15 dic 2014

"La calle Andersen" de Sofia Rhei y Marian Womack

Sinopsis

En la Copenhague de plena revoluci√≥n industrial, una ni√Īa corre por las calles nevadas, huyendo de un grupo de adolescentes con obvias malas intenciones. Kay y Gerda, no mucho mayores que la v√≠ctima, ven la persecuci√≥n y c√≥mo -muy al estilo de la √©poca, en que la vida de un pobre apenas contaba para nadie- nadie se molesta en ayudar a la ni√Īa. Ellos s√≠ lo har√°n, enfrent√°ndose al grupo... y acabar√°n siendo salvados por un misterioso tercer personaje.

As√≠ comienza una gran aventura donde se unen la ciencia y la magia. O, quiz√°s, como dec√≠a Arthur C. Clarke, ambas sean indistinguibles una de otra. Impresionantes aut√≥matas, la lucha por la creaci√≥n de vida artificial, investigadores sin escr√ļpulos, experimentos fallidos con humanos... Una historia descarnada, protagonizada por un grupo de j√≥venes sin nada que perder y malvados inventores con mucho, mucho que ganar.


Datos Técnicos

Editorial: La Galera
N√ļmero de p√°ginas: 240
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788424652395
A√Īo de edici√≥n: 2012
Precio: 17,26€

Sobre el autor: Sofia Rhei y Marian Womack

Impresiones

Hoy traemos una novedad juvenil. Secuela de un cuento de Hans Christian Andersen: “La reina de las Nieves”, cabe decir, que sin haber le√≠do la historia, podemos sentir que nos hemos perdido en alg√ļn momento. Porque Excepto en la solapa no nos dicen por ning√ļn lado que viene de ah√≠. Y al ir pasando las p√°ginas, nos dicen que Kay est√° cambiado desde que estuvo con la reina, y es cuando nos creemos que nos hemos perdido algo. As√≠ que la recomendaci√≥n es leer el cuento, que es cortito y nos pone en antecedentes. Es el √ļnico punto negativo que le he encontrado.

Escrita a dos bandas sigue un ritmo coherente, unificado de las dos. Con un lenguaje adecuado a la edad a la que va dirigida. Bien ambientada en la √©poca. Pertenece al g√©nero steampunk, para los no entendidos, que seguro no son muchos, este g√©nero nace en los a√Īos 80, dentro de la ciencia ficci√≥n. Para visualizarlo correctamente que mejor que el cine: Metr√≥polis o la br√ļjula dorada adaptaci√≥n cinematogr√°fica de la Luces del Norte. Recrea por decirlo de alguna forma la Revoluci√≥n Industrial del siglo XIX, con la evoluci√≥n de las m√°quinas. Hilo perfectamente definido en la historia, en la que los juguetes mec√°nicos llevados a su m√°ximo exponencial dejan de entretener en meros espect√°culos para convertirse en verdaderos objetos indispensables en la vida de los humanos. En el fondo estamos ante una cr√≠tica social, en la comodidad del ser humano para lo que se cree en un principio nos facilita la existencia, pero que si fallan no sabemos qu√© hacer. Y sobre esto tengo que decir que chap√≥, porque para una novela juvenil la cr√≠tica est√° muy bien expuesta, dentro de la historia pero creando un ambiente que a todo el mundo le har√° que pensar. No es que no tengamos que sucumbir a la tecnolog√≠a pero siempre con cabeza. A la vez veremos las diferencias de clases, que los perjuicios sobre estas, son simplemente perjuicios, y que todo es distinto seg√ļn “el bando” en donde est√©s, y que todos queremos lo que no tenemos. Me explico: Los dos protagonistas principales (Kay y Geda) pertenecen a la clase media, y piensan que su amigo (Joachim) es un privilegiado por tener dinero y √©l, que lo son ellos por tener demasiada libertad. Por lo que aqu√≠ vemos otra moraleja m√°s, en donde se englobar√≠a tambi√©n la amistad.

Por otra parte se va haciendo referencia a trav√©s de los personajes a otros cuentos de Andersen. Por ejemplo con Adda, otro de los personajes principales, que nos lleva a la historia de “La peque√Īa cerillera”. De esta manera adentramos a los m√°s j√≥venes en los cuentos no tan conocidos de los autores.

Tengo que reconocer que no s√© muy bien el motivo pero seg√ļn iba leyendo me recordaba al juego “El profesor Layton”, m√°s bien porque todo el mundo esconde un secreto, los protagonistas han de ir investigando y juntando las piezas, los juguetes a veces son como puzles, y ello unido a la √©poca me han llevado a ese paralelismo.

En cuanto a los personajes est√°n perfectamente descritos, todos y cada uno de ellos, visualiz√°ndolos perfectamente, sin necesidad de ver las ilustraciones.

Tenemos un final un poco abierto debido a Adda y a Kay. Por lo que quién sabe si habrá segunda parte.



Rese√Īado por Roc√≠o Carral√≥n





Si quieres hacerte con un ejemplar, puedes hacerlo desde el siguiente enlace: La calle Andersen (Narrativa singular)

5 comentarios:

  1. Este si que me llama la atención! Me lo apunto! :D Besos!

    ResponderEliminar
  2. Aunque lo veo un poco infantil, tiene buena pinta y me lo apunto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. No sé... Esta vez me dejas con dudas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Me decepcionó muchísimo pero el estilo original me impide odiarlo, espero que saquen segunda parte

    ResponderEliminar

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios