30 oct 2014

"El balcón en invierno" de Luis Landero


Sinopsis

Un relato de formaci√≥n que retrata un pa√≠s y una √©poca, por uno de los m√°s grandes novelistas espa√Īoles.

Asomado al balc√≥n, debati√©ndose entre la vida que bulle en la calle y la novela que ha empezado a escribir pero que no le satisface, el escritor se ve asaltado por el recuerdo de una conversaci√≥n que tuvo lugar cincuenta a√Īos antes, en otro balc√≥n, con su madre. «Yo ten√≠a diecis√©is a√Īos, y mi madre cuarenta y siete. Mi padre, con cincuenta, hab√≠a muerto en mayo, y ahora se abr√≠a ante nosotros un futuro incierto pero tambi√©n prometedor.»

Este libro es la narraci√≥n emocionante de una infancia en una familia de labradores en Alburquerque (Extremadura), y una adolescencia en el madrile√Īo barrio de la Prosperidad. Es tambi√©n el relato, a veces de una implacable sinceridad, otras chusco y humor√≠stico, de por qu√© oscuros designios del azar un chico de una familia donde apenas hab√≠a un libro logra encontrarse con la literatura y ser escritor.

Y de sus vicisitudes laborales en comercios, talleres y oficinas, mientras estudia en academias nocturnas, empe√Īado en ser un hombre de provecho. Pero dispuesto a tirarlo todo por la borda para ser guitarrista, y vivir como artista. Y en ese universo familiar de los descendientes de hojalateros, surge un divertid√≠simo e inagotable caudal de historias y an√©cdotas en el que se reconoce la historia reciente.

Datos Técnicos

Editorial: Tusquets
N√ļmero de p√°ginas: 248
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788483839294
A√Īo de edici√≥n: 2014
Precio: 17€

Sobre el autor: Luis Landero

Impresiones

√öltimamente, quiz√°s por azar, estoy leyendo muchos libros con reflexiones literarias a la memoria y los recuerdos. Ese pasado que act√ļa como catalizador del presente y de un futuro, ya que todo est√° encadenado. Si Matute habla desde la voz de la infancia, Modiano lo hace para recordar esos a√Īos de la ocupaci√≥n nazi en Par√≠s. Por poner dos ejemplos.

Siguiendo con la memoria, ayer mismo terminaba El balc√≥n en invierno (2014) de Luis Landero, una historia en la que recordar es un grito al pasado. Cansado ya de tanta ficci√≥n y novelas, de las que se burla con iron√≠a, decide poner toda su vida como caldo para esta reciente novela. El resultado no es m√°s que su propia vida pasada por el tamiz de su mente. Landero escribe sobre recuerdos: de la infancia, de su padre autoritario, de sus primeras lecturas, de c√≥mo de la nada se hizo un nombre, del campo y sus virtudes por oposici√≥n a la ciudad, de su primo Paco y sus inicios como guitarrista, y de c√≥mo la escritura forj√≥ todo el car√°cter de quien hoy es. Desde que su madre le dec√≠a “eres un mentiroso” por inventar o exagerar los sucesos y las impresiones de lo que ve√≠a, hasta ser un novelista que ficciona pero tambi√©n dice verdades.

“En los libros le√≠dos est√° la sombra, el rastro de lo que fuimos, los diversos bocetos de nuestro aprendizaje est√©tico y de nuestra evoluci√≥n vital, los vestigios de ciertos afanes que un d√≠a nos conmovieron y que luego, tras ser devastados por el tiempo, con los materiales de sus ruinas construimos nuestro modo de ser y de sentir, y lo m√°s valioso y secreto de nuestro bagaje cultural”.

Landero construye el libro como un di√°logo con su madre. A ella le pregunta sobre su pasado, con ella habla de su padre desaparecido cuando √©l tan s√≥lo contaba diecis√©is a√Īos, de sus or√≠genes en una familia de hojalateros, de la Guerra Civil que quiso truncar las vidas de aquellos que la vivieron. Pero Landero escribe esta su historia para frenar el paso del tiempo e impedir que el campo y sus costumbres se pierdan, pero √©l lo cuenta bas√°ndose en sus recuerdos, en las comidas familiares llenas de discusiones y memoria colectiva de cuando era un ni√Īo. Porque vivirlo ahora ya no es posible, √©l mismo escribe que el campo y las aldeas quedar√°n solamente en los estudios de los etn√≥grafos.

El balc√≥n en invierno no es un libro de memorias, ni mucho menos, es una historia que nace del propio autor y que relata el fin de una generaci√≥n, pero tambi√©n su lucha y la promesa a su padre de ser alguien en la vida. Y es que su progenitor, tan presente en todas sus obras, estar√≠a ahora orgulloso de Luis Landero, ese chico que descubri√≥ la poes√≠a siendo un adolescente, ese que nunca quiso vivir de obligaciones, ese que sigue siendo autoexigente a pesar de la gran literatura que practica… Landero es de esos autores que sin un libro en su infancia y del caos de sus primeras lecturas, lleg√≥ a idear una biblioteca en la que Madame Bovary de Flaubert o Rojo y negro de Stendhal son ejemplos de su amor por la buena literatura.

No me resisto a compartir el √ļltimo p√°rrafo del libro: “En cada instante, en cada frase, en cada suspiro, en cada peque√Īo acontecer, lo trivial y lo misterioso van a partes iguales. Eso es todo, y no hay m√°s que contar. Un grano de alegr√≠a, un mar de arena.”

De nuevo, m√ļsica con las palabras.



Rese√Īado por Tensy Gesteira

Si quieres hacerte con un ejemplar, puedes hacerlo desde el siguiente enlace: El balcón en invierno





5 comentarios:

  1. No es un género que me llame la atención, así que lo dejo pasar por el momento. Gracias por el aporte. Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Hace much√≠simo que no leo un libro de este autor pero √©ste me parece muy interesante. Gracias por la rese√Īa.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Este no me llama la atencion asi que lo voy a dejar pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. No me he estrenado con este autor. Y por la excelente rese√Īa que has hecho, √©ste parece un buen libro para empezar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Pues fijate que siendo este autor extreme√Īo como yo, a√ļn no he le√≠do nada de √©l y me gusta lo que cuentas porque adem√°s estoy segura que me identificar√© con muchas de las cosas que comenta de su Alburquerque natal.

    Bs.

    ResponderEliminar

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios