Últimas publicaciones

Entrevista a Pedro Riera, 19 de Noviembre de 2011


Pedro Riera es autor de "El Furtivo" (Edebé 2011) una novela que nos muestra el lado más humano de los hombres lobos a través de una prosa sencilla y cercana.

Biografía de la autor: Pedro Riera
Información y reseña del libro: "El furtivo"



En primer lugar, cuéntanos algo de ti.
Me encanta viajar. En especial cuando tengo la oportunidad de pasar algunos meses en otro país. Cuanto más alejada sea la cultura de sus habitantes de la mía, mejor. Más enriquecedor y más entretenido es.

¿Con qué tres palabras te describirías?
Perseverante, inquieto, leal.

¿Cómo y cuándo supiste que querías ser escritor? ¿Recuerdas qué fue lo primero que escribiste?
Desde los doce o trece años. Aunque no tenía ninguna prisa por sentarme a escribir. Estaba tan convencido de mi talento, que creía que en cuanto juntara dos frases deslumbraría al mundo. Lo primero medianamente serio que escribí fue una novela, a los 21 años. Me quedé atónito de que ninguna editorial la quisiera publicar. Era una novela pésima.

¿Cómo fueron los comienzos de Pedro Riera?
Largos y lentos. Después de mi primera novela, escribí tres más en el tiempo libre que me dejaba mi trabajo de ayudante de producción en rodajes de publicidad y cine. Las tres mediocres. En 1997, en un arrebato, me fui a pasar un par de meses a la Bosnia de la posguerra y me quedé dos años en el país. Mi experiencia en los Balcanes me proporcionó el primer material decente para escribir. De ahí salieron las dos primeras novelas que publiqué: Heridas de Guerra y Un alto en el Campo de los Mirlos, sobre Bosnia y Kosovo respectivamente.

¿Tienes algún tipo de rutina establecida a la hora de ponerte a escribir?
Me levanto a las ocho de la mañana, me preparo un café y me siento al ordenador. Trabajo hasta la una o las dos. La tarde la dedico a trabajos alimenticios o a corregir pasajes de la novela. Procuro escribir dos páginas al día. Si no llego, recupero durante el fin de semana.

Cuando te pones a escribir, ¿Tienes en mente lo que vas a escribir o vas improvisando?
Sé adónde quiero llegar y lo que quiero contar, lo que no siempre sé es el camino que voy a tomar para ir de un punto a otro. Y siempre estoy abierto a cambiar el final de la novela si por el camino se me ocurre una idea mejor. No suele pasar, pero ha pasado.

Para aquellos que no conozcan El Furtivo, preséntasela.
Es una novela sobre chicos de catorce años que viven en un pueblo aislado de montaña en el que existe una larga tradición en leyendas de hombres lobo, aunque ninguno de ellos cree realmente en licántropos... Hasta que pasa lo que pasa. La novela es bastante realista, en el sentido que se desarrolla en el mundo real, el único elemento fantástico es el hombre lobo en sí. La premisa es: ¿Qué pasaría si en la rutina de nuestras vidas se incluyera de pronto un hombre lobo? También es una novela en la que el misterio tiene más protagonismo que el terror.

En la actualidad está muy de moda escribir historias vampíricas y quizá se está dejando un poco de lado a los licántropos, ¿por qué apostaste por los hombres lobo?
A la hora de escribir, jamás he tenido en cuenta las modas. Escribo lo que me pide el cuerpo. Es la única manera de disfrutar haciendo este trabajo. Simplemente, me apetecía escribir sobre hombres lobo y lo hice.

¿De dónde surge la idea de escribir esta novela?
Desde niño he tenido una inclinación por los hombres lobo, aunque mi relación con ellos no se convirtió en una obsesión hasta una fiesta de cumpleaños en la que, a petición mía, mi padre proyectó una peliculita sobre un hombre lobo. Yo debía de tener ocho años y la película me aterró. Estuve teniendo pesadillas a diario durante un año entero. El germen de la trilogía está en aquellas pesadillas.

Desde mi punto de vista no estamos ante el típico libro de hombres lobos sino que trata de mostrarnos la cara más humana de este personaje ¿Por qué?
Cuando un hombre lobo se transforma es simplemente una fiera que caza y mata. Sin sutilezas ni matices. En cambio, en su faceta humana es un personaje mucho más torturado e interesante, ya que tiene que hallar un equilibrio entre sus dos naturalezas, la de la fiera y la humana. Convivir con ambas. Me interesaba más ver cómo alcanzaba ese difícil equilibrio que mostrarle cazando. Aunque, por supuesto, lo muestro también cazando.

¿Quiénes son los protagonistas de El furtivo?
Eduardo y Alba. Dos chicos de catorce y quince años respectivamente. Cada uno con sus problemas y con las hormonas disparadas. Aunque también hay otros personajes que tienen mucho peso en la historia, como el propio hombre lobo.

¿Cómo definirías el estilo en el que está escrito el libro?
Es una prosa lo más limpia y directa posible, que no pretende destacar y que permanece en todo momento al servicio de la historia que estoy contando.

El furtivo es el primer libro de una trilogía, ¿Cuál es el siguiente título? Y para aquellos que ya hemos leído el primero y nos hemos quedado con ganas de más ¿cuándo se publicará?
El segundo libro se llama Los Bersekir. La acción transcurre en una ciudad y como tema central tiene la violencia gratuita de algunas bandas juveniles. Respecto a la fecha de publicación, es una decisión editorial. De todas formas, puedo decirte que ahora mismo tengo las galeradas de Los Bersekir a mi lado y en los créditos pone marzo de 2012.

¿Con qué sensación crees que acabará el lector cuando finalice el libro?
Confío que con ganas de leerse el segundo tomo de la trilogía.

¿A qué público va dirigido?
La editorial lo ha colocado en el grupo de a partir de 13 años. Sin embargo, siempre procuro darle varios niveles de lectura a mis novelas para que se puedan disfrutar a todas las edades. Desde adultos a más pequeños.

¿Qué te parece la acogida que está teniendo?
Es pronto para decirlo. Pero las primeras sensaciones han sido muy buenas.

¿Quiénes fueron los primeros en leer El furtivo?
Mis sobrinas. Ambas son grandes lectoras y muy críticas. En cuanto acabé de escribirla, les pasé el manuscrito. Se la leyeron en dos sentadas. Superada la prueba, pude respirar tranquilo.

Nos gustaría que nos hablaras un poco de las otras novelas que tienes publicadas.
En la Leyenda del Bosque sin nombre, publicada en Alfaguara, volqué todo lo que había absorbido durante los dos años que viví en Bosnia. Es una novela protagonizada por animales, al estilo de las fábulas antiguas, y está llena de valores. En ella, hablo sobre la tolerancia, la amistad, el respeto, la solidaridad, y lo hago a través de sus contrarios, mostrando todo el horror de la guerra y desentrañando cómo funcionan los mecanismos del odio. A la novela le dieron el premio CCEI 2008.

La criatura del bosque fue la primera novela que publique en Edebé. Trata sobre un niño que puede hablar con los animales y los objetos, aunque la relación con ellos no es nada idílica, ya que la mayoría son rencorosos, llorones, poco solidarios o unos golfos. Es una novela muy imaginativa en la que defiendo la fantasía como valor en sí mismo. Disfruté muchísimo escribiéndola.

¿Cómo ha sido tu experiencia con las editoriales?
Siempre muy buena, aunque con Edebé he tocado el cielo. Reina Duarte se implica en el proceso de creación de la novelas. Quedamos para discutirlas y me sugiere cambios, siempre con mucho criterio. Para mí es la editora con la que siempre he soñado.

¿Qué aconsejarías a aquellos que estén empezando a escribir sus primeros textos en estos momentos?
El mismo consejo que me dio mi padre, que es escritor, hace más de veinte años: que también se busquen una profesión de la que puedan vivir. Para la mayoría, conseguir publicar se convierte en una carrera de fondo, ya no digo vivir de ello. Pero también es un camino muy bonito que, sin duda, vale la pena recorrer. Hay que ser persistentes, no desesperar, y sobre todo disfrutar del proceso de escritura. Si eres feliz escribiendo, lo demás importa poco.

¿Tienes algún proyecto en marcha?
Unos cuantos. A finales de noviembre publicaré un cómic, del que soy guionista, sobre una mujer yemení que encuentra sus espacios de libertad de forma poco convencional. Se titula El coche de Intisar. Con mi mujer, estoy escribiendo un libro sobre el mundo de las mujeres en Yemen de corte periodístico. (Vivimos un año en Yemen entre 2009 y 2010). En diciembre, he de rematar Furia, el tercer y último libro de Hombre Lobo. Y tengo una idea para una novela infantil que me muero de ganas de escribir. Tiene mucho humor, supongo que para compensar por estos tres años pasados en compañía de licántropos.

¿Alguna anécdota en tu carrera como escritor?
Antes de conseguir publicar mi primera novela, Heridas de Guerra, acumulé 26 rechazos. Hacía copias y las repartía por las editoriales. En una de las editoriales, la secretaria que me atendió mientras contestaba al teléfono, la dejó sobre una pila de manuscritos y me dijo que recibiría noticias. Esa misma tarde me la devolvieron a casa vía mensajero con una nota en la que decía que “tras examinarla, habían considerado que no encajaba con la línea editorial”.

¿Qué estás leyendo ahora mismo?
La Forja de un rebelde de Arturo Barea.

Recomiéndanos un libro.
El secreto del Bosque Viejo de Dino Buzzati. Insuperable.