"Me llamo Lucas y no soy perro" de Fernando Delgado


Sinopsis

Lucas es un perro tremendamente inteligente que quiere ser un niño. En la familia con la que vive hay un niño, al que llama hermano, que sí quiere ser perro. Por eso Lucas piensa que el mundo está muy mal repartido. Original, sorprendente y tremendamente divertida, Me llamo Lucas y no soy perro es una delicada novela que apunta directa al corazón.

Datos Técnicos

Editorial: Planeta
Número de páginas: -
Encuadernación: -
ISBN: 9788408114338
Año de edición: 25/06/13
Precio: 14,90€

Sobre el autor: Fernando Delgado

Impresiones

Como gran amante de los animales que soy, y lectora empedernida, no pude resistirme a la tentación de leer una novela con tan curioso nombre. Se da la casualidad de que tuvimos en la familia un perro llamado Lucas, que tenía más comportamientos "humanos" que muchos de los que me rodean, así que al leer el argumento no pude dejar de preguntarme qué sería lo que el autor querría transmitir a lo largo de sus páginas.

Lucas es un perro, sí, pero él no quiere ser perro porque no se siente perro. Él quiere ser niño, y que le traten como un niño, jugar, comer en la mesa, ir al colegio... pero sin embargo los que lo rodean parecen no darse cuenta de que él es una persona, y la mayoría de ellos le tratan como un perro, si bien hay quien lo hace con más cariño que otros. Lucas tiene dos hermanos, y curiosamente su hermano mayor quiere ser perro y se comporta como tal... ¿Qué injusto es el mundo verdad?

Con una prosa sencilla pero llena de ternura, Lucas nos va describiendo su día a día, dejando que seamos partícipes de sus sensaciones y frustraciones, porque es muy complicado ser perro cuando uno no se siente así, y más cuando tiene que luchar a diario contra unos instintos animales que le obligan a comportarse de una manera poco humana. Su "mamá" le quiere con locura, pero para su "papá" es el orígen y la causa de parte de los problemas que atraviesa su matrimonio, y para quitarse el problema de encima, tomará una decisión que afectará a Lucas para siempre.

Escrita en primera persona, con un lenguaje muy accesible, el autor nos mete en la piel de Lucas. La novela es tierna a la vez que triste y dura, porque narra unos hechos que por desgracia suceden demasiado a menudo y que no deberían suceder. Son poquitas páginas, pero resulta una lectura muy agradable.






Si quieres hacerte con un ejemplar puedes hacerlo desde el siguiente enlace: Me llamo Lucas y no soy perro (Autores Españoles E Iberoamer.)
Anterior
Siguiente »