17 sept 2014

"El edificio de las mujeres que renunciaron a los hombres" de Karine Lambert


Sinopsis

Que cuatro mujeres vivan juntas no tiene nada de especial, pero que hayan renunciado al amor si lo tiene. En un bonito edificio de París viven Simone, Rosalie y Giuseppina. La propietaria, conocida como La Reina, bailarina retirada, es amable y considerada con sus huéspedes, pero ha impuesto una norma estricta: en el edificio no se admiten hombres; ni maridos, ni amantes, ni amigos.

El √ļnico que tiene permitido entrar es Jean-Pierre, el gato de Simone. Lo cierto es que cada una tiene una raz√≥n de peso para haber renunciado a los hombres. En sus nuevas vidas no tienen que preocuparse de sufrir por amor; pasan el tiempo charlando y divirti√©ndose juntas. Sin embargo, un d√≠a llega la joven Juliette para ocupar un apartamento vac√≠o. Juliette disfruta mucho de la compa√Ī√≠a de sus nuevas amigas, pero guarda un secreto… ella no ha renunciado al amor. ¿Lograr√° su vitalidad cambiar el curso de la vida de sus amigas?

Datos Técnicos

Editorial: Reservoir Books
N√ļmero de p√°ginas: 208
Encuadernación: Tapa blanda / Ebook
ISBN: 9788439728986
A√Īo de edici√≥n: 2014
Precio: 15,9€ / 9,9€

Sobre el autor: Karine Lambert

Impresiones

He de reconocer que los libros de nombres peculiares me atraen irremediablemente. Si a eso le sumamos que la trama se desarrolla en París... no puedo evitar coger el libro y llevármelo a casa.

El edificio de las mujeres que renunciaron a los hombres est√° situado en el n√ļmero quince de un callej√≥n sin salida en el distrito veinte de Par√≠s. En este peculiar edificio s√≥lo viven mujeres, ning√ļn hombre podr√° ser nunca admitido. La Reina es su propietaria, una mujer que hace bastante tiempo tom√≥ la firme decisi√≥n de que ning√ļn hombre formar√≠a parte de su vida, y eso mismo lo extendi√≥ a su edificio.

Además de la propia Reina, allí viven en tres de los pisos Rosalie, Simone y Giuseppina. En otro vivía Carla hasta que decidió irse seis meses al extranjero en busca de aventuras y lo subarrendó a Juliette. Esta joven vital y alegre se adapta pronto al estilo de vida del edificio pero lo que las demás no saben es que esconde un secreto.

Llegados a este punto uno se espera un libro cargado de t√≥picos pues al fin y al cabo reune los ingredientes cl√°sicos de una novela de corte rom√°ntico, sin embargo, la historia sorprende al alejarse de ellos. 


Un edificio especial. Una Reina fan de Bach. Un encuentro ins√≥lito con voces sin rostro. Juliette a√ļn no sab√≠a qu√© aspecto ten√≠an las dem√°s inquilinas. La luz no hab√≠a vuelto. El comit√© de acogida se hab√≠a ido a jugar al Scrabble y ella hab√≠a subido a acostarse a oscuras.

Con todo, experiment√≥ una gran paz cuando entr√≥ por primera vez en el callej√≥n sin salida. Las fachadas descoloridas y las casas de ladrillos, cubiertas de hiedra o de glicina y embellecidas por peque√Īos jardines o patios floridos, confer√≠an un aire campestre al distrito XX de Par√≠s.

La calma que emanaba de ese islote preservado, donde el tiempo se hab√≠a detenido, le hizo aminorar el paso, mirar el cielo y escuchar los p√°jaros. Cuando empuj√≥ la verja de hierro forjado del n√ļmero 15, el gesto le pareci√≥ familiar. Esa sensaci√≥n de ya visto, de ya vivido, se repiti√≥ los d√≠as siguientes. Al fin hab√≠a llegado al buen lugar. Era all√≠ y no en otro sitio donde deb√≠a vivir.

Entonces ¿por qu√© ten√≠a la certeza de que no iba a quedarse all√≠ m√°s que unos cuantos meses?
Estructurada en 32 cap√≠tulos de corta extensi√≥n y con abundantes di√°logos, resulta f√°cil de leer. A lo largo de sus p√°ginas vamos conociendo la historia de cinco mujeres, su pasado, su presente, sus sue√Īos... pero se echa en falta que se profundice m√°s en ellas. No podr√≠amos decir que estamos ante una novela rom√°ntica, ni tan siquiera dram√°tica pues la autora dota de un toque de humor a la trama que la aleja del dramatismo d√°ndole un toque de frescura.

Personajes normales con historias que bien pudieran ser reales, un bello escenario de fondo, y un peculiar edificio con originales normas. Una novela de agradable lectura que ha volado en mis manos, y eso de vez en cuando, se agradece.



Si quieres hacerte con un ejemplar, pulsa aquí: El edificio de las mujeres que renunciaron a los hombres



15 comentarios:

  1. A m√≠, los libros con este tipo de nombre, tambi√©n me atraen much√≠simo. Es ver uno as√≠ y voy directa a por √©l. √Čste me lo apunto porque la historia, adem√°s, parece interesante.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que he leido rese√Īas de todo tipo, aunque por lo general tampoco es la bomba. Y como no es un genero en el que me sienta a gusto, creo que lo dejare pasar por el momento. Besos

    ResponderEliminar
  3. He le√≠do varias rese√Īas y no me llama especialmente la atenci√≥n. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Tiene buena pinta y lo tengo en la lista de espera. A ver cuando me hago con el y lo puedo leer.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Pues me lo apunto ya que el argumento me ha enganchado ^^
    Ojal√° fuera tan f√°cil dejar de lado a los hombres jaja

    Un beso,
    ~El Imperio de las Bellotas~
    ~El Club de las Sebaduras~

    ResponderEliminar
  6. Tiene muy buena pinta. Lo apunto.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Como dices, de primera parece el típico libro cargado de tópicos, y aunque comentas que al final no lo es tanto creo que lo dejaré pasar, no es un género que me atraiga demasiado, pero me alegro de que lo hayas disfrutado :)

    ResponderEliminar
  8. No me lo llevo anotado, porque aunque hayas pasado un buen rato con él, no desbordas entusiasmo... ;)
    Gracias por tu rese√Īa!
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Tiene que ser interesante! :P Besos!

    ResponderEliminar
  10. Si puedo y me hago con él finalmente,le daré una oportunidad.
    Gracias por tu valoración !
    Besos !

    ResponderEliminar
  11. No me llama nada así que lo dejo pasar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. normal?¿ que decepci√≥n, pens√© que ser√≠a mejor!

    ResponderEliminar
  13. Lo dejo pasar en esta ocasión.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  14. No me llama la atención, lo dejo pasar.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Recuerda visitar nuestra política de privacidad. Esperamos tus comentarios