Últimas publicaciones

"Los detectives salvajes" Roberto Bolaño


Sinopsis

Arturo Belano y Ulises Lima, los detectives salvajes, salen a buscar las huellas de Cesárea Tinajero, la misteriosa escritora desaparecida en México en los años inmediatamente posteriores a la Revolución, y esa búsqueda el viaje y sus consecuencias se prolonga durante veinte años, desde 1976 hasta 1996, el tiempo canónico de cualquier errancia, bifurcándose a través de múltiples personajes y continentes, en una novela en donde hay de todo: amores y muertes, asesinatos y fugas turísticas, manicomios y universidades, desapariciones y apariciones.

Sus escenarios son México, Nicaragua, Estados Unidos, Francia, España, Austria, Israel, África, siempre al compás de los detectives salvajes poetas «desperados», traficantes ocasionales, Arturo Belano y Ulises Lima, los enigmáticos protagonistas de este libro que puede leerse como un refinadísimo thriller wellesiano, atravesado por un humor iconoclasta y feroz. Entre los personajes destaca un fotógrafo español en el último escalón de la desesperación, un neonazi borderline, un torero mexicano jubilado que vive en el desierto, una estudiante francesa lectora de Sade, una prostituta adolescente en permanente huida, una prócer uruguaya en el 68 latinoamericano, un abogado gallego herido por la poesía, un editor mexicano perseguido por unos pistoleros a sueldo…

Datos Técnicos

Editorial: Anagrama
Número de páginas: 624
Encuadernación: Tapa blanda & Epub
ISBN: 9788433910868
Año de edición: 1998
Precio: 21,90€ / 13,90€

Sobre el autor: Roberto Bolaño

Impresiones

La literatura latinoamericana tiene un algo que engancha, unas palabras que te transportan a la personalidad y carácter de sus gentes. Estos días he leído Los detectives salvajes de Roberto Bolaño, una novela publicada en 1998 con la que el escritor chileno ganó el Premio Herralde en 1998 y el Rómulo Gallegos en 1999. Lo cierto es que ya muchos han señalado sus semblanzas con la Rayuela de Julio Cortázar, del que este año 2014 se cumple un año de su nacimiento.

Bolaño fue un escritor denostado por muchos y amado sobre todo después de su muerte, cuando las diversas obras y estudios sobre su persona y su literatura no han dejado de catapultarlo a una fama que le correspondía, aunque ahora sea póstuma.

La novela es una de las más conocidas de la veintena que ha escrito Bolaño, y también es considerada su obra magna, junto con 2666 (un libro que fue concebido por el chileno como cinco partes para publicar una por año y dejar así el futuro resuelto a sus hijos, por los que sentía gran amor).

La vida bohemia del autor no se puede dejar al margen a la hora de analizar Los detectives salvajes, pues esta ejemplifica muy bien el pensamiento del escritor sobre temas como la literatura, su relación con los poetas surrealistas, y sobre todo un ir y venir que nos lleva por países tan dispersos como México, Chile, Nicaragua, Israel, Estados Unidos o España, por los que el autor transitó a lo largo de su existencia. La historia narra la búsqueda de la poeta Césarea Tinarejo por parte de los también poetas Arturo Belano y Ulises Lima. Pero lejos de parecer una novela policiaca, la estructura especial nos aleja de ello. Narrada en capítulos donde diversos personajes van contando su coincidencia con los dos poetas, además de sus propias vivencias personales, hace que el lector se sumerja en un entramado llamado mundo muy complejo y donde siempre afloran las miserias humanas. Arturo Belano viene a identificarse con el autor, y por ello se conoce su filosofía y la cultura literaria que bañó su vida. El texto es un homenaje a los poetas infrarrealistas y de vanguardia (identificados aquí con el nombre de “realvisceralistas”) que intentaron triunfar en el México de los años veinte y setenta, pero en los que no fraguó nada más que la ilusión, sin llegar a cuajar en la historia de la literatura. Pero, debido a que la literatura es amor, los personajes antes que nada leen, y después hacen sus cosas rutinarias como cualquier ser humano. Explorar las sensaciones que tienen esas personas que se encuentran al margen del mundo resulta cuanto menos revitalizante y curativo:

“Todo el tiempo deprimido, pero escribiendo y leyendo como una locomotora”.“Me dijo que la poesía era lo más bonito que se podía hacer en esta tierra maldita”.“Se puede conquistar a una muchacha con un poeta, pero no se la puede retener con un poema. Vaya, ni siquiera con un movimiento poético”.
Con olor a cloaca, el libro transmite los sueños rotos de los que en un tiempo creyeron que podían salvar el mundo con las letras, y también esa idea de que todo tiempo pasado fue mejor que el presente plagado de pesadumbre. La obra también puede ser una crítica contra la literatura de hoy en día, tras el fracaso de los movimientos literarios que no consiguieron triunfar.

En cuanto al estilo, el lenguaje es muy claro aunque no por ello menos profundo. Los capítulos tienen una temática tal que se podrían leer en orden indiferente, al estilo de Rayuela. La facilidad de Bolaño para capturar los sentimientos y la podredumbre queda muy bien reflejada. Las vidas se describen entonces con una cierta técnica de bolero. Y una vez más, el tiempo fue breve y la gloria efímera.




Si quieres hacerte con un ejemplar, puedes hacerlo desde el siguiente enlace: Los detectives salvajes (Compactos Anagrama)