Últimas publicaciones

"Todas las chicas besan con los ojos cerrados" de Enric Pardo


Sinopsis

"Una novela que me atrapó, no pude dejar de leerla y conservo de ella un muy agradable recuerdo en el corazón."BERTO ROMERO

¿Qué tiene TODAS LAS CHICAS BESAN CON LOS OJOS CERRADOS que conquista a quien la lee?

Cuando Álex conoce a Natalia su vida da un giro radical. No es que Álex crea demasiado en parejas ideales y medias naranjas, pero está harto de rollos esporádicos, ahora lo que de verdad necesita es encontrar a una chica All-Star; enamorarse, enamorarla, llenar con ella un piso de muebles Ikea, sentar cabeza pero ¿será tan sencillo? Porque Álex recordará que el mundo está lleno de otras chicas, y se sentirá viejo, y tal vez caiga rendido ante los encantos de otras chicas, o tal vez lo envíe todo al garete y viaje hasta Tokio hecho un lío...

Esta es una historia de amor y desamor y también un retrato generacional: sus deseos y contradicciones, su manías, infancias, dudas, facebooks, gadgets, pisos compartidos, trabajos precarios, y los límites entre la juventud y la edad adulta. Álex no lo sabe pero tal vez averigüe algo sobre el amor: Lo fácil: la búsqueda. Lo difícil: salir vencedores tras encontrarlo.

Datos Técnicos

Editorial: Mondadori
Número de páginas: 256
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788439726371
Año de edición: 2012
Precio: 15,10€

Sobre el autor: Enric Pardo

La crisis de los treinta planteada desde el punto de vista masculino, pues como todos sabéis, dicha crisis no es exclusiva de la mujer… Llega un momento en el que el hombre se da cuenta de que los jugadores de fútbol son más jóvenes que él, que en los garitos de moda destaca pero no por su simpatía y belleza, sino por su edad y que las canas empiezan a ser una realidad que no se puede enmascarar.

Ese es el tema central de la novela que hoy os presentamos, “Todas las chicas besan con los ojos cerrados”, un título que sorprende por su frescura, por la ágil pluma de la que hace gala el autor para desarrollar un tema del que mucho se sabe pero casi siempre tratado desde el punto de vista femenino. Una historia refrescante, divertida, que pretende ser un retrato de las nuevas generaciones. En "Todas las chicas besan con los ojos cerrados" Enric Pardo nos deleita con una historia al más puro estilo Bridget Jones en versión masculina, ¿cuál es la filosofía de un treintañero en crisis? ¿Cómo lo asume? Sin tapujos y con una sinceridad apabullante, el protagonista nos deja compartir con él sus sensaciones.

¿Y cómo somos en la actualidad? ¿Se sigue ligando igual? Pues muchas cosas han cambiado, y eso queda reflejado en el libro, donde nos encontraremos con las actuales técnicas de ligoteo, vía Whatsapp o Facebook, o mediante la utilización de empresas que se encargan de buscar a tu deseada media naranja.
Todo el mundo sabe que ir al Ikea un sábado por la tarde es como ir a Mordor para lanzar el Anillo Único a los fuegos del Monte del Destino. Eso es seguro. Eso es así. Si se añade que no lo acompañan ni Aragorn, ni Legolas, ni Gimli, ni Gandalf, ni ninguno de los hobbits de la Comunidad del Anillo que partieron de Rivendel (el hogar de Ellrond), Álex, ciertamente, preferiría ser violado por una manada de orcos salidos durante tres días y tres noches.
Pero hay que decir en su defensa que él no es como todos los protagonistas de todas las historias barcelonesas de treintañeros con síndrome de Peter Pan. El cliché de Ikea, con ellas encantadas de jugar a las casitas y ellos atrapados en la paradoja del miedo al compromiso, termina justo aquí. No más lugares comunes. Además, Natalia es diferente. Natalia también odia Ikea. Y no está para nada encantada de tener que elegir el sofá, la cama y los muebles para el nuevo piso que han encontrado en el Eixample izquierdo: Gran Via con Muntaner.

Sin embargo hay algunos detalles que hacen que la lectura pierda, al menos desde nuestro punto de vista. A lo largo de las páginas el tema central pasa a ser en muchas ocasiones el sexo, tratado con frialdad y carente de sentimientos. Esto hace que para aquellos lectores que buscaran una lectura más sentimental, la novela pierda algo de fuerza, y cueste empatizar con los personajes, a los que en muchas ocasiones no llegamos a comprender.

No podemos acabar esta reseña sin destacar la maravillosa presentación que hace Berto de "Todas las chicas besan con los ojos cerrados", pues consigue con toda naturalidad dibujar una sonrisa en el rostro del lector mientras ofrece su visión personal sobre la novela.

En conclusión, una mezcla de humor y realidad en la que se reflexiona acerca del afán de alcanzar la perfección (si es que es posible), infravalorando lo que tenemos y ansiando lo que no tenemos.



Si quieres hacerte con un ejemplar, puedes hacerlo desde el siguiente enlace: Todas las chicas besan con los ojos cerrados