ... › La noct√°mbula › La hiedra del perd√≥n
www.casadellibro.com/libro-la-hiedra-del-perdon/.../2986637
Santos Ochoa. POES√ćA - Ficci√≥n - LIBROS
www.santosochoa.es/libros/ficcion/poesia.html?dir=desc&limit...

¿Te gustar√≠a aportar algo m√°s?

Siempre me planteo el por qu√© de este af√°n de escribir mio. Y he llegado a la conclusi√≥n de que ya me seria muy dif√≠cil (por no decir imposible) vivir sin el v√©rtigo que provoca todo lo po√©tico.Lo bello. El estilo. Sicologismo. La inspiraci√≥n.No siempre lo po√©tico ha sido, como aqu√≠ se lo ha considerado. No hace mucho se lo establec√≠a a√ļn como sin√≥nimo de lo bello. Y hasta hace muy poco,hubo grandes esfuerzos por detectar lo po√©tico como una caracter√≠stica intr√≠nseca del lenguaje mismo, o al menos de un subconjunto de √©ste. Y as√≠ por ejemplo existen muchos enfoques, que a√ļn permanecen, que abordan lo po√©tico desde el punto de vista del estilo, como algo que pertenece al estilo literario de un autor.Estoy cada d√≠a m√°s convencida de que el estado de conciencia se altera al escribir ciertos poemas.

El hombre es un ser sediento de belleza. Antes de que aparezca una actividad artística, cualquiera que ésta sea, existe la belleza del universo, que es natural y además ideal, que irradia siempre armonía. Esta armonía que está inmersa en los valores espirituales. La belleza es plenitud de vida, que se corporiza en formas llenas de expresión.

Plat√≥n nos habla del resplandor de la verdad, “que es lo deslumbrante del hombre, que pone en su obra, es la plenitud existencial. La belleza natural y la belleza art√≠stica son muy superiores a cualquier ansiedad de lo que no tiene sentido o no sirve y que s√≥lo es √ļtil. La belleza se opone a lo feo, a lo desagradable, a lo corriente, a la tonter√≠a y a la presunci√≥n”. Porque lo que realmente estamos buscando d√≠a a d√≠a es el alimento de nuestro esp√≠ritu, que no puede ser lo horroroso, lo malo, sino que es la b√ļsqueda del bien de la verdad y de la belleza. Encontramos, en casi todos los artistas y en las diferentes formas de expresi√≥n del arte, que se refieren muchas veces a met√°foras, las cuales son un indicio de un sentimiento o de una sensaci√≥n, o del alg√ļn problema que es una forma de traspasar los sentimientos; los encontramos entre la vida y el esp√≠ritu, pero siempre se inclina por la vida, es as√≠ que encontramos los principios metaf√≠sicos de la belleza. Es posible entonces lograr un encuentro entre el sentimiento y la expresi√≥n del mismo, dando como resultado un valor est√©tico universal. La forma de estampar la belleza en el lenguaje est√° incrustada en el esp√≠ritu y en la sensibilidad del ser humano. Los poetas absorbemos la realidad de la vida y la devolvermos en forma artistica.

Aprender, y aprender, perseverar y sostenerme y dar las gracias a todos aquellos que luchan para que Logro√Īo tenga su sitio en el panorama cultural del pa√≠s.


2 comentarios:

  1. Una visión muy profunda y cuerda sobre la poesía y su mundo.Emhorabuena por ese poemario,

    ResponderEliminar
  2. Una visión muy profunda y cuerda sobre la poesía y su mundo.Emhorabuena por ese poemario,

    ResponderEliminar

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios