"Nubes de Kétchup" de Annabel Pitcher


Sinopsis

Zoe es una chica inglesa de quince años que oculta un terrible y desgarrador secreto. Un día tiene noticia a través de un programa escolar de la existencia de un criminal llamado Stuart Harris, que está encerrado en el corredor de la muerte de una prisión de Texas, y piensa que solo alguien así, igual que ella marcado por el secreto, la mentira y el asesinato, va a poder comprenderla... Llena de angustia pero también con una buena dosis de humor, Zoe comenzará a escribir cartas al condenado a muerte.
Bolígrafo en mano y sentada en la moqueta de su habitación, Zoe respira profundamente, come un sándwich de mermelada de fresa y comienza su relato de amor y traición...

Datos Técnicos

Editorial: Alevosía
Número de páginas: 240
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788415608394
Año de edición: 2013
Precio: 15€

Sobre el autor: Annabel Pitcher

Impresiones

El esperado regreso de Annabel Pitcher, tras el gran éxito cosechado por "Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea". Hemos contado los meses, las semanas y los días hasta que por fin llegó el día de su lanzamiento, y hoy queremos compartir con todos vosotros nuestras impresiones sobre esta novela tan deseada.

Zoe tiene un secreto, un secreto de grandes dimensiones que no debe compartir con nadie, pero sin embargo, siente la necesidad de expresarlo, de dejar que otro lea sus pensamientos y escoge a una persona que no podrá echarle nada en cara, ni contactar tan siquiera con ella, a un condenado a pena de muerte.

Estamos ante una novela epistolar, lo que la dota de ciertas limitaciones a la vez que de cierto atractivo. Con un ritmo bastante pausado (hasta llegar a desesperar), Zoe nos hace partícipes de sus pensamientos, de sus miedos y de las decisiones que tomó, con sus consecuencias. A través de las cartas que va escribiendo a este preso, íremos siendo partícipes de una historia juvenil donde se alternan las luces y las sombras, y que parece conducir a un terrible secreto que nuestra protagonista se muestra reticente a confesar.

"He salido de la cama con la parte de arriba del pijama pegada a la espalda y la boca más seca probablemente que un desierto. Ahí es cuando me he metido su nombre y su dirección en el bolsillo de la bata y me he escapado de puntillas, y aquí estoy ahora cara a cara con esta hoja en blanco, decidida a contarle a usted mi secreto pero no del todo segura de cómo decírselo. [...] 
[...]Me hago cargo de que tampoco tiene sentido hacer preguntas. Aunque usted quisiera responderme a esta carta, la dirección del encabezamiento es falsa. No existe en Inglaterra ninguna calle Ficticia, de modo que, señor Harris, no se vaya usted a pensar que puede escaparse de la cárcel y plantarse de repente en la puerta de mi casa solo porque haya conseguido que le traigan desde Texas y esté buscando a una chica que se llama…, bueno, vamos a hacer como que me llamo Zoe.
Los detalles para ponerme en contacto con usted los he sacado de una página web sobre el Corredor de la Muerte, y la página la encontré por una monja, y esta es una frase que nunca pensé que escribiría, pero es que mi vida tampoco está resultando como me la había imaginado."

El estilo de la autora vuelve a crear protagonistas sencillos y cálidos, una trama fácil de seguir aunque sin excesiva profundidad, construyendo una lectura amena y diferente. Zoe es una joven sagaz, que a pesar de mostrar la angustia que asfixia a su corazón y su conciencia, dota a sus palabras de una dosis de humor que dota de originalidad a la lectura, y que en más de un momento nos sorprenderá, pues no es habitual que se nos haga sonreír mientras se nos hace partícipes de unos hechos que son los que causan a su vez desasosiego en la protagonista.

En conclusión, la autora vuelve a sorprender, si bien se aleja un poco del estilo de su anterior novela. Que cada lector coja el libro entre sus manos con una pizca de curiosidad y saque sus propias conclusiones.



Si quieres hacerte con un ejemplar, puedes hacerlo desde los siguientes enlaces:


Anterior
Siguiente »