Últimas publicaciones

"La bahía de la luna verde" de Isabel Beto


Sinopsis

«La gigantesca luna estaba en un punto muy bajo, se acercaba a las copas de los árboles haciendo que las sombras verdes se posaran sobre el agua. La calma aquella era desacostumbrada. Tan solo se escuchaba el cric constante de las cigarras hembras. Y un pez saltó ondulando las aguas. ¿Cuándo se haría de día? Había visto muchas veces ese lugar a la luz del día, pero siempre de lejos, desde el río y sentada en la cubierta de su pequeña embarcación de vapor, y pensaba que esa pequeña bahía, rodeada por los troncos de los sauces que surgían del agua, era el lugar más hermoso del mundo. “No hay ningún otro lugar en el mundo como Brasil” solía decir el señor Oliveira. “Y en ningún otro lugar se encuentra uno con la dureza de la vida tan a menudo y tan de repente.” ¡Oh, eso era tan cierto. Tan cierto...!»

Datos Técnicos

Editorial: B
Número de páginas: 464
Encuadernación: Tapa Blanda / Epub
ISBN: 9788466652124
Año de edición: Abril 2013
Precio: 18€ / 10€

Sobre el autor: Isabel Beto

Impresiones

En el blog de Laky lanzaron un reto para este mes de Mayo: reseñar un libro que perteneciera al género denominado Landscape, y nosotros no dudamos en apuntarnos. "La bahía de la Luna verde" de Isabel Beto fue el libro que escogimos para participar,  y no nos ha defraudado.

Amely, una joven de la aristocracia de Berlín, ve como su padre la obliga a casarse con un rico barón del caucho, haciendo de esta boda una transacción en la que ella es la moneda de cambio. Junto a su doncella atraviesa el oceáno atlántico hasta Brasil, dispuesta a entregarse a un hombre al que ni siquiera conoce. Cuando llega a su destino se encuentra con un mundo muy diferente al que ella conoce, y con una relación que dista mucho de ser lo romántica que ella desearía. Sin embargo, llega un momento en el que ella toma las riendas de su vida y comienza su propio camino.

Esta es una historia de amor, desamor, miseria... pero sobre todo es una novela muy exótica, llena de bellas descripciones que te permiten ver a través de los ojos de la protagonista cómo era la vida de los esclavos, o de las tribus del Amazonas, pero también permite sentir en tu propia piel sensaciones que parece imposible que las palabras sean capaces de describir sin quedarse cortas.

—Una tunda de vez en cuando no mata a nadie —explicó Kilian—. Y si lo hace, fomenta la disciplina entre los demás. Es como mejor ha funcionado desde siempre. Además, es mejor que no contemples a los trabajadores con tus ojos civilizados. Estos aguantan mucho más que los de la empresa de tu padre.
—¿No se podría pagar a los esclavos, al menos?
—¿Pagar a los esclavos? —La miró como si hubiera dicho algo tan disparatado que era incapaz de seguirla.
—Somos tan ricos… ¿Acaso lo notaríamos si tus trabajadores recibieran un sueldo fijo? ¿Aunque nos diera solo para vivir bien, aunque no tuviéramos para tanto?
—Querida mía —Kilian se inclinó sobre la mesa y puso su mano sobre la de Amely—, vivir bien, como dices, quizá sea suficiente en el resto del mundo, pero aquí no. ¿Crees que los grifos de oro los tenemos ahí para presumir? Dentro de veinte años, lucirán como el primer día. Todo lo demás se oxida, huele mal y ensucia el agua

Un libro ameno, estructurado en tres partes bien diferenciadas: "La ciudad del dinero candente" (los primeros pasos de Amely en su nueva vida), "La tierra del halcón del sol" (para mí la parte más jugosa de la trama) y "La bahía de la Luna verde" (donde tiene lugar el desenlace).

Quizá por la sinopsis pudiera parecer una novela más romántica de lo que al final es, pero tiene una buena carga descriptiva que le aporta calidad a la novela y que la encuadra más dentro del género Landscape. Por último me gustaría destacar la buena elección que ha vuelto a hacer a editorial con la portada, como siempre, una imagen que invita a soñar despierto.


Si quieres hacerte con un ejemplar, puedes hacerlo desde los siguientes enlaces: