Últimas publicaciones

"La casa de la playa" de Nora Roberts


Sinopsis

Eli Landon, miembro de una respetable familia bostoniana y abogado de éxito, acaba de librarse de la acusación del asesinato de su esposa por falta de pruebas. Ahora es libre, pero las brutales y misteriosas circunstancias del crimen hacen que la sombra de la sospecha se cierna sobre él. Incapaz de volver a enfrentarse al mundo, decide instalarse en la propiedad de la costa de su abuela, deshabitada desde hace un par de meses. Aislado de curiosos y de impertinentes, creerá que ha encontrado el lugar idóneo para descansar hasta que se tope con Abra Walsh, la joven e insistente vecina a quien su abuela le ha encargado el mantenimiento de su propiedad y la recuperación anímica de su nieto.

Datos Técnicos

Editorial: Plaza & Janes
Número de páginas: 528
Encuadernación: -
ISBN: 9788401384950
Año de edición: 13/2/14
Precio: 19,85€

Sobre el autor: Nora Roberts

Impresiones

Once meses sufriendo el acoso de los medios, con la sombra de la culpa pendiendo sobre él. Eli Landon acaba de librarse de la acusación de asesinato de su esposa aunque no de la eterna sospecha que se cierne sobre él. En un intento de sacarle adelante, su abuela, una mujer llena de energía, le pide que acuda a cuidar de su mansión en un pequeño pueblo de la costa. Lo que Eli no sabe es que allí además de reencontrarse consigo mismo, conocerá a una arrolladora mujer que le abrirá los ojos y le hará volver a creer en el amor.

Estamos ante una novela de ritmo pausado, con una trama bien construída en la que se alternan pinceladas del género romántico con otras de misterio. Por un lado el toque romántico que supone ver nacer una relación desde sus primeros pasos, por otro, un asesinato sin resolver y un tesoro escondido. La relación es cálida, bonita, descrita con naturalidad basándose en los pequeños detalles que a veces resultan imposible de describir con palabras, dentro del devenir de lo cotidiano, como la vida misma. La trama de misterio tarda en tomar forma, pero cuando lo hace, despierta una necesidad de saber que no se ve resuelta hasta los últimos capítulos.
—Disfruta mientras puedas —murmuró. Porque lo primero que haría por la mañana sería llamar a su abogado matrimonialista y soltar las riendas.
A partir de entonces, iría a la yugular. 
Entró en la estancia que habían convertido en una biblioteca y cuando estaba a punto de encender la luz la vio en el trémulo fogonazo de un relámpago escalofriante.
Desde ese momento hasta el estallido de un trueno, se quedó en blanco.
 
—¿Lindsay? 
Le dio un manotazo al interruptor y se adelantó con paso incierto. En su interior se libraba una batalla entre lo que veía y lo que era capaz de aceptar. 
Estaba tumbada de lado, delante de la chimenea. Sangre, muchísima sangre sobre el mármol blanco; el suelo ensombrecido. 
Los ojos, de ese intenso castaño oscuro que lo había cautivado una vez, los tenía nublados. 
—Lindsay.
Se dejó caer a su lado y le tomó la mano que tenía estirada en el suelo, como si quisiera alcanzar algo. Y estaba fría.

Desde la primera página el lector se ve envuelto en una historia agradable, de fácil lectura, que le traslada a un lugar lejano pero a la vez conocido, porque desde el principio tendrá esa sensación de haber estado en esa playa, en esa casa, en algún momento de su vida. En cuanto a los personajes, el carácter de las mujeres es lo más atractivo, mujeres llenas de vitalidad, entusiastas, arrolladoras... justo lo que una persona con baja autoestima necesitaría a su lado. El protagonista masculino es un dechado de virtudes: buen hijo, buen nieto, amable, educado... quizá un toque de malicia o picardía le hubiera venido bien.

En conclusión, la novela engancha, es amena y de fácil lectura. Seguiremos leyendo novelas de esta autora tan prolífica.


Si quieres hacerte con un ejemplar, puedes hacerlo desde el siguiente enlace: La casa de la playa