Últimas publicaciones

Entrevista Gabriel Neila


Entrevistamos a Gabriel Neila, autor que está recibiendo muy buenas críticas con su primer libro, "La vida en minúsculas". Hoy os damos la oportunidad de conocerle un poco mejor.

BIOGRAFÍA GABRIEL NEILA
SINOPSIS Y RESEÑA DE: "La vida en minúsculas"

Las primeras impresiones engañan y me ha pasado con “La vida en minúsculas”. Nada me indicaba que sería tan complejo en su sencillez. Cada historia está cuidada al detalle, el lenguaje, los personajes. ¿Cuánto tiempo le ha llevado escribirlo?

Antes de nada quisiera agradeceros de verdad la oportunidad que me habéis proporcionado para promocionar mi primer libro. Es muy importante para los autores primerizos tener espacios donde los lectores puedan conocer nuestras obras.

En cuanto al tiempo que me ha llevado formar este libro, tengo que deciros que he tardado unos dos años aproximadamente en escribir y perfilar el conjunto de historias que están presentes en "La vida en minúsculas". He corregido y cambiado millones de veces hasta el aspecto más pequeño para que pudiera estrenarme en el mundo literario con el libro que yo verdaderamente quería y así cumplir uno de mis objetivos en la vida: poder publicar y llegar a convertirme en escritor. Toda mi vida he tenido en mente la idea de escribir historias que pudieran interesar a cualquier tipo de lector. El comienzo ya lo he superado. Todavía lo recuerdo. Un buen día me puse a pensar en una estructura para un libro de relatos y, dos años más tarde, estoy aquí sintiéndome muy feliz de haber llevado a cabo, por fin, uno de mis sueños vitales.

En nuestra vida coincidimos con personas a las que no nos gustaría volver a ver ni relacionarnos con ellas. En estos relatos ¿hay algún personaje que le provoque este sentimiento?

En absoluto. Todos los personajes del libro me provocan un cierto punto de ternura. Algunos tratan de esconderse bajo actuaciones dudosas e incorrectas para hacer frente a una sociedad competitiva e injusta que les obliga a comportarse de esta manera. Otros tratan de no mostrar ante los demás su verdadero "yo" en el ámbito público por miedo a que los demás les hieran. Éste ha sido uno de mis objetivos con "La vida en minúsculas". Quería presentar a los lectores un ramillete de personajes dentro de su ámbito más privado porque es el lugar en el que residen las actuaciones más puras de una persona.

¿Cuál ha sido el personaje o la historia que más le ha costado crear? ¿Por qué?

El relato más difícil, sin duda, ha sido "Una vida en el recuerdo". El tema que trata es muy peliagudo. Además, mi obsesión era contar una historia de violencia de género con un narrador que no aportara al lector ningún juicio de valor. Mi intención era que el lector sacara sus propias conclusiones sobre las acciones que estaban aconteciendo en el relato. Creo que, finalmente, lo he conseguido.

Para ser un libro de relatos breve, no se deja nada fuera. En sus páginas encontramos amor, odio, corrupción, secretos, infidelidades, adopciones ilegales, malos tratos. ¿No le dio temor o “respeto” abarcar tantos temas?

Al ser mi primer libro, lo he tomado como un ensayo de lo que podrían ser historias más amplias para poder contarlas en el futuro. De todas formas, quería brindar un homenaje a estas "minúsculas" historias que mucha gente que hemos vivido en pueblos pequeños hemos escuchado de manera oral. Son historias tremendamente vitales y, por este motivo, reflejan multitud de temas. La vida es un conjunto inabarcable de historias.

La mayoría de las historias tienen además de mucho realismo, un punto pesimista. ¿Por qué no hay más relatos positivos o con finales felices?

No me gustan los finales felices en la literatura. Como lector y escritor me gusta que los personajes tengan problemas y que sufran pérdidas inesperadas. Me encantan, por esta razón, los personajes supervivientes. Los obstáculos hacen que estos personajes den lo mejor de sí mismos y nos permiten a los lectores adentrarnos en sus pensamientos más íntimos. Los finales felices y el "buenrollismo" en la literatura suelen producir obras arquetípicas y algo banales.

Cada historia es pequeña pero intensa. Cada página es un descubrir tramas nuevas que te dejan con ganas de más. ¿Por qué ha sido tan breve?

Creo que en literatura se peca muchas veces de explicar o describir demasiado. También reconozco que este es mi primer libro y que quería presentarme ante los lectores con historias intensas, pero que me permitieran dejarme algo en la recámara para posteriores obras. No obstante, pienso que, analizando los tiempos que corren, las formas breves en la literatura están siendo cada vez más importantes y hay que tenerlas muy en cuenta.

¿Se ha planteado hacer una segunda parte o darle más protagonismo a uno de estos relatos en otro libro?

Sin duda. De hecho, mi primera novela tendrá como punto de partida una de las historias de "La vida en minúsculas". Se trata de "El último viaje". No obstante, todavía los lectores tendrán que esperar para conocer qué le acontecerá a Daniel Chacón en ese viaje inesperado.

Actualmente existen diferentes plataformas digitales para el escritor y además están las redes sociales. ¿Por qué ha elegido publicar su libro sólo en papel y no también en formato digital? ¿No se fía de internet como una herramienta más para difundir su obra?

Respondo por partes. El hecho de publicar el libro sólo en papel no ha sido algo que fuera meditado de antemano. De hecho, mi editorial, Sial-Pigmalión, tiene por costumbre editar sus libros en papel y nunca tuvimos en mente otra idea. Lo de editar en formato digital ni me llama la atención ni me desagrada. Simplemente no me lo he planteado por ahora. De todas formas, hay un tema que me produce un miedo muy grande y es la piratería digital. Comprendo perfectamente a esos autores que se tiran de los pelos cuando ven sus obras circulando por la red sin su consentimiento.

En cuanto a la otra cuestión, no es que no me fíe de Internet como una herramienta para difundir mi obra. De hecho creo que ayuda enormemente a los autores a multiplicar su presencia y nos permite interactuar con nuestros lectores de manera bidireccional. No obstante, Internet es un arma de doble filo para los autores. Estoy pensando en herramientas de autopublicación como la de la plataforma Amazon. No creo que hayan sido del todo beneficiosas para la literatura de nuestro país. Están dirigidas bajo una política de "todo vale" y de eliminación de filtros de corrección que no me llega a convencer.

Como lector ¿cuál es el género que más le gusta?

Sin duda soy lector de ficción. Disfruto muchísimo con las historias bien contadas y con los personajes con los que puedo empatizar. Me da igual que sean relatos cortos, novelas negras, de amor, thrillers o novelas históricas. Siempre estoy dispuesto a sumergirme en las tramas que crean algunos de mis escritores favoritos como Manuel Rivas, Alfredo Bryce Echenique, Mario Vargas Llosa, Haruki Murakami y muchos otros más. Soy muy ecléctico en las lecturas como podréis comprobar.

Por último ¿nos podría adelantar algo sobre su próximo libro?

Ando rematando otro libro de relatos cortos que me surgió casi al mismo tiempo que "La vida en minúsculas". Se titulará "Los amores ausentes" y presentará diferentes historias sobre el desamor en la infancia, la adolescencia y juventud, la edad adulta y la vejez.

Además, estoy perfilando la estructura de mi primera novela que se titulará "El país que nunca duerme". No obstante, este proyecto está en una fase muy embrionaria. No os puedo contar mucho sobre el argumento por ahora.