Últimas publicaciones

"Un verano en el campo" de Heike Wanner


Sinopsis

Lisa Marie, Marie Louise y Anne Marie son tres primas que comparten nombre en honor a su abuela, pero allí se acaban sus semejanzas. Louise es una exitosa decoradora, Anne Marie está desbordada por su familia y Lisa Marie ve peligrar su pequeña librería por la apertura de una gran cadena. Aún así, por insistencia de sus madres, las tres mujeres se reúnen mensualmente para compartir unos dulces caseros. Tras recibir la noticia de que su tío Horst ha muerto y les ha dejado su granja en herencia, no les queda más remedio que trasladarse al campo una temporada. Las tres primas tendrán que lidiar con los problemas cotidianos de una granja con animales, como aprender a ordeñar vacas y dar de comer a las gallinas, cometido para el que afortunadamente cuentan con la ayuda de la eficaz monja Buenaventura, una buena amiga de su tío.




Datos Técnicos

Editorial: Maeva
Número de páginas: 296
Encuadernación: Tapa blanda / Epub
ISBN: 9788415893318
Año de edición: 2014
Precio: 18,9€ / 9,99€

Sobre el autor: Heike Wanner

Impresiones

La reseña de hoy trata del nuevo género farm lit. Digo nuevo género porque parece que ahora existe una gran tendencia a etiquetar todo. Mujeres de clase media-alta, que casi no han visto un animal en su vida y que se van al campo. Novelas con esta temática a lo largo de la historia habremos leído y nunca se les ha puesto una etiqueta, era una novela y punto. Pero parece que la industria ahora de no especificar no vende, porque claro hay que dirigirlas a un público en concreto, simplemente una operación de marketing.

Aunque la novela de hoy está catalogada dentro de este género, yo muy aventurera diré que no es así. Es cierto que similitudes tiene. Un grupo de primas, como dice la sinopsis, decide ir a pasar una temporada a la granja de su tío, para ver qué pueden hacer con ella. Lógicamente todo su entorno las mira raro por su forma de vida. Lógicamente al principio de llegar sí que estaría enclavada dentro del género; no tienen ni idea, se asustan del vuelo de una mosca, una de ellas entra en los establos con sus maravillosos zapatos de tacón… Pero hasta ahí. A partir de ese momento se vuelve más profunda.

Mal comparado como la película “Dónde reside el amor”, donde todas las mujeres de la familia se reúnen para realizar una manta de patchwork, cada cuadro representa algo personal de cada una y así a lo largo de la película van abriendo, a la más joven, sus corazones y mostrando sus problemas personales, su vida. Algo parecido ocurre aquí, cada una de las primas tiene sus propios problemas, y el ir a la granja sirve para reencontrase con ellas misma, y ver que la familia es un punto importante de apoyo. En este juego entra una de las hijas de una, que por la edad descubre el amor.

Un lenguaje sencillo, rápido, sin escenas a eliminar por pesadas; una lectura muy fresca, de narración en tercera persona.

Los personajes, hasta el tío fallecido, muy bien desarrollados, son personajes que empatizas con ellos. En este caso decir que sí que hay uno o dos personajes secundarios: una monja y un tendero, que dan menos juego de lo esperado, y aun jugando su papel, no tienen el suficiente peso.

Aunque el tema de los personajes y su historia es un sondeo en el bagaje familiar y por así decirlo en su propio interior, no es una novela profunda, no es desde luego como se suele decir “un pedazo de historia”. Pero debido a su forma de narración, la forma de entrelazar todo, su final, se convierte en una buena novela. Ideal para dejarse llevar y no preocuparse nada. Como se suele decir una lectura para el verano.

La autora conjuga muy bien aspectos como los problemas de pareja o la crisis, con anécdotas muy cómicas. Sobre todo al principio de la historia, que hacen todavía más distendida la lectura porque no están forzadas.